22 horas después del inicio de la escalofriante escalada de violencia en Guayaquil, que dejó 18 asesinatos en 24 horas, el presidente Guillermo Lasso dio una rueda de prensa. En ella, informó sobre las medidas que tomará para intentar frenar esta nueva crisis de violencia. La primera es que hay un nuevo comandante de la Policía.  El presidente Lasso anunció que el general Carlos Fernando Cabrera  reemplazará a la general Tannya Varela.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Lasso ordenó que el viceministro del Interior a cargo de la Seguridad Ciudadana, Max Campos, se traslade a Guayaquil. Además, dispuso que el Cuartel Modelo sea el centro de operaciones para dirigir la seguridad de todo el Ecuador y así intentar una mejor respuesta a los hechos delincuenciales.

PUBLICIDAD

Campos también deberá coordinar la presencia de 1.100 policías que llegarán a Guayaquil. La misión de los agentes será “reforzar las operaciones para proteger la seguridad de los ciudadanos”. Sin embargo, Lasso no especificó en cuánto tiempo llegarán los refuerzos a la ciudad costera azotada por la violencia del crimen organizado. 

Campos coordinará la presencia de las fuerzas armadas en las calles de Guayaquil, que estarán a partir de las cinco de la tarde de hoy, 23 de enero de 2022, patrullando la ciudad, como si de una zona de guerra se tratase.

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Lasso también dijo que las Fuerzas Armadas van a fortalecer la seguridad en todo el cordón fronterizo para evitar el ingreso de drogas desde el norte —Colombia— o de armas desde el sur —Perú.” Las Fuerzas Armadas también fortalecerán sus sistemas de control y trazabilidad sobre la producción de municiones y de armas que son utilizadas por los delincuentes”, dijo Lasso.

El Presidente explicó que ha dispuesto que se le entregue a la Policía Nacional 9 millones de dólares que saldrán del presupuesto general del Estado para que de manera inmediata se inviertan en autos, motos, entre otros, para sus operaciones en Guayaquil.

Propuestas de reforma legal

En la rueda de prensa, Guillermo Lasso también dijo que el Ecuador necesita lo que llamó “reformas profundas” de ciertas leyes para respaldar a la fuerza pública. 

Anunció que el próximo martes presentará a la Asamblea Nacional un proyecto de ley que regule el uso de la fuerza y reforme varios cuerpos legales para lo que el presidente llamó el fortalecimiento de la seguridad ciudadana y la lucha contra el crimen transnacional. En la Asamblea ya hay un proyecto de ley que intenta regular el uso progresivo de la fuerza.

El proyecto de ley también tendría como objetivo  asegurar que policías y militares tengan patrocinio legal cuando sean sujetos de investigaciones o juicios por el cumplimiento de sus funciones, explicó Lasso. “Que no pase lo del policía Santiago Olmedo”, dijo el Presidente en referencia a un policía condenado por uso excesivo de la fuerza cuando intentaba impedir un presunto asalto. “Él mismo tiene que asumir el costo de su defensa, a partir de ahora será el Estado el que asuma el costo de la defensa de los policías y de los elementos de las Fuerzas Armadas que resulten enjuiciados por el cumplimiento de su deber”, dijo Lasso. El caso del policía Olmedo ha causado un debate sobre el uso de la fuerza letal en las calles del Ecuador. 

Además, afirmó el presidente, se reformará “la Ley de Seguridad Pública y del Estado para mejorar la cooperación entre las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional”, dijo Lasso. Con esta modificación se espera que estas instituciones no dependan de que se dicte un estado de excepción—como dice actualmente la ley— para poder trabajar en conjunto. Lasso explicó que el objetivo es que estas instituciones se deben apoyen regularmente. Varios expertos en seguridad han cuestionado la prudencia de sacar a los militares a las calles.

El presidente Lasso también anunció que se harán ciertas reformas al Código Orgánico Integral Penal (COIP) para que existan “investigaciones más diligentes” en casos en los que el sospechoso sea un policía o un militar en cumplimiento de sus funciones. También se creará el delito de terrorismo en centros de privación de la libertad para procesar a quienes pariticipen en los motines de las cárceles que en 2021 dejarion más de 320 muertos.  

Para todas estas reformas, el Presidente necesitará de los votos de una mayoría legislativa que no tiene con su partido, CREO, ni con la bancada del Acuerdo Nacional, que vota acorde al programa del gobierno. 

¿Por qué ha habido tantos asesinatos en Guayaquil?

Durante la rueda de prensa, Guillermo Lasso sostuvo que la violencia descontrolada por la que atraviesa la ciudad de Guayaquil se debería a que su gobierno está combatiendo al tráfico de drogas y las mafias organizadas. Las cifras, afirmó, lo respaldan. Según Lasso, en 2021 se incautaron 210 toneladas de droga, un récord histórico por lo menos en los últimos 20 años.

Dijo además que se han decomisado 15 toneladas de cocaína que equivale al triple de lo incautado con respecto al mismo mes del año anterior. 

El presidente sostuvo que uno de los logros de su gobierno es “reducir casi a cero” el tráfico de drogas a través del Puerto de Guayaquil, gracias a la instalación de un centro de inteligencia antinarcóticos de la Policía Nacional.  Según el presidente Lasso, estos logros “han reducido los territorios de las mafias que actuaban sin la presencia del Estado”. En esos territorios en “el pasado actuaban a sus anchas provoca una competencia entre las distintas bandas de narcotraficantes”. Sin embargo, dijo el presidente Lasso, estas acciones tienen como consecuencia un alto precio: el aumento de muertes violentas en las calles. 

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.