El equipo de comunicación de la Embajada de Estados Unidos en Quito me recibió para una breve entrevista con el embajador Michael Fitzparrick.

Tras pasar un filtro de seguridad —tuvimos que dejar todo excepto la cámara de fotos, el bloc de notas y el celular para grabar la entrevista— entramos a un estudio adaptado para recibir a la prensa. Allí, una funcionaria de la Embajada nos contó que acababa de llegar al país hace dos semanas. Con ella estaba un joven pasante. Enseguida llegó el embajador Michael Fitzparrick, acompañado de otra funcionaria. 

En una entrevista que usted dio en diciembre de 2022, habló sobre el retiro de visa a los llamados “narcogenerales”. ¿Retirar visas a personas de alto nivel es una política de su gobierno?

Esto es una política del Estado del gobierno norteamericano. No solamente en Ecuador, si no a nivel mundial, es parte de la ley. 

➜ Otras Noticias
PUBLICIDAD

Nuestros vicecónsules tienen la obligación de cumplir las leyes y normas estadounidenses. Que, entre otras cosas, dice que las personas que piden visas tienen que estar dentro de ciertos límites de conducta y normas. 

Cuando están fuera de estos límites no tienen derecho a tener una visa. Entonces en este caso, puede que sea alguien del sector público o privado, altos funcionarios o no, todos tienen que respetar las mismas normas. Es un privilegio y no un derecho a tener un< visa para entrar a otro país. Es una decisión soberana. 

En el tema de corrupción en particular, es algo que quisiéramos hacer con énfasis y con claridad. Precisamente para apoyar no solamente al Ecuador, sino a otros países, a combatir la corrupción, el narcotráfico, la violencia en las calles. Los carteles en las cárceles aquí en Ecuador, por ejemplo, todas estas áreas. 

Como ya lo he dicho, no queremos ni ladrones ni su plata en mi país. Esta es una forma de prevenir la entrada a Estados Unidos de personas que no tienen el derecho, que no deben, que no cumplen con los requisitos. Especialmente, si están yendo para huir de la justicia ecuatoriana, en este caso. 

El Consejo de la Judicatura nos dio estas cifras: 30 fiscales y 24 jueces investigados a nivel disciplinario por presuntos delitos de corrupción o vínculos con el crimen organizado. ¿Hay cooperación, específicamente en la justicia? 

Tenemos varios programas de capacitación y fortalecimiento de las instituciones públicas. Sea en la justicia, fiscalía, policía o en varios ministerios y varias áreas. 

Yo no sé de estos datos en particular pero sí ayudamos a varias instituciones públicas a mantener estándares y controles internos. Es algo que el pueblo está pidiendo y estamos coordinando con el gobierno ecuatoriano, cuando nos pide esta cooperación. 

Michael Fitzpatrick

En esta entrevista, el Embajador de Estados Unidos habló sobre el retiro de visas y la cooperación entre el gobierno de su país y Ecuador. Imagen de Diego Lucero para GK.

Que el gobierno de Estados Unidos diga “estamos retirando las visas porque hay problemas de corrupción”, ¿podría interpretarse como un llamado de atención al gobierno ecuatoriano?

Bueno, cuando hablas de Gobierno, ¿estás hablando del Ejecutivo o todas las ramas?

Del Estado, en realidad. 

El Estado, exacto. Porque cada una es independiente. Entonces el Presidente maneja solamente el Ejecutivo. 

Cuando coordinamos con otras instituciones públicas es por pedido de ellos, en colaboración. Pero claro, estamos haciendo nuestra parte para defender nuestra soberanía y respetar nuestras leyes. Mi pregunta es, ¿y dónde están nuestros socios? En todas las instituciones públicas, pero también en el sector privado. 

Hemos hablado también de casos de corrupción en el sector privado. También colaboramos con varias cámaras de Comercio, varios empresarios, varios grupos de industria, por ejemplo, donde ellos se acercan a nosotros, dicen: “Oye, tenemos este problema”, “Veamos este caso”, “Ayúdennos en mantener el comercio internacional, libre y transparente”. 

Todos estos son esfuerzos para mejorar la calidad de servicios públicos. Pero también para mejorar la transparencia y la lucha antinarcóticos, que es un gran problema acá en el país. Entonces estamos listos y preparados, para coordinar estos esfuerzos, en lo público y privado. 

¿Hay respuestas positivas por parte del Estado ecuatoriano?

Yo diría que sí, en general hay. Claro, hay personas que a veces no quisieron colaborar. También es el derecho soberano de ciertas instituciones. 

Pero en general, hemos visto que hay un clamor en la sociedad de avanzar en este tipo de fortalecimiento de las instituciones públicas para mejorar la seguridad, para ayudar al Estado, a prestar servicios a la gente, en las calles, la lucha contra la corrupción, o contra la violencia de género o de narcotraficantes, por ejemplo.

Pero también el pueblo está buscando y pidiendo apoyo porque vemos, francamente, algunas instituciones debilitadas. Estamos, como muchos países presentes en Ecuador, para colaborar. 

¿Cuáles son los puntos de cooperación más fuertes?

Estamos apoyando en términos de la capacitación, fortalecimiento de las instituciones al manejo de fondos, transparencia, tecnología. Depende de cada institución. 

Tenemos varios acuerdos para compartir información. 

Hay ahora también investigaciones  internacionales conjuntas, como varios casos que están en la prensa por acusaciones criminales en Florida. Todo esto son casos de internacionales.

¿Como el caso ISSPOL?

El caso ISSPOL, el caso Las Torres, entre otros. 

Todos  han violado nuestras leyes. Por eso están bajo investigación en los Estados Unidos. Regresando al punto de las visas, algunas personas han huido de Ecuador intentando evitar investigaciones. Pero terminan en otro país que está colaborando y trabajando, como en este caso, con la Fiscalía bajo ciertos acuerdos internacionales. 

Ahora tenemos otra posibilidad, gracias a la Asamblea Nacional, quienes recientemente aprobaron el tratado de intercambio de información de impuestos y cuentas bancarias.

¿Para poder luchar contra la corrupción y el lavado de activos?

La corrupción, lavado de activos o cualquier tipo de crimen organizado a nivel internacional. 

Como el caso Odebrecht, en el que los Estados Unidos, Suiza, varios países en Europa, África y América Latina, estaban involucrados en la investigación global de esta empresa. 

Ahora, vamos a tener muchas más posibilidades para trabajar de cerca, por ejemplo con la Unidad de Análisis Financiero (UAFE) y el Servicio de Rentas Internas (SRI) en particular, pero también con la Fiscalía, para intercambiar información y e investigar gente que haya evadido pagar impuestos. No es ilegal mantener cuentas bancarias en otro país, es ilegal, no cumplir las leyes y normas y los requisitos de estos países. 

¿En qué instituciones se concentra esta cooperación: justicia, Policía, fiscalía?

Todos, todos, es una cadena. 

Hay que tener fiscales preparados, hay que tener policías preparados y jueces también capacitados. 

Los criminales ahora son muy capaces. Ai los jueces y policías y fiscales no entienden el mal manejo de finanzas internacionales, si no entienden qué hicieron en el caso de ISSPOL, que yo he estudiado mucho y hasta la fecha no entiendo ni la mitad del genio de estos malandros. Las cosas que hicieron fueron increíbles y si  los jueces no entienden qué estaban haciendo, van a decir “¿pero dónde está la criminalidad?” 

¿Hay capacitación también entonces?

Exacto, capacitación e intercambio de información. Mantener esta  comunicación fluida entre los expertos para decir “oye, acabamos de ver este nuevo truco que hacen en Oklahoma, por ejemplo, ten cuidado”. 

El manejo de las telecomunicaciones, el hackeo para borrar o redirigir la atención, borrar las evidencias o la información digital, es complicado. 

En 2020 yo tenía información del retiro de 300 visas a ecuatorianos vinculados a casos de corrupción, incluyendo estos nuevos casos que usted mencionó, ¿se tiene ya una cifra de 2021?

No, no tengo cifra precisamente porque es algo que los vicecónsules hacen todos los días cuando reciben información que implica a alguien de cualquier rango, en el sector público, alto funcionario o no. 

Ellos siguen la evidencia y si deciden que, la persona necesita reconfirmar el uso de la visa o cuando es claro que han violado las normas, lsa revocamos. Depende del estatus legal. A veces sus familiares son los que aprovechan los fondos mal recibidos de, por ejemplo, casos de corrupción. Pero yo diría que son cientos.

¿Serán más de esas 300 que ya se retiraron en 2020?

Ah sí. Claro que sí, más. 

¿Eso quiere decir que se ha acelerado el trabajo para el retiro de visas o que se ha incrementado los presuntos delitos de corrupción en el país?

Bueno, yo diría, en primer lugar, quizás hay más enfoque sobre ese requisito, más interés. 

Michael Fitzpatrick

“Yo diría que son cientos de visas retiradas”, Michael Fitzpatrick. Imagen de Diego Lucero para GK

Pero también recibimos más información por la prensa, por varios individuos y también por el crecimiento de la colaboración con la Fiscalía y la justicia ecuatoriana. 

Es más: hay más investigaciones abiertas en los Estados Unidos también sobre casos de corrupción acá. Sin embargo, estamos viendo esta situación como un reflejo del problema más grande, que es el narcotráfico.  

Que se ve en todos lados, ¿no? 

Sí, también hay más gente dándonos información. El mundo de Twitter está lleno de información, pero siempre tenemos que confirmar estas alegaciones y no solamente aceptar lo que alguien ha publicado.

Eso es un indicio, nada más. Pero en general, el esfuerzo conjunto es contra el narcotráfico, contra la violencia. Estamos profundizando nuestra colaboración por pedido del gobierno y la sociedad ecuatoriana. 

Usted ha mencionado generales, también funcionarios de la justicia. ¿Hay funcionarios de otros niveles la Asamblea Nacional, Ejecutivo y ministerios? 

El embajador Fitzpratick no puede evitar una carcajada.

Estás pescando… 

Estoy intentando. Usted ha dicho que no va a decir nombres, por lo menos intentemos con los rangos.

Como digo: seguimos la evidencia y cuando hay información, sea de personas en altos cargos, ahora o anteriormente. 

Si hay evidencia que dice que han cruzado la línea bajo nuestra ley, que es distinta que la ley ecuatoriana para un cargo público, por ejemplo, revocamos las visas. 

Si, hemos tenido gente, yo diría, por lo menos 4 de las 5 ramas del Estado ecuatoriano. Pero no es una sorpresa. Ningún país es inmune a la corrupción y al narcotráfico. Incluso los Estados Unidos. 

Lo que buscamos hacer es nuestra parte, como dije antes, para defender nuestra soberanía y cumplir con nuestros requisitos de ley. La pregunta es dónde están todos los otros que están haciendo su parte para controlar esos problemas en la sociedad o en este caso, el Estado.

María Sol Borja
Periodista. Ha publicado en New York Times y Washington Post. Fue parte del equipo finalista en los premios Gabo 2019 por Frontera Cautiva y fue finalista en los premios Jorge Mantilla Ortega, en 2021, en categoría Opinión. Tiene experiencia en televisión y prensa escrita. Máster en Comunicación Política e Imagen (UPSA, España) y en Periodismo (UDLA, Ecuador). Es editora asociada y editora política en GK.
Y tú, ¿Quieres darnos tu opinión?
Únete a la familia GK.
Conviértete en miembro haciendo click aquí.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR