Emilio Palacio Urrutia es un periodista ecuatoriano de 68 años. Fue director editorial del Diario El Universo. Es conocido por la demanda contra él y el medio que hizo el entonces presidente Rafael Correa en 2011

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

En diciembre de 2021, la Corte Interamericana de los Derechos Humanos responsabilizó al Estado ecuatoriano de vulnerar los derechos de Palacio y los dueños del periódico. 

PUBLICIDAD

Después de que Correa lo demandó, Palacio pidió asilo en Estados Unidos donde permaneció por 10 años. Regresó a Ecuador el 21 de marzo de 2022. 

Dos días después de su retorno, el 23 de marzo, el presidente Guillermo Lasso le dio la Orden Nacional al Mérito en el Grado de Oficial. Al entregar la condecoración, el Presidente dijo que se la otorgaba “en reconocimiento a su trayectoria como periodista y ciudadano”.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Su trayectoria profesional

El periodista Emilio Palacio fue articulista y director editorial de la sección de Opinión del diario El Universo. Palacio se convirtió en una figura nacional tras los enfrentamientos con Rafael Correa y su asilo en Estados Unidos. 

El primer enfrentamiento público ocurrió en un encuentro entre la prensa y Rafael Correa, en las primeras semanas de su gobierno. Uno de los periodistas invitados era Palacio. Tras un intercambio de varios minutos —Palacio acusaba a Correa de ser intolerante con la prensa—, Correa le pidió que no lo interrumpa mientras acusaba a la prensa de no haber dicho que el feriado bancario fue el “atraco más grande”. 

Palacio intentaba responderle pero Correa dio la orden de que lo saquen del Palacio. “Una más, Emilio y voy a tener que hacerlo retirar”, le dijo e inmediatamente, Correa continuó “Sáquelo a este señor. No, no puedo”, dijo. Palacio se levantó y salió del salón. Carlos Jijón, entonces periodista de Ecuavisa, quiso intervenir en favor de Palacio. “Perdóneme Carlos, pero no puedo permitir esa majadería” le dijo el entonces presidente. Jijón se disculpó amablemente con Correa por levantarse y salió tras de Palacio, como una muestra de rechazo a la actitud de Correa. 

Palacio fue candidato a diputado en 1987 en representación del Frente de Izquierda Universitaria (FIU). Además, fue el editor del panfleto izquierdista Avanzada socialista en el que criticó al entonces presidente León Febres-Cordero.

La primera vez que fue acusado por injurias fue en 2010 cuando Camilo Samán, presidente del directorio de la Corporación Financiera Nacional, lo denunció por una columna titulada Camilo, el matón. En este primer juicio, el diario El Universo le dio a Palacio un “permiso especial remunerado” por seis meses. 

En ese periodo, Palacio delegó sus funciones de dirección, pero siguió escribiendo sus columnas semanales. Palacio publicó en el diario una “Declaración de la oficina de prensa de Emilio Palacio”, en la que dijo que todo lo que él tenía era “la solidaridad de los ciudadanos y a ellos apelo”. 

Palacio fue sentenciado a tres años de cárcel. Sin embargo, en junio de 2010 Samán retiró los cargos y perdonó a Palacio, porque dijoee que así se lo había pedido su padre antes de morir.

La demanda de Rafael Correa 

El caso El Universo comenzó el 6 de febrero de 2011, cuando Emilio Palacio —quien en ese momento era articulista y director editorial del diario El Universo— publicó un artículo de opinión llamado NO a las mentiras, en el que discutía la insurrección policial del 30 de septiembre de 2010, durante el gobierno de Rafael Correa. 

El texto de Palacio cerraba con la frase: “el Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”. 

El entonces presidente Correa consideró una injuria la afirmación de que él había ordenado disparar contra un hospital, y el 22 de marzo de 2011, demandó a Palacio, a la compañía anónima El Universo y a sus directivos Nicolás Pérez Lapentti, Carlos Pérez Barriga y César Pérez Barriga.

El 10 de julio de ese año, Palacio renunció a su cargo como director editorial de El Universo. Dos meses después, el 20 de julio de 2011, el juez penal Juan Paredes —encargado temporalmente del caso— sentenció a Palacio y los otros tres involucrados a tres años de prisión. 

Además, como medida de reparación, dispuso el pago de 30 millones de dólares a la supuesta víctima, es decir, a Rafael Correa. El Universo, como empresa, también debía pagar diez millones de dólares, así como los honorarios profesionales de los abogados del denunciante.

Según una pericia, la sentencia se escribió en tiempo récord y en un computador externo lo que causó que el fallo esté rodeado de irregularidades. El documento llegó al juzgado en el que trabajaba Paredes en una memoria portátil. Por eso se presume que la sentencia no fue redactada por el juez y por eso se abrió una investigación contra el juez. 

Emilio Palacio y los tres hermanos Pérez presentaron dos recursos contra la sentencia de primera instancia de nulidad, para declarar la invalidez de la sentencia, y de apelación. También presentaron un recurso de casación. Sin embargo, hasta febrero de 2012 todos los recursos habían sido rechazados. 

En ese momento, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) —el organismo principal de la Organización de los Estados Americanos para proteger los derechos humanos en el continente— dictó medidas cautelares a favor de los directivos de El Universo.

En agosto de 2011, Emilio Palacio viajó a Miami, en Estados Unidos. El 8 febrero de 2012, Palacio presentó una solicitud de asilo en la Oficina de Asilo de Miami del Servicio de Ciudadanía e Inmigración porque se considera un “perseguido político” del gobierno de Correa. Su asilo —y el de su esposa e hijos— fue aprobado en agosto de 2012

Días después de que Palacio pidió el asilo, el 27 de febrero de 2012, el entonces presidente Rafael Correa lo perdonó a él y a los dueños de El Universo. La Corte Nacional de Justicia lo aceptó y dispuso que se archive la causa. 

El caso El Universo en la CIDH

En octubre de 2012 el caso El Universo llegó a la CIDH. Emilio Palacio y los directivos de El Universo presentaron una solicitud para que la Comisión revisara el caso contra el Estado ecuatoriano. La CIDH admitió el caso para su revisión en octubre de 2015, tres años después. 

En octubre de 2019, la CIDH presentó el caso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La Corte comenzó a tratarlo en febrero de 2020 y en diciembre de 2021 emitió su resolución.

En su fallo, el tribunal declaró la responsabilidad del Estado ecuatoriano por la violación de los derechos a la libertad de expresión, circulación y residencia de Emilio Palacio y de los directivos de diario El Universo, Nicolás Pérez Lapentti, Carlos Pérez Barriga y César Pérez Barriga.

Además, ordenó medidas de reparación que incluyen:

  • Pagar 400 mil dólares por daños materiales e inmateriales, y otros gastos en los que incurrieron los afectados.
  • Dejar sin efecto, “en todos sus extremos”, la sentencia del 20 de julio de 2011 contra los involucrados. 
  • Crear e implementar un plan para capacitar a los funcionarios públicos en materia de derechos humanos y libertad de expresión.

En un año, el Estado ecuatoriano deberá presentar un informe sobre las medidas adoptadas para cumplir con la sentencia. 

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.