La mañana de hoy, 16 de diciembre de 2020, Daniel Salcedo, Jocelyn Mieles, y Franklin Lara fueron sentenciados a cuatro años de prisión. Se les acusa por el delito de fraude procesal. Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), el fraude procesal se comete cuando una persona, antes o durante un proceso penal, oculta pruebas o cambia el estado de las cosas, lugares o personas. 

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

La Fiscalía anunció además que Salcedo, Mieles y Lara tendrán que pagar cuatro mil dólares cada uno como multa. Los tres eran investigados por el presunto engaño a las autoridades judiciales durante su intento de fuga al Perú. Salcedo estaba cumpliendo prisión preventiva en la cárcel 4 de Quito. Mieles y Lara, en cambio, cumplían con  las medidas cautelares de arresto domiciliario, prohibición de salida del país, y presentación periódica ante la autoridad. Los sentenciados aún pueden apelar la decisión del tribunal, por lo que no irán a prisión de inmediato.

En este caso también estaba implicado, Alfredo Adum, político —fue ministro de Energía en el gobierno de Abdalá Bucaram— y empresario ecuatoriano. Sin embargo, el juicio contra Adum está suspendido hasta que “se emita un peritaje médico por enfermedad”.

En junio, Salcedo y Mieles intentaron huir del país en una avioneta que pertenecía a Adum, pero se accidentaron en la ciudad peruana de Tumbes en Perú, a treinta kilómetros de  la frontera con Ecuador. El accidente dejó un muerto, y Mieles y Salcedo resultaron heridos. Franklin Lara, por otro lado, era el piloto que manejaba la avioneta cuando se accidentó y estuvo prófugo durante varios meses. Fue detenido el 22 de septiembre. 

PUBLICIDAD

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

De acuerdo a la entonces Ministra de Gobierno, María Paula Romo, cuando la avioneta se accidentó, Salcedo ya había sido relacionado “a la investigación penal a proveedores y directivos de hospitales públicos”, y estaba huyendo. Salcedo es uno de los principales sospechosos en la trama de corrupción que la Fiscalía General del Estado investiga dentro de los hospitales del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social del país.

Tras el accidente, Salcedo estuvo internado en el Hospital Abel Gilbert de Guayaquil. El 19 de junio, la jueza Mónica Caicedo, dictó prisión preventiva en su contra y además le prohibió la salida del país. Ese mismo día, la jueza también dictó medidas contra Jocelyn Mieles, la pareja de Salcedo. A ella, se le ordenó el uso de grillete electrónico y la prohibición de salida del país. 

Después de casi dos meses en el hospital, la mañana del 28 de julio, Daniel Salcedo Bonilla, recibió el alta médica. Ese mismo día, la junta multidisciplinaria del Abel Gilbert pidió que se alistara el operativo para trasladarlo a Quito. Desde el 28 de julio, Salcedo cumplía con la medida de prisión preventiva en su contra, en la cárcel de El Inca, pero fue trasladado a la cárcel 4, en noviembre.

|Para leer más sobre la economía del Ecuador, haz clic aquí|

El 4 de agosto de 2020, Daniel Salcedo rindió su versión sobre el caso de lavado de activos en los hospitales del IESS por el que es investigado desde junio. Sin embargo, por ese caso en específico, Salcedo aún no recibe una sentencia.