El pueblo kichwa de Sarayaku, de la Amazonía ecuatoriana, llamó al diálogo en el paro nacional. En un comunicado publicado el 15 de junio, en el tercer día del paro nacional, el pueblo dijo que consideraban que debe haber un diálogo que “tiene que ser el verdadero encuentro”

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El pueblo dijo además que el diálogo tiene que ser de buena fe y debe garantizar los “derechos humanos, y los derechos civiles y políticos” amparados en la Constitución y otros tratados internacionales a los que está suscrito el país.

llama al diálogo
PUBLICIDAD

Comunicado de Sarayaku. Cortesía.

El comunicado de Sarayaku dice también que el diálogo debería basarse en “una agenda nacional para resolver temas prioritarios urgentes y a largo plazo con todos los sectores sociales”. El pueblo recomienda además que haya transparencia, voluntad política e igualdad de condiciones que permitan llegar a acuerdos y soluciones efectivas. 

La tarde del 15 de junio, el presidente Guillermo Lasso dijo en su cuenta de Twitter que “tenemos las puertas abiertas al diálogo”. Además aseguró que están coordinando “acciones que atiendan los pedidos de las distintas organizaciones sociales”. No dio mayores detalles de cuáles son esas acciones. 

Sarayaku también hizo un llamado a la “intervención urgente de las Naciones Unidas, organismos de derechos humanos y la iglesia católica para la mediación en el proceso de diálogo”. 

La mañana del 15 de enero, la Organización de las Naciones Unidas en Ecuador, hizo un llamado a la paz y al igual que Sarayaku, pidió que se busquen mesas de diálogo. También dijo que se debe respetar el debido proceso de las personas que han sido detenidas y pidió a los manifestantes que ejerzan su derecho a la protesta de manera pacífica. 

Sin embargo, hasta ahora, ninguna organización ha expresado su deseo o intención de mediar alguna negociación en el paro nacional. 

Otros llamados de Sarayaku

Además de llamar al diálogo, el pueblo de Sarayaku también hizo un llamado a la paz. En su comunicado, el pueblo pide que no haya intervención progresiva de la fuerza pública y que se respete el derecho a la resistencia y a la vida.  

Hasta el segundo día del paro nacional, las denuncias por actos de violencia habían sido pocos. Sin embargo, en el tercer día, conforme se han sumado más personas a la paralización ha habido más violencia en algunas zonas, tanto por parte de la fuerza pública —militares y policías— como por parte de los manifestantes

¿Qué más dijo Sarayaku?

Además de los llamados a la paz y al diálogo, el pueblo Sarayaku también dijo que rechazaba la detención “arbitraria e ilegal” de Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie). Iza fue detenido la madrugada del 14 de junio en Latacunga por el presunto delito de paralización de un servicio público. Estuvo bajo custodia policial durante más de 20 horas hasta que una jueza le dictó medidas cautelares en la audiencia de flagrancia. La audiencia de juicio será el 4 de julio. 

PUBLICIDAD

Pero la detención de Iza no fue la única que rechazó el pueblo originario. En su comunicado, Sarayaku también condenó la persecución de otros líderes, representantes de otras organizaciones indígenas y “a toda la población” que está manifestando en las calles. 

El pueblo también dijo que rechazaba “cualquier intento de oportunismo político” en el paro que pueda deslegitimar las verdaderas razones de la movilización. 

¿Qué dicen otras organizaciones indígenas?

El colectivo Mujeres Amazónicas también emitió un comunicado sobre el paro nacional. En el documento, las mujeres dicen que “el discurso estigmatizante del presidente Guillermo Lasso” y las detenciones “arbitrarias e ilegales” de líderes indígenas son inadmisibles. 

En el comunicado, las mujeres hacen tres peticiones: 

  1. Que se garantice “la vida, la integridad y los derechos de todos los manifestantes”.
  2. Que se abandonen “las políticas extractivas” que ponen en riesgo a los pueblos y nacionalidades indígenas del Ecuador.
  3. Que se active un plan de transición “de la matriz energética y frente al cambio climático”. 
llama al diálogo

Comunicado del Colectivo Mujeres Amazónicas. Cortesía.

El comunicado del colectivo finaliza con una nota que dice que el gobierno “necesita entender que el pueblo se manifiesta ante las injusticias que vive el país”.

El paro nacional, explicado en contexto

El paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) comenzó la madrugada del 13 de junio de 2022. El sol aún no salía cuando cientos de simpatizantes de organizaciones indígenas y sociales empezaron a bloquear las vías con llantas quemadas, montículos de tierras, y ramas de árboles. Se declararon en paro hasta que el gobierno cumpla con 10 demandas planteadas por la Conaie

En el primer día del paro, la magnitud de las movilizaciones fue menor a la que había previsto el gobierno, dijeron las autoridades en una rueda de prensa. El gobierno dijo que en el primer día del paro, la mayoría de acciones fueron cierres de vías y pequeñas protestas en algunas ciudades como Quito y Latacunga. Tampoco hubo mayores reportes de violencia ni personas detenidas. 

El segundo día, el ambiente fue distinto. El presidente de la Conaie, Leonidas Iza fue detenido en Latacunga por el presunto delito de paralización de un servicio público, y sus simpatizantes rechazaron la acción.En la ciudad de Latacunga, donde Iza estaba retenido a la espera de una audiencia de flagrancia, cientos de personas se movilizaron para exigir la liberación de su líder. Hubo manifestantes que intentaron entrar a la fuerza a la cárcel de esa ciudad, y hubo también retenciones de policías y agentes penitenciarios —cuyo paradero se desconoce hasta ahora—.

Casi 24 horas después de su detención, Iza fue liberado con medidas cautelares la noche del 14 de junio. Se espera que su audiencia de juzgamiento sea el 4 de julio. 

En el tercer día del paro, el 15 de junio, el paro ha transcurrido sin mayor novedad a pesar de que ha habido nuevos bloqueos en las vías y de que más manifestantes han llegado a la capital. En una rueda de prensa en la mañana, el Ministro del Interior, Patricio Carrillo, dijo que Quito “estaba sitiada” por manifestantes, sin embargo, la mayoría de ellos se han quedado en el sur de la ciudad y no han dicho si pretenden avanzar al centro o cuál es su intención.

IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.