La noticia cayó de sorpresa a todo el mundo. El 8 de agosto de 2022, el juez Banny Molina Barrezueta de la ciudad costera de Portoviejo, emitió boletas de excarcelación para Jorge Glas Espinel, ex vicepresidente, y Daniel Salcedo Bonilla, detenido y sentenciado por corrupción. Lo hizo después de que aprobó un hábeas corpus presentado por un tercero: Christian Eduardo Araujo Salgado, y que incluía a Glas y a Salcedo en el pedido.  Sin embargo, no fueron liberados por presuntas inconsistencias en las boletas de excarcelación que deben ser verificadas por el Consejo de la Judicatura. 

➜ Otras Noticias

Después de tres semanas, el 26 de agosto, un tribunal de la Corte Provincial de Manabí declaró nulo el hábeas corpus y todo lo actuado por el juez Banny Molina. Por eso, el tribunal resolvió que Glas, Salcedo y Araujo deben seguir en la cárcel. 

Además, el tribunal declaró “la existencia de error inexcusable” en las actuaciones del juez Molina y pidió que se notifique al Consejo de la Judicatura para que “se inicie el correspondiente sumario administrativo”. 

PUBLICIDAD

Con esta decisión se ratificó, una vez más, que el ex vicepresidente Jorge Glas deberá permanecer en la cárcel. El 23 de agosto un tribunal de la Corte de Justicia de Pichincha negó la apelación presentada por la defensa de Glas a la declaratoria de nulidad de otro hábeas corpus. En agosto también fueron rechazados otros dos pedidos de hábeas corpus que fueron presentados por la defensa de Glas. 

¿Por qué emitieron una boleta de excarcelación para Jorge Glas?

La sorpresiva decisión se dio tras una audiencia en un proceso de hábeas corpus presentado por Christian Eduardo Araujo Salgado. Araujo también recibió la medida que resultaría en su excarcelación. Glas y Salcedo se sumaron al pedido, que ellos no presentaron. 

Según la abogada en derechos humanos María Dolores Miño no pueden existir efectos extensivos en el hábeas corpus porque es una medida que se dicta en razón de la situación particular de una persona.

En este sentido, la situación particular de cada persona debe ser analizada “para determinar, en primer lugar, si se trata de una detención ilegal o arbitraria y que por tanto procede la libertad y dos, no se ha hecho un análisis individual de si se trata de una privaciòn libertad que atenta contra la dignidad humana”. En este segundo caso, se puede conceder un habeas corpus correctivo para quien lo pidió. 

Miño explica que Glas y Salcedo habrían comparecido a la audiencia del habeas corpus de Araujo como “terceros interesados”, una figura que permite a una persona opinar sobre el proceso que se discute, pero no incorporarse como parte procesal. “Si no, todos los abogados que tenemos un cliente preso apareceríamos en cualquier audiencia de hábeas corpus para que nos liberen a nuestro cliente”, dice Miño. Miño también dice que la resolución es un “error, un descontrol total”. 

Sin embargo, Molina hizo precisamente eso: extender los efectos del hábeas corpus a Salcedo y Glas. Su resolución declara lo que llama la “vulneración de sus derechos a la salud e integridad física (de las tres personas)”, al haberse, según Molina, “justificado sus padecimientos de salud y que los mismos no han sido y de forma especializada e integral”. 

De acuerdo a la información de la audiencia, tal como consta en el sistema de consultas de causas del Consejo de la Judicatura, Araujo tendría hipoparatiroidismo, una condición por la que el cuerpo produce niveles bajos de hormona paratiroidea, la encargada de mantener el equilibrio entre el calcio y el fósforo. 

Por su parte, Jorge Glas Espinel padecería de lo que él juez Molina llama “varias enfermedades, algunas desde temprana edad y catalogadas alguna de ellas como “catastróficas” e “incurables” tales como hipertensión arterial, espondilitis anquilosante, fibromialgias, rinitis alérgica, faringitis crónica, gastritis crónica y trastornos de ansiedad, estrés postraumático”.

Daniel Salcedo, según el juez Molina, requiere de atención médica, especializada y constante

Según el acta, el abogado Jonathan Aguinda Shiguango, quien pidió que se extienda el habeas corpus a estas dos personas, estuvo en representación de Glas durante la audiencia.

La reacción del gobierno

A través de un tuit, el presidente Guillermo Lasso cuestionó la decisión. 

“Mi gobierno no permitirá la corrupción en el Ecuador”, escribió el Presidente, y compartió un comunicado en el que se lee que interpondrán los recursos legales correspondientes y que “no tomarán ninguna decisión de excarcelación que atente contra el ordenamiento jurídico y contribuya a la anarquía judicial a la que intentan llevarnos algunos jueces”. Es decir, el gobierno (y particularmente el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores, SNAI) no acatará la orden judicial que considera espuria. No acatar una orden judicial puede significar un proceso penal por desacato.  

PUBLICIDAD

El comunicado critica al juez Molina por incluir a Glas y a Salcedo en la resolución, cuando ellos no presentaron la acción. También cuestiona que la audiencia se haya desarrollado sin presencia de representantes de la Procuraduría General del Estado y del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI).

Glas seguirá en la cárcel

La noche del 9 de agosto de 2022, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad (SNAI) anunció que encontró varias inconsistencias en las boletas de excarcelación de Christian Araujo, Jorge Glas y Daniel Salcedo. Las boletas habrían sido emitidas el 5 de agosto por el juez Banny Molina

Según el SNAI, el “formato, sellos y demás características [de las boletas de excarcelación] difieren completamente del documento inicialmente emitido” por Molina.

Debido a esas inconsistencias, el SNAI dijo que presentó un “Incidente de Cumplimiento ante la Función Judicial” para corroborar que los documentos sean válidos. 

Hasta que el Consejo de la Judicatura no certifique esa validez, el SNAI no podrá cumplir con la orden de excarcelación y el exvicepresidente Jorge Glas, Daniel Salcedo, y Christian Araujo seguirán detenidos.

Un recurso de apelación

El 10 de agosto, el SNAI interpuso un recurso de apelación y nulidad de la sentencia con la que el juez Banny Molina intentó devolver la libertad a Christian Araujo, Jorge Glas y Daniel Salcedo. 

En un comunicado oficial, el SNAI dijo que con el recurso presentado se busca “inadmitir la acción de hábeas corpus” que Molina le concedió a Araujo y cuyo beneficio le extendió también a Glas y Salcedo. La acción fue interpuesta tan solo un día después de que el Servicio anunciara que no se liberaría a ninguno de los tres hombres hasta que el Consejo de la Judicatura no verificara sus boletas de excarcelación. 

liberar a Glas

Comunicado del SNAI.

El SNAI también anunció que le pidió a la Corte Provincial de Manabí que presente al área disciplinaria del Consejo de la Judicatura “todos los vicios e irregularidades encontrados a lo largo del proceso”. El Servicio no especificó cuáles serían estos presuntos vicios o irregularidades, pero explicó que con el proceso se busca que las autoridades declaren “el dolo, manifiesta negligencia o error inexcusable” y sancionen al juez Molina.  

Eduardo Varas 100x100
Eduardo Varas
Periodista y escritor. Autor de dos libros de cuentos y de dos novelas. Uno de los 25 secretos mejor guardados de América Latina según la FIL de Guadalajara. En 2021 ganó el premio de novela corta Miguel Donoso Pareja, que entrega la FIL de Guayaquil.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR