Hoy, 15 de junio de 2022, ha sido el tercer día de paro nacional anunciado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas, al que se han sumado algunos sectores productivos como el bananero y un sector no federado del transporte pesado

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, y el de Defensa, Luis Lara, dieron una rueda de prensa en la que expusieron el balance de lo que ha sucedido hasta el mediodía del tercer día de la movilización nacional, que se ha concentrado en las provincias de Imbabura, Cotopaxi y Pichincha, principalmente.

PUBLICIDAD

Según Carrillo, este paro es producto de “hilos no visibles de lo que está detrás de estas expresiones y manifestaciones” porque estarían beneficiando al narcotráfico, debido a que, según la Policía y las Fuerzas Armadas, se “alejan” de sus tareas principales.

El ministro del Interior, Patricio Carrillo, insistió en que las manifestaciones han favorecido a la “penetración” del crimen organizado, en especial de la banda —R7—, que protagonizó la última masacre carcelaria en Santo Domingo de los Tsáchilas.

Estos son los 7 puntos más importantes, según el Ministro del Interior:

  • El epicentro de la “caotización”, donde se han visto más hechos de violencia, está en la provincia de Cotopaxi, donde estuvo detenido el máximo representante de la Conaie. Sin embargo, Carrillo no dio más detalles.
  • “En Imbabura hay conflictos menores y van decayendo”, dijo Carrillo. Y aclaró que  ayer hubo un número superior de manifestantes en relación al 15 de junio, sin embargo no dio cifras.
  • A nivel nacional se han registrado 63 incidentes y se estima que en las protestas están participando alrededor de 5.500 personas.
  • Carrillo aseguró que en la capital se está intentando calmar los ánimos y que el gobierno “está hablando para que todo vuelva a la normalidad”. Una de las medidas sería quitar las vallas que están alrededor del Centro Histórico, porque “no hacen falta y se está pensando en que la economía se reactive”. 
  • Siete policías están retenidos en la provincia de Cotopaxi por los manifestantes y este acto ya ha sido considerado,  por el Gobierno, como un secuestro Ya hay una denuncia presentada y la Unase está investigando dónde se encuentran los policías.
  • Hay 20 personas detenidas
  • 15 carros han sido dañados parcialmente y 1 de esos ha sido quemado y destruido totalmente. 

Antes de finalizar la rueda de prensa, Carrillo dijo que en caso de que los manifestantes no cedan, el Gobierno de Guillermo Lasso contendrá “la violencia con el uso progresivo de la fuerza”.

A las tres de la tarde, el presidente Guillermo Lasso escribió un Tweet que decía: “Seguimos trabajando por el Ecuador. Tenemos las puertas abiertas al diálogo, pero no cederemos ante grupos violentos que pretenden imponer sus reglas”. 

Al final del día

La noche del 15 de junio, el Ministro de Gobierno, Francisco Jiménez, habló en una breve rueda de prensa sobre el balance de las manifestaciones en el tercer día del paro. En general, Jiménez dijo que “hoy ha sido un buen día”. 

En la rueda de prensa, el ministro Jiménez dijo que en todo el día “no ha habido desmanes ni actos vandálicos que lamentar”. Según el Ministro, en comparación al segundo día del paro, la “beligerancia de los grupos ha disminuido” y aseguró que esas son buenas noticias para el país.

Un equipo de GK estuvo hoy en las manifestaciones en Quito. En el sur, unos 500 manifestantes solo estuvieron concentrados y no mostraron intenciones de moverse del lugar. Sin embargo, un grupo de manifestantes de organizaciones como la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) y la Unión Nacional de Educadores (UNE) decidieron trasladarse al centro de la ciudad. 

El número de manifestantes fue mucho menor. Jiménez dijo en la rueda de prensa que estimaban que el grupo de manifestantes que llegó al centro histórico no superaba las 250 personas. Según él, estaban avanzando pacíficamente y cuando llegaron a Santo Domingo, hubo pequeños incidentes. Un grupo de manifestantes habría derribado un semáforo y los policías respondieron con violencia. El equipo de GK vio a dos personas heridas con perdigones. 

En la rueda de prensa Jiménez insistió en que el gobierno tiene apertura al diálogo. Según el ministro de Gobierno, incluso hay algunas organizaciones de derechos humanos que se han “propuesto mediar para poder sentarnos en una mesa de diálogo con el movimiento indígena y particularmente con la Conaie”. El ministro prefirió no dar nombres de estas organizaciones, sin embargo, dijo que recibirían propuestas formales “en las próximas horas o el día de mañana”. 

¿Qué más ha pasado?

 El  segundo día, 14 de junio, el paro nacional comenzó con la detención de Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie). El arresto indignó a sus seguidores y aumentó la intensidad del paro.

También hubo incidentes violentos en varias provincias del país.

En Guayaquil hubo intentos de saqueo. El ECU911 de la ciudad confirmó que se reportaron “varios intentos de saqueo en diversos puntos de la ciudad de Guayaquil”. Según Pablo Arosemena, gobernador de la provincia del Guayas, los “intentos de saqueos han sido neutralizados por la Policía Nacional”.

Aroesemena también dijo en su cuenta de Twitter que algunos comerciantes del centro de Guayaquil cerraron sus locales momentáneamente como prevención. En redes sociales, varias personas denunciaron que se quedaron encerradas en negocios en el centro de Guayaquil por miedo a los saqueos.

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.