Las denuncias por desapariciones en Ecuador se han duplicado. Un reporte de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas Desaparecidas en Ecuador (Asfadec) recoge datos del Ministerio de Gobierno que muestran que hubo casi 600 solo en enero de 2022; en 511, las personas fueron encontradas. En 87, siguen las investigaciones para dar con el paradero de ellas. “Esta cifra se duplica en relación al año anterior donde el promedio era una persona”, dice un boletín de Asfadec

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Más de la mitad de los casos que se dieron en el primer mes del año fueron de mujeres. Según Asfadec, de las 87 investigaciones que aún se realizan, 54 corresponden a mujeres y 34 a hombres. “La desaparición de niñas, adolescentes, mujeres adultas y mujeres mayores es una forma de violencia contra la mujer”, dijo en su informe la Asociación, que trabaja por los derechos de los desaparecidos y sus familias desde hace una década. 

PUBLICIDAD

La tendencia a que haya más mujeres desaparecidas que hombres es una constante en el Ecuador: se estima que son el 55% de los casos reportados en los últimos 30 años. Es un problema, además, regional. “Las desapariciones de mujeres a menudo están vinculadas con otras formas de violencia de género, como la violencia sexual, la trata o los feminicidios”, dijeron en 2018 ONU Mujeres y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos al condenar la desaparición y femicidio de la joven Mara Fernanda Castilla Miranda.

El Comité de Expertas del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará para erradicar prevenir, sancionar y erradicar la Violencia contra la mujer, (conocida como Convención de Belém do Pará) dijo en un informe de 2018 que había identificado algunos patrones en los que la desaparición de mujeres tiene características específicas. “Es una dinámica que puede preceder y ser parte de la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, feminicidio y violencia sexual”, dijo el Comité de Expertas en su informe. 

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Según el Comité, existe una conexión establecida entre el femicidio y las mujeres desaparecidas. “En algunos países de la región, “la desaparición antecede a la mayoría de los asesinatos de mujeres”, dice el informe recalcando que “la desaparición de mujeres y niñas es, en sí misma, una forma de violencia contra ellas que trasciende su ámbito familiar que impide cerrar cualquier ciclo, pues esta vulneración de derechos atenta contra mucho más que el derecho a una vida libre de violencia”, dijo el Comité. “Durante una desaparición las mujeres y niñas son más propensas a sufrir tortura de tipo sexual”, le dijo a GK Paulina Ponce, especialista en derechos humanos. “Además, en la mayoría de casos son mujeres quienes lideran las búsquedas y esto les expone a agentes estatales y organizaciones delincuenciales”, explicó Ponce. 

En Ecuador, uno de los casos emblemáticos de personas desaparecidas es el de la joven Juliana Campoverde, quien fue desaparecida hace diez años por el pastor de una iglesia evangélica, quien confesó que había arrojado su cuerpo a una quebrada.

Citando cifras del Ministerio de Gobierno, Asfadec dijo que el 64% de los casos son de niñas, niños y adolescentes. El 31% son adultos y un 5% corresponde a personas mayores de 65 años. 

De los “hallados”, el 89% se había ido voluntariamente

De las 511 personas encontradas, el Ministerio de Gobierno dijo que:

  • 16 personas fueron halladas sin vida. Estos hechos, según el Ministerio, están relacionados con accidentes, suicidios, muertes naturales y delitos como asesinato y homicidio.
  • 39 sucedieron por accidentes, desastres naturales, menores de edad perdidos y personas con discapacidades físicas y mentales. 
  • En 456 casos, las personas se fueron voluntariamente por problemas académicos, familiares, sociales, económicos y psicológicos.

El aumento coincide con un recrudecimiento de la violencia en el país, donde se registran 12 asesinatos por cada 100 mil habitantes —casi el doble que hace 6 años.

GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR