Julian Assange, el huésped más famoso de la Embajada de Ecuador en Reino Unido, durante siete años, es un programador y periodista australiano de 50 años.  Fundó el sitio web Wikileaks, la organización de filtraciones más famosa del mundo, por haber revelado miles de documentos clasificados en 2010 y 2011.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

En 2012, el gobierno de Rafael Correa decidió darle asilo a Julian Assange que era entonces requerido por haber cometido dos delitos sexuales en Suecia, dos años antes. La investigación fue cerrada en 2017, pero se reanudó en mayo de 2019. Por ese delito Assange podía haber sido extraditado a Suecia. Su mayor temor, en ese momento, era que ese país le extraditara a Estados Unidos, donde podía ser enjuiciado por las filtraciones de documentos clasificados.

PUBLICIDAD

Ese temor parece hoy real, pues este 10 de diciembre, Reino Unido aprobó la extradición de Assange a Estados Unidos. El gobierno estadounidense acusa a Assange de haber conspirado con el ex analista militar Chelsea Manning para descargar bases de datos clasificadas, en una de las “mayores exposiciones de información clasificada de la historia de los Estados Unidos”, según el Departamento de Estado.

Estados Unidos afirma que las filtraciones violaron la ley y pusieron en peligro vidas. Las filtraciones que Assange hizo incluían cables del Departamento de Estado, información sobre las guerras en Afganistán e Irak, e incluso el video del asesinato de varios civiles cometido por un helicóptero artillado estadounidense.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

La pena que el hacker australiano podría enfrentar en ese país es de hasta 175 años de cárcel, aunque el gobierno de Estados Unidos dijo que era más probable que la sentencia fuera de entre cuatro y seis años por 18 delitos de espionaje e intrusión informática. 

Amnistía Internacional, organización dedicada a defender los derechos humanos en todo el humano, dijo hoy en un tuit que la extradición de Assange podría conllevar la violación de sus derechos como malos tratos y torturas en Estados Unidos. 

¿Cuál es el vínculo entre Assange y Ecuador?

Cuando, en 2012, la justicia sueca buscaba a Assange por la comisión de dos presuntos delitos sexuales, Ecuador le ofreció asilo en Londres. El gobierno ecuatoriano, en ese entonces liderado por Rafael Correa, consideraba al menos once razones por las que debía ofrecer asilo al australiano. Entre ellas que Assange era considerado un profesional de la comunicación “cuya trayectoria como luchador por la libertad de expresión, de prensa y los derechos humanos está avalada por galardones internacionales” o que Ecuador consideraba que “los países afectados pueden tomar represalias en detrimento de la seguridad, integridad y vida de Assange”.

En agosto de 2012, tras varios meses de estar asilado en la Embajada de Londres, Assange declaró ante los medios: “Una valiente nación latinoamericana se impuso por la justicia”, dijo Assange. “Tengo una deuda con los funcionarios de la embajada cuyas familias viven en Londres y me han demostrado hospitalidad y amabilidad a pesar de las amenazas que recibieron”, dijo.

Durante siete años, Assange estuvo hospedado en la Embajada hasta que en abril de 2019, el gobierno de Lenín Moreno decidió retirarle el asilo

Jaime Marchán, embajador de Ecuador en Londres en ese momento dijo a Teleamazonas que, el 11 de abril de 2019, minutos antes de la salida de Assange, le leyó en voz alta la terminación del asilo y que a pesar de que estaba advertido, le tomó por sorpresa el anuncio. 

Assange fue escoltado por la policía diplomática ecuatoriana hasta la puerta, y allí lo recibieron sus pares británicos. 

Un poco antes, el 29 de enero de 2019, los abogados de Julian Assange solicitaron habían solicitado cautelares por  la existencia de un riesgo potencial para su cliente. En el pedido se solicitó a Ecuador garantice la privacidad de Assange de intromisiones ilegítimas, como grabación en lugares privados dentro de la embajada y atentados contra su honor, en concreto de espionaje dentro de la misión diplomática contra él y sus abogados. 

Los videos del espionaje a Assange lo mostraban elevando los brazos como dando golpes a un saco de boxeo, andando en patineta en los pasillos y usando ropa deportiva. Las medidas fueron revocadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos porque no cumplía con los requisitos de gravedad y daño irreparable. Según el artículo 25 del Reglamento de la CIDH, las medidas cautelares proceden en “situaciones de gravedad y urgencia que presenten un riesgo de daño irreparable a las personas”. 

Un día antes de su detención. María Paula Romo, entonces ministra de Gobierno, dijo que Assange tenía comportamientos “aberrantes” en la embajada. Romo dijo que el gobierno de Correa “toleraron cosas como que el señor Assange ponga heces fecales en las paredes de la embajada, y otro tipo de comportamiento de esta naturaleza que está largamente alejado del respeto mínimo que un huésped puede tener en un país que lo ha recogido, que lo ha acogido de manera generosa”.

El arresto ocurrió después de que el embajador de Ecuador en Reino Unido notificara la decisión de dar por terminado el asilo diplomático por haber incumplido el protocolo especial de convivencia de la embajada ecuatoriana en Londres, que le fue impuesto en 2018. 

El entonces presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dijo que las razones de la expulsión de Assange también fueron la conducta irrespetuosa y agresiva, las declaraciones descorteses y la “trasgresión de los convenios internacionales”, además una “amenaza de Wikileaks al gobierno del Ecuador”. Moreno dijo el 11 de  abril de 2019 que eso ha llevado a una situación “en que el asilo del señor Assange es insostenible e inviable”.

Assange fue arrestado, inicialmente, por haber roto las condiciones de su libertad bajo fianza en 2012, cuando se asiló en la embajada ecuatoriana. Por ese cargo, fue condenado en el Reino Unido el 11 de abril de 2019. Tras su salida de la Embajada ecuatoriana, Assange fue condenado a 50 semanas de prisión en Reino Unido por violar las condiciones de su libertad provisional. 

Luego de la detención, el Departamento de Estado de los Estados Unidos confirmó que había pedido la extradición de Assange. La extradición fue negada el 4 de enero de 2021, por la jueza del Tribunal Penal Central de Londres, Vanessa Baraitser, porque consideró que existía el alto riesgo de que Assange se suicide

El 19 de noviembre de 2019, la fiscalía sueca anunció que archivaba una investigación contra Assange por el supuesto delito de violación sexual. La decisión responde a que “no hay las suficientes pruebas” para formalizarla,  dijo una funcionaria de la fiscalía de Suecia.

¿Por qué Assange tenía nacionalidad ecuatoriana?

En un intento del gobierno ecuatoriano de resolver la incómoda situación que, con los años, se había ahondado en la Embajada de Ecuador en Londres, entre Assange y los funcionarios ecuatorianos, el gobierno de Lenín Moreno pretendió otorgarle la nacionalidad ecuatoriana para convertirlo en diplomático.

María Fernanda Espinosa, entonces Canciller del gobierno de Moreno, anunció en enero de 2018, que Assange había obtenido la nacionalidad ecuatoriana. Ésta había sido solicitada por Assange cuatro meses antes, en septiembre de 2017. La idea de Espinosa fue concederle la nacionalidad ecuatoriana para luego nombrarlo diplomático, primero en Londres, luego en Moscú. 

Su plan  fracasó porque Assange estaba dentro de la embajada ecuatoriana en territorio británico. La embajada aunque no es, técnicamente, territorio ecuatoriano, es un sitio regulado por leyes especiales: en ella no tiene potestad alguna el Reino Unido, sino que —para todos los propósitos prácticos— la ley que rige, la soberanía que se ejerce, es del Ecuador. Para trasladarse a cualquier otro país —incluído Rusia— Assange tendría que haber salido de la embajada y circular por territorio británico. Al hacer eso, habría sido detenido.

En julio de este año, ya con Assange en manos de la justicia británica, la justicia ecuatoriana resolvió retirarle la nacionalidad que habría sido entregada con irregularidades. 

Un tribunal de Pichincha decidió aceptar la «demanda de lesividad» interpuesta por la Cancillería ecuatoriana, que argumentaba que hubo una serie de irregularidades e incumplimiento de requisitos legales durante el proceso de naturalización de Assange. 

¿Cómo fue la vida de Assange antes de asilarse en la Embajada de Ecuador?

Según la enciclopedia en línea Britannica, cuando Assange era niño, su familia se cambiaba de residencia muy seguido. Por lo que él asistió a la educación regular y también recibió educación en casa. Desde adolescente mostró su talento con el manejo de las computadoras, por eso era conocido como “Mendax”. Estudió Física en la Universidad de Melbourne, en Australia, luego trabajó en una empresa de seguridad informática. Assange tiene un hijo llamado Daniel, del que se hizo cargo hasta que el niño tuvo 14 años. También tuvo otros dos hijos con Stella Morris, una de sus abogadas. 

Antes de crear Wikileaks en 2006, fue hacker y programador. Además es experto en varios lenguajes de programación. 

Mayuri Castro
Periodista de GK. Cubre educación, migración interna y los derechos de las mujeres. En 2021 ganó la Mención de Honor en Acceso a la Salud del Premio Roche por el reportaje El consuelo de un país en crisis recae en sus estudiantes de psicología. Fue parte del equipo de Mongabay Latam y GK nominado al premio Gabo 2021 en la categoría texto con el especial Mujeres en la Amazonía: lideresas indígenas que están cambiando el rumbo de sus comunidades.