El Día del Niño se celebra en distintas fechas alrededor del mundo. En Ecuador se escogió el 1 de junio, porque se alinea con la declaración que se hizo durante la Conferencia Mundial sobre el Bienestar de los Niños, en 1925. Previamente, en 1924 se había emitido la Primera Declaración de los Derechos de los Niños en Ginebra, Suiza. Esta fecha busca generar conciencia sobre la necesidad de protección especial para los menores de edad y garantizar su adecuado desarrollo.

Pero pasarían más de 25 años más hasta que  las Naciones Unidas aprobaron la Declaración de los Derechos del Niño en 1959. El documento incluía diez principios y no era de carácter obligatorio. Sin embargo, en noviembre de 1989 se logró aprobar el texto de la Convención sobre los Derechos del Niño con 54 artículos, de la cual 195 países han ratificado su cumplimiento, que es de carácter obligatorio.

La ONU celebra el Día Universal del Niño el 20 de noviembre, fecha en la que se recuerda la firma de la Convención. 

En Ecuador viven 5,9 millones de niños, niñas y adolescentes (NNA) —grupo etario que va desde los recién nacidos hasta los 17 años—, según proyecciones del INEC para 2020, que corresponde al 35% de la población total del Ecuador. Viven el 50% en la Costa, el 43 % en la Sierra y el 7% en la Amazonía.

El impacto del covid-19 en los niños, niñas y adolescentes

La crisis sanitaria provocada por el covid-19 ha marcado nuevos indicadores en lo relacionado a la niñez. Según la Agenda Nacional de los Niños, Niñas y Adolescentes, elaborada por la Red de Organizaciones por la Defensa de los Derechos de la Niñez y Adolescencia (Roddna) —con datos del Fondo de la ONU para la Infancia (Unicef)—  se estima que a 150 millones de adolescentes, niños y niñas del mundo caerán en la pobreza extrema. 

niños venezolanos en Ecuador

Fotografía de José María León para GK.

La pandemia podría significar un retroceso de “20 años en la lucha por la erradicación de la pobreza” y de 30 años para los hogares que tienen menores de edad en casa. Estas familias deberán prescindir de “servicios básicos como educación, salud, alimentación, vivienda, trabajo y seguridad social” —es decir, deberán privarse de sus derechos.

En total, son 3,1 millones de niños, niñas y adolescentes que podrían encontrarse en situación de vulneración de derechos. De ellos, 1,8 millones  (60%) están en riesgo de pobreza multidimensional, que es la variable que identifica múltiples  carencias a nivel de los hogares y de las personas en los ámbitos de la salud, la educación y el nivel de vida.Se estima que el 35% del total de los niños ecuatorianos ya son pobres a su nacimiento, según este informe.

Noticias Más Recientes

En lo relacionado al trabajo infantil, se estima que 375 mil menores de edad tienen que trabajar —la mayoría, menores de 14 años. En lo relacionado al trabajo doméstico, se advierte que las adolescentes de entre 12 y 17 años dedican entre 25% y 45% de su tiempo a esta labor —al contrario de los hombres que solo destinan el 15%.

Según datos de Unicef, en lo relacionado a educación, se conocía que el 14,2% de hogares con niñas, niños y adolescentes que tenían dificultades económicas tuvieron que sacar a sus hijos de la educación básica y el bachillerato, en 2019.

Sin embargo, se estima que ese porcentaje subirá al 21,6% por efectos de la pandemia. Los estudios y encuestas hechas por Unicef con la colaboración del Ministerio de Educación del Ecuador, demostraron que la deserción escolar en el país antes de la pandemia era de 268 mil niños, niñas y adolescentes. Además, había 187 mil niños niñas y adolescentes rezagados –que han pasado más de dos años alejados de la educación. 

A estas alarmantes cifras se le suma la pandemia por el covid-19. Joaquín González-Alemán, representante de Unicef en Ecuador, dijo a GK que 90 mil estudiantes más no se han matriculado este año por la crisis sanitaria.

problemas de la niñez en Ecuador

Joaquín González Alemán cree que los adultos no ven a los niños como sujetos de derechos. Fotografía de José María León para GK.

Además, según las encuestas vía telefónica que se hicieron a  los docentes, el 15% de  los estudiantes no se conectan a las clases virtuales, ya que los principales problemas que enfrentan los NNA son no tener acceso a las tecnología, analfabetismo digital, trabajo infantil y la violencia intrafamiliar.