(Ecuador, 1985). Periodista y correctora de estilo. La agricultura, el reciclaje, los viajes, la experimentación en la cocina y la búsqueda de una vida sencilla forman parte de su día a día.

Zapotillo florece con sus guayacanes

El espectáculo de millones de flores amarillas cubriendo bosques enteros en el sur del Ecuador revitaliza las economías de tres pequeñas parroquias de la provincia de Loja que triplican sus “ocupantes” en una semana. Los desafíos son evitar los males del turismo masivo, lograr informar mejor a los visitantes y preservar el entorno.

|jueves 22 de febrero de 2018 09:56|

Ver, sentir y probar chocolate en Quito

La primerísima sensación es el contacto de los dientes con una capa delgada de chocolate. Se rompe y el relleno del bombón se riega dentro de la boca y se mezcla con esos pedacitos de cubierta que alcanzan el paladar. No es un relleno tradicional —licor, pasas, maní— sino frutal, fresco, nuevo. Los cartelitos que los describen muestran su contenido: maracuyá, naranjilla, rosas, guayaba, cedrón, ishpingo. Su sabor revela que fueron elaborados con altísima delicadeza y su orden y disposición en una vitrina muestran esa misma dedicación. Los chocolates y bombones de Chez Tiff parecen más perlas y piedras preciosas

|jueves 5 de noviembre de 2015 06:48|

Un viaje al medioevo

La explicación parecía un juego de castillos de naipes: si quieres demostrar tu poder construye una torre más alta que las demás, y si esto no es suficiente, tumba la torre de tu vecino. Pero la explicación era real, y había sucedido en las ciudades y pueblos de la Italia medieval, como San Gimignano. A diferencia de otros lugares de Italia, este no es conocido por su arquitectura religiosa —aunque tiene una veintena de antiguas iglesias—, tampoco por sus palacios —aunque hay un par de decenas—, ni por sus museos —aunque hay uno célebre sobre la tortura—. San Gimigniano se

|viernes 18 de septiembre de 2015 13:31|

Las espaldas de Venecia

Subí la torre de San Giorgio Maggiore con una promesa: tener la mejor vista de Venecia. Y fue verdad. Desde ahí se veían la visitada basílica de San Marcos, el campanario y el Palacio Ducal. Pero a setenta y cinco metros de altura no solo hay paisajes panorámicos sino que se toma consciencia de otras cosas: el Gran Canal —por el que uno cree, se conoce toda Venecia— es solo uno de los más de ciento cincuenta de esta ciudad, y su centro histórico, la zona más turística, es apenas un grupo de las 118 islas que forman este pedazo

|martes 18 de agosto de 2015 20:50|

Los [otros] habitantes del Duomo

PUBLICIDAD

Alguien me veía. Y no era sólo un par de ojos, eran muchos más. Lo sentí apenas salí de la oscura escalera de ciento setenta peldaños por la que había subido. El reflejo del sol sobre el blanco del mármol me cegó por unos segundos, pero enseguida comprendí que no estábamos solos. Allí, a más de cuarenta metros de altura, en las terrazas del Duomo de Milán, habitaba otra multitud que no era de turistas. Las miradas provenían de los canales de agua, las torres y los arcos. No había dónde esconderse. Y no eran solo ojos, eran manos, narices,

|martes 14 de julio de 2015 18:16|

Iguazú bajo la luna

Unos dicen que fue un dios celoso que, enfurecido, creó las cataratas para matar a su amada y su amante, que huían en una canoa. Otros, que una monstruosa serpiente partió el río con su furia para atrapar al joven que raptó a la chica que debían sacrificar en su honor arrojándola a las aguas. Pero todas las leyendas coinciden en que el origen de las cataratas se debió a Naipú, una bella muchacha que prefirió el amor de un mortal al de los dioses. El relato llega como un susurro que el viento roba a una guía. Ella conduce

|miércoles 22 de abril de 2015 06:00|

En Bolivia está la Isla del Sol

El soroche no es un mito: a 3.800 metros, el día debe empezarse con calma. Mientras el mate de coca caliente aplaca ese extraño malestar de mareo, jaqueca, taquicardia y fatiga, dan las seis de la mañana y el sol ilumina Copacabana. No es la famosa playa de Río de Janeiro -con sus restaurantes, altos edificios y trajes de baño-, es una ensenada boliviana en la cima de las montañas con el mismo nombre. La rodean casas -con tejas- y construcciones de pocos pisos. Su playa, a orillas del lago Titicaca, es una de las más altas del mundo, y

|jueves 19 de marzo de 2015 01:15|