Las fuerzas de control en Ecuador no son inmunes a acusaciones por presuntos delitos graves.  Desde 2018 hasta el primer semestre de 2022, 1.898 policías ecuatorianos fueron detenidos por presuntamente haber cometido contravenciones o delitos tipificados en el Código Integral Penal. Es decir que a diario, al menos un policía es arrestado en Ecuador.  

Última actualización: 4 de octubre de 2022


➜ Otras Noticias

Según una investigación de TC Televisión y Connectas —que fue republicada en GK—, 63% de estos policías volvieron a la fuerza después de haber sido detenidos. En muchos de esos casos, les asignaron nuevas funciones, según datos cruzados entre Asuntos Internos y la Inspectoría General de la Policía.

Estos son algunos casos de presuntos delitos e investigaciones abiertas en 2022 en las que estarían involucrados miembros de la Policía Nacional del Ecuador. 

Asesinato de una bebé 

El 20 de abril de 2022, una bebé de siete meses fue asesinada por sicarios en Ibarra, en la provincia andina de Imbabura. La Policía Nacional admitió que un policía en servicio activo que sería el padre de la víctima habría sido el autor intelectual del delito y habría contratado a dos hombres para concretar el crimen.

A las 10 de la mañana de ese 20 de abril, varios testigos llamaron al ECU 9-1-1 para avisar que dos hombres en motos atacaron a una mujer identificada como Andrea —un nombre protegido— y a su bebé de siete meses en el barrio La Floresta, cercano a la laguna de Yahuarcocha. 

Para cuando llegó la Policía, Andrea estaba en el piso con un golpe en la cabeza y a su lado estaba su hija muerta por el impacto de una bala en el hombro. En la escena del crimen, los policías encontraron la vaina —la parte de un cartucho donde está la pólvora— de una bala calibre 9 milímetros.

En una rueda de prensa, Fausto Salinas, entonces director general de Seguridad Ciudadana y Orden Público de la Policía y actual comandante general de la institución, dijo que las investigaciones preliminares determinaron que un policía en servicio activo habría pagado a dos hombres para que asesinaran a Andrea, que era su ex pareja y madre de su hija.

Salinas dijo que lo habría hecho por “temas de pagos de paternidad” que la madre exigía para sostener la vida de la bebé que era hija de ambos.

El 21 de abril la Fiscalía anunció que tres hombres serían procesados por el delito y que un juez ordenó prisión preventiva mientras continúa el proceso legal en su contra. Uno de esos detenidos era el policía en servicio activo que habría pagado por el delito. 

Desaparición de María Belén Bernal

La abogada María Belén Bernal desapareció el 11 de septiembre de 2022 después de ingresar en horas de la madrugada de ese día a la Escuela Superior de la Policía. Hasta el 15 de septiembre no se conocía el paradero de Bernal. La Fiscalía dijo que hasta ese día se habían hecho más de 28 diligencias en la investigación por la desaparición de Bernal. 

El principal sospechoso de su desaparición, según sus familiares y allegados, es Germán Cáceres, esposo de Bernal e instructor en la Escuela Superior de la Policía. 

¿Quién es María Belén Bernal?

Belén Bernal, en una foto de 2017. Fotografía tomada de la cuenta de Facebook de Belén Bernal.

El jueves 15 de septiembre, en una entrevista en Teleamazonas, el ministro del Interior, Patricio Carrillo, dijo que Germán Cáceres fue “sometido a la administración de justicia, rindió su versión. En la versión no ameritaba, según la Fiscalía, ninguna medida cautelar inicial. Pero hasta el momento él también se encuentra prófugo de la justicia”. 

Carrillo dijo que existe el registro del ingreso de Bernal a la Escuela Superior de la Policía, pero que no hay registro de salida. Carrillo confirmó que sí hay evidencia de que Germán Cáceres salió en su auto con vidrios polarizados, sin ser sometido a ninguna revisión. 

Según El Telégrafo, el comandante general de la Policía, Fausto Salinas, aseguró que durante su declaración en la Fiscalía, Germán Cáceres dijo que salió con Bernal de la Escuela Superior de la Policía y la dejó en la avenida Simón Bolívar, donde ella habría tomado un taxi.

La salida de Cáceres de la Escuela Superior de la Policía sin ninguna revisión fue definida por el Ministro como una “falla de seguridad” y un “acto humano, irracional, pero humano”. El sospechoso habría utilizado una salida posterior y aprovechó un “momento de falencia” para salir, a las 8 de la noche del domingo. 

Además, Salinas confirmó que dentro de las instalaciones de la Escuela se encontraron la cartera y la chancleta de Bernal. Dijo que esos elementos “están en la cadena de custodia y que serán puestos a órdenes de la Fiscalía para que incremente la claridad de la investigación”.

El mismo 15 de septiembre, la Fiscalía dijo en un comunicado que la denuncia de la desaparición de Bernal fue presentada por Cáceres. La institución añadió que apenas Cáceres dio su versión de los hechos, la Fiscalía pidió a la Policía “acciones de seguimiento y vigilancia” para el sospechoso. Sin embargo, “hasta el momento esta institución no ha recibido ninguna información oficial sobre el paradero del mencionado ciudadano”.

La tarde el 21 de septiembre, las autoridades confirmaron que encontraron el cuerpo de María Belén Bernal en el cerro Casitagua, detrás de la Escuela Superior de Policía, al norte de Quito.

La muerte de Bernal fue confirmada por el presidente Guillermo Lasso en su cuenta de Twitter, horas después de que la Fiscalía anunciara que había encontrado restos óseos en Casitagua. Lasso escribió que “con profundo dolor e indignación lamento informar que María Belén fue encontrada”. 

También aseguró que “su femicidio no quedará impune y todos los responsables serán sometidos a la ley”. El presunto femicidio de Bernal se suma a los más de 200 que ha habido en los últimos 9 meses en Ecuador, según la Alianza para el Mapeo de Femicidios en Ecuador.

Patricio Carrillo, ministro del Interior, también confirmó la muerte de Bernal. En su cuenta de Twitter, Carrillo dijo que lamentaba “profundamente su muerte”, y al igual que Lasso, dijo que este femicidio no quedará en la impunidad. También aseguró que encontrarían a Germán Cáceres, esposo de Bernal y principal sospechoso de su desaparición, ahora femicidio.

Además, en el tuit, Carrillo pidió perdón y dijo que le “ofrezco una disculpa a Elizabeth Otavalo y a su nieto”. 

Tras el anuncio de las autoridades, Elizabeth Otavalo, mamá de María Belén Bernal le exigió justicia al presidente Lasso. En una respuesta en Twitter, Otavalo recalca que el crimen ocurrió dentro de la Escuela Superior de la Policía en manos de un “policía que está prófugo”.

Agresión a una mujer en Los Ríos

El 19 de septiembre de 2022 se viralizó en redes sociales un video en el que un hombre golpea a una mujer en una calle de Los Ríos. El 20 de septiembre, la Policía confirmó que el agresor es un policía. 

En el video se ve al hombre y a la mujer discutiendo en el malecón de Vinces, en la provincia de Los Ríos. Mientras ella está sentada en una banca, el hombre la golpea fuertemente en la cara, habla exasperadamente, y patea algo cerca de donde ella está sentada. 

Después, ella se levanta y él la agarra del cuello y mueve su cabeza bruscamente empujándola hacia más adelante. En el video se ve que continúan discutiendo y él vuelve a empujarla varias veces mientras sigue gritando. 

A su alrededor hay al menos una docena de personas, ninguna de ellas se acerca a ayudar a la mujer mientras sigue discutiendo con el hombre. 

En un comunicado del 20 de septiembre, la Policía Nacional dijo que después de hacer las verificaciones necesarias se concluyó que el agresor que aparece en el video “pertenece a la institución policial”. Sin embargo, no se lo identificó públicamente ni se confirmó el rango que tiene en la institución. 

La Policía dijo que para que se haga el adecuado juzgamiento: 

  1. Se ha dispuesto que las unidades de Policía Judicial “canalicen las acciones pertinentes para judicializar este caso con la Fiscalía”. 
  2. El departamento de Asuntos Internos de la Policía está haciendo las acciones administrativas para que el policía del video sea sancionado. 

La tarde del 20 de septiembre la Fiscalía confirmó que abrió una investigación previa sobre la agresión contra la mujer. 

Una de las diligencias que se harán será tomar la versión de la policía. También dijo que se harán “valoraciones física y psicológica” de la presunta víctima y se emitirán medidas de protección a su favor. 

Presunto femicidio en Quinindé

La madrugada del 16 de octubre de 2022, en Quinindé, en la provincia de Esmeraldas, un hombre habría asesinado a su esposa con un disparo en la espalda. El presunto femicida es Darío Intriago, un policía en servicio activo que habría utilizado su arma para matar a su esposa y luego suicidarse. Imágenes divulgadas en redes sociales evidenciaron el momento en el que la joven Mishel Camacho fue impactada por la bala. 

La Fiscalía ecuatoriana confirmó que abrió una investigación por la muerte violenta de Mishel Camacho. Aseguró que se han realizado diligencias con personal de Criminalística y la  Dirección Nacional de Delitos contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestro de la Policía Nacional en torno al femicidio y posterior suicidio del policía. Aseguró, además, que el Ministerio de Inclusión Económica y Social, se encargará de acciones para la protección de un menor, que quedó huérfano debido a la muerte de sus padres. 

Antes de morir, debido a las heridas causadas por el arma de fuego, Camacho fue trasladada —dijo la Secretaría de Derechos Humanos en un comunicado— hacia Santo Domingo de los Tsáchilas para ser atendida. Cuando llegó a un hospital de esa provincia se confirmó su muerte. 

Por eso, dijo la Secretaría, activó el sistema de protección integral en Santo Domingo de los Tsáchilas y en Esmeraldas para los familiares de la víctima. Según la institución, este servicio ofrece atención psicológica y trabajo social a las víctimas de violencia y a su entorno más cercano. 

Ingreso de municiones a la cárcel 

El 20 de septiembre de 2022, la Policía Nacional también confirmó que tres policías fueron detenidos en la cárcel de Cotopaxi por intentar ingresar municiones dentro del centro penitenciario. 

Según el parte policial, a las 8:50 de la noche del 19 de septiembre los policías que han sido identificados solo como Edison S. y Alexis R. ingresaron a uno de los filtros de seguridad de la cárcel diciendo que iban a avanzar hasta el filtro de máxima seguridad para “traer un ladrillo para una niquelina” —para extraer un mineral compuesto de níquel y arsénico— y que por eso debían pasar por esos filtros. 

Cuando se revisó el chaleco antibalas de Alexis R., se hallaron“dos envolturas en forma rectangular de cartón con una gran cantidad de municiones”. En total se encontraron 496 municiones. Ya que se trataba de un delito flagrante, el oficial fue detenido inmediatamente. 

El parte dice que según Alexis R. cuando ingresó por el primer filtro, el policía Luis V. le entregó el chaleco y le dijo que avance hasta el siguiente filtro —donde fue detenido— y que ahí habría otra persona quien recibiría el chaleco.  

Alexis R. dice que Edison S. se “había ofrecido acompañarlo de forma voluntaria durante el recorrido del filtro 1 y filtro 2”. Por eso, dice el parte, se detuvo también a Edison S.  y Luis V. 

En su cuenta de Twitter, la Policía dijo que los oficiales fueron “puestos a órdenes de la autoridad competente”. Además, el personal de criminalística está levantando los indicios necesarios para la investigación. 

Comercialización de armas

El 19 de mayo de 2022, la Fiscalía procesó a dos policías en servicio activo de Guayaquil después de una denuncia anónima y de encontrar armas en un operativo en su contra. La Fiscalía dijo que este caso se procesó por el presunto delito de fabricación, suministro, adquisición, comercialización o transporte sin la autorización correspondiente de armas de fuego o municiones. 

Narcotráfico

El 9 de agosto de 2022 dos policías fueron detenidos en Esmeraldas por presunto narcotráfico. En un operativo en la capital de la provincia costera del mismo nombre la Policía Nacional desarticuló una organización que se dedicaría al narcotráfico. 

En total hubo 5 detenidos, 2 de los cuales eran policías. “La lucha contra el crimen es firme y la decisión de depurar la institución de malos elementos es aún más”, dijo el Ministerio del Interior en su cuenta de Twitter al anunciar las detenciones. 

La noche del 30 de septiembre de 2022, un policía en servicio activo fue detenido con otras dos personas que trasladaban droga en un carro. 

El coronel William Calle, comandante de la subzona de Esmeraldas, dijo que los oficiales estaban patrullando en la zona y, al parecer la presencia de la Policía, hizo que los sospechosos aceleren la velocidad del vehículo en el que se movilizaban. Ante el comportamiento inusual la Policía los interceptó con motos y revisaron el carro. En su interior, encontraron un kilo de droga y municiones.  

El policía detenido tendría relación con la banda Los Tiguerones, una de las bandas criminales que se desprende de la banda Los Choneros. Los Tiguerones se fortalecieron con los negocios ilícitos del narcotráfico y son una de las bandas que se actualmente se disputan el control de las cárceles del país. 

El 29 de octubre de 2022 dos policías  en servicio activo fueron detenidos en El Guabo, en la provincia de El Oro, por transportar drogas en un patrullero. Uno de los oficiales detenidos era mayor de la Policía Nacional en servicio activo. Además de los dos policías, detuvieron a un civil extranjero. La Policía confirmó que se incautaron 221 paquetes de droga en un operativo en El Oro

La tarde del 30 de octubre de 2022, la Policía publicó un comunicado sobre el caso. Según la institución, el 29 de octubre en medio de “labores investigativas ordinarias” en El Oro, el personal de las unidades especializadas de la provincia se percató que dos ciudadanos actuaban de manera inusual. Los interceptaron y registraron, encontrando paquetes de lo que parecía ser droga. Ahí identificaron a uno de ellos como un policía y a otro como extranjero. 

En las investigaciones detuvieron a otra persona más, otro policía, que también estaría involucrado en el presunto delito. Además, confirmaron que tenían más de 200 paquetes de clorhidrato de cocaína. 

La Fiscalía dijo que los tres detenidos serían procesados la tarde del 30 de octubre. Entre las evidencias están un arma de fuego, videos, vehículos y prendas de uso policial. 

Asesinato 

El 16 de agosto de 2022 detuvieron a tres policías por su presunta participación en un asesinato. Según el medio local El Mercurio, en un video se ve que los tres policías meten en su patrulla fundas de basura que sacaron de la casa de un hombre que fue asesinado. Según los familiares de la víctima, en la casa donde se cometió el crimen había bastante dinero en efectivo que sería usado para abrir un negocio. 

El 12 de septiembre dos policías en servicio activo y un expolicía fueron detenidos en un asalto a un edificio en Guayaquil. En ese operativo, además de los miembros de la policía, fueron capturados dos civiles. Un juez les dictó prisión preventiva a los detenidos. La Fiscalía dijo que entre las evidencias encontradas estaban teléfonos celulares, una pistola, un revólver y más de 70 municiones. 

Un sargento vinculado a la banda Los Tiguerones 

Tito Oswaldo Estupiñán Hurtado —un sargento en servicio activo de la Policía Nacional— fue detenido junto a otras dos personas, la noche del viernes 30 de septiembre de 2022, en la vía Esmeraldas-Atacames. 

Los detenidos, incluido el sargento de la Policía Nacional, serían parte de la banda narcodelictiva Los Tiguerones, que, junto a Los Lobos y Los Chone Killers, tendrían como uno de sus mayores financistas a Leandro Norero, alias El Patrón, procesado por delincuencia organizada y lavado de activos. 

Fue una persecución. William Calle, comandante de la subzona distrital de Esmeraldas, aseguró que un grupo de al menos 60 miembros del Grupo Operacional Motorizado de la Policía siguió a los hombres, que se trasladaban en un vehículo, luego de que evadieran con rapidez un control policial rutinario en la vía E15 de la vía Esmeraldas-Atacames. 

Pese a que les pidieron que se detuvieran, no obtuvieron respuesta. Los siguieron hasta que lograron interceptarlos y allí concretaron la revisión del carro en el que encontraron un kilo de cocaína, 67 municiones calibre 9 y una subametralladora, un arma de largo alcance. 

Los detenidos fueron identificados como presuntos miembros de Los Tiguerones por la característica imagen de un tigre —el principal logo de aquella organización— en sellos en los vehículos, pero también en los objetos decomisados. 

La detención del sargento, que llevaba en oficio activo más de 17 años, no es aislada. En lo que va del año 2022, al menos seis policías han sido detenidos en operativos contra Los Tiguerones. Y la situación empeora con la escalada de violencia en provincias como Esmeraldas, donde la tasa de homicidios ya asciende a 44 por cada 100 mil habitantes. 

Fausto Salinas, comandante general de la Policía, reaccionó ante la detención y dijo que “quien no cumpla las leyes y reglamentos deberá asumir las consecuencias. En Esmeraldas fue aprehendido un servidor policial, quien incumplió con su deber legal de velar por la seguridad y hoy se encuentra a órdenes de la justicia”, escribió en su cuenta de Twitter. 

Ingreso de municiones de armas a la Penitenciaría del Litoral

Pese a las nueve matanzas carcelarias y las continuas muertes en las cárceles, las armas siguen ingresando a las prisiones. El 8 de octubre,  días antes de la balacera del 24 de octubre, un policía —que trabaja vigilando uno de los filtros de la Penitenciaría— ingresó casi 750 municiones de armas de guerra al centro carcelario. 

Ocurrió durante la mañana del 8 de octubre. De acuerdo con el parte policial, al que GK tuvo acceso, el policía había llegado antes de las doce del día. Le habían asignado el turno de vigilancia en la cárcel regional, aledaña a la Penitenciaría del Litoral. 

A las doce del día, el policía ingresó al baño de una sala de espera de la Penitenciaría del Litoral. Imágenes del centro de monitoreo de la prisión lo muestran entrando con una maleta. Otro agente lo vio y lo alertó: en la maleta había municiones de dos tipos de calibre: 7.62 y 5.56.

 Después de salir del baño, el policía fue a cumplir con su turno en el filtro 1 de la cárcel regional.

El agente que lo vio, notificó a las autoridades. Fueron a buscarlo al rancho —donde está la comida que dan a los presos— pero no lo encontraron.  Se había ido. 

Los otros agentes policiales con quienes fue visto el policía antes de ingresar a la Penitenciaría del Litoral dijeron “no saber nada”, según consta en el parte policial. 

Desde entonces, el policía sospechoso —investigado por ingreso de artículos prohibidos a la cárcel— no ha sido detenido. Está prófugo.

Presunta violación en una bodega del Consejo de la Judicatura 

Una joven de 21 años fue violada, presuntamente, por un policía en servicio activo en una bodega del edificio sede del Consejo de la Judicatura, durante la madrugada del 22 de noviembre de 2022. Pero no solo el agente está involucrado, sino un civil que habría atestiguado el ataque sin ayudar a la joven. 

De acuerdo con el parte policial, citado en el proceso judicial, la mujer fue a la Judicatura porque necesitaba pagarle un dinero al policía en servicio activo, que era parte de la escolta judicial. Ese día, él estaba de guardia, de acuerdo con información de la Fiscalía. 

Ella, guiada por el policía, habría ingresado en una bodega donde estaba otro hombre bebiendo licor con el agente. Luego de unas horas, la joven se quedó sola con el policía y allí la habría violado. El otro hombre esperaba afuera. La joven dijo que pidió auxilio, pero él no respondió. 

La mujer, angustiada, intentó irse de la Judicatura en un taxi, pero los hombres habrían evitado que se fuera. La fiscal Nadia Proaño, que investiga el caso, relató, durante la audiencia de formulación de cargos, que se instaló el 23 de noviembre, que los hombres le habrían pagado tres dólares al taxista para que se fuera. La joven habría sido obligada a permanecer en la institución mientras suplicaba ayuda. 

Minutos después, la Policía llegó y detuvo a los presuntos agresores. 

En la audiencia de formulación de cargos, la fiscal Proaño presentó varias evidencias. Entre ellas, el examen médico legal que confirmó que la joven fue violada. 

La fiscal pidió prisión preventiva para los hombres, que ahora son acusados de violación sexual. Sin embargo, un juez les otorgó medidas sustitutivas a ambos. Tienen prohibido salir del país, usarán grillete electrónico y deben presentarse periódicamente ante la institución. 

El magistrado sí aceptó medidas de protección para la víctima, solicitadas por la fiscal. Los procesados no podrán acercarse a la joven y recibirá un tratamiento.

Este caso mancha —de nuevo— la resquebrajada credibilidad de la Policía Nacional, pero también del Consejo de la Judicatura. El 24 de noviembre, Fausto Murillo, aún presidente del Consejo, dijo, durante su comparecencia en la Asamblea Nacional, que si algo pasa en sus instalaciones no protegerá, no dejará de dar las facilidades, a fin de que los órganos, en este caso la Fiscalía y la propia Policía hagan su trabajo”. 

Dijo que es un “caso puntual” y que no fue perpetrado por “funcionarios judiciales, son funcionarios de la escolta judicial”.

Cropped Favicon GK 2 150x150
Karol E. Noroña y Susana Roa
Karol Noroña es una periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos del crimen organizado en el país y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos. Susana Roa cubre economía y derechos en GK.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.