Dos encuestas de octubre de 2022 indican que Jorge Yunda ocupa el primer lugar en intención de voto entre los candidatos que aspiran a la alcaldía de Quito. Tanto Market Asesores como Perfiles de Opinión estiman que la intención de voto por el ex alcalde de Quito es de 18%, superando a los demás candidatos con una diferencia importante. 

El grupo que ocupa el segundo lugar comprende a Andrés Páez, por la alianza Quito Vuelve, al ex asambleísta de UNES Pabel Muñoz, y a Pedro José Freile, por la alianza Quito Sin Miedo. Los tres están entre tres y diez puntos por debajo de Yunda, dependiendo de la encuesta.

Algunos comentaristas políticos y, sobre todo, la campaña de Yunda, han empezado a utilizar estas cifras para empujar la narrativa de que “si las elecciones fueran hoy, Jorge Yunda sería el nuevo alcalde de Quito”.

Hay por lo menos tres razones para dudar de esa narrativa.

Primero, en términos relativos, es todavía temprano para la afirmación. Aún falta “mucho” para las elecciones de febrero de 2023. Hay muchas cosas, no menores, disputando la atención de los electores: la inseguridad y la economía, pero también el mundial de fútbol que empieza a fines de noviembre.

PUBLICIDAD

Buena parte del público ni siquiera sabe todavía cuáles son los candidatos que estarán en la papeleta para votar en febrero. El ciudadano promedio no presta mucha atención a la política y esta es la primera razón para dudar: lo más probable es que los números actuales de intención de voto reflejen, en gran parte, la familiaridad con el nombre del candidato, más que la preferencia del votante.

Una encuesta de mayo de 2022 de Informe Confidencial sobre potenciales candidatos para la alcaldía de Quito mostraba que Jorge Yunda es el personaje más conocido (o, como se muestra en la figura de abajo, el menos desconocido). 

Intención de voto vs. familiaridad del candidato, según Perfiles de Opinión

Intención de voto vs. familiaridad del candidato, según Perfiles de Opinión.

Intención de voto vs. familiaridad del candidato

Intención de voto vs. familiaridad del candidato, según Market.

En esa misma encuesta de mayo, a Yunda le siguen Luisa Maldonado, Andrés Páez, Pedro Freile y Pabel Muñoz. Es decir, confirmando superficialmente la sospecha: los candidatos que mayor intención de voto reciben son en realidad los candidatos más conocidos. Jéssica Jaramillo, por ejemplo, confirma la regla al ser el personaje menos conocido, y la candidata que menos intención de voto recibe. Luz Elena Coloma, en cambio, tiene aparentemente una baja intención de voto, considerando qué tan familiar es para el electorado.

Los datos de Informe Confidencial (IC) son de mayo, mientras que los de Market y Perfiles de Opinión son de octubre. Las metodologías de las encuestadoras son diferentes y lo ideal sería comparar cifras de familiaridad con el candidato y datos de intención de voto de la misma encuesta para garantizar la consistencia del argumento. Sin embargo, creo que hay buenas razones para creer que los datos de IC son un buen indicador aproximado, y justificar su uso de esta forma. Sin campañas oficialmente en marcha, se puede asumir que las diferencias entre candidatos observadas en mayo todavía se mantienen.

Pero, como siempre, lector, tome cualquier argumento con precaución.

La segunda razón de mi escepticismo de que Yunda inevitablemente ganaría las elecciones si fueran hoy es que, dependiendo de la encuesta, entre 30% y 90% de personas dicen no haber decidido todavía su voto para alcalde.

PUBLICIDAD

 Sabemos que hay preferencias no reveladas en las encuestas pero que se manifiestan en forma de votos a la hora de votar, y muchos de quienes dicen preferir el nulo terminan votando por uno de los candidatos. En suma, en el grupo de quienes dicen no haber decidido aún su voto y quienes dicen que votarán nulo, hay muchos votos que en realidad terminarán dirigiéndose a alguno de los candidatos. 

Decir que si las elecciones fueran hoy, Yunda ganaría, equivale a asumir que los indecisos se van a distribuir en las mismas proporciones que el grupo que revela sus preferencias actualmente en las encuestas, es decir Yunda 18%, Páez 15%, etc. Si el grupo de indecisos es estadísticamente “parecido” al grupo de los decididos, ese supuesto es medianamente válido. Pero en realidad, casi siempre, el grupo de los indecisos a estas alturas es bastante diferente del grupo de los decididos. 

Los decididos son los electores cuyas preferencias están ya cristalizadas, ya sea en favor de un individuo o de una tendencia política —son el llamado “voto duro” de un candidato. Todos los demás —los indecisos— son votos que están en disputa. Los decididos, en promedio, normalmente están más enterados de la política, mientras que los indecisos no. Los decididos usualmente muestran mayor consistencia ideológica en sus opiniones, etc. Las diferencias entre ambos grupos son importantes. 

Creo que hay varias razones para pensar que cuando los indecisos decidan su voto, la “tabla de posiciones” no se va a mantener igual como la que muestran las encuestas de octubre

La tercera y última razón para dudar de que, si las elecciones fueran hoy, los resultados le dieran la victoria a Yunda, es el contexto: Yunda no es un candidato particularmente fuerte. En 2019 su victoria se produjo por una combinación del efecto de la (a veces mal llamada, siempre mal definida) “dispersión” del voto debido al número de candidatos, el número de votos nulos, y de circunstancias muy contingentes como, por ejemplo, el hecho de que la centro-derecha dividió su voto entre tres o cuatro candidatos debilitando las opciones de cualquiera de ellos. 

Por eso creo que es muy precisa la frase de Ricardo Viteri cuando dice que Yunda fue una “casualidad electoral”

Jorge Yunda alcanzó el 18% del total de votos emitidos en 2019. El 21%, que es el número más recordado, fue el porcentaje final sobre el total de votos válidos. Coincidencialmente, es el mismo 18% de intención de voto que tiene actualmente. ¿Hay razones para pensar que puede crecer? ¿Qué tipo de elector que votó por un candidato distinto en 2019 podría votar por Jorge Yunda este año? 

Respuesta: aquel que votó por Luisa Maldonado, porque ambos comparten el mismo electorado: 

Luisa Maldonado vs. Jorge Yunda

Luisa Maldonado vs. Jorge Yunda por parroquia. Elaboración del autor

Sin embargo, Luisa Maldonado también estará en la papeleta en 2023. Maldonado fue la opción correísta en 2019, y este año esa opción será Pabel Muñoz. El análisis de cómo se está dividiendo el voto correísta queda para una siguiente entrega. También creo que hay un cierto elector que votó por Paco Moncayo en 2019 y que en 2023 podría votar por Yunda (pero eso también queda para una siguiente entrega).

 No dudo que Yunda pueda crecer marginalmente. Además, con menos candidatos en esta elección que viene (serían 12, en 2019 fueron 18), el piso de los candidatos en promedio es más alto, simplemente por consecuencia matemática. Las elecciones, después de todo, se ganan en los márgenes, y estoy seguro de que cada partido de ecuavoley en cada parroquia que Yunda ha estado visitando en los últimos meses, cuenta. 

Pero, por ahora, hay otras variables que me hacen dudar de sus posibilidades.

Yunda es el candidato más conocido, pero también es el que tiene la opinión más desfavorable por parte del electorado. Echando mano una vez más de la encuesta de IC de mayo, alrededor de la mitad de las personas tiene una opinión desfavorable del ex alcalde.

Opinión desfavorable vs. familiaridad con el candidato

Opinión desfavorable vs. familiaridad con el candidato. Elaboración del autor

La combinación de la barrera estructural (es difícil que Yunda exprima muchos más votos que la última vez) y la barrera personal (mucha gente tiene una mala opinión de él) permite pensar que Yunda llegó o está muy cerca de llegar a su techo. 

Por supuesto, un escenario absolutamente posible dependiendo de cómo se desenvuelvan las cosas en la campaña, es que las disputas por el electorado entre Muñoz y Maldonado, por un lado; entre Luz Elena Coloma, Pedro Freile y Andrés Páez, por otro, y aquello que pueda acumular Jéssica Jaramillo, contribuyan para que efectivamente Jorge Yunda alcance el primer lugar con un margen muy estrecho. 

No sería la primera vez. 

Javier Rodriguez Sandoval 100x100
Javier Rodríguez Sandoval
Es candidato a PhD en Sociología por la Universidad de Wisconsin-Madison. Es analista estadístico afiliado al Institute for Research on Poverty y al Wisconsin Center for Education Research de la misma universidad.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.