Tras 18 días de graves manifestaciones en el Ecuador, termina el paro nacional más largo que ha vivido el país en el siglo XXI. El anuncio fue hecho en el Seminario Mayor de Quito cerca del mediodía, donde el gobierno del Ecuador y las organizaciones que encabezan la protesta, lideradas por la poderosa Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), dialogaban los términos de un acuerdo. 

Sin embargo, el acuerdo para finalizar el paro no se concretó hasta pasadas las 2:30 de la tarde porque la dirigencia indígena no firmó el acta de los acuerdos a los que habían llegado tras el anuncio. Decidieron reunirse con los líderes de varias organizaciones, que reclamaban algunos puntos del acuerdo y cuestionaban a Leonidas Iza. Finalmente, después de unos cuarenta minutos, y tras ajustes al acuerdo, el paro finalmente terminó la tarde del 30 de junio

Pasadas la 1:35 de la tarde, regresaron a la sala para continuar con el diálogo. Iza dijo que no ha “conversado con el gobierno” a espaldas de las demás organizaciones. Iza dijo que “hay puntos rojos  con los que no estamos de acuerdo pero para pacificar el país hay que aceptar”. Según Iza, en un plazo de 90 días tratarán los siguientes temas que quedan pendientes. 

PUBLICIDAD

Gary Espinoza, presidente de la Confederación Nacional de Organizaciones Campesinas, Indígenas y Negras (Fenocin), se rehusó a firmar, en un primer momento. Sin embargo, después de un duro intercambio con Iza y otros dirigentes, accedió. 

De esa manera, pasadas las 2:31 de la tarde, el paro nacional se dio por terminado por los representantes de tres organizaciones que lo convocaron. 

La mañana de Quito, de cielo radiante y despejado, auguraba un fin a las movilizaciones de 18 días. Desde hacía días, ambas partes intentaban negociar una salida pacífica a un conflicto social que arrancó el 13 de junio de 2022 y ha dejado 9 muertos: 5 manifestantes, 3 personas que murieron por los bloqueos de las vías, y un militar

La Conferencia Episcopal convocó a las partes al encuentro a las nueve y media de la mañana. Sin embargo, el comienzo de la reunión se aplazó a pasadas las 11:30 de la mañana —se decía que el retraso era producto del bosquejo de un acuerdo por parte del gobierno. “Los presidentes de la Conaie, Feine y Fenocin declaran el cese de las movilizaciones y el retorno paulatino a sus comunidades”, leyó David De la Torre, secretario general de la Conferencia Episcopal.  

Dos días antes, el retraso en arrancar las negociaciones sembró las raíces torcidas de la incertidumbre en la sociedad ecuatoriana. El gobierno dijo que no dialogaría tras el asesinato de un militar en un enfrentamiento con manifestantes en la localidad amazónica de Shushufindi. Cuestionó, además, la legitimidad del presidente de la Conaie, Leonidas Iza.  

Pero esta mañana fue diferente. En el auditorio del  Seminario Mayor de Quito, en la avenida Colón y América, las autoridades del gobierno, la Iglesia y las organizaciones que convocaron al paro dieron una rueda de prensa en la que anunciaron el fin del paro. Además, presentaron algunos acuerdos a los que llegaron. 

Entre los principales acuerdos están: 

  1. Reducir el precio de la gasolina extra y ecopaís 5 centavos más, que se suman a los 10 centavos menos que fueron anunciados el 26 de junio de 2022. Es decir, la reducción total al será de 15 centavos. 
  2. El precio del galón de diésel también se redujo 15 centavos en total. Es decir, 5 centavos más. Estas dos decisiones incrementará en algunos millones de dólares el déficit del Estado, que estima que el subsidio a los combustibles le costará este año más de 32 mil millones de dólares.
  3. El gobierno se comprometió a trabajar en políticas de focalización de subsidios
  4. Derogar el decreto 95 con el que se promovía el incremento de “la producción de hidrocarburos” y transformar el decreto 151 que menciona el “incremento de las exportaciones de los productos mineros” y “desarrollar una minería eficiente”. 

La tensa firma del acuerdo

Después de que se leyeron los acuerdos, Leonidas Iza dijo que hay puntos que todavía no se han tratado por completo. “Hay puntos que todavía no tienen acuerdos, hay que seguir trabajando”, dijo Iza. El presidente de la Conaie dijo que seguirán discutiendo esos puntos e instó al gobierno que cumpla sus ofertas porque si no “nos pondremos nuevamente de pie”.

Algunos asistentes en el auditorio gritaban en rechazo de que Iza firmara el acta con los acuerdos a los que ya habrían llegado la mañana de hoy. Sin embargo, él dijo “no podemos ser también irresponsables con el país, si necesitamos un poco de tiempo lo daremos, pero esta cuestión tiene que resolverse el día de hoy”. Iza insistió en que se seguirán trabajando en los puntos que todavía no han sido resueltos por completo. 

“Vamos a pedir sensibilidad, pero también necesitamos que todo lo que se ha trabajado no se vaya al tacho de basura”, dijo el presidente de la Conaie. A lo que una persona gritó “que se firme hoy”, mientras otros respondían que no se firme. 

Luego intervino Francisco Jiménez, ministro de Gobierno, quien dijo que hoy no había “ganadores ni perdedores individuales, el únio ganador debe ser el Ecuador”. Según Jiménez, los 18 días que duró el paro “ha sido sin duda una lección para todos, cada quien debe poder sacar sus propias conclusiones”. 

El Ministro dijo que hay temas que aún no están en el acta, pero que sí estarán porque es un gobierno serio, que escucha y “que como todos ustedes ha sabido sacar las lecciones de estos 18 días”. Concluyó su intervención diciendo “digámosle ahora al país que sí somos capaces de construir ese Ecuador que soñamos”. 

Una vez que el ministro Jiménez terminó de hablar, Leonidas Iza tomó el micrófono de nuevo y pidió un receso de 15 minutos para hablar con los representantes y miembros de la Conaie, Fenocin y Feine y decidir si se firma el acuerdo presentado por los mediadores. 

Minutos después, la Conaie publicó en su cuenta de Twitter diciendo que el acta con los acuerdos todavía no se firmaba y que “por respeto a las decisiones colectivas, este momento se revisa a detalle con la estructura del Mov. Indígena el acta, que fue levantada por la comisión interventora sosteniendo al máximo los mejores resultados de la agenda nacional de 10 puntos”. 

Después de que se reunieron y modificaron el acta, pasadas las 2:31 de la tarde, el paro nacional se dio por terminado por los representantes de tres organizaciones que lo convocaron una vez que firmaron el acta con los acuerdos a los que llegaron con el gobierno. 

El presidente de la República, Guillermo Lasso, quien además esta semana sobrevivió a un intento de destitución por parte de la Asamblea Nacional, saludó el fin del paro en su cuenta de Twitter.

Aún así, las palabras del ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, reflejan el verdadero saldo del paro: no hay ninguna victoria para nadie. No solo las muertes, heridos y pérdidas económicas dejan al país convaleciente: también queda aquejado por una dolorosa fractura social.   

GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR