La vida de los otros

“Yo era considerada como la cocinera del grupo”

Tres científicas ecuatorianas cuentan cómo solo por ser mujeres han sufrido diferentes tipos de discriminación en sus trabajos

Durante su carrera como bióloga, Claudia Segovia ha tenido que soportar que les digan doctorita, flaca, ‘churoncita’, o señora mientras a sus colegas hombres les dicen Doctor. Ha tenido que sentarse en una mesa, para un foro o ponencia, donde el cartel que lleva su nombre dice Señora mientras el de sus colegas dice Máster o PhD, cuando ella tiene también esos dos títulos, y, muchas veces, más experiencia y recorrido que sus colegas.

Estas situaciones son frecuentes para las científicas en el Ecuador. Tres de ellas —Segovia, Linda Guamán y Dámaris Intriago— cuentan cómo a pesar de todas sus credenciales académicas se enfrentan a comentarios y actitudes machistas que caracterizan a la Ciencia, la Academia y tantos otros espacios que durante siglos fueron exclusivos para los hombres. Las investigadoras cuentan también cómo deben esforzarse más, siempre, para que reconozcan su trabajo.

Aunque la misma Ciencia ha demostrado lo necesarias que son las mujeres para los avances de las investigaciones, la desigualdad de género sigue siendo un obstáculo para ellas.

  • machismo en casa

Todo comienza por casa

20 de mayo de 2019|

Muchas niñas se dibujan a sí mismas como seres inferiores o débiles. Gran parte de estos pensamientos inician dentro de las familias, en prácticas cotidianas en la casa. Construir sociedades más justas y equitativas depende de los padres.

No existen niñas raras, solo existen niñas

12 de mayo de 2019|

Durante años luché por encajar en una sociedad donde era mal visto que no me ponga vestidos ni me maquille. El ajedrez se convirtió en mi escudo.

GK
(Ecuador, 2011) Un cable a tierra en un mundo polarizado.