En los últimos días de diciembre de 2022, Ecuador anunció el cierre técnico de un tratado de libre comercio con Costa Rica que se firmará oficialmente en las próximas semanas. Según el gobierno, este acuerdo comercial entre los dos países incrementará en 2,9 millones de dólares las exportaciones que Ecuador hace al país centroamericano. Este no es el único acuerdo de este tipo que Ecuador está buscando conseguir. Aquí te explicamos qué es un tratado de libre comercio o TLC y cuáles tiene el país. 

Última Actualización: 3 enero, 2023
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

¿Qué es un TLC?

Un tratado de libre comercio es un pacto entre dos o más países para reducir las barreras para exportaciones e importaciones entre ellos, según Investopedia, una enciclopedia digital sobre términos económicos y de inversión. Bajo una política de libre comercio, los bienes y servicios pueden ser comprados y vendidos a través de las fronteras con aranceles y prohibiciones gubernamentales mínimas o nulos para facilitar su intercambio. Es decir, es una forma para expandir los mercados a los que llegan esos bienes o servicios.  

El analista económico Víctor Hugo Albán dice que los TLC permiten que los productos se exporten sin ningún tipo de trabas. Por ejemplo, Albán dice que el camarón ecuatoriano es de mejor calidad que el de algunos países. Por eso, para proteger la producción nacional dentro de esos países le ponen aranceles a los camarones ecuatorianos. Con un TLC, esos aranceles se eliminarían y permitirían que el producto ecuatoriano sea más competitivo. Sin embargo, hay preocupaciones de que ese tipo de modificaciones terminen perjudicando a la producción nacional de ciertos productos del país que importa. 

Los temas incluídos en los TLC han ido cambiando. Luis Naranjo, gerente económico de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), dice que en un principio solo incluían temas comerciales. Pero en la actualidad, los denominados acuerdos comerciales ampliados o de nueva generación “tienen más campos de acción y magnitud”. Incluyen puntos sobre inversiones, equidad de género, comercio electrónico, temas laborales, entre otros. 

Cada acuerdo comercial de este tipo tiene sus propias reglas y condiciones. Investopedia dice que los gobiernos con estas políticas no necesariamente van a abandonar todo el control de las importaciones y exportaciones. Simplemente hay más facilidades para los países que estén bajo estos acuerdos. “En el comercio internacional moderno, pocos acuerdos de libre comercio (TLC) dan como resultado un comercio completamente libre”, dice la enciclopedia. 

Por ejemplo, hay países que permiten el libre comercio con otras naciones, pero eso no incluye, por ejemplo, la importación de ciertos medicamentos no aprobados por las autoridades locales o productos que provengan de animales que no cumplan con sus estándares de calidad y vacunación. Otros países, en cambio, tienen políticas de aranceles para ciertos productos específicos para proteger a la producción nacional. 

Esas condiciones suelen estar especificadas en un documento de acuerdo mutuo entre los dos países. En el caso del acuerdo entre Costa Rica y Ecuador, el texto final todavía no ha sido firmado. El TLC ya tuvo su cierre técnico que marca el fin de las negociaciones de lo que involucrará el acuerdo entre los dos países. Ese documento deberá pasar por una revisión jurídica antes de que sea firmado oficialmente. Según el gobierno ecuatoriano, la fecha de la firma “será anunciada por ambos gobiernos oportunamente”.     

El Departamento de Relaciones Exteriores y Comercio (DFAT, por sus siglas en inglés) de Australia dice que el objetivo principal de los TLC es asegurar la liberación del comercio. Es decir, la reducción o eliminación de aranceles, la eliminación de ciertos requerimientos y cualquier otra traba al intercambio de bienes o servicios.

Aunque hay un debate sobre si en realidad desvían el comercio en vez de crearlo, el DFAT dice que la evidencia hasta la fecha sugiere que los “TLC y los acuerdos regionales han resultado eficaces para fomentar una mayor liberalización del comercio”. Una de sus principales ventajas es que son más rápidos y fáciles de negociar que los acuerdos con multilaterales (entre más de dos países) porque hay menos partes involucradas. Eso también permite que se logren conseguir mayores ventajas que no se podrían adquirir con otros mecanismos comerciales. 

Sin embargo, el DFAT asegura que cuando los TLC no tienen establecidas políticas claras y adecuadas para los dos países, el bienestar económico de los involucrados podría disminuir en vez de mejorar

Críticas a los TLC

Por años, los TLC han sido fuertemente criticados por algunos sectores de la sociedad y grupos políticos. Entre los principales reclamos está la competencia desleal que se puede dar cuando los productos importados resultan más baratos que los de producción local porque en el país que se elaboran la mano de obra es más barata. Los clientes, naturalmente, entre dos productos de la misma calidad, elegirán el más barato. 

Otros detractores, además, argumentan que los resultados de los TLC no cumplen con los beneficios ofrecidos y que afectan a los pequeños y medianos productores. 

El Instituto de Finanzas Corporativas de Estados Unidos dice que algunas de las desventajas de los TLC son: 

  1. Amenazas a la propiedad intelectual porque los productores locales pueden hacer copias de los productos importados y comercializarlas sin repercusiones. 
  2. Incremento de las malas condiciones laborales porque en algunos países no hay leyes que protejan el bienestar de los empleados y garanticen sus derechos. 
  3. Menos ingresos por impuestos de exportación e importación.

Víctor Hugo Albán dice que los TLC son beneficiosos cuando nos permiten ingresar a nuevos mercados —como los países europeos— con nuestros productos, especialmente cuando no hay competencia directa entre lo que produce cada país. Por ejemplo, a los países europeos se exporta banano que no crece en esa región, y se importa maquinaria que no se produce en Ecuador.

En cambio, Albán dice que pueden ser perjudiciales cuando uno de los países no está en condiciones de competir con el producto del otro. 

Albán pone el ejemplo de un posible acuerdo entre Ecuador y China. En Ecuador, se pueden producir 10 mil camisetas al mes y la mano de obra desde enero de 2023 costará 450 dólares. Mientras que en China se producen esas mismas 10 mil camisetas en una hora y la mano de obra cuesta 250 dólares. “Nuestro costo de producción es más alto”, dice Albán. 

Por eso, aunque sean de la misma calidad, los productos chinos son más baratos y la gente en Ecuador los va a preferir. En una situación normal, sin acuerdos, en un caso así se pondría aranceles a los productos chinos para no afectar la producción local. Sin embargo, con un TLC esos aranceles no estarían permitidos. “Ahí [un TLC] se vuelve peligroso porque mataría la industria nacional”, dice. Por eso, dice, es importante considerar las condiciones con las que se firman los tratados. 

En Ecuador, uno de los principales críticos de estos acuerdos comerciales ha sido el ex presidente Rafael Correa. Durante sus 10 años de gobierno, Correa expresó en múltiples ocasiones sus reproches a los TLC y se negó a firmarlos.

En 2014, Correa dijo que “el libre comercio que beneficia a todos, todo el tiempo, es una gran falacia”. Según Correa, había “grandes perdedores” y aseguró que él creía que los perjuicios son mayores que los beneficios. “Incluso si no fuera así hay que ver quién pierde y quién gana, gana el grandote, el importador o el agroexportador, el que puede competir”, dijo Correa en una entrevista en enero de 2014

El entonces Presidente aseguró que él estaba buscando acuerdos comerciales con flexibilidad, pero con límites. Además, dijo que Ecuador no iba a firmar un acuerdo con Estados Unidos, uno de los principales socios económicos del país. “No se firmará el TLC porque vamos a proteger a nuestro sector agrícola que sería arrasado con la firma de ese tratado”, dijo Correa. 

En ese momento, opina Luis Naranjo, gerente económico de la Cámara de Comercio de Quito, las condiciones para no firmar un TLC con Estados Unidos “más que técnicas eran políticas”. Sin embargo, dice que eventualmente Correa se dio cuenta de que tenía que abrirse a otros países y ese mismo 2014 firmó un tratado de libre comercio con la Unión Europea. “Eso dio un vuelco a las relaciones con ese bloque económico”, dice Naranjo, porque permitió un intercambio comercial libre, más apoyo en temas de inversión, entre otros beneficios. 

¿Qué involucra el TLC con Costa Rica?

El gobierno de Guillermo Lasso dijo que el acuerdo con Costa Rica tenía el objetivo de fortalecer la “presencia estratégica de Ecuador en Centroamérica y el Caribe”. Además, dice que otro de los beneficios será “la profundización” del comercio entre los dos países. 

El documento completo todavía no ha sido difundido, pero según el gobierno involucra:

  1. Comercio de bienes y servicios
  2. Contratación pública
  3. Propiedad intelectual
  4. Comercio electrónico
  5. Comercio y género
  6. Derechos laborales y ambientales 
  7. Inclusión de micro, pequeñas y medianas empresas. 

Un comunicado del Ministerio de Producción del 19 de diciembre de 2022 dice que el acuerdo permitirá “el acceso preferencial” para el 96% de las exportaciones actuales de Ecuador a Costa Rica. Ese porcentaje incluye principalmente productos del sector manufacturero como papel, alambre de acero, textiles, línea blanca, aparatos electrónicos, detergentes, productos de construcción, productos de madera, medicamentos, mermeladas, entre otros.

Las exportaciones de Ecuador para el país centroamericano también incluyen productos de pesca como enlatados de sardinas, atún y camarón. 

Además, el Ministerio de Producción dijo que el TLC permitirá que haya beneficios para los productos que vienen de Costa Rica. Estos incluyen materias primas de metales, hierro y acero, medicamentos, instrumentos, aparatos médicos, entre otros. 

En la actualidad, el comercio entre Ecuador y Costa Rica le genera al país 25 millones de dólares anuales. Es el decimoquinto país de la región que más exportaciones ecuatorianas recibe. Con el nuevo tratado de libre comercio, se espera que las ganancias crezcan en un 2,9 millones de dólares anuales

El economista Albán dice que la relación comercial de Ecuador con Costa Rica es tan pequeña que hasta los datos son limitados. No es uno de los principales socios comerciales de Ecuador. “No es así una maravilla porque no tenemos una relación comercial como la que hay en otros países”, dice. Sin embargo, el analista económico opina que el TLC es bueno porque abre el comercio hacia los países centroamericanos.  

Naranjo también dice que el TLC con Costa Rica podría generar oportunidades para el sector de producción manufacturera de Ecuador. Otro beneficio, dice, es que es un acuerdo de nueva generación que incluye también otros temas además de los comerciales.

Los TLC y Ecuador 

Ecuador tiene vigentes tres TLC, según el Sistema de Información sobre Comercio Exterior de la Organización de Estados Americanos (OEA). Estos son con: 

  1. Chile: incluye beneficios para el comercio de servicios, comercio electrónico, telecomunicaciones, asuntos laborales, medioambiente, género y pequeñas y medianas empresas. 
  2. La Asociación Europea de Libre Comercio (Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein): facilita las exportaciones de productos a estos países ya que el 99% de los productos ingresan sin aranceles a esta parte del continente europeo. 
  3. La Unión Europea: que incluye la disminución de los precios de los productos importados por una reducción arancelaria progresiva. Se estima que en 2022, 1.326 productos ingresaron a Ecuador desde la Unión Europea con un arancel cero.

El gobierno ha dicho que quiere lograr 10 TLC hasta 2025. 

Entre las prioridades están acuerdos con México, China y Estados Unidos. Luis Naranjo dice que los resultados de estos nuevos acuerdos dependerán de las condiciones en las que se firmen. “Hay acuerdos que tienen más impacto que otros”, dice. Por eso es tan importante la fase de negociación en la que se defina cómo se va a dar, el porcentaje de productos que se van a desgravar, el periodo de desgravación y otros factores para no afectar la producción interna.

Para Ecuador, concretar el TLC con México sería la ficha clave para ingresar a la Alianza del Pacífico, una iniciativa económica y de desarrollo entre Chile, Colombia, México y Perú. En América Latina y el Caribe, este bloque de 4 países representa el 41% del Producto Interno Bruto (PIB) regional y atrae el 38% de inversión extranjera directa. Una de las condiciones para ingresar a este grupo es tener al menos dos TLC con países que lo conforman. Ecuador ya tiene uno con Chile y espera que el próximo sea con México. 

Las negociaciones con México comenzaron desde 2021, pero todavía no se han concretado. El economista Marco Flores le dijo a GK en septiembre de 2022 que el TLC con México era una posibilidad, pero que es muy probable que Ecuador tenga que excluir productos como el camarón y el plátano del posible TLC con México porque los productores del país centroamericano temen una competencia desleal con el producto ecuatoriano. “Es grave, porque estos son los productos estrella de Ecuador”, dijo Flores al respecto, pero no descartó que las negociaciones logren solventar este punto.

En febrero de 2022, el canciller ecuatoriano, Juan Carlos Holguín y el Ministro de la Producción, Julio José Prado, confirmaron la firma de la carta de entendimiento para avanzar, oficialmente, hacia la firma de un TLC con China. Según ellos, eso permitiría cumplir el objetivo “de la firma del tratado de libre comercio este mismo año 2022”. Todavía no se ha hecho oficial, aunque el presidente Lasso dijo el 14 de diciembre de 2022 que “el acuerdo está prácticamente cerrado”. 

acuerdo comercial con China

Reunión de las autoridades de Ecuador y China. Fotografía tomada de la cuenta de Flickr de la Presidencia.

Según el gobierno, el acuerdo permitiría ampliar el mercado en “mil millones de dólares más en oportunidades de exportación”. Eso significaría que se doblen las exportaciones de Ecuador hacia China en varios productos que ya se exportan, como camarón, banano, varios tipos de frutas, cacao y chocolate.

El 19 de enero de 2022, durante una visita a Estados Unidos, el presidente Lasso se reunió con Joe Biden, presidente del país norteamericano. Según Lasso, “fue un encuentro muy productivo” y que en la reunión reafirmaron el mutuo “interés en un acuerdo comercial para unir aún más ambas naciones”. 

Estados Unidos es un destino importante para los exportadores del Ecuador. El país andino exporta 1.400 productos con destino estadounidense.

Susana Roa 150x150
Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR