Una propiedad de Leandro Norero, ubicada en la exclusiva urbanización Riberas del Batán, en la vía Samborondón, en Guayaquil, fue liberada de toda medida legal. 

La defensa de Norero —quien cumple prisión preventiva por delitos asociados al lavado de activos y se presume su participación en el narcotráfico transnacional— presentó una acción de protección para solicitar la entrega de este bien que tenía una prohibición de enajenar. Un juez del pequeño cantón de la concordia aceptó la medida.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

PUBLICIDAD

No es la primera vez que jueces de jurisdicciones remotas acepten acciones constitucionales en polémicos casos. En abril de 2022, un juez del pequeño cantón costero de Manglaralto, aceptó una medida para liberar al ex vicepresidente Jorge Glas, preso por cargos de corrupción. Glas volvió a prisión cuando la decisión fue revocada. 

Ahora, el 19 de junio de 2022, el Consejo de la Judicatura anunció que dictó una medida preventiva de suspensión al juez Ángel Lindao Vera, de la unidad Multicompetente de La Concordia, por este caso. 

El juez habría cometido una presunta infracción gravísima, que está en el numeral 7 del artículo 109 del Código Orgánico de la Función Judicial

Este numeral dice que “intervenir en las causas que debe actuar, como Juez, fiscal o defensor público, con dolo, manifiesta negligencia o error inexcusable” es una infracción gravísima. 

El mismo artículo dice que al servidor de la Función Judicial que cometa una de estas infracciones, se le impondrá una sanción de destitución. Según el breve comunicado de la Judicatura, la Fiscalía General del Estado ya presentó una denuncia

En una rueda de prensa la tarde del 19 de junio, el comandante de la policía Fausto Salinas dijo que la institución rechazaba las acciones que se dan “precisamente cuando estamos comprometidos con el orden público y la seguridad de los ciudadanos”, en referencia al trabajo de la Policía durante el paro nacional, que comenzó el 13 de junio. Dijo que la defensa de Norero usó precisamente este momento para presentar esta acción. 

Denunció también que existen conexiones “de mucha gente interesada en generar actos de violencia, precisamente para evitar que la Justicia llegue a estas personas que están posiblemente vinculadas por corrupción y narcotráfico”. 

La detención de Norero

El 25 de mayo de 2022, la Fiscalía en coordinación con la Policía hizo 19 allanamientos en las provincias de Guayas, Manabí y Santa Elena. 

En total se detuvo a 7 personas por presunto lavado de activos, y entre los apresados se encontraba Leandro Norero, un presunto narcotraficante que operaba en Ecuador. En el mundo criminal se lo conocía como el patrón Norero.

La operación delictiva de Norero habría crecido desde que fingió su muerte, a inicios de la pandemia del covid-19, en el 2020. Creció tanto que Norero se habría convertido en uno de los principales proveedores económicos y financieros de las tres bandas enemigas de Los Choneros: Los Lobos, Los Tiguerones y Los Chone Killers —la organización armada que Norero formó, junto a alias Trompudo Israel. 

Entre los objetos que fueron encontrados en uno de los operativos, en específico en una casa en la ciudad costera de Guayaquil, había lingotes de oro, más de 50 relojes de lujo, joyas, armas de fuego y fajos de billetes —que sumaban 6.4 millones de dólares. Las autoridades calcularon que entre todo lo encontrado en la ciudad costera había 10 millones de dólares. 

¿Quién es Leandro Norero?

Leandro Norero, tiene 35 años y su vida estuvo vinculada al crimen organizado desde la infancia. Su actividad delictiva se remonta al 2005. Un año después, tuvo su primer revés judicial: en 2006 fue detenido por tenencia ilegal de armas. Luego, en 2012, según consta en los registros legales de la función judicial, enfrentó un proceso por robo agravado. 

En 2018, afrontó otro juicio por tráfico de drogas a gran escala [narcotráfico]. Sin embargo, ninguna de las causas avanzó, ni logró confinar a Norero en una prisión ecuatoriana. 

Norero estuvo en la banda Los Ñetas, y luego fundó Los Chone Killers, junto a alias Trompudo. 

Pactó incluso con uno de los nombres que resuena aún en el mundo carcelario: Jorge Luis Zambrano, alias JL o Rasquiña, asesinado en diciembre de 2020. Aunque es conocido que en esa época JL centralizó el negocio del tráfico de drogas, con su muerte, la alianza con Norero también se extinguió.

Entonces, Norero optó por conectar con las bandas disidentes, ahora enemigas de los dos que buscan el poder en las cárceles, Adolfo Macías, alias Fito, y Junior Roldán, alias JR.

GK
(Ecuador, 2011) Periodismo que importa sobre lo que te importa.