En la noche del 26 de junio de 2022 —día 14 de paro nacional— mientras la Asamblea debatía la muerte cruzada, el presidente Guillermo Lasso anunció la primera reducción del precio de la gasolina Extra, Ecopaís y el diésel. Días después, el 30 de junio, durante el diálogo con el que se dio por terminado el paro nacional, se anunció la segunda reducción.

Esta noticia fue actualizada el 1 de julio de 2022

➜ Otras Noticias

Reducir los precios de los combustibles era una de las exigencias de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y de otras organizaciones que convocaron al paro nacional. Pedían que la gasolina Extra y la Ecopaís se redujera 45 centavos y el diésel 40 centavos. Sin embargo, en total, el gobierno anunció que se reducirá 15 centavos el precio del galón de gasolina Extra, Ecopaís y del diésel. 

La primera reducción

Lasso dijo en una cadena nacional que “he decidido reducir el precio de la gasolina Extra y Ecopaís en 10 centavos y el Diésel en 10 centavos”. Con esa medida, los nuevos precios congelados de los combustibles quedaron así:

  • Extra y Ecopaís: 2,45 dólares.
  • Diésel: 1,80 dólares. 

El presidente Lasso dijo que se había tomado esta decisión porque al hablar con organizaciones de la sociedad civil, organizaciones indígenas y campesinas, la Iglesia, gremios, asambleístas, y otros, coincidieron en que “el precio de los combustibles es la piedra angular que mantiene el conflicto”. 

Lasso dijo que su gobierno sabe que ese no es el verdadero motivo del problema, pero que tomaba la decisión “por el bien común y la paz ciudadana”. 

El anuncio de Lasso fue oficializado con el Decreto Ejecutivo 462. Según el Decreto, los nuevos precios entrarán en vigencia desde el miércoles 28 de junio de 2022. 

El ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, dijo que la medida adoptada por el gobierno “representa para el Estado 250 millones de dólares en subsidios”. 

La reducción planteada por Lasso no es la que exigía la Conaie  y aún no se sabe cuál será su reacción. Hasta las 11:00 de la noche, la organización no había dicho nada específico sobre la decisión del Presidente.

La segunda reducción

La mañana del 30 de junio de 2022, en el día 18 del paro nacional, durante el diálogo, Francisco Jiménez, ministro de Gobierno, anunció que el gobierno decidió: 

  1. Reducir el precio de la gasolina extra y ecopaís 5 centavos más, que se suman a los 10 centavos que fueron anunciados el 26 de junio de 2022. Es decir, la reducción total será de 15 centavos. 
  2. El precio del galón de diésel también se redujo 15 centavos en total. Es decir, 5 centavos más. 

Con esa nueva reducción, los nuevos precios congelados de los combustibles quedaron así:

  • Extra y Ecopaís: 2,40 dólares.
  • Diésel: 1,75 dólares.

Están vigentes desde el 1 de julio de 2022. 

Estas decisiones incrementarán en algunos millones de dólares el déficit del Estado, que estima que la reducción de los 15 centavos en el precio de los combustibles le costará más de 340 millones de dólares al país cada año.

Las organizaciones que convocaron el paro —la Conaie, la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), y el Consejo de Pueblos y Organizaciones Indígenas Evangélicos del Ecuador (Feine)— y el gobierno llegaron a este y otros acuerdos. Gracias a eso, dieron por terminado el paro nacional después de 18 días de movilizaciones.

¿Qué buscaba la Conaie?

La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) había planteado 10 demandas al gobierno. Su presidente, Leonidas Iza, dijo que no se irían de Quito hasta que esas 10 exigencias estuvieran respondidas. 

El viernes 17 de junio, en el quinto día de paro, el presidente Guillermo Lasso respondió a varias de esas demandas en una cadena nacional. Luego, las oficializó en una carta que se envió a Leonidas Iza el 18 de junio. 

Sin embargo, en esa carta, una de las demandas que el gobierno no resolvió era la de bajar y congelar el precio de la gasolina Extra y Ecopaís, y el Diésel. La Conaie buscaba que el precio de la gasolina Extra y Ecopaís se redujera de 2,55 a 2,10 dólares —45 centavos menos— y el Diésel de 1,90 a 1,50 dólares —40 centavos menos. 

Las otras nueve demandas de la organización eran:

  1. Moratoria de las deudas en la banca pública, privada y cooperativa. 
  2. Precios justos en los productos del campo.
  3. Mejorar el empleo y los derechos laborales con políticas e inversión pública para frenar la precarización laboral y asegurar el sostenimiento de la economía popular. 
  4. No a la ampliación de la frontera extractiva minera o petrolera, y la derogatoria de los Decretos 95 y 151 sobre la duplicación de la producción de petróleo y el plan de acción minero. 
  5. Respetar los 21 derechos colectivos de los pueblos y nacionalidades indígenas.
  6. Que se ponga un alto a la privatización de los sectores estratégicos.
  7. Que se establezcan políticas de control de precios y la especulación de los productos de primera necesidad.
  8. Presupuesto urgente de salud y educación.
  9. Seguridad, protección y generación de políticas públicas efectivas para frenar la ola de violencia.
IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR