Creando Oportunidades (CREO) es un movimiento político dirigido por el exbanquero y actual candidato presidencial Guillermo Lasso. Oficialmente el movimiento fue habilitado por el Consejo Nacional Electoral  el 20 de enero de 2012 con la lista 21. En su sitio web oficial, se describe como un movimiento político democrático, participativo e incluyente. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

La historia de CREO está ligada a la historia de su líder, Guillermo Lasso, cuya vida profesional se desarrolló en el sector privado. Lasso llegó a ser presidente ejecutivo del Banco de Guayaquil durante 18 años, entre 1994 y 2012. Sus detractores le adjudican responsabilidad en la dura crisis financiera de 1999 conocida como feriado bancario por haber sido Superministro de Economía en el Gobierno de Jamil Mahuad , mientras que sus simpatizantes lo ven como el ejemplo de un hombre emprendedor. Su movimiento político ha sido definido como liberal en lo económico pero conservadoras en lo social, pues Lasso ha sido contundente al proponer una apertura económica pero se ha mostrado abiertamente contrario a la despenalización del aborto, incluso en casos de violación. En agosto de 2020 publicó en Twitter una carta abierta mostrando su  desacuerdo con algunos artículos de la actual reforma al Código Orgánico de Salud; dice que le preocupa el artículo 201 que, según él, “ignora el derecho del niño a nacer”. El artículo se refiere, sin embargo, a la obligatoriedad de garantizar la atención médica frente a cualquier emergencia obstétrica. En aquella publicación afirma que para él, la Asamblea estaría abriendo paso a “la impunidad del crimen del aborto”, entre otros cuestionamientos

Otro militante de CREO es César Monge, un economista guayaquileño, expresidente de la Cámara de Acuacultura que ha presidido el movimiento desde su fundación. Además, Monge fue candidato a Prefecto por la provincia del Guayas en las elecciones de 2014. En aquel momento, realizó varias denuncias contra Jimmy Jairala – su principal oponente y quien fue reelegido en el cargo –. Las denuncias estaban basadas en informes de la Contraloría General del Estado. En respuesta, Jairala interpuso 17 procesos penales a Monge solicitando una indemnización de 250 millones por injurias y 10 años prisión para el acusado.  En consecuencia, en marzo de 2015, fue sentenciado a seis meses de prisión, a emitir disculpas públicas y a pagar 170 mil dólares a Jairala.  Además, la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Provincial del Guayas en abril de ese mismo año lo sentenció  a 2 años de prisión.   En septiembre de ese año, Jairala decidió “perdonar” a Monge, extinguiendo así las acciones penales en su contra. 

El 18 de julio de 2020, Monge dejó su cargo como presidente del movimiento tras anunciar que viajaría fuera del país para someterse a un tratamiento médico contra el cáncer. Desde entonces, Lasso ha asumido el rol que tenía Monge. 

PUBLICIDAD

En 2012, CREO formó la coalición política Unidos por el Ecuador para respaldar la candidatura de Lasso a las elecciones presidenciales de 2013. Entre los que conformaron este grupo, se encontraban la Izquierda Democrática, liderada entonces por Andrés Paez y miembros del Partido Alianza Nacionalista que no habían podido reincribir su candidatura frente al CNE. 

Ese año, el candidato a vicepresidente por CREO fue Juan Carlos Solines. Solines fue la segunda opción pues, inicialmente, se anunció que el exalcalde de Cotacachi y exdirigente de Pachakutik, Auki Tituaña sería el binomio de Lasso. Tituaña aceptó la candidatura y fue blanco de duras críticas por parte de un sector de los movimientos indígenas que consideraban a Lasso la antítesis de los postulados favorables a las minorías. Tituaña renunció a Pachakutik para poder participar con CREO, aunque no lo hizo con los 90 días de anticipación que demanda el Código de la Democracia. Sin embargo la candidatura de Tituaña no prosperó y tuvo que declinarla.  

CREO perdió contra Alianza País, entonces liderada por Rafael Correa, en primera vuelta pero logró ganar 11 puestos en la Asamblea Nacional. Un año después, en las seccionales de  2014, este movimiento lograría conseguir 18 alcaldías y una prefectura, la de Loja.  

En septiembre de 2016, CREO fue admitido en la  Unión de Partidos Latinoamericanos, una coalición internacional, que afirma que sus integrantes “se adhieren a la Democracia como forma de organización política y la Economía Social de Mercado como instrumento productor de riqueza, desarrollo y bienestar de los pueblos”. 

Mientras tanto el movimiento continuaba formando alianzas en Ecuador. Lo haría, esa vez, en la coalición Unidad por el Cambio, que llegaría a estar conformada por 34 organizaciones políticas y sociales. Entre sus principales integrantes se encontraba el movimiento SUMA de Mauricio Rodas, entonces Alcalde de Quito, cargo al que llegó tras darse a conocer en la campaña presidencial de 2013, en la que también fue candidato. Otro de sus integrantes era Juntos Podemos del entonces prefecto del Azuay, Paul Carrasco. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Así, en las elecciones presidenciales de 2017, CREO volvió a postular a Guillermo Lasso para presidente. En esa ocasión, el candidato a la vicepresidencia fue Andrés Paéz —exasambleísta por la Izquierda Democrática—. En esa ocasión CREO sí llegó a segunda vuelta junto al candidato por Alianza País, Lenín Moreno. CREO perdería la contienda al obtener el 48,84% de porcentaje de votos frente al 51,16% de Moreno. Sin embargo, inicialmente, algunos medios de comunicación informaron la victoria de Lasso e incluso éste anunció que desconocía los resultados que daban la victoria a Moreno. Esto provocó protestas, durante varios días, en los exteriores del CNE en Quito y también en la sede provincial de Guayaquil. 

Aunque finalmente el CNE anunció el triunfo oficial de Moreno y Lasso tuvo que aceptar la derrota, CREO logró obtener 34 curules  en la Asamblea Nacional. Entre ellos Mae Montaño, Jeannine Cruz, Ana Galarza, Fabricio Villamar, Patricio Donoso, Lourdes Cuesta y Roberto Gómez. De ellos, Cruz y Donoso permanecen en el movimiento; Galarza fue destituida, y los otros se fueron separando, de a poco. 

Durante el gobierno de Lenín Moreno, el movimiento CREO se ha acercado al oficialismo. Apoyó la Consulta Popular de febrero de 2018, planteada por Moreno. En la Asamblea Nacional firmaron un acuerdo legislativo en mayo de 2019, que incluía diez puntos. Por eso, a CREO se le acusó de ser aliado del gobierno de Moreno. El acuerdo permitió que el asambleísta de Alianza País, César Litardo se convirtiera en Presidente de la Asamblea en 2019 y que ciertos legisladores de CREO pudieran presidir ciertas comisiones. El acuerdo se rompió en febrero de 2020 cuando la ausencia de una asambleísta de Alianza País y el voto de otra, evitaron que se llevara a juicio político a la Presidenta del CNE, Diana Atamaint. 

Otro de los puntos que ha causado fricción al interior de CREO ha sido la postura extremadamente conservadora de su líder, Guillermo Lasso, sobre la despenalización del aborto, incluso en casos de violación. En la votación que se hizo en septiembre de 2019, faltaron cinco votos, entre estos, tres votos de asambleístas de CREO, que habían manifestado públicamente su intención de votar en favor de la despenalización.

En agosto de 2020, en medio de la pandemia por el Covid 19, CREO oficializó la candidatura de Guillermo Lasso y el médico cuencano Alfredo Borrero, este último colaborador de CREO desde 2013.

PUBLICIDAD

|Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

Las principales propuestas de este binomio, están orientadas a reformas en el sistema de salud ecuatoriano, apertura económica y generación de empleos. En la actualidad, han recibido el apoyo de 43 organizaciones políticas, según la web de CREO y afirman estar abierto a más alianzas. La alianza más notoria se hizo con el Partido Social Cristiano, liderado por Jaime Nebot. Esta organización política declinó la candidatura de Cristina Reyes, para apoyar la de Lasso.