En un comunicado de prensa, el Ministerio de Educación dijo que el gobierno del Ecuador, en conjunto con los Cascos Azules del Ecuador, policías formados por las misiones de paz de las Naciones Unidas, crearon el primer punto de paz en el que se va a acoger a las madres de familia con sus hijos y mujeres embarazadas.  En este punto, se les ofrecerán los siguiente servicios:

  • Salud
  • Educación
  • Cuidado, y 
  • Descanso

Este punto está en el Colegio Manuela Cañizares, en la avenida 6 de Diciembre y Mariscal Foch, cerca de los lugares de acogida en los que se encuentran los grupos indígenas.

La tarde y noche del 22 de junio de 2022, en redes sociales se vio que las personas que viven cerca de la avenida 12 de Octubre —por la Universidad Politécnica Salesiana y Pontificia Universidad Católica— denunciaron enfrentamientos entre la Policía y los manifestantes, zona que era considerada como de paz.

La académica Mercedes Mafla dijo en un tuit que “quienes vivimos en el barrio de las universidades estamos aprendiendo lo que se siente vivir en una zona de guerra: disparos, gritos, humo, miedo”.

¿Qué más ha pasado?

El 23 de junio de 2022 amaneció el décimo primer día de paro nacional. Durante dos semanas el terror, la violencia, la muerte, el vandalismo, los saqueos,  la quema de llantas y edificios han sido una variable cotidiana con la que los ecuatorianos han tenido que aprender a lidiar. Frente a estos hechos y la imposibilidad de llegar un acuerdo entre la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador y el gobierno de Guillermo Lasso, la Confederación Episcopal Ecuatoriana pidió a ambas partes una tregua.

En una rueda de prensa su presidente, monseñor Luis Cabrera, acompañado por las máximas autoridades de la Confederación Episcopal, hizo un llamado a la paz y ratificó el llamado a que ambas partes, “deponiendo cualquier posición extrema, se sienten a dialogar”. 

Cabrera reconoció que Ecuador vive varias crisis —económica, de educación, de vivienda, social, de salud. La clase política, afirmó, ha olvidado las necesidades del pueblo. Todas estas crisis, dijo, “nos enfrenta a buscar una solución realista, valiente y creativa para que se beneficie con las mejores soluciones a todos los pueblos y nacionalidades de nuestro país en especial a las grandes mayorías empobrecidas y excluidas de la sociedad”.

Monseñor Cabrera también enfatizó que “el diálogo es el camino más inteligente y fraterno”. Este debe ser el sendero por el que transite tanto el gobierno como los diversos movimientos indígenas y sociales. Recordó a ambos actores políticos que la gran mayoría de los ecuatorianos desean y quieren paz.

Cabrera explicó que una vez que ambas partes acepten la tregua que propone tendrán que cumplir los siguientes compromisos, que serán acompañados por veedores y garantes nacionales e internacionales:

  1. Apoyar los canales de diálogo directo entre el gobierno y el movimiento indígena.
  2. Suspender los actos de violencia de ambas partes.
  3. Crear zonas libres de conflicto donde se garantice la paz en:
  • parque El Arbolito
  • Universidades que son centros de acogida 
  • Casa de la Cultura
  • Asamblea Nacional 
  • Plaza Grande

Una vez que la tregua comience, se garantizará el paso de alimentos en todo el país, mientras se dialoga. También, deberán garantizar el acceso a los servicios básicos y de salud.

Captura De Pantalla 2021 04 08 A Las 18.43.57 E1663876942101 150x150
Liz Briceño Pazmiño
Periodista. Ex reportera de GK. Ha publicado en El Mundo (España) y Axios(EE.UU). Es becaria del International Center for Journalists (ICFJ). Máster en Producción, Edición y Nuevas Tecnologías Periodísticas. Cubre migración, derechos humanos y economía.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR