Los niños, niñas y adolescentes, al igual que los adultos, son víctimas de la violencia en Ecuador. El aumento de la crisis de inseguridad que se recrudeció a inicios de enero de 2024 ha dejado a miles de niños, niñas y adolescentes sin acceso a sus escuelas y colegios porque el Ministerio de Educación suspendió la presencialidad de las clases el 9 de enero de 2024. Pero las clases, según el Ministerio, están volviendo a la presencialidad de forma progresiva. 

Desde el 23 de enero, el 70% de las instituciones educativas volvieron a ser presenciales, de acuerdo al Ministerio. 

Además, del impacto en la educación de los niños, niñas y adolescentes, la ola de violencia en Ecuador también ha ocasionado que la tasa de homicidios en menores de edad haya aumentado en un 640% en los últimos cuatro años. Únicamente entre enero y octubre del 2023 se registraron 248 homicidios a niños entre 0 y 4 años y 468 homicidios en adolescentes entre 15 y 19 años. 

En este contexto, Luz Ángela Melo, representante de Unicef en Ecuador, habla sobre cómo afecta la violencia a los niños, niñas y adolescentes, el impacto que tiene en sus vidas las clases no presenciales y la importancia de volver a las aulas. 

➜ Otras entrevistas

¿Cómo afecta la violencia que atraviesa el país a los niños y adolescentes? 

De muchas maneras. En primer lugar ha habido un aumento del 640% de asesinatos de niños y adolescentes en cuatro años. Llama la atención que el aumento haya ocurrido en todos los grupos etarios de niños, pero sobre todo en dos: el de 0 a 4 años y el de 15 a 19 años. 

En 2023, 248 niños y niñas menores de 4 años fueron asesinados. En el mismo año, 468 adolescentes entre 15 y 19 años fueron asesinados sólo [hasta] octubre de 2023. 

¿Cómo se puede explicar este aumento en la tasa de homicidios de niños y adolescentes? ¿Es la ola de violencia o tal vez son víctimas colaterales? ¿O están siendo reclutados por las bandas criminales? 

Está asociada al aumento de la criminalidad en el país. Ahora, lo triste es que tantos niños y adolescentes están siendo asesinados.

Tenemos que dejar de hablar de víctimas colaterales. Son niños asesinados. Niños de 0 a 4 años que están siendo asesinados en Ecuador. 

Desafortunadamente, sólo tenemos esas cifras, no tenemos el contexto, no sabemos quiénes los asesinaron, ni dónde están esos niños, ni quiénes son sus familias y eso es algo que vale la pena averiguar. Ojalá nosotros podamos apoyar al Gobierno para saber un poco más de detalles, porque sólo sabiendo todo se pueden diseñar políticas de prevención.

¿Las escuelas y colegios se han convertido en espacios de riesgo por la exposición de esos niños en zonas que pueden ser conflictivas? Antes eran considerados lugares seguros, ¿ahora ya no lo son? 

Tienen que seguir siendo seguras y si existen escuelas no seguras, que estas sean la excepción. Tampoco tenemos los datos, aunque lo sabemos bien porque hay maestros y niños amenazados.

Además de sus hogares, las escuelas, en general, son los sitios por excelencia de protección de los niños y de las niñas. Tiene que ser así y tiene que seguir así. 

Nosotros ya estamos trabajando [con el Ministerio de Educación] en su programa de escuelas y comunidades seguras, y para eso es muy importante desarrollar la escuela dentro de una comunidad. Entonces no basta que la escuela sea un lugar seguro para los niños y las niñas si salen de ahí y lo que los rodea es un medio violento.

unicef, violencia, niños

La representante de Unicef explica que es muy importante que las clases retomen la presencialidad para que vuelvan a ser espacios seguros para los niños, niñas y adolescentes. Fotografía de Nicole Carrera para GK.

Ahora con las clases virtuales, ¿los niños o los adolescentes están menos expuestos?

Nosotros estamos preocupados. 

Nos solidarizamos con la sociedad ecuatoriana por los problemas de seguridad y entendemos muy bien el contexto. Pero, al mismo tiempo, creemos que es importante que las escuelas estén abiertas porque las escuelas constituyen un entorno protector para los niños. 

Nos preocupa mucho porque Ecuador fue uno de los países en el mundo que, durante la peor época de la pandemia, tuvo las escuelas que permanecieron más tiempo cerradas. Agregar este nuevo cierre a las escuelas nos preocupa porque nos preguntamos qué va a ser de esos niños y estas niñas, sobre todo los más vulnerables. 

Están los que viven en zonas sin acceso a internet o donde no pueden pagar internet, o donde el padre o la madre sólo tiene un teléfono y varios niños tienen que compartir ese teléfono. Nos preocupa el futuro educativo y personal de estos niños y niñas, y hago un respetuoso llamado a la sociedad y el Estado para que se puedan abrir las escuelas lo más pronto posible. 

¿Cómo se puede garantizar que los niños vayan a estar bien en las escuelas, si es que el camino hasta la escuela o el colegio ya es un peligro?

Yo no creo que sea un peligro generalizado para los niños el llegar a sus escuelas o a sus colegios. 

Estamos de acuerdo con la estrategia del nuevo ministro de Educación de que las escuelas seguras deben estar en comunidades seguras, pero creo que tampoco podemos esperar a una situación perfecta para abrir las escuelas porque yo veo sábados y domingos a niños en centros comerciales. 

Tener a niños y niñas encerrados en las casas, teniendo una educación, en general, precaria, pone en riesgo el desarrollo de los niños. Y, en últimas, pone en riesgo el desarrollo de este país. 

Porque van a ser niños con graves problemas de aprendizaje que el día de mañana, seguramente, van a tener muchas dificultades para encontrar un empleo y para ser productivos en el país. 

No muchos niños tienen acceso a internet para acceder a clases virtuales, y no todos los colegios se pueden mudar a esta modalidad. ¿Cómo impacta esto en su aprendizaje?  

Los riesgos son enormes. Vamos a tener niños y niñas que van a tener problemas de aprendizaje, que cuando vuelvan a las clases presenciales no van a tener rendimiento. Pero, además nos preguntamos  con quién se quedan estos niños en sus casas, si los papás y las mamás tienen que salir a trabajar, con quién se están quedando los niños más pequeños. 

Yo asumo que hay muchos niños que se están quedando solos o con personas que no los pueden ayudar. No sé si las mamás y los papás están perdiendo sus empleos porque se tienen que quedar con los niños. Creo que es algo muy complejo. Por eso hago un llamado respetuoso a las autoridades para que empiecen a abrir ya las escuelas.

importancia clases presenciales, unicef

Según Unicef, los riesgos que enfrenta la niñez y adolescencia incrementan aún más, tanto en las comunidades donde operan los grupos armados como para los adolescentes reclutados forzadamente. Fotografía de Nicole Carrera para GK.

Cuando las clases vuelvan a la presencialidad habrá estudiantes que estén en distintos niveles con respecto a sus compañeros, pero el profesor dará la clase para todos. ¿Qué se puede hacer? 

Yo imagino que el Ministerio de Educación en este momento está diseñando planes para ayudar a aquellos niños que van a presentar problemas de aprendizaje, que van a estar atrasados en su rendimiento escolar, y desde ya el Ministerio cuenta con nuestro apoyo para esos planes.

Algo que nos preocupa también es el reclutamiento armado de adolescentes. Eso tiene relación con el acceso a la educación porque en las áreas más violentas del Ecuador, con adolescentes que no están yendo a la escuela, que no saben acceder a clases virtuales y  que no saben qué hacer con su tiempo libre, van a ser presa aún más fácil de las bandas, que buscarán reclutarlos. 

En las escuelas se pueden detectar situaciones de riesgo y se puede actuar. Si no están ahí, no se puede saber. Al menos ahí los chicos están asistiendo a clases y están ocupados. 

En las últimas semanas, en redes sociales han circulado videos de encapuchados con armas ingresando y amenazando en las clases virtuales, ¿qué impacto tiene esto en los estudiantes? 

Me parece terrible. 

No sabemos cuántos casos han habido de esto. La información que tenemos es anecdótica en el sentido de que es lo que aparece en las redes. 

Son niños que van a tener mucho miedo, van a sentir angustia, van a tener problemas de sueño y van a terminar teniendo problemas de rendimiento escolar en sus clases virtuales. 

Por eso es importante que toda la sociedad pueda proteger a los niños porque en la virtualidad, y en la vida en general, hay riesgos. 

¿Y cómo puede proteger la sociedad a los niños?

Hay que empezar independientemente de estos eventos violentos. 

Hay dos elementos importantes que son prácticas de crianza positiva cuando sabes que el 50% de niños y niñas en Ecuador son víctimas de violencia física o psicológica y te haces preguntas sobre qué va a ser el futuro de esos niños. 

Las prácticas de crianza positiva con disciplina positiva evitan los golpes, el castigo, el chantaje psicológico y las humillaciones. 

Por otra parte es importante ayudar a los niños a usar el tiempo libre y ayudar a los padres y a las madres a tener herramientas para que puedan dárselas a los niños para que ocupen su tiempo libre de manera positiva y productiva y que mejore su desarrollo personal. 

Unicef, niños, niñas y adolescentes

En la actualidad Unicef trabaja con las comunidades vulnerables de Esmeraldas, Manabí, Sucumbíos, Carchi y Guayas para construir entornos donde los niños estén protegidos. Fotografía de Nicole Carrera para GK.

En estos tiempos, ¿qué hace Unicef para ayudar a los niños? 

Estamos trabajando en Esmeraldas, Manabí, Sucumbíos y Guayas para ayudar a la sociedad a construir entornos protectores. También hacemos trabajo de prevención de violencia con las comunidades, con las y los adolescentes.

Trabajamos también con el empoderamiento de los adolescentes, de las niñas, en la prevención de embarazo adolescente y la autoestima porque mucho de lo que no funciona en una familia, en una comunidad, es la falta de autoestima de las personas. 

Trabajamos en las escuelas con la metodología de entornos protectores, para articular la escuela, la familia, la comunidad, para construir estas redes de protección para la infancia. Y realizamos distintas actividades artísticas y recreativas. 

¿Desde cuándo empezaron con este tipo de actividades y por cuánto tiempo se realizarán? 

Abrimos oficina en Esmeraldas y la hemos reforzado, reforzamos también nuestra presencia en Lago Agrio y en Chimborazo y tenemos presencia humanitaria en Carchi. También en El Oro y en Manabí. La  idea es estar con las comunidades. 

Tenemos espacios [del Municipio] de apoyo integral en Tulcán, Manta y Esmeraldas. Trabajamos con las organizaciones de la sociedad civil y con otras agencias de Naciones Unidas. 

A estos espacios pueden ir niños, niñas, adolescentes y mujeres a recibir todo tipo de servicios y de formación. Queremos que sean espacios donde los chicos y las chicas se sientan seguros. También brindamos apoyo psicosocial. 

Emilia Paz Y Mino 150x150
Emilia Paz y Miño
Periodista y fotógrafa. Cubre temas de medio ambiente. También le interesan temas de género y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR