El asambleísta independiente Fernando Villavicencio ha estado involucrado en una serie de conflictos en su paso por la Función Legislativa. La mayoría relacionados con otros legisladores del bloque de la Unión por la Esperanza (UNES) —el bloque correísta— de la Asamblea. 

Última Actualización: 10 noviembre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Esta es una recopilación de los principales conflictos y de qué trata cada uno.

El conflicto con Ricardo Vanegas

En agosto de 2021, el asambleísta por Pachakutik, Ricardo Vanegas, presentó una queja contra Fernando Villavicencio. 

PUBLICIDAD

Vanegas acusaba a Villavicencio, quien entonces pertenecía a la Alianza Honestidad, de una falta administrativa por emitir acusaciones en su contra que, según él, eran “ociosas, irrespetuosas y sobre todo infundadas”, y que atentaban a su “buen nombre y reputación”. 

La queja de Vanegas se fundamentaba en declaraciones que hizo Villavicencio en una sesión del pleno de la Asamblea. El 4 de agosto de 2021, Villavicencio —quien preside la Comisión de Fiscalización del Legislativo— hizo comentarios que sugerían que Ricardo Vanegas habría participado en actos de corrupción relacionados con el caso Las Torres

Debido a esas acusaciones, que Vanegas aseguraba que no tenían argumentos, el asambleísta por Pachakutik pedía que Villavicencio fuera suspendido por 30 días, conforme a la Ley Orgánica de la Función Legislativa. 

La queja fue calificada  a trámite por el Consejo de Administración Legislativa (CAL)  el 28 de agosto de 2021. Sin embargo, menos de un mes después, el 23 de septiembre, el CAL archivó la queja con 6 votos a favor.

El conflicto con Ronny Aleaga

El 8 de septiembre de 2022, el asambleísta del bloque correísta Ronny Aleaga presentó una queja contra Fernando Villavicencio, ya entonces legislador independiente. 

Aleaga pedía que Villavicencio fuera sancionado por expresar términos ofensivos en su contra. En una sesión del Pleno del 26 de junio, Villavicencio se refirió a Aleaga como parte del “cartel de narcotráfico de los tetones”. 

El legislador de la Unión por la Esperanza (UNES) aseguraba además que Villavicencio difundió información falsa sobre él tras la publicación de una fotografía en la que se le veía junto a personajes con presuntos nexos al crimen organizado; uno de ellos, Xavier Jordán, un hombre con un largo historial delictivo y quien está prófugo de la justicia ecuatoriana. 

La fotografía fue publicada por Villavicencio en su cuenta de Twitter, el 1 de junio de 2022. 

Hasta el 10 de noviembre de 2022, la queja que Aleaga presentó en la Asamblea no se había resuelto todavía. Villavicencio dice que la queja debería archivarse porque no se trató a tiempo. Sin embargo, no ha sido archivada aún.

Por otro lado, Aleaga también presentó una querella por presuntas injurias ante una Unidad Judicial de Garantías Penales en Quito. La jueza nacional Mercedes Caicedo, quien lleva el proceso, pidió a la Asamblea Nacional autorización previa para proceder con el enjuiciamiento contravencional a Villavicencio. 

PUBLICIDAD

La sesión para tratar el pedido de la jueza se desarrolló la tarde del 10 de noviembre de 2022. Sin embargo, los asambleístas votaron por no levantar la inmunidad parlamentaria de Villavicencio. 

Los únicos que votaron en contra de la moción de no levantar la inmunidad  fueron los asambleístas del bloque correísta. 

El conflicto con Fernando Cedeño

El 14 de septiembre de 2022, el asambleísta  por la coalición UNES, Fernando Cedeño presentó una denuncia en la Fiscalía contra Fernando Villavicencio por el presunto delito de tráfico de influencias. Cedeño dijo que la fiscal Diana Salazar debía investigar el caso “por el bien del país”. 

Según Cedeño, Villavicencio sería parte de una trama de corrupción relacionada a empresas farmacéuticas. El asambleísta por UNES presentó la denuncia días después de que el medio El Venezolano News, radicado en Miami, publicara un artículo en el que supuestamente se revelaban los vínculos de Villavicencio con una trama de corrupción en contratos entre el Estado y empresas farmacéuticas. 

Los detalles de la presunta trama de corrupción, se habrían conseguido, según el medio, a través de un “documento clasificado” de inteligencia. El asambleísta Fernando Cedeño, dijo que este documento era “de las investigaciones de la propia inteligencia ecuatoriana”. 

Sin embargo, el Centro de Inteligencia Estratégica (CIES) negó que el documento haya sido elaborado por ellos. En un comunicado del 14 de septiembre de 2022, el Centro dijo que dicho documento “NO ES AUTORÍA DEL CIES durante esta administración”. La institución dijo además que “interpondrá acciones legales” al respecto. 

El 16 de septiembre la Secretaría General de Comunicación (Segcom) publicó otro comunicado en el que insistió en que el CIES no redactó ese informe. El gobierno dijo que ese documento “no existe ni consta en los archivos del CIES, ni en los de algún otro organismo del Estado”. 

Fernando Villavicencio dijo que emprendería acciones penales en contra de Cedeño. El 21 de septiembre, Villavicencio presentó una denuncia penal contra Fernando Cedeño por varios presuntos delitos, incluyendo falsificación y uso doloso de documento falso, fraude procesal y violación de reserva de un documento del Centro de Inteligencia Estratégica (CIES).

El conflicto con Patricia Núñez

El 3 de octubre de 2022,  Patricia Núñez, asambleísta por la coalición Unión por la Esperanza (UNES), presentó una queja contra Fernando Villavicencio por usar expresiones ofensivas en su contra. 

Núñez presentó la queja contra Villavicencio después de que él publicara varios tuits que la legisladora consideraba ofensivos. En un tuit, el asambleísta insinuaba que Núñez se parecía físicamente a la protagonista de la novela colombiana Betty, la Fea. “Comentarios como estos caen en la violencia de género”, dijo Núñez.

En otro tuit, Villavicencio aseguraba que la legisladora quedó “como puerco” por haberse sumado a la denuncia de Fernando Cedeño, que estaba basada en un supuesto informe de inteligencia que luego fue desmentido. 

El día que Núñez presentó su denuncia, dijo que las expresiones de Villavicencio contra ella demostraban odio y dijo que el legislador era una “persona misógina”. 

Poco más de un mes después, la mañana del 10 de noviembre el Consejo de Administración Legislativa (CAL) resolvió la queja presentada por Patricia Núñez. Con cinco votos a favor y una abstención, el CAL suspendió a Villavicencio por 31 días. 

Núñez dijo que se había hecho justicia ante “una manifestación de discriminación, hostilidad, y odio”.

Por su parte, Villavicencio dijo que tomaría a la suspensión la toma como una condecoración y anunció que presentará una acción de protección.

IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.