Con 121 votos a favor y 4 abstenciones la Asamblea exigió ayer, martes 26 de enero al Presidente Lenín Moreno la destitución del Ministro de Salud del Ecuador, Juan Carlos Zevallos.  

|¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresia GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

Las resolución aprobada fue presentada por Doris Soliz, asambleista de la bancada de Revolucion Ciudadana, escisión correísta de la fragmentada Alianza País, y por Rodrigo Collaguazo, asambleísta independiente. Según un comunicado de la Asamblea Nacional, la resolución establece que el Consejo de Administración Legislativa deberá tramitar inmediatamente los pedidos de juicio político contra el Ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos.

Además, se ordena pedir a la Fiscalía General del Estado que inicie una investigación de oficio sobre las “denuncias fundamentadas” de presuntas irregularidades en el manejo de medicamentos y vacunas contra el covid-19. Los legisladores también pidieron declarar a esa información como pública y “desclasificar toda aquella relativa al manejo de la pandemia, la compra y manejo de las vacunas”.

Según el comunicado, el pedido de los asambleístas para la destitución del Ministro de Salud se basó en el incumplimiento del protocolo establecido en la fase cero (conocido también como plan piloto) de la inmunización, incluyendo la distribución de las primeras ocho mil dosis de la vacuna, destinadas a personal sanitario de primera línea, ancianos y cuidadores de centros geriátricos.

PUBLICIDAD

Este no ha sido el primer pedido de destitución del Ministro de Salud. En un oficio enviado el 25 de enero de 2021, el Defensor del Pueblo, Freddy Carrión, le pidió al presidente de la República, Lenín Moreno, que removiera del cargo a Zevallos. Carrión hizo su pedido por los “conflicto de intereses y falta de transparencia en la gestión pública respecto de la distribución y entrega de  la vacuna contra el covid-19” de parte del Ministerio que encabeza Zevallos. 

El plan piloto de vacunación empezó al final de la semana pasada en Ecuador y ha sido cuestionado por presuntas irregularidades. El 23 de enero pasado, Jorge Wated, presidente del Consejo Directivo del IESS, confirmó la destitución de la Directora de Comunicación del Hospital Carlos Andrade Marín, por recibir la primera dosis de la vacuna contra el covid-19 sin ser parte del plan piloto.

Días después, un grupo de médicos del hospital Vicente Corral Moscoso de la ciudad austral de Cuenca hicieron un plantón la mañana del 25 de enero de 2021. Su reclamo era que solo 13 personas que trabajan en la primera línea de atención de covid-19 en ese hospital estaban en la lista de vacunación, pero aparecían para recibirla otros médicos que no eran de primera línea, como un pediatra, un cirujano plástico e incluso el gerente del hospital. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

El lunes se supo que se distribuyó la vacuna en la residencial geriátrica del Hospital de los Valles, un hospital privado en Quito, donde vive un familiar cercano del el Ministro de Salud. Zevallos lo admitió y dijo que el plan piloto de vacunación contemplaba su aplicación en centros geriátricos públicos y privados. Sin embargo, información divulgada inicialmente por el propio Ministerio de Salud solo nombraba a los geriátricos del Estado