En Ecuador, las muertes violentas en 2022 van en ascenso: 12 asesinatos cada 100 mil habitantes es la tasa actual en el país. Durante el feriado de Carnaval, desde el 26 de febrero hasta el 1 de marzo, se reportaron al menos 20 muertes violentas en diversos sectores de Guayaquil, Manabí y Esmeraldas. La cifra podría ser mayor porque habría casos que no se han reportado.

Estos son algunos de los casos confirmados por la Policía Nacional durante estos días. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

26 de febrero 

PUBLICIDAD

En menos de doce horas, al menos siete personas fueron asesinadas en diferentes sectores del cantón Guayaquil y de la provincia de Manabí. 

Cuando el 26 de febrero apenas iniciaba, Germán Montesdeoca, de 31 años, fue baleado y murió por las heridas que le produjeron al menos diez balazos. El hecho ocurrió en Montecristi, una de las principales ciudades de Manabí. 

El policía Juan Vera Miranda, de 35 años, quien patrullaba en el cantón Jipijapa, en Manabí, fue asesinado en una casa cerca del parque de la Madre durante una reunión familiar, en el centro de Portoviejo, la segunda ciudad más grande de Manabí.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

César Hidalgo, un hombre de 31 años, fue asesinado en la cooperativa 8 de marzo, en el Guasmo norte, en el sur de Guayaquil. Pasadas las 12 del día, Hidalgo fue baleado por hombres que se trasladaban en un vehículo plateado.. 

Horas después, por la tarde,  Jennifer Vargas y Eloy Moyano fueron asesinados en su casa en la Nueva Prosperina, un sector ubicado en el noroeste de Guayaquil. 

Pasadas las ocho de la noche, Michael Nazareno fue asesinado a tiros por motorizados en el bloque 6 de Bastión Popular, un barrio popular de la ciudad costera. Una mujer también fue herida durante el ataque y aún se encuentra bajo vigilancia médica. 

A las nueve de la noche de ese mismo día, Ángel Nieto León, un joven de 27 años, fue asesinado mientras estaba en una cancha de la ciudadela Las Orquídeas, en el norte de Guayaquil. Los sicarios también se trasladaban en motocicleta. 

Casi a esa misma hora, Víctor Suárez, de 34 años, según reportó Diario Extra, fue baleado en la cooperativa San Francisco. 

Tres horas después, Diego Alcivar, de 31 años, fue asesinado a tiros. El crimen fue registrado en la calle 26 y la J, en el suburbio de Guayaquil. 

27 de febrero

Ramón Corrales fue asesinado por un grupo de hombres que lo golpearon con un objeto contundente en un restaurante en la ciudad de Quevedo, provincia de Los Ríos, durante la madrugada. Según información preliminar, aquella riña se habría producido luego de que los atacantes gritaron insultos homofóbicos contra Corrales y los amigos que lo acompañaban.

Ese mismo día, Anderson Mosquera, de 39 años, ingresó al hospital básico de Limones, del Ministerio de Salud Pública, en Esmeraldas, herido por balas. El equipo médico no pudo salvarlo y murió a los minutos de haber sido ingresado. 

José Hernández, habitante del sector La Guacharaca, un barrio populoso y pobre de Esmeraldas, fue asesinado ese mismo domingo, antes del mediodía.

Horas después, Claudio Añapa, un joven de 26 años, fue asesinado por dos motorizados, mientras estaba en una fiesta en la isla Luis Vargas Torres, en la ciudad de Esmeraldas. Lo mismo pasó con Eduardo Carcopa, de apenas veinte años, baleado por sicarios esa misma noche. Fue trasladado al hospital general Delfina Torres de Concha. Pero cuando llegó, ya estaba muerto. 

28 de febrero 

Un joven de 22 años fue baleado afuera de su casa, en la cooperativa Dignidad Popular, en Guayaquil. Se desconocen mayores detalles sobre el crimen. 

Una mujer –cuya identidad no se conoce–, de 30 años, falleció en medio de un enfrentamiento en el distrito Portete, en Guayaquil. Otro hombre fue asesinado en el bloque 4 de Paraíso de la Flor, en el noroeste de la ciudad costera. 

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.