Portada

Luis Pachala, sobre el futuro de CREO: “Dios proveerá”

El coordinador del bloque habla sobre la salida de Roberto Gómez, la figura de Guillermo Lasso y el futuro electoral y político del movimiento CREO.
  • Luis Pachala habla sobre Roberto Gómez y el futuro de CREO

    El asambleísta Luis Pachala es el coordinador del bloque de CREO desde mayo de 2019. Fotografía de Diego Ayala León para GK.

Después de esperar cuarenta y cinco minutos, Luis Pachala, el legislador por la provincia de Bolívar por la alianza SIARI-CREO, nos permitió entrar a su despacho en el edificio patrimonial Villa Lasso contiguo a la Asamblea del Ecuador, en la boca del centro histórico quiteño. Ya allí, pidió permiso y sin esperar respuesta, atendió una entrevista radial por teléfono durante quince minutos. Mientras esperábamos, entró una persona de su equipo, a ofrecernos unas ensaladas de frutas. No supimos si eran un gesto de disculpas, o si tienen esa costumbre. Nosotros, fieles a las nuestras, le dijimos que no, gracias. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

Luis Pachala habla sobre Roberto Gómez y el futuro de CREO

Mientras esperábamos, entró una persona de su equipo, a ofrecernos unas ensaladas de frutas. Fotografía de Diego Ayala León para GK.

Cuando finalmente entró Luis Pachala —camisa blanca, poncho rojo y pantalón oscuro—, se sentó en el escritorio que estaba casi tan vacío como su oficina, que parecía recién ocupada. 

Al periodismo independiente lo financian sus lectores. Aporta a GK, aquí.

Hablemos de la salida del asambleísta Roberto Gómez de CREO. En el comunicado de CREO decían que había tenido una posición irrespetuosa e inaceptable con usted. ¿Cómo avanzó todo esto hasta terminar en la salida del asambleísta Gómez?

Primero: la jefatura del bloque no es Pachala, es una institución. Cuando alguien la irrespeta, cuando no se hace un trabajo coordinado, si no se quiere cumplir un principio de reglas de convivencia, cuando alguien se equivoca, primero es bueno conversar al interior, entre en las personas involucradas. 

Luego si no hay, en este caso, el convencimiento de corrección, el principio de convivencia indica que debe haber un consejo para poder solucionar este tipo de problemas. Si no existiera este acuerdo entre las partes, o no hay respuesta a los consejos del grupo o del equipo, recién ahí viene el llamado de atención. 

Nosotros hemos oficializado lo que pasaba desde mayo [de 2019]. Nada más. 

El asambleísta Roberto Gómez, del ala más conservadora de CREO fue expulsado del movimiento a inicios de febrero de 2020. 

Desde mayo, el asambleísta Gómez no asistía a las reuniones de bloque, ¿no? 

Nada más, pero nosotros tenemos siempre consideración y respeto. 

En una entrevista, él dijo que usted estaba completamente entregado al movimiento oficialista, haciendo referencia al acuerdo legislativo entre CREO y Alianza País. También lo acusó de manipular el bloque. Pero usted dice que antes de llegar a esta decisión se intentó conversar, corríjanme si me equivoco, con el asambleísta Gomez. ¿En algún momento hubo una disculpa por parte de él?

No hay coherencia al usar las palabras manipulación y coordinación. Primero, los asambleístas no son niños pequeños, son suficientemente líderes como para que se los manipule. Es inexacta la palabra manipulación. 

Por otro lado, sobre que nosotros nos estamos entregando al oficialismo: mire, una cosa es al interior de la Asamblea y otra cosa es al externo, con el Ejecutivo. Al interno hay bloques y, entre bloques, se llega a acuerdos como el Acuerdo Legislativo por la Gobernabilidad. 

El de los 10 puntos

Ese acuerdo legislativo no tenía ninguna maldad, tenía bonanzas. 

Por eso podemos nosotros entrever los resultados como, por ejemplo, la eliminación del impuesto verde, la aprobación del Código de la Democracia, y, de igual manera, la aprobación del Código Integral Penal.

Luis Pachala habla sobre Roberto Gómez y el futuro de CREO

Luis Pachala considera que no haber pasado la reforma que despenaliza el aborto en caso de violación, es un logro. Fotografía de Diego Ayala León para GK.

Claro, pero eso se logra también con otros asambleístas, no es un logro solo de CREO.

Por eso: el Acuerdo Legislativo y nosotros, justamente logramos que no se despenalice, por ejemplo el aborto. Fuimos nosotros, nuestros votos fueron decisivos para eso.

En septiembre de 2019 se votaron algunas reformas al Código Orgánico Integral Penal, entre ellas la despenalización del aborto en casos de violación. A última hora, los votos favorables fueron menos de los esperados y la votación no pasó. 

¿Que no se despenalice el aborto en casos de violación, se considera un logro dentro de CREO?

Por supuesto, para nosotros, esto es defender la vida y la familia. Una cosa del oficialismo es estar permanentemente en canchas, en concentraciones, en prebendas, en burocracias. Nosotros siempre hemos hecho propuestas proactivas. Por lo tanto, decir que hemos sido oficialistas no cuadra con nuestras actuaciones y nuestros principios. 

Nosotros hemos promovido libertad, hemos promovido oportunidades, hemos promovido emprendimiento; aprobamos la ley de emprendimiento, justamente gracias al Acuerdo Legislativo. También hemos promovido estabilidad económica a través de la Ley de Simplicidad Tributaria. Teníamos aquí el riesgo país en 800 puntos, se archivó [la Ley de Crecimiento Económico] y subió a 1418 puntos, luego que se aprobó la Ley de Simplicidad tributaria y bajó 750 puntos. 

Pero de nuevo: esto no es únicamente un resultado de CREO sino de que varios bloques se junten. 

Ahí está, ahí está justo lo que hablamos sobre endosar al oficialismo. Es un acuerdo entre diferentes bancadas. CREO lo que haces es fortalecer una pieza clave para justamente establecer la economía y la gobernabilidad. 

Pero el acuerdo sí se hace entre el líder de la organización de CREO, Guillermo Lasso, y la ministra de Gobierno María Paula Romo.

No.

Porque eso dijo él en una entrevista

Nosotros lo que hicimos fue, una vez conversado entre los jefes de bancada o los posibles hombres que van a dirigir  la mayoría, se hicieron los 10 puntos y luego se consultó.

Pero el señor Lasso dice en la entrevista que el acuerdo empezó con él y una conversación con la Ministra Romo. 

Sobre esta base nosotros elaboramos… 

¿Empezó aquí y después él se reunió con ella? 

Por supuesto. Le entregamos para que por supuesto anuncie, porque siempre hay que trabajar de manera orgánica y con resultados, porque nuestra visión mayor es el país.

¿Y eso decide quién al final? 

Aquí se parte de la conversación entre jefes, luego, por supuesto hay una consulta, luego hay una una reunión entre el líder y el bloque, y se llega a consensos. Jamás prevalecen temas personales. Como ve, los 10 puntos son temas nacionales.

Y cuando ustedes deciden hacer este acuerdo con el movimiento político que gobierna, Alianza País, ¿el asambleísta Gómez u otros asambleístas plantearon oposición a esto? 

Bueno, no conozco detalles de fondo. Lo que yo conozco es desde cuando asumí la coordinación del bloque. Ya en una reunión del bloque, hice el planteamiento de que la bancada de Gobierno quería tener un acuerdo por la presidencia de la Asamblea. 

¿Para lograr que César Litardo sea Presidente de la Asamblea?

Sí. Y por otro lado, para lograr un acuerdo de gobernabilidad en la Asamblea.

Luis Pachala habla sobre Roberto Gómez y el futuro de CREO

El acuerdo legislativo entre Alianza País y CREO se hizo en mayo de 2019 . Uno de los objetivos del oficialismo era contar con los votos necesarios para que César Litardo se convierta en el Presidente de la Asamblea. Fotografía de Diego Ayala León para GK.

Pachala se impacienta, parece incómodo. Mira de un lado a otro, y tiene un lápiz en una mano. Cada cierto tiempo hace rayones sobre una hoja de papel que parece ser la impresión de una presentación de Power Point. 

¿Parte del acuerdo fue también que CREO tenga las presidencias de ciertas comisiones?

Estoy hablando… 

Si claro, pero quiero que me aclare eso también.

Por eso, estoy hablando del tema. Primero, ellos se acercaron con el objetivo de que Litardo sea el presidente y que también exista un acuerdo de gobernabilidad, que incluía a las comisiones. 

Nosotros dijimos no sólo es ese tema: tiene que estar el acuerdo de Gobernabilidad pensando en los 10 objetivos comunes, lo que tiene que ver con la institucionalización, lo que tiene que ver con enmiendas o reformas al Consejo de Participación y Control Social, aprobar el Código Monetario para fortalecer la dolarización, aprobar el Código Laboral para dinamizar el empleo, todo lo que tenga que ver con fiscalización, todo lo que tenga que ver con emprendimiento.

Allá nosotros apuntamos a cuestiones macro, no micro, no solamente  el tema de las comisiones que, además, es derecho de todo legislador poder presidirlas.

El acuerdo legislativo entre Alianza País y CREO se hizo en mayo de 2019, cuando el movimiento oficialista buscaba respaldo para la candidatura de César Litardo a la Presidencia de la Asamblea. 

Creo ha perdido cinco legisladores

El asambleísta Luis Pachala nos recibió en Villa Lasso, una casona contigua a la Asamblea Nacional. Su oficina tenía pocos adornos, entre ellos, un reconocimiento de la Federación Gallística Ecuatoriana. Fotografía de Diego Ayala León para GK.

Sí, por supuesto, ¿pero esto es parte del acuerdo también?

Es derecho de todo legislador. 

Pero yo no le estoy diciendo que no, estamos de acuerdo en que es derecho de todo legislador, lo que pregunto es que si era parte del acuerdo.

Era un acuerdo de gobernabilidad.

Pero finalmente llegaron ustedes con los 10 puntos, con el acuerdo de dar sus votos para que César Litardo sea presidente y también con el acuerdo de tener los votos de Alianza País para que CREO tenga la presidencia de ciertas comisiones.

Para no permitir, por supuesto, la ingobernabilidad, porque había intereses de que el correísmo quería la presidencia, otros también la querían.

Pero igual que CREO, el correísmo también tiene derecho a presidir comisiones  si tiene los votos. 

Pero nosotros también tenemos legítimo derecho de decidir por quién votar.

Por supuesto. Entonces, cuando se planteó este acuerdo con Alianza País, ¿hay gente dentro de CREO que dijo yo no estoy de acuerdo? 

El Acuerdo fue entre BIN, BADI y CREO. Por supuesto, si no están de acuerdo entonces vemos las ventajas, desventajas. 

Si nosotros vemos como ventaja lo que se logra con este acuerdo legislativo: si preferimos a un correísta de Presidente de la Asamblea, o preferimos un acuerdo con la Revolución Ciudadana, o preferimos alguien que brinde gobernabilidad, estabilidad económica, estabilidad de la democracia.

Ahí hay ese primer quiebre fuerte con el asambleísta Gómez que dice “yo me quiero mantener siendo oposición” que es la oferta electoral que, como CREO, habían hecho. ¿Esa oferta electoral no se quiebra en el momento que se hace una alianza con el movimiento al que precisamente pretendían hacer oposición?

Jamás. No se ha quebrado. Nosotros seguiremos fieles a esos principios. Nuestras propuestas del rendimiento, empleo, libertad y el tema de oportunidades jamás se han quebrado. 

Lo que sí podemos decir, a nivel general, es que siempre pensamos en temas más macroeconómicos, más sociales, más nacionales, más país, más allá de estar pensando en temas personales. 

Cuando uno es orgánico puede gustarle o no puede gustarle, pero no puedo decir bueno me gusta y ya. Nosotros lo que hacemos es decir “a ver quienes están de acuerdo, bueno entonces la mayoría gana”. Entonces si somos disciplinados, si en la familia alguien en este caso no le gusta, pero por ser principio de familia, democráticamente, nos adherimos a la mayoría siempre.

Otra de las cosas que decía alguien cercano al bloque es que Roberto Gómez aspiraba a estar en el CAL en lugar de Patricio Donoso y que ese fue uno de los roces con usted, porque Gómez consideraba que manipuló al bloque para que él no llegue al CAL.

Bueno yo no soy quien para decir esos detalles.

¿Pero a usted nunca le planteó esta idea de que quería ser alcalde? 

Jamás. Yo no puedo en este caso tomar el nombre de alguien o dar un prejuicio. El tendrá sus motivos suficientes. Yo no puedo hablar por él.

Yo sé que no puede hablar por nadie, lo que le estoy preguntando es si es que él no se lo planteó alguna vez.

Lo único que sé es que yo le di todo el apoyo cuando él fue jefe de bloque. 

Lo único que yo podía haber esperado es al menos reciprocidad o al menos cierto grado de, digamos, de condescendencia, que si había equivocación, corregirlas, pero en el plano humano personal. 

Amistosamente.

Amistosamente. 

Primero, pensando en el país, luego en las líneas de Guillermo o del líder, y luego también en sintonía del bloque. 

Entonces había formas y formas, pero luego ir a coordinar con el correísmo todo, a conseguir las firmas del correísmo, no sé por qué.

¿Eso hacía Roberto Gómez? 

Por supuesto. Sin embargo, a pesar de eso, nosotros le dejábamos para que en un momento dado reflexione. 

El bloque siempre estuvo abierto a recibirlo y escuchar sus criterios, pero jamás ha habido irrespeto mío contra él. Jamás voy a decir nada contra él. Y tampoco puedo decir que estas fueron las premisas. Algunos tendrán razones, pero yo lo único de lo que doy certeza es que el bloque debía actuar orgánicamente. 

¿Y es correcto esto de que llegó incluso a no darle a usted la mano? Hay gente que me ha dicho que, en algunas reuniones, usted le extendía la mano y un par de veces él no se la estrechó.

Hay que preguntarle a él, yo siempre seré respetuoso. 

Pero es su mano la que rechazó, por eso le pregunto a usted.  

Pero yo por ello no me he sentido ofendido.

¿Pero ocurrió? 

Hay personas en este caso, yo no soy juez de las personas.

No claro, pero solamente estoy preguntando si este hecho ocurrió.   

Pero así pasa en política, lo importante es que uno no debe perder la cordura. 

Sobre la salida del legislador Gómez, el señor Lasso dijo que él no será “cómplice de los errores de quienes confunden la religión con la política y sus obsesiones en causas de cruzado del siglo XXI”. Eso me hace pensar que hay una confusión entre política y religión dentro de CREO. Como líder de la bancada, ¿usted cree que eso existe, una confusión entre una línea religiosa personal y la política pública? 

Yo le considero a Guillermo un hombre muy claro: sus principios, la vida y la familia, son el eje fundamental de su forma de ser. Me dijo “Luis, por favor el tema del Código Integral Penal, por favor conversa, dialoga, lo mejor es defender a la vida en familia”. 

Usted conoce que nada está aislado, todo es un conjunto, todo es un tema global, un tema de acercamientos. 

Estamos en un mundo de todo y la religión no está lejos, la política no está lejos, lo social no está lejos, lo económico no está lejos, hay que verlo de la manera integral.

En todo caso, nosotros lo asociamos siempre con una visión integral todo. Por lo tanto más allá de la religión, defender la vida y la familia es un tema de principios.

Jamás nos ha dicho Guillermo “bueno esta es mi religión, estos son mis principios, ustedes sin embargo tienen la plena libertad de tomar la decisión”. Y por eso es que incluso permitió que dos asambleístas votaran como quisieron. De ninguna manera eso provocó  una sanción. De hecho: ahora son parte activa del bloque. 

CREO ha perdido cinco legisladores

“Nos hemos quedado los que creemos en el gran administrador de crisis, en el gran líder que es Guillermo Lasso.” Fotografía de Diego Ayala León para GK.

¿Pero existe esa mezcla dentro de CREO, entre la religión y la política?

Mezcla no, lo que existe es integralidad, una visión integrada. 

¿Cómo se traduce eso? 

Una visión integral porque, mire, hay personas que tal vez no irán a misa. Yo no voy a misa, yo soy un conservador como se dice.

¿De qué religión es usted, asambleísta?

Católica. Otros compañeros tienen su forma de ser, pero aquí sólo nos conjuga una nueva visión. ¿Cuál? Resolver los problemas económicos del país.

 Claro sólo me llama la atención lo que dice Guillermo Lasso. ¿Ustedes han conversado para saber a qué se refiere quizá con que no va a ser cómplice de los errores de quienes, dice, “confunden la religión con la política y sus obsesiones en causas de una cruzada del siglo XXI”?

Bueno, yo no sé a qué viene esta frase, yo le he visto, le hemos visto defendiendo los principios de la vida y la familia. No sé si eso es religión, para mi concepto es vida y familia. 

¿No sabe entonces a qué viene esta frase? ¿No ha podido conversar sobre eso? 

No he conversado qué quiere decir él con esto, pero creo que la vida es una conjugación de todo y en política hay que entender esa conjugación. 

El que no es bueno en política no tiene sentido común. El buen político entiende por sentido común. En teoría, el mejor sentido para gobernar es el sentido común. 

¿Pero en un Estado laico la religión no debería estar bien lejos de la política?      

Bueno la ley dice que es un Estado laico, pero también hay familias, hay personas que tienen su pensamientos. 

Nosotros lo que tenemos que conjugar es el sentimiento de la mayoría: una cosa es traer a la Asamblea Nacional el defender la vida y la familia. Eso no es religión, es vida, es principio de vida y de familia. 

Cuando la Asamblea se posesionó, CREO tenía 32 asambleístas. Ahora me parece que están en 18. ¿Cómo evalúan ustedes internamente esa pérdida? 

Primero hay que entender que para la presidencia del 2017 hubo un acuerdo con Suma. Suma es un partido político. Entonces, primero: ese partido político tomó su decisión de seguir su camino para demostrar su propia institucionalidad y nos quedamos casi con 23 asambleas. 

No, 18 tengo yo porque ha salido Fabricio Villamar, Mae Montaño, Roberto Gómez, Lourdes Cuesta, más los de Suma. 

No, no. Los de Suma era una institución que tuvieron su bloque.

Pero era una alianza. ¿no? ¿Cuántos eran?

Como 9. Nosotros quedamos 23. Por supuesto que tomó su propio rumbo Mae, Lourdes, Roberto, Fabricio Villamar.  

El bloque se sigue desgranando

“Yo soy generoso, yo siempre cedo, porque hay que generar nuevos líderes.” Fotografía de Diego Ayala León para GK.

En todo caso, han salido algunos asambleístas.

Nosotros éramos 23.  Tomaron su propio camino, pero ha habido un grado de respeto entre todos nosotros, en la mayoría de los casos, con Mae, con Lourdes y con todos hemos venido coordinando. 

Claro, por supuesto tienen una buena relación y a veces votan en conjunto, pero cómo se evalúa internamente. Si es que en dos años ha perdido cinco y vamos al mismo ritmo, en lo que falta pierden dos o tres más. 

En 3 años nosotros hemos tenido 5.

Dos años.

Ya estamos tres años de asambleístas.

Dos y medio.

En este año de la jefatura del bloque, porque yo empecé con 18, como jefe del bloque, los 18 se mantienen.

Uno menos pues, Gómez.

Bueno, yo nunca le conté. 

Ah, ok, no le estaba contando dentro del bloque. 

No, porque él jamás, desde que asumí, coordinó.

Entonces yo contaba internamente 18, y los 18  se mantienen. Creo que nos hemos quedado los que creemos en el gran administrador de crisis, en el gran líder que es Guillermo Lasso. 

Nos hemos quedamos los que estamos convencidos de un nuevo proyecto político. 

Asambleísta usted ha repetido muchas veces esto del líder. ¿No cree que se están concentrando en un caudillo y no en un proyecto político? 

Un referente.

Usted ha dicho líder muchas veces, retomo su palabra. ¿No es centrarlo todo en un caudillo tal como ha venido siendo históricamente en nuestros países? 

Hay una diferencia entre caudillo y líder. 

Líder es el que primero se gobierna a sí mismo, yo he visto a él gobernando a su familia. 

Primero se gobierna a él mismo, la forma como su carácter, al menos en todas las reuniones que nosotros hemos tenido con el bloque, tiene una capacidad de dominio de él mismo ante diferentes problemas políticos que aparecen. Tiene capacidad de orientación, de guía, de luz. 

Luego, tiene una familia unida. 

El líder se maneja primero a sí mismo, luego a su familia y luego, por supuesto, a su empresa administrando sus sobresaltos, sus avances, su crisis. 

Claro, pero todo gira en torno a una figura.

La palabra líder es signo de gobernanza, para el bien, y de bonanza, de bondad. 

El caudillo es el que manipula, el que ordena, el que es feroz, el que impone. 

Nosotros hemos tenido a este líder que nos orienta, que coadyuva, que ve lo malo y lo negativo y sobre todo hay una capacidad de direccionamiento. 

A ese líder me refiero y eso es Guillermo Lasso. 

Pero nunca nos somete, incluso le cuento, los treinta días últimos, soy yo el que le pido consejos y criterios, y él lo que me dice es “Luis, lo mejor, porque yo estoy este rato en recorridos con los jóvenes, estoy en Carchi no sé dónde, lo mejor es el sentido común, visión común”. Yo le digo: “Vea yo pienso votar de esta manera, pienso decir esto.” Me dice “pregúntales a tus compañeros y luego me cuentas”. Pero no dice así tiene que votar.

De todas maneras son tipos de liderazgos distinto, ¿no?

Un liderazgo humano.

 Sí, pero sí es concentrar el movimiento alrededor de una sola figura y voy a repetir la crítica que hacía Mae Montaño con respecto a la dificultad, no solamente CREO sino de todos los partidos de renovar sus propios líderes, formar políticos y militancia. Entonces, una vez que se desgasta mucho la figura del líder, en este caso Guillermo Lasso, ¿qué queda?

Si yo le mostrara los treinta días, vería cuántas veces él llama para estar pendiente. Cada día no, a la semana una vez o dos veces, siempre ha dejado a libre albedrío. 

Nos ha dado los principios y en base a sus principios nos hemos guiado.

Pero si desaparece Guillermo Lasso mañana, lo sacamos del escenario ¿qué queda de CREO?  

A ver, eso pasa también en los otros partidos. 

Por supuesto.

Nosotros aquí tenemos referentes provinciales, al menos.

¿Sí existe eso?

Hablando de Luis Pachala, al menos.

Pero usted no es de CREO, está en Alianza no más.

A ver, una cosa. Yo sí respeto los acuerdos. Cuando yo firmo un acuerdo legislativo, respeto.

¿Se va a quedar hasta el final?

Me quedo hasta el final,  hasta cuándo Lasso sea presidente y lo vamos a lograr. 

Y de igual manera, he visto en los otros 18 compañeros, seriedad, y de igual manera cuando tienen algún problema que no puedo resolver por supuesto consultan a alguien. 

Pero yo he visto a cada asambleísta: Jeannine Cruz tiene su liderazgo propio, de igual manera he visto a Byron por el exterior, César Carrión. Todos: Fernando Callejas, Homero Catanier. 

El rato que no tengamos a quién consultar y Guillermo, por ejemplo, estuvo enfermo tres meses, se operó de su columna y en los 3 meses pudo sostenerse el bloque unido. 

Lo único que hicimos es una cartita, firmamos todos deseándole salud, pero jamás nos devolvió la carta diciendo esto, esto, esto tienen que hacer como una receta. Simplemente nos dijo gracias, Dios les bendiga en todas sus decisiones. Entonces sí podemos sobrellevar. 

Aquí no hay un caudillo, hay nuevos líderes. 

Nosotros tenemos en las provincias ya candidatos propios para asambleístas, para alcaldes tenemos proyectado el 2021 y tenemos proyectado el 2023. 

¿Y usted, a dónde va?

Yo soy generoso, yo siempre cedo, porque hay que generar nuevos líderes

Al menos en mi provincia, he generado nuevos líderes,  incluso para escoger, porque puede ser que yo me desaparezca del mapa y ya no viva, deben quedar otros y en eso también he visto que Guillermo ha sido generoso.

He visto que en cada una de las provincias tiene nuevos líderes, si CREO vive es por los líderes de base.

¿Y usted a dónde va? ¿Tiene aspiraciones electorales para seguir en la Asamblea?

Lo que no me gusta es acaparar, me gusta ser alternativo. Yo en el 2021 no tengo proyecto de ser candidato.

¿Todavía?

No tengo proyecto de ser candidato. 

Pero podría pasar, ¿o no? 

Yo no tengo proyecto pero lo que yo aspiro es descansar, ser alternativo en mi provincia, para 2023 en mi provincia. 

¿Para alguna opción local, alguna alcaldía o prefectura?

Para alguna opción local, caso contrario seré un soldado más que colabore en la campaña electoral de Guillermo Lasso.

Dos temas, asambleísta, para ya terminar. El uno es si es que ustedes hacen una autocrítica del movimiento. ¿Qué autocrítica hacen?

Bueno nos falta un poco territorializar.

¿Qué significa eso?  

Estar en los recintos, en los campos, digamos, en las comunidades.

¿Más presencia local?

Más presencia local, y nos falta también un poco universalizar el liderazgo.

¿Qué significa eso?

Significa buscar más líderes, abrir más puertas.

Lo que hablábamos hace un momentito.

Abrir más puertas puertas y, por otro lado, no confiar tanto. 

A veces, vienen treinta, se quedan diez, entonces hay que ser un poco más persuasivo en las convicciones, en los principios. También hay que mostrar el rostro social, es importante mostrarlo, y en eso estamos trabajando justamente, en tender puentes con los pueblos indígenas, montubios, trabajar en los sectores urbanos marginales y no marginales. 

Gente que apoyaba inicialmente a CREO ha cuestionado su alianza con el partido de  gobierno, les han dicho que cogobiernan. Usted ha dicho que fue una alianza coyuntural, específicamente legislativa, pero se puede crear la percepción en el electorado de que  ya no sólo son oposición. ¿Qué futuro cree usted que tiene CREO de cara a las elecciones?

A ver, primero: nuestro acuerdo legislativo nunca ha sido por debajo, nosotros hemos comunicado la verdad y con la verdad también hemos dicho que hemos dado por finalizado el acuerdo legislativo. 

Por otro lado, el acuerdo con el gobierno hubiese significado ministerios, partidas presupuestarias, cuestiones de aparecimiento en las obras. 

Pero podría ser un acuerdo más por debajo.

Por eso, para nosotros, nada solapado. 

Por otro lado, por supuesto que se puede confundir y hay cuestionamientos sí, pero no entienden lo complicado de la vida y la dinámica democracia.

Pero así votan igual. 

Si nosotros nos quedamos como CREO, guardados, conformistas, dejar pasar, dejar hacer. 

Era necesario, por ejemplo, apoyar la consulta popular para fortalecer la institucionalidad a través del Consejo de Participación Ciudadana Transitorio. 

Usted conoce que, si es que no había consulta popular y ese Consejo de Transición de Julio César Trujillo, continuaban los mismos en todas las instituciones. Renovamos, eso por supuesto significaba votos aquí. Lo logramos. 

Por otro lado, si nosotros no llegamos de una manera, ellos a veces no entienden. No entienden si permitimos que un legislador que, por supuesto tienen derecho los 137 a ser el Presidente, pero ¿y si permitíamos que la misma tendencia correísta siga dominando la Asamblea? Por supuesto habríamos querido que sea otra persona, más liberal, para presidente de la Asamblea.

¿Liberal en qué sentido? 

Desconectado del correísmo y desconectado de Moreno.

¿O sea CREO o el Partido Social Cristiano?

Cualquiera,  pero siempre un poco más liberal. Nosotros, al menos, no permitimos que exista la misma tendencia. Como yo he dicho: trabajamos por descorreízar.

CREO ha perdido cinco legisladores

Según el artículo 130 de la Constitución del Ecuador, en un contexto grave crisis política y de conmoción social, con votos de las dos terceras partes de la asamblea (es decir 91 votos), se puede proceder a destituir al Presidente de la República. Fotografía de Diego Ayala León para GK.

En ese discurso, va en la misma línea del gobierno. 

Usted conoce que nosotros tenemos líneas claras en este tema. 

Hay muchos factores para nosotros decir por qué, siempre hemos luchado contra el correísmo, y, por otro lado, si en octubre [de 2019] hubiésemos sido tan permisivos y por odio y por venganza de lo que pasó en 2017, entrar a un trance para facilitar la instalación de la Asamblea y con el pretexto de grave conmoción, pasar a la destitución del presidente, a 14 meses de nuevas elecciones. 

Eso significaba colapso económico y colapso institucional. Entonces aunque no entenderán, hemos hecho las cosas. 

El asambleísta Pachala se refiere a que, durante los once días que duró el paro de octubre de 2019, el pleno de la Asamblea no se reunió para sesionar. Un sector de la opinión pública criticó esa decisión pero algunos legisladores justificaron el no hacerlo por considerar que se habría podido destituir al Presidente Moreno. Según el artículo 130 de la Constitución del Ecuador, en un contexto grave crisis política y de conmoción social, con votos de las dos terceras partes de la asamblea (es decir 91 votos), se puede proceder a destituir al Presidente de la República.

Pero sin entender, igual votan. 

¿Qué ha dicho Guillermo? Me importa el país, yo no actúo por conveniencia electoral. Por conveniencia electoral, ni toparle al gobierno.

Entiendo lo que dice pero la pregunta es si eso no va a tener un costo político pues, de todos modos, vamos a tener elecciones. ¿Hay costo político, en las próximas elecciones CREO alcanzará menos curules o Lasso quedará en un segundo puesto?

Dios proveerá.

¿Pero qué cree usted?

Dios proveerá. El pueblo proveerá porque nosotros hemos actuado de buena fe. Nosotros vamos a tener más, muchos asambleístas y vamos a ganar la Presidencia de la República.

María Sol Borja
Periodista con experiencia en televisión y prensa escrita. Docente universitaria y traductora. Ha colaborado con medios internacionales como New York Times, CNN en Español y DW. Máster en Comunicación Política e Imagen (UPSA, España) y en Periodismo (UDLA, Ecuador). Es la editora política de GK.