El 15 de agosto de 2019, la entonces ministra de salud, Verónica Espinosa, fue censurada por la Asamblea Nacional. Dos días antes, el pleno había votado para su censura pero alcanzaron 89 votos; les faltó apenas tres. La entonces asambleísta Mae Montaño pidió la reconsideración en la Asamblea Nacional, y en esa segunda votación se concretaron los 92 votos, y Espinosa fue censurada. 

➜ Otras Noticias

Su caso muestra cómo la reconsideración puede cambiar decisiones que no estaban en firme. 

Te explicamos qué es la reconsideración en la Asamblea Nacional y para qué se suele usar este procedimiento parlamentario.  

¿Qué es la reconsideración?

La reconsideración es una figura de votación de la Asamblea Nacional que permite a los legisladores volver a votar sobre una decisión que ya se tomó.  

El Código Orgánico de la Función Legislativa dice que “no se puede pedir una reconsideración de lo que ya fue reconsiderado”. Es decir, lo que se haya decidido en la reconsideración, será la decisión final y definitiva. 

La reconsideración aplica para decisiones tomadas por: 

¿Cuándo se hace una reconsideración?

La reconsideración se hace después de que el pleno de la Asamblea Nacional, el Consejo de Administración Legislativa (CAL) o las comisiones especializadas hayan tomado una decisión. 

Según el Código Orgánico de la Función Legislativa, cualquier asambleísta puede solicitar la reconsideración “sin argumentación” de lo que se ha resuelto. Esto quiere decir, que para pedir una reconsideración, los legisladores no deben emitir una justificación sobre el por qué están pidiendo que se vuelva a votar.

reconsideración en la Asamblea Nacional

Asambleístas votan sí. Fotografía de la cuenta de Flickr de la Asamblea Nacional.

La reconsideración se puede hacer en la misma sesión o en la siguiente. El abogado Marcelo Espinel dice además que las reconsideraciones pueden darse sobre sesiones que no hayan sido dadas por cerradas aún.

En el caso de las sesiones del pleno legislativo, la experta Libia Rivas explica que para que haya una reconsideración, un asambleísta debe solicitarla y el presidente de la Asamblea debe llamar a una votación. En esa votación, el pleno decidirá si es que acepta la reconsideración o no. 

Para que una reconsideración sea aceptada, dice Rivas, se necesita una mayoría absoluta de votos, es decir, mínimo 70. Si no hay los votos suficientes, no se da paso a la reconsideración.

En el caso de que haya mayoría de votos a favor de seguir adelante con la reconsideración, esto implica que se vuelva a votar por lo decidido. Esa votación —en la que se pone a reconsideración lo decidido— se debe aprobar por la mayoría absoluta. Esta mayoría dependerá de dónde se haya dado la votación —el pleno, el CAL o una comisión.

En algunos casos, la reconsideración no cambiará la decisión tomada. Tal es el caso de la reconsideración que se hizo para censurar al ex defensor del pueblo, Freddy Carrión. Sin embargo, en otros casos, la reconsideración sí puede cambiar lo decidido, como en el caso de la censura de la ex ministra de Salud, Verónica Espinosa

¿Siempre se debe hacer una reconsideración?

Marcelo Espinel, abogado y coordinador del Observatorio Legislativo, explica que no siempre después de una votación se debe hacer una reconsideración. Según Espinel, la reconsideración  “es parte del juego político” de los asambleístas. 

El abogado explica que cuando una sesión se suspende, los legisladores pueden aprovechar ese tiempo para hacer sus jugadas a través de las solicitudes de reconsideración. 

¿Qué dicen los expertos sobre la reconsideración?

El abogado Marcelo Espinel explica que la reconsideración es “una figura del derecho parlamentario que existe en todo el mundo”. Espinel explica que es una herramienta que permite a los cuerpos parlamentarios modificar sus decisiones “cuando existe un cambio en la configuración de fuerza, en las posturas, o en los intereses de los individuos o las organizaciones políticas”. 

reconsideración en la Asamblea Nacional

Asambleístas votan no. Fotografía de la cuenta de Flickr de la Asamblea Nacional.

Sin embargo, Espinel dice que la reconsideración también puede servir a los legisladores “para blindarse”. Según el abogado, sea cual sea el motivo por el que se pide una reconsideración, queda a discreción de los legisladores y del mismo presidente de la legislatura el dar paso o no. 

Por ejemplo, dice Espinel, durante el paro nacional de junio de 2022, cuando la Asamblea intentó aplicar la muerte cruzada y destituir al presidente Lasso, “los legisladores trataron de cerrar completamente la posibilidad de que eso se vuelva a tratar en los siguientes días porque los momentos políticos eran muy álgidos”. Por eso, explica el abogado, decidieron hacer la reconsideración en ese instante. 

Espinel dice que cuando las reconsideraciones se hacen de inmediato, disminuye la posibilidad de hacer “negociaciones políticas” y demás. Por eso el abogado considera que las reconsideraciones son más efectivas en cambiar una decisión ya tomada, cuando se piden después de un tiempo. 

IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR