Los femicidios en 2022 sumaron 332, según la Alianza para el Monitoreo de Femicidios en Ecuador. Esta coalición de organizaciones sociales lleva un registro independiente al de las instituciones públicas para mostrar la violencia a la que se enfrentan las mujeres en el país. 

➜ Otros Contenidos
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

De esos 332 asesinatos por razones de género, hubo:

  • 134 femicidios también llamados íntimos, cometidos por una pareja o persona cercana.
  • 189 femicidios por delincuencia, en el contexto del crimen organizado en el que las mujeres son utilizadas como botines de guerra.
  • 9 transfemicidios, es decir de mujeres transgénero.

En una rueda de prensa la mañana del 17 de enero, Geraldina Guerra, presidenta de la Fundación Aldea, una de las organizaciones que conforman la Alianza, describió al 2022 como un año “infame, impune y horroroso”. Según Guerra, cada 26 horas una mujer es asesinada en el país, y que son las cifras más altas desde 2014, cuando el femicidio fue tipificado en el Código Orgánico Integral Penal (COIP). 

Guerra, que en 2022 fue nombrada como una de las 100 mujeres influyentes más influyentes del año por la BBC británica por su trabajo en visibilizar los femicidios en el país, estuvo acompañada de cinco madres de víctimas de femicidio

Ruth Montenegro, madre de Valentina Cosíos, Sonia Salamea, madre de Cristina Palacio, Jeanette Sierra, madre de Camila Aguilera, Mónica Jiménez, mamá de Nikki*, y Katerine Cuasquer, madre de Zoe, la bebé de 7 meses que fue asesinada por violencia vicaria en Ibarra en 2022 hablaron sobre los casos de sus hijas. 

Contaron cómo el Estado les ha fallado, con investigaciones que no avanzan y con funcionarios públicos que las revictimizan.

Frente a la mesa donde estaban sentadas, armaron un tributo a las víctimas: sobre una tela roja había papeles con blancos con el nombre, la edad y la provincia donde fueron asesinadas. El de María Belén Bernal estaba pegado sobre esa tela. Los papeles estaban también sobre cruces cafés que tenían en su base velas encendidas. 

Además de las cifras sobre cómo se dividieron los asesinatos, Guerra entregó más detalles sobre los antecedentes de las víctimas, su provincia, su etnia.

De las 332 mujeres asesinadas: 

  • 48 tenían antecedentes de violencia
  • 9 tenían boletas de auxilio
  • 16 habían sido víctimas de abuso sexual

Estas muertes, dijo Guerra, se pudieron evitar si es que el sistema de protección funcionase

Por primera vez, las cifras del monitoreo de 2022, fueron clasificadas por etnia; de las 332 víctimas de femicidio:

  • 26 eran afrodescendiente
  • 14 eran indígenas
  • 276 eran mestizas

Las provincias más violentas en 2022 son todas en la Costa ecuatoriana:

  • Guayas con 117 casos
  • Manabí con 38 casos
  • Esmeraldas con 31 casos
  • Los Ríos con 28 casos

6 de cada 10 femicidios fueron cometidos con armas de fuego, convirtiéndose en la forma más común del asesinato. Los otros femicidios fueron cometidos con armas blancas y manos. En algunos casos no hay información sobre la forma del asesinato. 

madres de víctimas de femicidio

Cinco madres de víctimas de femicidio hablaron sobre cómo el Estado les ha fallado en las investigaciones para esclarecer los casos de sus hijas. Fotografía de Vanessa Terán Collantes para GK.

Sobre las cifras de los femicidas, la Alianza determinó que 22 hombres se suicidaron luego de cometer el crimen, y otros 3 intentaron quitarse la vida

De todas las mujeres asesinadas, 134 eran madres y 245 niños se quedaron en la orfandad en 2022. Mayra Tirira, abogada de Surkuna, organización que trabaja por los derechos de las mujeres, habló sobre la deuda del Estado en este tema: los bonos para los hijos de las víctimas de femicidio. 

Tirira dijo que entre 2014 y 2022, 1526 hijos e hijas menores de edad quedaron en la orfandad porque sus mamás fueron asesinadas. “Pero el MIES [Ministerio de Inclusión Económica y Social] dice que ha entregado solo 192 bonos a los hijos”, agregó la abogada. 

El bono para los hijos e hijas de víctimas de femicidio se creó en 2019 por un decreto ejecutivo del gobierno de Lenín Moreno. Pero este, además de exigir una sentencia ejecutoriada para acceder al bono, no consideró que sea retroactivo. Es decir, funcionaba solo para los femicidios cometidos a partir de 2019.

El 8 de marzo de 2022, el presidente Guillermo Lasso emitió un decreto en el que eliminó el requisito de la sentencia ejecutoriada para poder acceder al bono. Este era uno de los principales obstáculos a los que se enfrentaban las familias. Sin embargo, la no retroactividad continuó. Por eso, los hijos e hijas de las mujeres asesinadas antes de 2019 en Ecuador no acceden a ningún tipo de reparación por parte del Estado.  

Isabela Ponce 150x150
Isabela Ponce
(Ecuador, 1988) Cofundadora y directora editorial de GK. En 2021 ganó el premio Ortega y Gasset. Dos veces ha sido parte del equipo finalista al premio Gabo. Fue finalista de los premios de Online News Association. En 2019 ganó una mención de la SIP en la categoría opinión por una columna sobre violencia de género. Es consultora para medios independientes de América Latina.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR