Balaceras, sicariatos y tiroteos han sido las palabras utilizadas para describir el incremento de asesinatos en Guayaquil, segunda ciudad más poblada del Ecuador y su principal puerto comercial.  Sus habitantes viven en zozobra. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Entre el viernes 21 y el sábado 22 de enero de 2022, 18 personas murieron en actos violentos. En los últimos siete días se ha registrado un total de 30 personas fallecidas como consecuencia de la violencia. En lo que va de enero murieron 72 personas, según cifras de la Policía Nacional y el Ministerio de Gobierno.

PUBLICIDAD

Estas cifras son las más altas de la última década

En enero de 2010 se registraron 54 homicidios en Guayaquil. 

En enero de 2011 hubo 56 asesinatos.

En el mismo mes de 2012 hubo 28..

En enero de 2013, 25  

En enero de 2014 se registraron 29 asesinatos.

En 2015 cayó a 12.

En 2016 aumentó a 25.

En enero de 2017 hubo 14 asesinatos.

En el de 2018, la cifra cayó a 14. 

Al año siguiente, subió a 19 en enero. 

En 2020, fueron 28 en ese mes, y,

En 2021, 29

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

De lunes a jueves, las noticias más improtantes en tu bandeja de entrada.
Suscríbete a La Diaria

Faltan siete días para que termine el mes y ya la cifra de 2022 es 2,5 veces más alta que la del año anterior

Este fin de semana hubo dos hechos violentos que llamaron la atención por su crudeza.

Masacre en el Guasmo Sur

Alrededor de las 10 de la noche del viernes 21 de enero de 2022, hubo una balacera en el sector de la Playita del Guasmo, una de las riberas sureñas del Estero Salado, un brazo de mar que se adentra en la ciudad. Seis personas murieron y 11 están heridas. No ha habido una actualización de estas cifras por parte de las autoridades, y algunos medios de comunicación reportaron que el saldo de fallecidos es mayor. 

Según la Policía Nacional, más de una docena de “sujetos” llegaron en dos lanchas a la Playita del Guasmo, que se ha convertido en un balneario urbano muy concurrido por los habitantes del Guasmo, una de las zonas más pobres de la ciudad. 

Los individuos abrieron fuego a mansalva. La noche se llenó del traqueteo intenso de sus pistolas, fusiles y ametralladoras contra varios ciudadanos que estaban en una cancha. Los guardias que vigilaban el área no pudieron reaccionar para defender a los ciudadanos que estaban en el balneario: los delincuentes los habían amarrado y solo entonces lanzaron su descarnado ataque contra los jóvenes que estaban en una cancha deportiva del lugar, dijo la Policía.

En redes sociales circula un video en el que se ve al menos una docena de personas que corren desesperadas alrededor de la cancha, buscando salvarse del atentado. En otro video, se ve a los moradores caminando desesperadamente, gritando y llorando. Algunos intentan ayudar a las personas heridas.

A las diez y cuarenta de esa noche, la Gobernación del Guayas publicó un tuit en el que decía: “En este momento la Policía Nacional y Fuerzas Armadas realizan operativo conjunto de persecución y captura por tierra y en lanchas rápidas en sector la Playita del Guasmo. Se envió resguardo policial al hospital donde se trasladaron los heridos”. 

Asesinato en un restaurante

El sábado 22, alrededor de las siete y media de la noche, un hombre llegó al restaurante con la excusa de entregar un ramo de flores. El local está al frente del populoso centro comercial del Mall del Sol, un gran claustro refrigerado que alberga a cientos de locales comerciales, salas de cine y restaurantes, a cinco minutos del aeropuerto local. 

Según la Policía Nacional, cuando un empleado le habría pedido el carné de vacunación, el sujeto habría amenazado al trabajador. Después, el sicario se dirigió directamente hacia la víctima y le disparó varias veces.

La víctima era un hombre de mediana edad, dijo la Policía, que estaba sentado al fondo del local, que a esa hora estaba lleno. Una mujer de 26 años también resultó herida. Según, el sicario salió y huyó en una moto donde otro lo esperaba. Al irse, habrían disparado indiscriminadamente, ahondando el terror entre los comensales. 

Un menor también fue asesinado.

Alrededor de las seis de la tarde, de ese mismo sábado 22, en el Guasmo Sur, en el bloque 2 de la cooperativa Unión de Bananeros,  hubo otro sicariato. 

Según las primeras indagaciones, desde un automóvil plomo se hicieron disparos a un grupo de hombres. De ellos, un joven de 16 años murió; otro, de 21 años, estaría herido.

Aunque la principal teoría de las autoridades es que se trata de enfrentamientos entre bandas del crimen organizado vinculado al narcotráfico, no todas las víctimas tienen antecedentes penales.

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.