Casi tres años después de que el caso Furukawa saliera a la luz, las investigaciones de la Fiscalía por presuntas violaciones de derechos humanos en la empresa japonesa productora de abacá continúan. Además, trabajadores y extrabajadores de Furukawa siguen luchando por medidas de reparación y protección.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Te explicamos el caso. 

¿Qué es el caso Furukawa?

PUBLICIDAD

El caso Furukawa salió a la luz en 2019 después de la publicación de una investigación de la Barra Espaciadora y la revista Plan V. El reportaje revelaba que algunos trabajadores de la empresa Furukawa habían perdido piernas, antebrazos, dedos y otras extremidades debido a sus precarias condiciones y la falta de protección para manipular los machetes y cuchillos. 

En el reportaje, el gerente de ese entonces de la empresa, negó las acusaciones contra Furukawa y dijo que los trabajadores sí recibían y reciben equipos de protección.

Furukawa Plantaciones C.A. es una empresa de producción de abacá que opera en la provincia de Santo Domingo de los Tsáchilas. El abacá es una fibra de origen filipino que alcanza hasta los 5 metros y crece en climas cálidos y lluviosos. Es una planta parecida al plátano que se usa para hacer sogas, papel moneda, bolsas de té, filtros de café, envolturas de embutidos o papel de cigarrillos. 

Además, la fibra de abacá es muy resistente, por lo que también se usa en la industria automotriz, como sustituta de la fibra de vidrio —un material ampliamente usado en la producción de automóviles. 

En Ecuador, la empresa Furukawa Plantaciones C.A. tiene sus plantaciones en la provincia costera de Santo Domingo de los Tsáchilas y opera en el país por más de medio siglo: empezó a producir abacá en 1967. 

visita a Furukawa

Autoridades y trabajadores en Furukawa. Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Defensoría del Pueblo.

La investigación sobre Furukawa decía también que algunos de los trabajadores nacieron y crecieron en las plantaciones de la empresa, y que ninguno vivía en condiciones adecuadas. Según trabajadores de Furukawa, las condiciones laborales en la empresa han sido precarias y muchos de sus derechos han sido vulnerados. Los trabajadores aseguran que la empresa de abacá ha vulnerado por años su derecho:

  • al trabajo,
  • a la salud,
  • a la educación,
  • a la vivienda,
  • al agua,
  • a la alimentación,
  • a la vida digna,
  • y a la integridad personal.  

El reportaje de La Barra Espaciadora y Plan V también dice que los trabajadores de la empresa ganaban entre 200 y 300 dólares al mes (menos del sueldo básico, que en ese entonces estaba entre 375 y 386 dólares), vivían dentro de las 32 haciendas de la empresa en construcciones viejas y no tenían acceso a baños, electricidad o agua potable. Según la Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos, los trabajadores tampoco tenían un contrato laboral. 

La abogada Mayra Tirira, del Centro de Apoyo y Protección de los Derechos Humanos, Surkuna, dice que las mujeres no ganaban un sueldo, “normalmente el jefe de familia era quien recibía esos ingresos”. Tirira dice que dentro del campamento de Furukawa había niñas embarazadas por violación. Las niñas no tenían acceso a la salud o justicia, dice la Tirira.

¿Esclavitud moderna?

La Alianza de Organizaciones por los Derechos Humanos dice que Furukawa es un caso de  “esclavitud moderna”.  

Según el Índice Global de la Esclavitud, la esclavitud moderna se da cuando una persona toma un trabajo en el que sufre explotación pero al que no puede negarse por que ha sido objeto de amenazas, violencia, coerción, abuso de poder o engaño. 

PUBLICIDAD

Según el reporte más reciente de la organización, en 2016, más de 40 millones de personas en el mundo vivían en esclavitud moderna, especialmente en el continente asiático. 

Las primeras denuncias contra Furukawa

El caso Furukawa fue denunciado en la Defensoría del Pueblo en octubre de 2018 por 40 trabajadores de la empresa que fueron despedidos. Pero antes de que la Defensoría recibiera el caso, la Secretaría de Gestión de la Política ya lo conocía. 

En una reunión con otras instituciones del Estado, el Ministerio de Trabajo dijo que realizaría visitas a varios campamentos de Furukawa para constatar sus condiciones. Pero en 2005, la empresa recibió un reconocimiento de este mismo ministerio “por impulsar el cultivo del abacá, por crear fuentes de trabajo y contribuir al desarrollo del país”, según un acuerdo ministerial. 

exgerentes de Furukawa

Extrabajadores de Furukawa. Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Furukawa Nunca Más.

En junio de 2019, Furukawa habría negociado individualmente con los empleados para darles una indemnización, dijo Pablo Iturralde, director ejecutivo del Centro de Derechos Económicos y Sociales (CDES) en una entrevista en 2019. 

Según Iturralde, alrededor de 100 empleados habrían aceptado, y la empresa les hizo firmar un documento aceptando un pago de 350 dólares. Sin embargo, la Alianza de Organizaciones asegura que en algunos casos las personas solo aceptaron porque son analfabetas y no estuvieron acompañadas de un abogado.

Una primera acción de protección

En 2019, un año después de que los trabajadores denunciaran a Furukawa en la Defensoría del Pueblo, un grupo de ex trabajadores presentaron una acción de protección contra la empresa y el Estado, en la Unidad Judicial de Santo Domingo. 

La acción de protección fue interpuesta por un grupo de 123 personas campesinas afroecuatorianas, mestizas y migrantes que trabajaban en las plantaciones de la empresa en condiciones laborales precarias. La audiencia comenzó el 29 de diciembre de 2020, pero fue suspendida por el juez a cargo, luego de recibir los testimonios de algunos trabajadores. 

agresiones de la empresa Furukawa

Ex trabajadores de la empresa Furukawa afuera de las instalaciones de la Fiscalía. Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Fiscalía General del Estado.

La audiencia se reanudó semanas después y en abril de 2021, un juez constitucional aceptó la acción de protección y declaró al Estado ecuatoriano y a la empresa Furukawa Plantaciones C.A culpables de la vulneración de derechos de los extrabajadores. 

Por esa sentencia, en mayo de 2021, el Ministerio de Trabajo tuvo que pedir disculpas públicas a los afectados en el caso Furukawa.

En un comunicado de prensa, el Ministerio de Trabajo dijo que la empresa Furukawa vulneró once derechos de los trabajadores. Algunos de esos son, el derecho a:

  1. La igualdad y no discriminación.
  2. Una vida digna.
  3. La seguridad social
  4. La salud
  5. La educación.
  6. Agua
  7. Alimentación adecuada
  8. Identidad

También dijo que se había violentado la prohibición de trabajo infantil. 

El Ministerio de trabajo también consideró que Furukawa incumplió con la prohibición de esclavitud y la servidumbre en todas sus formas, como consta en el artículo 1 del Acuerdo de la Convención Suplementaria sobre la Abolición de la Esclavitud, la Trata de Esclavos y las Instituciones y Prácticas Análogas de la Esclavitud.

Además de las disculpas, el Ministerio le retiró a Furukawa una condecoración al mérito laboral que le había entregado en 2005, durante el gobierno de Alfredo Palacio.  

En octubre de 2021, la Corte Provincial de Santo Domingo ratificó la sentencia de la acción de protección a favor de los trabajadores de Furukawa. Por esta ratificación, la empresa debe cumplir con medidas de reparación económicas, entre otras.

La investigación de la Fiscalía

Tras las denuncias de los trabajadores de Furukawa, la Fiscalía también abrió una investigación contra la empresa. 

Hasta febrero de 2022, la Fiscalía había procesado a seis personas naturales y una persona jurídica por el caso. La institución los investiga por el presunto delito de trata de personas con fines de explotación laboral. 

Según el Código Orgánico Integral Penal (COIP), el delito de trata de personas con fines de explotación laboral ocurre cuando una persona capta, o retiene a otra persona en el país, o la traslada hacia otros países con fines de explotación laboral —incluido el trabajo forzoso, la servidumbre por deudas y el trabajo infantil. 

caso Furukawa

Furukawa tiene plantaciones en Santo Domingo. Fotografía del sitio web de la Fiscalía.

El COIP dice que para cometer este delito, las personas suelen usar amenazas, violencia, fraudes, o engaño, o pueden también abusar de su poder o de la situación de vulnerabilidad de las víctimas. Este delito se sanciona con prisión de trece a dieciséis años.

Hasta ahora, las personas procesadas por este caso son:

  1. El exgerente Marcelo Almeida
  2. El exgerente Ángel Iván Segarra
  3. El gerente actual José Adrián Herrera
  4. El gerente comercial Hugo Adolfo Ch. B. 
  5. El exgerente de producción Seiji Nagao Nagao —Nagao falleció tras un accidente en su casa días después de haber sido vinculado a la investigación, en febrero de 2022. 
  6. El exgerente de recursos humanos Paúl Israel B. G.
  7. Y  la persona jurídica Furukawa Plantaciones C. A. del Ecuador

Una segunda acción de protección

El 29 de junio de 2021, la Defensoría del Pueblo presentó una segunda acción de protección contra la empresa Furukawa y el Estado ecuatoriano. Esta vez, la acción buscaba proteger los derechos de 218 trabajadores y trabajadoras de la empresa. 

La acción decía que la empresa había vulnerado sus derechos a una vida digna, a la igualdad, a la no discriminación, a la salud, a la seguridad social, a la educación, al acceso a agua segura, entre otros.

Sin embargo, once meses después de haber presentado esta medida, el 5 de mayo de 2022, el juez Stalin Brito, de la Unidad Judicial de Santo Domingo, rechazó la acción de protección. Un comunicado del Colectivo Furukawa Nunca Más dice que el juez no dio “mayor explicación” sobre su sentencia y que solo dijo que “no había podido demostrar la vulneración de los derechos constitucionales”. 

El Colectivo dijo que esperarían la notificación escrita de la sentencia para apelar y continuar en la lucha “para que este caso no quede impune y se logre justicia y reparación para todas las víctimas de esclavitud moderna”. 

Cropped Favicon GK 2 150x150
Mayuri Castro y Doménica Montaño
Mayuri Castro y Doménica Montaño son reporteras de GK.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR