En Ibarra, ciudad andina de la provincia de Imbabura, hay dolor y hartazgo. Apenas dos días después del asesinato de un hombre en un cajero automático, una bebé de siete meses fue asesinada por dos sicarios. La Policía Nacional dijo que uno de sus miembros habría sido el autor intelectual —es decir, quien habría contratado a dos hombres para concretar el crimen. El policía en servicio activo sería el padre de la pequeña. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Hoy, 21 de abril, la Fiscalía anunció que los tres hombres serán procesados por sicariato y permanecerán en prisión preventiva mientras se desarrolla el proceso penal en su contra. 

¿Cómo ocurrió el crimen? 

PUBLICIDAD

Las alertas llegaron a las diez de la mañana de ayer, 20 de abril. Varios testigos llamaron al 9-1-1 para avisar que dos hombres que iban en motos habían atacado a Andrea* y a su bebé en el barrio La Floresta, en el sector Priorato, cercano a la laguna de Yahuarcocha. Cuando la Policía llegó, Andrea tenía un golpe en su cabeza, y su pequeña estaba en el suelo sin vida, producto del impacto de una bala en su hombro. En la escena del crimen, los agentes hallaron la vaina —la parte de un cartucho donde está la pólvora—de una bala calibre 9 milímetros. 

En una corta rueda de prensa, Fausto Salinas, director general de Seguridad Ciudadana y Orden Público de la Policía, dijo ayer, que, según las investigaciones preliminares, el policía en servicio activo habría pagado a dos hombres para que asesinaran a Andrea, su ex pareja, por “temas de pagos de paternidad” que la madre exigía para sostener la vida de la bebé, hija de ambos.

Luego de que un equipo de Criminalística levantara el cuerpo de la bebé, se hicieron barridos en las calles de Ibarra y se fijó un cerco perimetral en zonas aledañas a la laguna de Yahuarcocha para encontrar a los autores materiales. Para ubicar a los hombres que habrían disparado a la bebé, se activó una búsqueda con helicópteros y drones, dijo Salinas. Así lograron localizarlos a ambos, quienes tenían dos armas: un revólver y una de calibre de nueve milímetros. Uno de ellos, anunció Salinas, tiene antecedentes penales, entre ellos, sicariato, robo y un juicio vigente por pensión de alimentos. 

En la misma búsqueda, una mujer policía del Grupo de Operaciones Motorizadas de la institución detuvo al policía presunto autor intelectual, que desde hace tres años trabajaba como agente en las calles. Él, según informó Salinas, se transportaba en un taxi cuando fue detenido. “Lastimosamente tenemos que manifestar que es un miembro de la policía. Es un mal elemento. No podemos permitir que algo así manche a una institución”, lamentó Salinas. 

Andrea, que fue agredida con un golpe en la cabeza,  fue trasladada al Hospital General de Ibarra y fue dada de alta ayer. La Secretaría de Derechos Humanos dijo a GK que está brindando apoyo psicológico y acompañamiento a Andrea durante el proceso legal. 

La Fiscalía, por su parte, anunció que se practicará la autopsia médico legal para determinar la causa de muerte de la bebé. 

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.