Los incidentes en las cárceles se han convertido no solo en noticias diarias, sino en un reflejo del fracasado sistema de rehabilitación en el país, abandonado a la precariedad y a las redes de delincuencia organizada. Solo en este fin de semana, del 23 al 25 de abril de 2022, hubo al menos tres incidentes en cárceles del país.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

La situación se ha intensificado desde las decenas de detenciones de bandas delictivas como Los Lobos, Los Chone Killers y Los Tiguerones ante la liberación de líderes enemigos, como Junior Roldán, alias JR, segundo al mando de Los Choneros. 

PUBLICIDAD

Aquí te enlistamos los hechos que han confluido en la profunda crisis carcelaria, social y de seguridad que vive el país: 

Explosivos en la cárcel regional 8

En la cárcel regional, donde está confinado alias Fito y donde estuvo alias JR, que cumplirá arresto domiciliario, se han reportado tres explosiones en lo que va del año. 

La primera ocurrió en marzo de 2022, donde tres personas resultaron heridas. 

La segunda fue pasadas las nueve de la noche del sábado 23 de abril de 2022, un día después que se anunciara el dictamen favorable en el que el juez Pedro Moreira —ahora cesado por el Consejo de la Judicatura— otorgó un hábeas corpus parcial a JR y dispuso su traslado domiciliario. Se dio horas después de que presuntos miembros de Los Tiguerones, incluido el futbolista Gabriel Cortez y tres policías en servicio activo, fueran trasladados tras haber sido detenidos entre Manabí, Esmeraldas y Guayaquil. 

La detonación ocurrió a las nueve y quince de la noche, en el parqueadero externo del Centro de Privación de Libertad Regional Zonal 8, como se conoce formalmente a la cárcel regional, ubicada en la vía a Daule, kilómetro 16,5.

Una cámara de videovigilancia grabó a un hombre —vestido con una camiseta y pantaloneta blancas—, que llegó a una furgoneta, propiedad de un agente de seguridad penitenciaria, y colocó una funda blanca en la parte inferior del carro. Después, se retiró. 

En pocos segundos, el artefacto explotó, vulnerando la estructura delantera del vehículo.

Hoy, 25 de abril, el país amaneció con otra noticia: un coche bomba explotó frente a la misma cárcel. Muy temprano, por la mañana, GK conoció sobre el atentado, que fue confirmado por la Policía Nacional, aunque la institución había dicho que ocurrió frente a la cárcel de máxima seguridad, conocida como la Roca. Horas después, la Policía corrigió la información y corroboró que sucedió en la misma prisión en la que se encuentra alias Fito. 

Visitas retenidas en la cárcel de Esmeraldas en protesta pacífica 

Eran las 12 del 24 de abril de 2022 y en la cárcel de Esmeraldas —liderada por la banda Los Tiguerones— las visitas habían ingresado pasadas las nueve de la mañana. 

Ahí, con micrófono en mano, un preso, identificado como miembro de esa organización delincuencial, anunció en el patio central de esa prisión: “Este es un comunicado de parte de Los Tiguerones hacia las autoridades y hacia la policía nacional que nos está haciendo la persecución en las calles y dentro de las cárceles. La persecución es solo para nosotros. Quieren trasladarnos, amedrentarnos y alejarnos de nuestras familias cuando estamos en paz, en armonía”, dijo el hombre. 

Con esas palabras, él dijo que no permitirían la salida de los familiares en visita —al menos 270 personas— como acto de protesta pacífica hasta que Pablo Ramírez, director del Servicio Nacional de Atención Integral para Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) “los atendiera”. 

Durante casi cuatro horas, las familias permanecieron allí, en calma, junto a sus seres queridos, según le dijo a GK una persona presa en esa cárcel. También hubo alertas de dos personas privadas de la libertad que amenazaron con detonar tacos de dinamita sobre sus cuerpos si se concretaba el traslado de personas presas de Esmeraldas a Guayaquil. 

El hombre preso que lideró la protesta cuestionó al ministro del Interior, Patricio Carrillo, y también a Claudia Garzón, la delegada de la Comisión de Pacificación Penitenciaria, encargada de la inteligencia con líderes delictivos, de haber recibido dinero por parte de otras bandas. 

“Quieren movernos para que los de alias JR se queden con esta cárcel, ¿por qué quieren trasladar a todos nuestros líderes a La Roca?, ¿por qué se meten en la “guerra de bandas”, como ustedes le dicen? Ustedes son la ley, la autoridad, tienen que ser equitativos”, cuestionó en medio del patio, donde decenas de personas presas lo escuchaban. Ni Ramírez ni Garzón se han referido a  lo dicho por el hombre. 

No hubo detonaciones, tampoco disparos. Horas después, llegó el coronel Javier Buitrón, que dialogó con los internos. Desde las tres de la tarde, las familias comenzaron a salir de la cárcel. 

Desde la detención de al menos 18 presuntos miembros de Los Tiguerones, en la cárcel de Esmeraldas hay tensión. El viernes 23 de abril, un amplio contingente de policías ingresó a esa prisión desde las diez de la mañana. Tras el impacto de bombas lacrimógenas y perdigones, 12 presos resultaron heridos.

El coronel Buitrón dijo, por la mañana, que habían entrado para concretar el traslado de cinco personas presas a La Roca. Sin embargo, por la noche, el SNAI dijo a GK que no hubo ningún traslado y que solo se los trasladó a la Unidad de Flagrancia con fines investigativos. 

Lo que sí conoció GK es que al menos 40 personas presas, de la Penitenciaría del Litoral y la cárcel de Esmeraldas, fueron trasladados a la cárcel de Latacunga, aunque se desconoce quiénes son. 

El polémico traslado de Gabriel Cortez 

En la fotografía aparecen al menos nueve personas y en el centro: Gabriel Cortez, el goleador del Barcelona guayaquileño que permanecerá en prisión preventiva durante 90 días por su presunta vinculación y participación en los sicariatos ejecutados por Los Tiguerones. 

Ese será el tiempo que durará la instrucción fiscal, en la que se tendrán que recabar los elementos probatorios en torno al caso. 

Ellos, mostrando el puño y sonriendo, aparecen en una de las celdas del pabellón 8 de la Penitenciaría del Litoral, a donde fue trasladado el deportista la madrugada del domingo 24 de abril. Ese pabellón es liderado por Los Tiguerones. 

Desde su detención, el 23 de abril, los rumores de su traslado crecían, incluso su familia, preocupada, pidió que no lo llevaran a “La Peni”, pues un cuñado de Cortez habría sido asesinado en la cuarta masacre carcelaria de noviembre de 2021.

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.