Mañana, miércoles 5 de mayo de 2021 se realizará el juicio político contra Juan Carlos Zevallos, exministro de Salud. El juicio fue propuesto por los asambleístas Pabel Muñoz y Ángel Sinmaleza, de la bancada autoidentificada como Revolución Ciudadana. Los dos asambleístas lo acusan de incumplir sus funciones como ministro, manejar mal la crisis sanitaria del covid-19, de irregularidades en el proceso de vacunación contra el covid-19, e incluso por la entrega fraudulenta de carnets de discapacidad. Esta es una cronología de los once meses que Zevallos estuvo frente al Ministerio de Salud y que desembocaron en su renuncia y salida del país en febrero pasado en medio de varias investigaciones y, ahora, en una posible censura en la Asamblea.

21 de marzo de 2020

 Juan Carlos Zevallos, quien hasta esa fecha era decano de la facultad de Medicina de la Universidad de las Américas de Quito (UDLA), asumió el cargo tras la renuncia de Catalina Andramuño. La hasta entonces ministra dejaba sus funciones porque, según su carta de renuncia, le resultaba “ inaceptable las imposiciones de funcionarios que no tienen conocimiento de salud pública y de la realidad frente a esta situación”. 

En esa fecha, Ecuador vivía el pico más trágico de la pandemia del covid-19: Guayaquil era el epicentro de los contagios de covid-19. El sistema de salud colapsó. Las funerarias no se alcanzaban a retirar cadáveres, vender ataúdes o hacer crematorios. El gobierno comenzó una Fuerza de Tarea Conjunta del Guayas para retirar y enterrar los cuerpos de los fallecidos de sus casas. La Fuerza de Tarea duró hasta mayo de 2020, cientos de cuerpos desaparecieron, hoy al menos un centenar de familiares busca los cuerpos de sus seres queridos.

PUBLICIDAD

23 de marzo de 2020 

El Ministerio de Salud fue trasladado a Guayaquil, por ser la ciudad con mayor número de contagios de covid-19. El Ministro de Salud dijo que se levantarían hospitales móviles para atender el covid-19, “hospitales ambulatorios de rápido montaje que puedan ser utilizados para quienes tienen una misma enfermedad pero no tienen que estar hospitalizado». Los hospitales móviles se instalaron en el Centro de Convenciones de Quito y en un galpón grande en Guayaquil. 

3 de abril de 2020 

Se destapó el primer caso de corrupción de los que plagarían la pandemia. En el hospital Teodoro Maldonado Carbo, del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), en Guayaquil, se habían comprado mascarillas por 12 dólares, que en el mercado cuestan 4. Semanas después el gerente del Hospital Eugenio Espejo de Quito del Ministerio de Salud, Pablo Izquierdo, salió de su cargo. En una carta que circuló en redes sociales dijo que habría negocios millonarios dentro del hospital, por lo que la Fiscalía inició una investigación. 

También en el hospital de Los Ceibos del IESS, en Guayaquil, en el Hospital Docente de la Policía en Guayaquil, en el Hospital General Docente de Ambato, se detectaron casos de corrupción. El ministro Zevallos reconoció que había recibido alertas de organizaciones de trabajadores de la salud, de proveedores y pacientes sobre irregularidades en procesos de adquisición de insumos médicos. Zevallos dijo que pidió a la Contraloría realizar auditorías en los hospitales.  

La Fiscalía creó la Fuerza de Tarea Multidisciplinaria de la Fiscalía, para perseguir los posibles actos de corrupción asociados a la emergencia sanitaria. El principal delito que comenzó a investigar fue el peculado, cuando los servidores públicos o personas actúan en virtud de una potestad estatal en alguna de las instituciones del Estado para beneficio propio o de terceros y por lo tanto se apropian, distraen o disponen arbitrariamente de bienes muebles o inmuebles, dineros públicos o privados, según el Código Orgánico Integral Penal (COIP).

21 y 22 de abril de 2020

Cuando cumplió un mes en el cargo, Zevallos dijo en una cadena nacional que en el país se estaban haciendo dos tipos de pruebas para detectar casos de covid-19 y se estaba agilizando el procesamiento de las pruebas represadas. Esas pruebas eran las que se habían tomado pero no se habían procesado para obtener un resultado. La razón era porque el sistema de salud pública no tenía la capacidad para procesar la gran cantidad de pruebas que tomaba cada día. En ese momento solo el Instituto Nacional de Investigación en Salud Pública (Inspi) de Guayaquil, era el que procesaba las pruebas. Luego, laboratorios privados y universidades comenzaron a hacer las pruebas. Había 13 mil pruebas represadas de detención del covid-19, dijo el ministro. Zevallos ofreció entregar los resultados de todas las pruebas. 

23 de abril de 2020 

El Ministro de Salud dio los resultados de las pruebas represadas. Zevallos dijo que había 10.977 casos positivos de covid-19 que se suman a las cifras publicadas la mañana del 23 de abril. Es decir, había 22.160 casos positivos. Esas cifras causaron confusión porque antes de Zevallos, la entonces ministra de Gobierno, María Paula Romo dijo que había 11.183 casos. Según la infografía del Ministerio de Salud que publica cada día, ese día hubo 11.183 casos de covid-19. El Ministerio de Salud sumaba los resultados de pruebas rápidas y PCR para dar la cifra de casos positivos. Hoy, los casos confirmados se suman según las pruebas PCR positivas. 

Mayo 2020

PUBLICIDAD

Fueron despedidos más de 2 mil funcionarios administrativos del Ministerio de Salud. Juan Carlos Zevallos dijo que ellos trabajaban bajo un contrato ocasional, que es un contrato que puede finalizar en cualquier momento. “Son decisiones difíciles pero no tenemos alternativas”, dijo Zevallos refiriéndose a la crisis sanitaria por el covid-19 y la crisis económica del país.  

8 de junio de 2020 

Zevallos dijo en una rueda de prensa “Estamos controlando la pandemia, por lo que necesitamos del compromiso y la responsabilidad de todos ustedes”. Según Zevallos la atención de enfermedades respiratorias en el servicio de emergencia disminuyeron de 4.904 a 1.380,  contadas desde el 16 de marzo de 2020. Días antes, Zevallos dijo que la ocupación hospitalaria en Quito estaba al límite. Según el Ministro, Quito estaba viviendo un pico de demanda de camas, no de contagios de covid-19. Pero el alcalde de Quito, Jorge Yunda decía que la situación era preocupante porque había un aumento de demanda de camas en hospitalización y de cuidados intensivos. Yunda pidió al Comité de Operaciones de Emergencia que se apliquen medidas para frenar los contagios. Desde el 3 de junio, Quito estaba en semáforo amarillo de movilidad, es decir las medidas de restricciones de movilidad se relajaron, el toque de queda era desde las nueve de la noche y dura hasta las cinco de la mañana. 

28 de junio de 2020 

En los hospitales públicos de Quito faltaban camas. Sin embargo, Zevallos dijo este día que “ningún paciente se ha quedado sin atención”. Dijo que también en el área de emergencia se estaba atendiendo a pacientes. En un reportaje de GK, varios médicos cuentan que los hospitales en Quito estaban colapsados, los médicos no tenían tiempo para descansar porque los pacientes llegaban uno tras otro, “los médicos solo recuerdan que deben parar cuando sienten hambre o sed o calambres en las piernas o en el cuello o en los brazos”.  

29 de julio de 2020 

Zevallos asistió a una comparecencia en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea para hablar sobre lo que había hecho para manejar la pandemia del covid-19. En la comparecencia que se realizó de forma virtual, Zevallos dijo que el Ministerio de Salud ya pagó sus cuotas atrasadas a más de 500 posgradistas becarios, médicos que estudian una especialización y reciben un estipendio del Estado para su manutención y para pagar sus estudios. Además dijo que “ningún otro país ha manejado la pandemia de manera consistente como lo ha hecho el Ecuador. Esa era mi función, esa era la gestión del Gobierno Nacional y se ha logrado”. En ese momento, más de 4 mil becarios entre los que estaban becarios en el área de la salud esperaban el pago de sus asignaciones. Además, en este mes los médicos posgradistas protestaban fuera del Palacio de Carondelet, en Quito para que el Ministerio de Salud formalice sus contratos como dice la Ley de Apoyo Humanitario que había sido aprobada en mayo de 2020. Entre sus artículos garantiza un contrato de trabajo a los médicos posgradistas que hayan atendido a pacientes con covid-19 en el pico de la pandemia. Muchos médicos atendieron a pacientes con covid-19 sin tener acceso a equipos de protección como mascarillas o batas para su trabajo. Los equipos no les entregaban porque no estaban en la lista de empleados de los hospitales. 

 6 de agosto de 2020

La Comisión de Salud de la Asamblea comenzó un informe borrador para hacer un pedido de juicio político contra Zevallos por no dar información sobre supuestas irregularidades en la entrega de carnets de discapacidad. A fines de junio, se supo que algunos asambleístas  y funcionarios públicos como el entonces presidente del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), Christian Cruz, tenían un carnet de discapacidad que da ciertos beneficios como descuentos en el pago de impuestos en importaciones, esos carnets habrían sido entregados de forma fraudulenta. La Comisión de Salud comenzó la investigación de la entrega de los carnets con base a información entregada por otros asambleístas o funcionarios públicos.  

12 de agosto de 2020

Juan Carlos Zevallos compareció en la Comisión de Derechos de los Trabajadores de la Asamblea Nacional para hablar sobre el retraso en el pago de los sueldos a los médicos, enfermeras y demás personal de salud. Zevallos confirmó que había un retraso en los pagos por la crisis económica del país y que otros servidores públicos también estaban esperando sus sueldos. Según el ministro, estaban haciendo gestiones con el Ministerio de Economía para solucionar el problema. 

18 de septiembre de 2020 

Médicos posgradistas exigían los pagos de sus salarios. El Ministerio de Salud seguía sin cumplir lo que dice la ley humanitaria: garantiza un contrato de trabajo a los médicos posgradistas que hayan atendido a pacientes con covid-19 en el pico de la pandemia. Hasta ese momento, los posgradistas trabajaban hasta 24 horas seguidas sin una remuneración, sin seguro social u otros derechos laborales. Tener un contrato laboral era un gran logro para los miles de posgradistas. Por eso cientos de médicos posgradistas volvieron a salir a las calles en Quito y Guayaquil para exigir que el Ministerio de Salud les pague sus sueldos y que se concrete la firma de un contrato. 

25 de septiembre de 2020 

Zevallos participó en la rueda de prensa en la que el presidente Lenín Moreno anunció el veto total al Código Orgánico de Salud (COS). El proyecto de ley proponía “el cuidado integral de la salud. Proponía también mejorar las condiciones del sistema de salud, reconocer el derecho a la lactancia materna. Lo más polémico era eliminar una parte del artículo 195 que permite la objeción de conciencia de los profesionales de salud en la anticoncepción, es decir el código prohibía la negación de prescribir, implantar, o realizar procedimientos anticonceptivos. También garantizaba la atención inmediata y la no criminalización a las mujeres por emergencias obstétricas, como abortos espontáneos. 

Este proyecto empezó a debatirse en la Asamblea en 2012. Cuatro años después, el asambleísta William Garzón, presidente de la Comisión de Derecho a la Salud, presentó un proyecto alternativo. Desde diciembre de 2016, el proyecto de ley fue discutido con grupos de interés, instituciones y profesionales de la salud. Por la dificultad de ponerse de acuerdo, durante ocho años fue pospuesto. Finalmente en 2020, la Asamblea Nacional pudo debatirlo y aprobarlo pero fue vetado por el Ejecutivo.

Sobre el veto el ministro de salud dijo que realizaron una extensa revisión del código con expertos juristas, profesionales de la salud que dieron su aporte y realizaron más de 400 observaciones en fondo y forma del Código. “Hay demasiadas inconsistencias y contradicciones. Integralmente necesita ser objetado”, dijo Zevallos. También dijo que el Código no contiene temas relacionados a la pandemia que el mundo y el Ecuador está viviendo. El motivo para vetar totalmente la ley, fue que el texto del Código contiene varios temas relacionados a la salud que “adolecen de varias imprecisiones que van desde definiciones erróneas no actualizadas hasta una estructura institucional del sistema nacional de salud poco clara”. El veto total del Ejecutivo implica que el COS no se puede volver a tratar por un año contado a partir de la fecha de objeción.

Noticias Más Recientes

15 de octubre de 2020

El Colegio de Médicos del Azuay, provincia del austro del país, le envió una carta abierta, en la que decía “queremos expresar nuestra más profunda preocupación, por la relación que mantiene su cartera de Estado con los médicos posgradistas”. Le dijeron que en la emergencia sanitaria, a pesar que los médicos posgradistas han cumplido su labor asistencial (horas de práctica según el posgrado que realizan) no reciben un sueldo por cubrir la falta de médicos especialistas que tiene el país. El Colegio de Médicos del Azuay le pidió a Zevallos, que se comprometa a impulsar un Programa Nacional de Posgrados para cubrir el déficit de especialistas del país.  

19 de octubre de 2020

 Recibió dos reconocimientos por su trabajo en el ministerio. Uno fue entregado por la oenegé estadounidense The Healing Hands Foundation, dedicada a la implementación de campañas de salud enfocadas en cirugías plásticas reconstructivas para personas de escasos recursos.  El otro reconocimiento fue entregado por organizaciones indígenas nacionales, como la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), Fundación Taitas y Mamas Yachaks del Ecuador (FUTMYE) y el Consejo Nacional de Sabios de Medicinas Ancestrales y Espirituales del Ecuador (Conamae). Todas las organizaciones entregaron los reconocimientos a Zevallos por “el gran aporte y acompañamiento técnico a las jornadas médicas dirigidas a la población en riesgo, y por su labor cumplida frente a la pandemia del covid-19”, dice un comunicado del MSP. 

21 de octubre de 2020

El ministro dijo en una rueda de prensa que el gobierno llegó a un acuerdo con la farmacéutica Pfizer y BioNTech para recibir dos millones de dosis de la vacuna contra el covid-19. También anunció que Ecuador recibiría 7 millones de dosis de la vacuna de Covax Facility, iniciativa de la Organización Mundial de la Salud para acceder a las vacunas de forma equitativa. Además anunció la firma de un contrato de compraventa de más de 5 millones de dosis de la vacuna de la farmacéutica AstraZeneca de la Universidad de Oxford. También dijo que había interés de conversar con Sinovac, Sinopharm y Cansino, farmacéuticas chinas.  

27 de octubre de 2020

En una entrevista, Zevallos dijo que al inicio de la pandemia los médicos llevaron el virus a los hospitales, que se contagiaron en su entorno social. Al siguiente día intentó rectificar lo que dijo, en una rueda de prensa desde el Palacio de Carondelet en Quito, Zevallos dijo que sus palabras fueron sacadas de contexto con propósitos políticos, pero volvió a decir que “muchos médicos sin saber los problemas que tenía hacer una reunión social, no usar mascarillas, no mantener el distanciamiento social, fueron a los hospitales y llevaron la enfermedad, lo hicieron sin intención”. 

El doctor Esteban Ortiz, investigador y profesor de la Universidad de las Américas (Udla) dijo que “es importante reconocer que quien trajo el contagio a la comunidad son los que vinieron de viaje en avión y se colaron por los aeropuertos sin ningún control”. Ortiz también dijo que los médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería se contagiaron por la falta de equipo de protección personal.  Del 12 de marzo de 2020 al 18 de abril de 2021, las Federaciones Unidas de Profesionales de la Salud del Ecuador, informaron que 407 médicos han muerto a causa del covid-19. También dijo que han muerto 100 enfermeros, más de 70 psicólogos, 70 odontólogos. 

23 de noviembre de 2020

En el espacio gubernamental “De Frente con el Presidente”, Zevallos informó que se espera vacunar a alrededor de 9 millones de ecuatorianos. El cálculo, dijo el ministro, se hizo con base a un estudio que determinó que una de cada tres personas se ha contagiado de covid-19 en Ecuador. No especificó el nombre del estudio ni quién lo hizo.

16 de diciembre de 2020

Zevallos dijo que la vacunación masiva comenzaría en marzo de 2020. El ministro dijo que las primeras dosis de la vacuna de Pfizer iban a llegar a Ecuador en enero de 2021, esas dosis serán  inyectadas al personal médico y ancianos que viven en albergues o geriátricos. Zevallos dijo que la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (ARCSA), aprobó la distribución y aplicación de esta vacuna en Ecuador. 

Zevallos dijo que el gobierno tuvo conversaciones con la mayoría de farmacéuticas que están elaborando una vacuna contra el covid-19, como Sinovac de china, AstraZeneca, la vacuna de la Universidad de Oxford, la vacuna de Moderna de Estados Unidos, la de Pfizer, farmacéutica de Estados Unidos, Johnson & Johnson, multinacional fabricante de productos farmacéuticos y de cuidado. También dijo que el país está dentro de la iniciativa Covaxx, subsidiaria de United Biomedical de Estados Unidos.  El programa de vacunación tendría un costo de entre 200 y 360 millones de dólares. 

29 de diciembre de 2020

La oenegé no gubernamental Chilena Inclusiva, dedicada a proteger los derechos de las personas con discapacidad en las emergencias, entregó a Juan Carlos Zevallo el premio a la “Excelencia en Desastres y Discapacidad Inclusivos. Gestión de Riesgos 2020”, en la categoría Gobiernos Nacionales. En el evento virtual de reconocimiento, Zevallos dijo “este diploma nos compromete a continuar con este trabajo de manera inclusiva con las personas que tienen vulnerabilidad”. Esto a pesar de los reclamos de la Asamblea Nacional y organizaciones de médicos sobre las acciones de Zevallos frente al ministerio. 

20 y 21 de enero de 2021 

En la tarde del 20 de enero llegó el primer lote de 8 mil dosis de la vacuna de Pfizer a Ecuador. Al siguiente día comenzó el plan de vacunación contra el covid-19. Médicos, enfermeras, personal de limpieza que ha trabajado directamente con pacientes con covid-19 fueron vacunados. Ancianos de geriátricos públicos recibieron la primera dosis. Zevallos viajó a Guayaquil para ser vacunado a pesar de no constar en la lista que él mismo publicó, “eso es lo que yo quiero hacer en homenaje a todas las personas, a todos los médicos, especialmente personal de salud que sufrió de la enfermedad”, dijo antes de recibir su primera dosis. 

24 de enero de 2021

El Ministerio de Salud publicó una infografía del plan de vacunación. La infografía decía que en la fase cero o plan piloto de vacunación iban a ser vacunados sobre personal de primera línea y ancianos que viven en geriátricos públicos pero en esa fase también se vacunaron a personas que no estaban en esa lista.  El Ministro Zevallos confirmó al diario El Comercio que más de uno de sus familiares —entre ellos, su madre— fueron vacunados en la fase cero o plan piloto de vacunación, en el Hospital de los Valles donde hay un geriátrico privado. Luego en un mensaje publicado por la Secretaría de Comunicación, Zevallo dijo: “Si esto fue o no una imprudencia política de mi parte, no lo sé. No soy político, no entiendo de política. Si alguien desearía que dentro de este proceso haya dejado fuera a mi madre o a cualquier otra persona, debo decirle que difiero”. 

25 de enero de 2021

Juan Carlos Zevallos fue convocado a una comparecencia ante la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, para que explique las razones de la aplicación de dosis a funcionarios de hospitales y a personas que viven en el centro geriátrico privado en el Valle de Quito y que no estaban en la lista de vacunación. Zevallos dijo que “el Hospital de los Valles es parte de la macrored de salud” y que por eso recibió dosis de la vacuna contra el covid-19. Según Zevallos, los médicos que trabajan en esa institución privada “tienen el mismo derecho [a ser vacunados] como los médicos que están en el IESS, ISSPOL, ISSFA o el MSP” —que forman parte de la red de salud pública. Zevallos dijo que una persona fue destituida por haber recibido la dosis, sin embargo dijo que sería un error más grande negarle la segunda dosis. 

Ese mismo día, Freddy Carrión, Defensor del Pueblo, le pidió al presidente de la República, Lenín Moreno, la destitución de Juan Carlos Zevallos, “por conflicto de intereses y falta de transparencia en la gestión pública respecto de la distribución y entrega de  la vacuna contra el covid-19”.

También el 25 de enero, médicos del hospital Vicente Corral Moscoso de la ciudad austral de Cuenca hicieron un plantón para reclamar que no a pesar de trabajar en la primera línea de atención de covid-19 en ese hospital, no estaban en la lista de vacunación contra la enfermedad causada por el coronavirus. Sin embargo, en la lista si estaban el gerente del hospital y otros médicos que no tendrían relación con la atención de primera línea del covid-19. 

26 de enero de 2021 

La Asamblea Nacional aprobó una resolución que le exigía al presidente Lenín Moreno que destituya a Zevallos. Según un comunicado del legislativo, los asambleístas hacían ese pedido por el incumplimiento del plan piloto de aplicación de vacunas contra covid-19 en el país. Además, por irregularidades en la distribución de las primeras 8 mil dosis que llegaron a Ecuador el 20 de enero de 2021. También pidió a la Fiscalía que inicie una investigación de oficio sobre las “denuncias fundamentadas” de presuntas irregularidades en el manejo de medicamentos y vacunas contra el covid-19.

29 de enero de 2021

La Fiscalía General del Estado informó que abría una investigación a Zevallos por el presunto delito de tráfico de influencias en el proceso de distribución de dosis de vacunas contra el covid-19. La Fiscalía dijo que recibió varias denuncias contra el Ministro de Salud, con las que comenzará la investigación. Una es de la agrupación Acción Jurídica Popular y otra es el pedido de la Asamblea Nacional. 

20 de febrero de 2021 

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) de la Asamblea Nacional resolvió por unanimidad dar inicio al trámite del juicio político contra Juan Carlos Zevallos, ministro de Salud. El juicio político fue pedido por los asambleístas Ángel Sinmaleza y Pabel Muñoz, de la bancada autodenominada Revolución Ciudadana. Los dos legisladores alegaban que Zevallos incumplió sus funciones al no distribuir correctamente las vacunas contra el covid-19 en el país. Varios empleados de hospitales públicos de Quito y Cuenca se vacunaron sin ser parte del personal de primera línea. 

25 de febrero de 2021

 El asambleísta independiente Héctor Yépez pidió en un oficio a Zevallos que entregue “de manera urgente” el listado de las personas vacunadas contra el covid-19. Yépez dijo que en el listado, el Ministro incluya el detalle o la razón de por qué la persona fue vacunada, es decir si está en un grupo de vulnerabilidad. Yépez dijo “como legislador insisto que se haga público el listado de los vacunados y el plan a futuro”. Zevallos no entregó el documento.  

En la mañana, dio su última rueda de prensa, en el Palacio de Carondelet, en Quito. Zevallos habló sobre la vacuna contra el covid-19, dijo que seguíamos en la fase cero y que los criterios para la vacunación es el nivel de riesgo y el nivel de exposición. También dijo que Ecuador iba a comprar vacunas con el aval de la Organización Mundial de la Salud y la Agencia Europea de Medicamentos, a la vez confirmó que se iba a comprar la vacuna Sinovac de China, que no tenía a la fecha ningún aval; también negó que se fueran a entregar los listados VIP de vacunados. 

También repitió varias veces, sobre el riesgo de las personas de la tercera edad en los centros gerontológicos —en uno de los cuales se vacunó a su mamá— pero dijo que el resto, las que no viven en este tipo de centros, tendrán que esperar a la etapa de la vacunación masiva. Sin embargo ese día se supo que Diego Oquedo, dueño de un medio de comunicación y Rodrigo Paz, exdirigente de fútbol, personas que no viven en esos centros fueron vacunados. 

26 de febrero de 2021 

 Zevallos presentó su carta de renuncia al presidente Lenín Moreno, en la que decía que dejaba el cargo por la “situación política actual” y con el objetivo de “posibilitar la continuidad del Plan Nacional de Vacunación”. Moreno aceptó la renuncia y dijo en un tuit que prefería recordar al ministro como la persona que “aceptó la difícil tarea de conducir la salud del país en la peor crisis sanitaria”.

27 de febrero de 2021

La madrugada del sábado 27 de febrero, Juan Carlos Zevallos salió del país hacia Estados Unidos. El día anterior, en su última rueda de prensa como ministro en funciones y antes de que se supiera que renunciaría, había dicho: “No cuenten conmigo para salir corriendo por la puerta de atrás. No hemos terminado este trabajo y no es momento de bajar la guardia”. Una fuente de Migración confirmó a GK, que Zevallos había dejado el país. Otros medios de comunicación publicaron que Zevallos había viajado con su familia. 

22 de marzo de 2021 

En una carta publicada por Pablo Encalada, abogado de Zevallos, el exministro reconoció que hubo errores en el plan de vacunación contra el covid-19. Dijo que se equivocaron en invitar a personas que creían que necesitaban la vacuna para el cumplimiento de sus funciones. Días antes de su renuncia, el Ministerio de Salud invitó a rectores de universidades a recibir la dosis. En su gestión también se vacunaron ministros de Estado, Mauricio Pozo, Ministro de Economía; René Ortiz, Ministro de Energía; Julio Recalde, Ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda; Rosa Prado, Ministra de Turismo; Oswaldo Jarrín, Ministro de Defensa. En la carta Zevallos también dijo que los errores en el plan de vacunación fueron producto de decisiones apresuradas. Zevallos también pidió disculpas por demorarse en “brindar estas explicaciones al país”.

31 de marzo de 2021

La comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional continuó el trámite de juicio político. Los asambleísta Pabel Muñoz y Ángel Sinmaleza, expusieron sus argumentos para llevar a juicio a Zevallos. 

Actualización

5 de mayo de 2021

La Asamblea Nacional censuró a Juan Carlos Zevallos con 129 votos a favor. Zevallos no podrán ocupar un cargo público por dos años.