Las intensas lluvias de la tarde del 3 y madrugada del 5 de junio de 2023 han dejado, hasta el último corte publicado el 7 de junio, 15 mil 177 damnificados y muchas pérdidas materiales en la provincia de Esmeraldas. Aquí te explicamos todo lo que debes saber sobre la gran inundación de Esmeraldas del 3 y 4 de junio de 2023. 

➜ Otros Contenidos sobre desastres naturales
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Primero es importante dejar en claro que este evento no está relacionado con el fenómeno de El Niño. Según Guillermo Flores, analista de pronósticos y alertas hidrometeorológicas del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi), lo que sucedió es “solamente una muestra de lo que el fenómeno de El Niño puede llegar a ser en el país durante meses”. 

Flores explica que este fenómeno podría presentarse a partir de noviembre de 2023. Sin embargo, para determinar esto debe haber un monitoreo constante de las condiciones del océano y de la atmósfera. 

Entonces, qué fue lo que pasó

Guillermo Flores explica que lo que ocurrió la tarde del 3 y madrugada del 4 de junio de 2023 fue una anomalía —algo fuera de lo natural — en las variables de las condiciones meteorológicas y oceánicas. Es decir, a nivel del océano este sigue calentándose, lo que provoca más humedad en la atmósfera que entra a la costa ecuatoriana y se transforma en precipitaciones. 

El Inamhi, a su vez, publicó un comunicado en sus redes sociales en el cual menciona que las 12 horas de lluvia que afectaron el territorio nacional se debieron a cuatro factores oceánico-atmosféricos. Estos fueron: 

  1. La Zona de Convergencia Intertropical (ZCIT): banda de nubes con mucha cantidad de agua que facilitan la formación de nuevas nubes y fuertes lluvias. 
  2. La abundante cantidad de humedad producto de la evapotranspiración, entendida como la combinación de la evaporación desde el suelo y la transpiración desde la vegetación de la cuenca Amazónica de América del Sur. 
  3. Condiciones muy cálidas en el Océano Pacífico frente a las costas ecuatorianas, que provocan más humedad. 
  4. La Oscilación de Madden Julián, que es una onda atmosférica — alteración habitual — que viaja a través de la zona Tropical, que en su fase activa provoca la ocurrencia de fuertes lluvias. 

Según Flores, el Inamhi emitió una alerta sobre el posible aumento en la intensidad de las lluvias, el 31 de mayo de 2023 con una vigencia hasta el 7 de junio. En el aviso meteorológico mencionan que las lluvias “de variable intensidad” persistirían en especial en el centro norte de la región litoral

Flores menciona que, según la estadística, “en los siguientes meses las precipitaciones intensas deberían ir disminuyendo”, pero en el caso que volvieran a suceder, esto ocurriría en la zona norte. También explica la importancia del monitoreo constante para, en caso de que se vayan a dar este tipo de precipitaciones, “poder emitir los informes con tiempo”. 

La inundación en cifras

Según las cifras oficiales de la Secretaría de Gestión de Riesgos (SNGR), hasta las tres de la tarde del 6 de junio, contabilizó 15.177 personas afectadas —por la pérdida de algunos bienes materiales. Estas personas suman más de 3700 familias de Esmeraldas, Atacames, Quinindé, Muisne y Río Verde. 

En la publicación en Twitter de la Secretaría de Comunicación mencionan que hasta el mediodía del 6 de junio hay mil 467 personas rescatadas

Según el comunicado se desbordaron seis ríos, Cube, Viche, Blanco, Súa, Tonchigüe y Taeonoe, que afectaron a trece parroquias de cuatro cantones

  1. Atacames,
  2. Esmeraldas,
  3. Muisne y
  4. Quinindé 

Aparte de los daños a la gente de Esmeraldas, las 12 inundaciones, un deslizamiento de tierra, un socavón, un vendaval y un colapso estructural causados por la lluvia también dejaron afectaciones en: 

  • 2895 viviendas
  • 33 unidades educativas, según el Ministerio de Educación
  • 7 centros de salud, 4 de ellos, en Muisne, están cerrados, estos son: Bilsa, Galera, Estero de Plátano y Boca de Canuto
  • Daños en la vía Esmeraldas – Muisne, entre los kilómetros 215 y 223
  • En la “Y” del Salto en Muisne, entre los kilómetros 2 y 4
  • En la vía Esmeraldas – Quinindé, entre los kilómetros 54 y 67 
  • Y en la vía Lita – San Lorenzo, en el kilómetro 21
  • Así como en una clínica privada de diálisis cuyos pacientes serán atendidos en el Hospital Delfina Torres de Concha y en otro centro privado
la gran inundación de esmeraldas

Los cantones afectados fueron Atacames, Esmeraldas, Muisne y Quinindé. A nivel nacional hay varios centros de acopio que reciben donaciones para los damnificados. Fotografía de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional del Ecuador.

Por ese motivo las autoridades trabajan en conjunto con las Fuerzas Armadas, Cruz Roja, Prefectura de Esmeraldas, Policía Nacional, Secretaría de Riesgos y Cuerpo de Bomberos para ayudar a las víctimas. Al momento existen diez alojamientos habilitados, ocho en Esmeraldas y 2 en Atacames, estos son: 

  • En Esmeraldas 
    • Unidad Educativa Alfonso Quiñonez George
    • Escuela Egb Fiscal Camilo Borja
    • Unidad Educativa León De Febres Cordero
    • Unidad Educativa Fausto Molina
    • Unidad Educativa Edilfo Bennett
    • Unidad Educativa Vicente Cueva Andrade
    • Unidad Educativa 10 de Septiembre
    • Unidad Educativa Tablazo
  • En Atacames 
    • Dalia Perndomo
    • Kepler Reyna Barona 

Además, en un comunicado del Comité de Operaciones de Emergencia (COE) provincial de Esmeraldas, se dice que la Secretaría de Gestión Riesgos, “brindará el asesoramiento y apoyo con asistencia humanitaria a los Gobiernos Autónomos Descentralizados GAD’s para la activación” de nuevos alojamientos temporales para las familias damnificadas. Estos serán en: 

  • El Beato San Diego, en la nueva Concordia del cantón Esmeraldas
  • La Unidad Educativa Jaime Hurtado en el barrio Lucha de los pobres, vía Atacames y
  • El Complejo Deportivo San Rafael

El Ministerio de Educación suspendió “las clases presenciales en todas las unidades educativas de los cantones Atacames, Esmeraldas y Muisne” el lunes 5 de junio, al igual que en las instituciones educativas de San Lorenzo y Quinindé “cuyo acceso esté interrumpido o estén afectadas”, según un comunicado. 

El Ministerio de Educación suspendió las clases presenciales en todas las unidades educativas que están funcionando como lugares de alojamiento para las víctimas. Al igual que en siete escuelas de Esmeraldas, cinco unidades educativas de Atacames, diez centros educativos de Muisne, siete escuelas de Quinindé, una escuela en Eloy Alfaro, una unidad educativa en San Lorenzo y una escuela en Río Verde. 

Para ayudar a las víctimas organizaciones del sector público y privado trabajan en conjunto para enviar donaciones a los damnificados

Todo lo que pueden causar las lluvias 

Las intensas lluvias no sólo traen consigo colapsos en las vías, tráfico, y frío. Sino que, cuando se presentan en grandes cantidades, como en el caso de Esmeraldas, y por un largo periodo de tiempo, también traen varios fenómenos relacionados. Algunos de estos son: inundaciones, desbordamientos de ríos, deslizamientos de tierra, aluviones, socavones, pérdidas de cultivos y enfermedades e infecciones. 

Las inundaciones son la ocupación por parte del agua de zonas o regiones que habitualmente se encuentran secas. Esto sucede cuando hay una cantidad inusual y más o menos repentina de agua “superior a la que puede drenar el propio cauce del río”, según la página iAgua.

Los desbordamientos de ríos suceden por la suma de distintos factores. Estos dependen de la cantidad y distribución de la lluvia. Es decir, si fue constante, intensa y por un largo periodo de tiempo, por ejemplo, varios días seguidos. 

Los aluviones son flujos de lodo, arena, grava, arcilla transportados por una corriente de agua. El hidrólogo Emilio Cobo explicó a GK que un aluvión se origina cuando existe un evento climático extremo y el exceso de lluvia provoca movimientos de masa y crecidas en los ríos. Destaca también que “generalmente pasa cuando el agua se acumula”.

Los deslizamientos de tierra pueden ocurrir de dos formas: inducidos por la naturaleza o por el ser humano. En el caso de Ecuador, Angel Valdiviezo de la Escuela Politécnica del Litoral ESPOL menciona que “muchos de los deslizamientos que nos afectan, están causados por afectaciones del hombre hacia la naturaleza”. 

Renata Pacheco, geógrafa brasileña con máster en teledetección, explica que en el caso de los deslizamientos inducidos por la naturaleza los más frecuentes son por la lluvia ya que esta “sirve como una especie de lubricante del material que está suelto en la pendiente y provoca que caiga”.

Los socavones son el hundimiento profundo del suelo. Por lo general el hundimiento pasa por la humedad o la acumulación excesiva de agua que hace que el suelo se debilite y se hunda. Estos pueden ser de múltiples tamaños.

Finalmente, algunas de las enfermedades relacionadas con la lluvia y el fuerte invierno son la leptospirosis, producida por la contaminación del agua con la orina de las ratas, las ocasionadas por picadura de insectos como el dengue, el Zika y la chikungunya y las enfermedades respiratorias, según Francisco Pérez, Subsecretario Nacional de Vigilancia, Prevención y Control del Ministerio de Salud Pública (MSP). 

Emilia Pazymino 150x150
Emilia Paz y Miño
Periodista y fotógrafa. Cubre temas de medio ambiente. También le interesan temas de género y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.