Lenín Moreno, presidente del Ecuador, reaccionó sobre la decisión de la Corte Constitucional que dio paso a la despenalización del aborto por violación. En un tuit publicado a las 9 de la noche de ayer, 28 de abril, dijo “anhelo que esta decisión prevalezca en el bienestar de las mujeres y sus derechos”. 

La tarde de ayer, la Corte Constitucional falló sobre los pedidos de inconstitucionalidad de los artículos 149 y 150 del Código Orgánico Integral Penal. La decisión implica que en Ecuador, las mujeres que decidan abortar si su embarazo es producto de una violación no irán presas. Moreno dijo también en el tuit “Mi gobierno se ha destacado por el respeto e independencia de las funciones del Estado”. Lenín Moreno está a menos de un mes de terminar su periodo presidencial, el 24 de Mayo se posesionará Guillermo Lasso. 

Ayer, 28 de abril, alrededor de las cuatro de la tarde se supo extraoficialmente que la Corte Constitucional, mayor tribunal del Ecuador, sentenció que el numeral 2, artículo 150 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) es inconstitucional. Moreno dijo en su tuit que la Corte Constitucional decretó la despenalización del aborto, pero según el artículo 147 de la Constitución, decretar es un deber y atribución del presidente de la República. Los alcaldes emiten ordenanzas, los ministros emiten resoluciones y acuerdos ministeriales. Mientras que la Corte Constitucional sentencia demandas de inconstitucionalidad que promueven ciudadanos o colectivos. 

Horas más temprano, la Corte Constitucional confirmó que ya había una decisión sobre la causa 34-19-IN y acumulados, “correspondiente a la acción de inconstitucionalidad de norma de los artículos 149 y 150 del COIP”. En un comunicado, la Corte Constitucional dijo que al momento ya existe una decisión, la misma que una vez notificada a las partes y publicada en el Registro Oficial, será vigente y pública”. La Corte también pidió el manejo  “responsable de la información”.

PUBLICIDAD

El artículo 149 reprime a las mujeres que se practicaren un aborto de forma consentida. El 150 establece dos excepciones a la represión estatal del aborto. La segunda dice que no se penará “si el embarazo es consecuencia de una violación en una mujer que padezca de discapacidad mental”. La demanda pedía que se quite la frase “en una mujer que padezca discapacidad mental”, ampliando la excepción legal a todos los embarazos que sean “consecuencia de una violación” para todas las mujeres. 

Noticias Más Recientes

Luego de la decisión de la Corte Constitucional, la Asamblea Nacional deberá redactar un nuevo artículo que cumpla con lo sentenciado por la Corte. En septiembre de 2019, la Asamblea no aprobó la reforma al artículo 150 del COIP, con la reforma se podía despenalizar el aborto en casos de incesto, estupro, inseminación no consentida. Por eso la decisión pasó a la Corte. 

La causa que se sentenció ayer, tenía agrupadas seis acciones de inconstitucionalidad que fueron presentadas desde julio de 2019. La primera y segunda fueron presentadas por la Fundación Desafío, la Coalición Nacional de Mujeres y el Frente por la Defensa de los Derechos Sexuales. 

La tercera demanda fue presentada por los colectivos Surkuna, Amazon Frontlines, la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos (CEDHU) y el Movimiento de Mujeres de El Oro, en noviembre de 2020, otra demanda fue presentada también en 2020, por las Mujeres por el Cambio y el Cabildo de Mujeres de Cuenca también presentaron una acción, la cuarta sobre esta materia. 

En este año, el Defensor del Pueblo, Freddy Carrión, y el Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (Cepam) presentaron otra demanda, y una última fue presentada por la abogada María Dolores Miño, defensora de los derechos humanos.

Guillermo Lasso, presidente electo, también reaccionó a la decisión de la Corte Constitucional. Lasso publicó un comunicado en el que dijo que respetará la decisión de la Corte y también será respetada por los funcionarios que conformarán su gobierno. El presidente electo dijo que es un hombre católico, sin embargo, dijo que mantiene su “inquebrantable respeto a los valores democráticos y republicanos”.