En Ecuador, la violencia de género afecta también a las periodistas. En los últimos meses, los ataques, sobre todo en redes sociales, han aumentado contra las mujeres que hacen periodismo en el país. Los más recientes ocurrieron la primera semana de junio de 2022. Silrat Traslaviña, periodista de Radio Majestad, y Sol Borja, editora política de GK, fueron víctimas de violencia de género digital por parte de políticos y sus seguidores. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El 2 de junio, Traslaviña entrevistó al expresidente Rafael Correa y le cuestionó sobre una fotografía del asambleísta de UNES, Ronny Aleaga, en la que aparecía junto a personas con presuntos nexos delictivos. Correa le respondió violentamente, descalificó su trabajo como periodista y cuestionó su labor. “Dígame ¿dónde está el delito? y si quiere yo mismo le acompaño a la Fiscalía a poner una denuncia”, le dice Correa exaltado. 

PUBLICIDAD

Tras ese ataque contra Traslaviña, Sol Borja, defendió a su colega y criticó la violencia, burlas y descalificaciones del expresidente. Las respuestas que Borja recibió en redes sociales fueron violentas y machistas, como “vaya a cocinar si no le gusta” y “cállate basura de lassie y lárgate a bañar”. 

Después de estos ataques, el pasado 6 de junio de 2022, la Fundación Periodistas Sin Cadenas —una organización sin fines de lucro— ​​anunció la creación de una Alerta Violeta para reportar esta clase de casos. 

Según la Fundación, la alerta busca “evidenciar este tipo de agresiones específicas” y denunciar los casos de violencia de género contra las mujeres periodistas en el país. La alerta violeta por el caso de Traslaviña y Borja fue la primera. 

La diferencia con un ataque hacia un periodista hombre es que las mujeres no reciben solo insultos o críticas por su forma de hacer su trabajo sino por su género. Es decir, los ataques suelen tener un tinte machista y misógino.

¿Qué es la Alerta Violeta?

La Alerta Violenta de la Fundación Periodistas Sin Cadenas es una señal que permitirá identificar los casos de agresiones contra las mujeres periodistas. Su objetivo es “incentivar el libre ejercicio del periodismo y defender la libertad de prensa y expresión” con un enfoque de género. 

Pero la alerta no solo busca visibilizar y evidenciar la frecuencia y la forma en la que ocurren estos casos. Según la Fundación, con esta herramienta también se podrá hacer un seguimiento de las agresiones contra las mujeres periodistas en el país. 

Diana Romero, investigadora de la Fundación, explica que con las alertas que se generen y la información que se recopile se podrá hacer una investigación que revele con mayor profundidad este tipo de agresiones.  

Romero dice que la alerta se lanzará “cada vez que veamos una agresión de género a mujeres periodistas”. 

¿Por qué se decidió lanzar esta alerta?

La reportera Diana Romero dice que la Fundación Periodistas Sin Cadenas decidió lanzar esta alerta a raíz de una investigación que se publicó por el Día de la Mujer, en marzo de 2022. La investigación reveló lo habitual que es que las mujeres periodistas en Ecuador sufran acoso, sexismo, hostigamiento laboral, descalificaciones y hasta agresiones físicas.

Los hallazgos de esa investigación, dice Romero, les permitió comprender que las agresiones contra las mujeres periodistas cada vez pasaban con más frecuencia y que no se estaban registrando como tal. Según Romero, había un registro general de agresiones pero no había un enfoque de género y eso era necesario porque la forma en que atacan a las mujeres periodistas tienen un tinte particular, dice la investigadora. 

PUBLICIDAD

Entonces, la idea de lanzar esta alerta, dice Romero, nace de la necesidad de hacer una diferenciación especial y “darle el peso y la importancia” que debe tener.

Además, visibilizar la violencia que experimentan las mujeres periodistas es una deuda que debe ser saldada. El informe Mujeres Periodistas y Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dice que las agresiones contra las periodistas son “invisibilizadas y no son reconocidas como restricciones indebidas a la libertad de expresión por la mayoría de los colegas, medios de comunicación y autoridades estatales”. 

Sin visibilización de estos casos, dice el informe, aumenta la desprotección de las periodistas, impide que  haya una atención adecuada de cada caso, y dificulta que las mujeres ejerzan su derecho a la libertad de expresión. 

Violencia de género contra mujeres periodistas

En 2018, la Relatoría Especial para la Libertad Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó un informe sobre las mujeres periodistas y la libertad de expresión en la región. El informe encontró que las periodistas son uno de los grupos más afectados por la violencia de género al ejercer su profesión. 

Según el informe, las mujeres periodistas “enfrentan los mismos riesgos que sus pares varones cuando investigan y reportan sobre corrupción, crimen organizado y violaciones de derechos humanos”. Pero también tienen otros riesgos específicos que están relacionados solo con el hecho de ser mujer.

Las normas sociales y los estereotipos de género, detalla el documento, todavía “representan un enorme desafío para la capacidad de la mujer para iniciar y llevar a cabo una carrera” en periodismo en igualdad de condiciones que los hombres.

Cuando las periodistas son víctimas de violencia, se descalifica su trabajo, se usan estereotipos de género que son discriminatorios, e incluso hay violencia y amenazas de carácter sexual. 

IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR