“Las 12 semanas es un plazo realmente en exceso”, dijo el presidente Guillermo Lasso sobre el plazo establecido en su veto parcial a la ley de interrupción voluntaria del embarazo en casos de violación. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

En el veto parcial, el presidente Lasso unificó el plazo para la interrupción del embarazo en 12 semanas para todas las niñas, adolescentes y mujeres. 

PUBLICIDAD

El presidente Lasso hizo las declaraciones sobre los plazos del aborto la mañana de hoy, 22 de marzo de 2022, en una entrevista en Carondelet. El Presidente dijo que antes de expedir el veto “por un mes” estudió el aborto en casos de violación e hizo consultas a científicos y médicos. Ahí, dijo, conoció que se puede detectar un embarazo 5 días después del acto sexual. 

Esa fue su justificación para decir que era excesivo el plazo de 12 semanas —que constaba en la ley aprobada por la Asamblea Nacional para las mujeres de las zonas urbanas mayores a 18 años. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Ese texto decía que el plazo era de 18 semanas para las niñas y adolescentes menores de 18 años, mujeres de la ruralidad, pueblos y nacionalidades. Con el veto parcial del presidente Lasso, los plazos se unificaron en 12 semanas. La única excepción es para las personas con discapacidad.

En la entrevista, Lasso dijo que “en una situación normal” —refiriéndose a las mujeres que no han sido violadas— una mujer “no se está preguntando si estoy o no estoy embarazada” y se hace exámenes después de tener relaciones sexuales, sino que se fija en sus periodos menstruales. En cambio, dijo que “en el caso de una violación existe la posibilidad de que una persona violentada pueda hacerse un examen médico a los 5 días del acto de violación y usted ya puede conocer si se ha producido un embarazo”. 

El presidente Lasso recordó su posición personal y dijo que él no estaba de acuerdo con la interrupción del embarazo en ningún caso porque defiende “la vida desde la concepción hasta la muerte natural”. Por eso aseguró que como no estaba de acuerdo con el aborto, “lo único que hice es igualar los plazos y no mover esas 12 semanas que decidió la Asamblea”

¿Qué dicen los expertos?

El doctor Esteban Ortiz, quien ha hecho un amplio estudio sobre el aborto en Ecuador y que intervino en el debate del proyecto de ley en la Asamblea, dice que el presidente Lasso “habla desde su privilegio”

Ortiz dice que los embarazos toman semanas en ser detectados incluso en personas que tienen una relación estable, que desean tener hijos y hasta en parejas en las que los dos son médicos. En entre el 25 y 30% de los casos, las mujeres siguen teniendo períodos regulares en el primer trimestre de su embarazo. “Detectar un embarazo puede tomar mucho más de 5 semanas”, explica Ortiz. 

La abogada Soledad Angus dijo hoy en una entrevista con GK que le gustaría saber quiénes fueron los doctores y científicos a los que Lasso consultó. Según Angus, el veto presidencial “deja por fuera valiosos criterios técnicos que se presentaron en la Asamblea” como el de Ortiz. 

Según el doctor Ortiz, los embarazos son todavía más difíciles de notar en casos en los que una niña fue violada, vive en zonas rurales y que tiene a su violador en la misma casa. 

En esos casos, dice Ortiz, esa niña no tendrá acceso a pruebas de detección temprana de embarazo, ni a un doctor. Además, dice que muchas de esas niñas no han menstruado todavía y que por eso no podrían darse cuenta de un embarazo por la falta de periodos regulares.  

La abogada Angus dice que le llama la atención que ningún representante del gobierno participó en los debates del proyecto de ley ante la Comisión de Justicia de la Asamblea —que hizo los informes para los debates— ni ante el pleno. 

Angus dice que ahí intervinieron médicos y expertos que hablaron sobre la necesidad de tener plazos más largos a los que el presidente Lasso o representantes del gobierno podían haber cuestionado, pero no lo hicieron en ese momento. “Se guardó todas sus objeciones para abusar de su facultad de colegislador y mandar abajo un proceso deliberativo de más de 10 meses”, dijo Angus.

Lo que dijo el presidente Lasso en la entrevista de hoy, “son declaraciones poco empáticas con la realidad nacional”, según Ortiz. Además, Ortiz dice que el plazo de 5 días después del acto sexual es “totalmente incorrecto, a menos de que te hagas una prueba de detección hormona que te puede costar entre 1o y 50 dólares”. 

Ortiz explica que en esa etapa tan temprana del embarazo la única forma de confirmarlo es con técnicas hormonales que no se hacen ni en las ciudades más grandes del país. “Esto es irreal, una cosa es la teoría y otra cosa es la práctica”, dice Ortiz sobre el argumento de que 5 días después del acto sexual es un plazo apropiado para detectar un embarazo.

Según el doctor Ortiz, “la gran mayoría de los embarazos se detectan pasadas las 8 semanas”, cuando al menos ha pasado un periodo de no menstruar de entre 6 a 8 semanas. Ese promedio aclara Ortiz, es para personas que han tenido acceso a educación sexual. Para quienes no lo han hecho, es mucho más difícil. 

Esteban Ortiz dice que el presidente Lasso “tiene que aterrizar en la realidad local” y visitar las comunidades en las que las personas no tienen acceso a toallas sanitarias y “donde obtener una prueba rápida de embarazo es impensable”. Especialmente, añade, cuando esas personas no tienen dinero y son dependientes del violador. En esos casos, dice, “es sumamente improbable que se detecte tan temprano el embarazo”. 


 Originalmente este texto decía que para detectar el embarazo a los 5 días era necesaria una prueba molecular que cuesta 100 dólares. El doctor Esteban Ortiz se corrigió: es necesaria una prueba hormonal que cuesta entre 10 y 50 dólares. Se ha corregido esa imprecisión. 

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.