Te explicamos los amotinamientos en varias cárceles del país

  • Cincuenta muertos hay, hasta ahora, tras amotinamientos en varias cárceles del país

    • amotinamientos en cárceles

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Policía Nacional

    En la mañana de hoy, 23 de febrero de 2021, el Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) informó que hubo amotinamiento en tres cárceles del país: Cárcel de Turi en Cuenca, en la provincia de Azuay, en la Cárcel Regional de Latacunga en la provincia andina de Cotopaxi y en la Cárcel Regional del Guayas, en total habrían muerto al menos 50 personas, dijo en un tuit la Policía Nacional. 

     |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En la cárcel de Azuay en el austro del país y en la cárcel de Cotopaxi hubo amotinamientos, pero según el SNAI ya fueron controlados. Fuera de la cárcel de Turi en Azuay hay resguardo de la Policía Nacional y Fuerzas Armadas y durante toda la mañana del 23 de febrero han entrado y salido ambulancias, según un reporte de Teleamazonas. 

    También hubo amotinamientos en la cárcel del Guayas, en esa cárcel hubo al menos 8 fallecidos y 8 heridos según la información hasta la tarde de hoy. Según el SNAI, los agentes penitenciarios y miembros de la Policía Nacional están aplicando protocolos de seguridad y un operativo de control en la cárcel del Guayas. 

    El Ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño dijo que en el Puesto de Mando Unificado planearon acciones para retomar el control de las cárceles. Una comunicadora del SNAI dijo a GK, que los amotinamientos serían por disputas de poderes relacionadas al narcotráfico entre bandas dentro de las cárceles. 

    El SNAI dijo que la noche de ayer, 22 de febrero, realizó una requisa en la cárcel del Guayas por lo que “se presumen que estos hechos son señales de resistencia y rechazo a las acciones de control”, también dijo el SNAI en Twitter. 

    El último amotinamiento que hubo en Ecuador fue también en la cárcel de Latacunga el 15 de diciembre de 2020. En ese amotinamiento murieron 5 presos por agresiones con armas blancas artesanales. También esos disturbios fueron por disputas de poder entre organizaciones “relacionadas a la banda de los mexicanos”.   En agosto de 2020 hubo 11 fallecidos en la Penitenciaría del Litoral 

    PUBLICIDAD

    Hace más de un año, el Ecuador vive una crisis carcelaria. En agosto de 2020, el presidente Lenín Moreno declaró un estado de excepción en las cárceles para cuidar la vida de los presos. El estado de excepción ordenaba que personal de las Fuerzas Armadas, de la Policía Nacional y del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) vigilen las diferentes cárceles del país para controlar el orden y prevenir más hechos de violencia. 

    En diciembre en un centro comercial de Manta, fue asesinado Jorge Luis Zambrano, alias ‘Rasquiña’, líder de los Choneros, una banda relacionada al narcotráfico, el sicariato y otros delitos. 

    En las cárceles del país hasta diciembre de 2020 había 38.969 presos de los que 23.172 personas tienen sentencia. En las cárceles hay un 31% de hacinamiento, es decir falta espacio para 9.365 personas. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Luego de los tres amotinamiento de hoy, el presidente Moreno dijo que la Policía Nacional está retomando el control en las cárceles pero no ha dicho hasta las 2 de la tarde si declarará un estado de excepción. 

  • 62 fallecidos en las cárceles del país por disputas entre organizaciones delictivas

    • fallecidos en los amotinamientos

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la Fiscalía

    El motivo de los amotinamientos en las cárceles sería por la aparición de una nueva organización delictiva en las cárceles. En una rueda de prensa, el General Edmundo Moncayo, director del Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) dijo que los amotinamientos de hoy, 23 de febrero, tienen relación con la muerte de Jorge Luis Zambrano alias Rasquiña, líder de la organización delictiva Los Choneros. El hecho ocurrió en diciembre de 2020 en un centro comercial de Manta. Moncayo dijo que en ese momento se esperaba una reacción inmediata “pero la reacción es la que se ha producido el día de hoy”, dos meses después. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Este 23 de febrero hubo 67 personas fallecidas, en tres cárceles del país, según dijo Edmundo Moncayo. Sin embargo, los datos entregados por Moncayo no sumaban ese número y, tras una consulta a una funcionaria de Comunicación de la SNAI, precisó que la cifra es de 62 fallecidos. En la cárcel el Turi murieron 33 personas y hubo 8 heridos; en la de Cotopaxi, 8 y en la de Guayas 21 fallecidos y 19 heridos. 

    Moncayo dijo que hay dos grupos que quieren tener el liderazgo dentro de las cárceles y confirmó que ayer 22 de febrero, en la cárcel del Guayas, la Policía Nacional  hizo una requisa y retiraron dos armas de fuego, “que eran armas para victimizar a los líderes a una de las organizaciones delictivas”. La requisa, dijo, hizo que otras organizaciones identificadas como “Los Pipos”, “Los Lobos”, “Chone Killers” se “adelanten a matar” a personas que estaban presas en otras cárceles del país. 

    En los operativos de control 800 policías apoyaron para poder controlar el orden en las cárceles del país.  Moncayo dijo que todos los fallecidos son personas privadas de la libertad —ni policías ni funcionarios— pero precisó que sí hubo policías heridos. 

    Moncayo dijo que los agentes penitenciarios se capacitan pero que hay un 70% de déficit de agentes penitenciarios para poder controlar a las más de 38 mil personas que permanecen en las cárceles. “Necesitamos mayor esfuerzo financiero”, dijo Moncayo, porque, dijo, en las mismas cárceles están procesados y sentenciados. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    PUBLICIDAD

    En la mañana de hoy, 23 de febrero en la cárcel de Turi en Cuenca, en Azuay, en la cárcel Regional de Latacunga y en la cárcel Regional del Guayas, hubo tres amotinamientos. Miembros de la Policía Nacional entraron en las cárceles para tomar el control.  En las redes sociales se difundieron videos en los que se mira a personas fallecidas en las cárceles, aunque está prohibido el uso de aparatos tecnológicos dentro de los centros penitenciarios, a menos que sean para actividades educativas. 

    En el 2020, hubo al menos 16 fallecidos en las cárceles. En agosto de 2020, 11 personas fallecieron en la Penitenciaría del Litoral. El 15 de diciembre de 2020 murieron 5 personas por agresiones con armas blancas artesanales. Esas agresiones también fueron por disputas de poder entre organizaciones dentro de las cárceles. 

  • La cifra de fallecidos en las cárceles del Ecuador asciende a 79

    • amotinamiento en cárceles de Ecuador

      Fotografía tomada de la cuenta de twitter del SNAI.

    Aumenta el número de fallecidos tras el amotinamiento en cárceles de Ecuador ocurrido ayer, martes 23 de febrero de 2021. Hasta hoy, miércoles 24 de febrero, el  Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) reportó 79 fallecidos tras los amotinamiento ocurridos en cuatro cárceles del país. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    La cárcel con mayor número de fallecidos es la Cárcel de Turi  en Cuenca con 34 personas fallecidas. Le sigue el Centro de Privación de Libertad N 4 en Guayas con 31 fallecidos, luego, la Penitenciaría del Litoral con 6 fallecidos y finalmente la cárcel de Cotopaxi con 8. Según un comunicado oficial del SNAI, la situación en las cárceles de Guayaquil, Azuay y Cotopaxi se encuentra controlada. 

    El amotinamiento en las cárceles del Ecuador comenzó el martes 23 de febrero en la mañana. El General Edmundo Moncayo, director del SNAI, dijo ayer que los amotinamientos tienen relación con la muerte de Jorge Luiz Zambrano, alias Rasquiña, líder de la organización delictiva Los Choneros. Según Moncayo, la disputa se da entre quienes buscan mantener la hegemonía de esta organización criminal.

    Después de los hechos de violencia ocurridos en las cárceles del país, el Presidente Lenín Moreno se pronunció sobre lo ocurrido. En su cuenta de Twitter dijo que ha  “dispuesto al Ministerio de Defensa ejercer un estricto control de armas, municiones y explosivos en los perímetros exteriores de los centros penitenciarios”. 

    Según la SNAI el lunes 22 de febrero se realizó una requisa en la cárcel del Guayas por lo que “se presumen que estos hechos son señales de resistencia y rechazo a las acciones de control”. Pero esta no sería la primera vez que ocurre un amotinamiento en las cárceles del país. El pasado 25 de diciembre del 2020 ocurrió un amotinamiento en la cárcel de Latacunga. La razón, también fue por disputas entre entre organizaciones delictivas. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    PUBLICIDAD

    Dos años atrás, en 2019 Ecuador también atravesó por una crisis carcelaria. Ante los casos de violencia, el 16 de mayo de 2019, el presidente Lenín Moreno declaró el estado de excepción del Sistema de Rehabilitación Social del país. Entre las medidas tomadas se dispuso la movilización de las Fuerzas Armadas y la Policía a los centros a nivel nacional para mantener el orden.

  • Guardias penitenciarios en servicio pasivo ofrecen apoyo para controlar cárceles

    • guardias penitenciarios

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de la SNAI.

    Después de que una matanza coordinada dejara 79 reclusos asesinados en cuatro cárceles del Ecuador, un representante de los policías penitenciarios retirados dijo que los miembros de su gremio pueden dar apoyo para en los centros de rehabilitación social. En declaraciones hechas en los exteriores del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes (SNAI),  Jhonny Cadena, dirigente de los guardias retirados, lamentó la inusitada violencia que se desató ayer en cárceles de Guayaquil, Latacunga y Cuenca. Cadena también cuestionó la “mala administración que hemos vivido no solamente de esta cartera de Estado, sino de este gobierno”.  

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    El dirigente de los agentes pasivos penitenciarios del Ecuador dijo que su organización ha realizado propuestas desde el 2017 a todas las instituciones de gobierno, incluida el SNAI.  “Se les ha dado estas propuestas pero no las han sabido tomar y hoy vemos lo que ha pasado”, dijo Cadena. Entre sus principales planteamientos está aumentar el número de guardias penitenciarios, además de que no estén a cargo de las dirección expolicías pues “ellos tienen una doctrina de prevención del delito mas no de rehabilitación”. 

    En Ecuador hay apenas un guía penitenciario por cada 27 reclusos. Una cifra muy por debajo del estándar internacional: según la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Organización de Estados Americanos (OEA) el estándar es de uno por cada nueve. El SNAI ha reconocido este déficit diciendo que es de un 70%.

    Según Cadena los hechos de ayer, que dejaron como 79 fallecidos, se pudieron evitar, siempre y cuando hubiera existido personal suficiente y personal de inteligencia penitenciaria. “En la actualidad no existe”, dijo Cadena. Además, Cadena calificó de “mentira” las declaraciones del director general del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores,  Edmundo Moncayo, sobre la existencia de un cuerpo de seguridad y vigilancia. “Policías disfrazados de civil en oficinas haciendo inteligencia. Así no se trabaja señores, la inteligencia penitenciaria se realiza desde adentro con los agentes penitenciarios”, dijo el dirigente gremial. 

    Alex Gavilanes, otro de los representantes de los agentes penitenciarios retirados, cuestionó que solo un guía penitenciario se haga cargo de un pabellón de 270 reclusos.Gavilanez dijo además que los 650 policías penitenciarios retirados de su gremio se ponen a disposición del SNAI tras la crisis carcelaria. “Podríamos mitigar, no es la solución total, pero tenemos experiencia de 3 a 7 años en el sistema penitenciario”, dijo Gavilanez. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    PUBLICIDAD

    Los amotinamientos de ayer, martes 23 de febrero, en cuatro cárceles del Ecuador dejaron 79 personas privadas de libertad fallecidas. La violencia concertada se dio como parte de una pugna de poder entre bandas criminales locales que operan dentro de los centros penitenciarios. Según Edmundo Moncayo, director de SNAI, los hechos eran una consecuencia del asesinato de Jorge Luis Zabrano, alias Rasquiña, líder de la organización delictiva de Los Choneros, una de las involucradas en los motines de ayer. Muchos de los asesinados ayer no tenían relación con las bandas que se enfrentaron en las cuatro cárceles donde se dieron los motines.

     

  • CIDH y ONU condenan muertes ocurridas tras amotinamiento en cárceles

    • CIDH y ONU en cárceles en Ecuador

      Fotografía tomada de la página del Ministerio del Gobierno.

    La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenaron las 79 muertes violentas ocurridas ayer, martes 23 de febrero, en cuatro cárceles del Ecuador. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    La CIDH, máximo organismo regional de derechos humanos, lamentó los hechos ocurridos en los centros de rehabilitación social de Cuenca, Guayaquil y Cotopaxi. En su cuenta de Twitter, la CIDH enfatizó “el deber jurídico ineludible que tienen los Estados de adoptar acciones concretas para garantizar los derechos a la vida, integridad personal y seguridad de las personas privadas de libertad”.

    Además, la CIDH pidió al Estado de Ecuador que investigue los hechos y que adopte medidas “como aumentar la seguridad en los Centros de Rehabilitación Social, y prevenir el accionar de organizaciones criminales intramuros” para evitar que se repitan situaciones iguales. 

    La sede en Ecuador de la Organización de las Naciones Unidas también se pronunció sobre la violencia de lo que es el peor incidente de violencia en el sistema carcelario ecuatoriano. En un comunicado en su cuenta de Twitter, ONU Ecuador expresó la solidaridad del Sistema de Naciones Unidas en el país con los familiares de las personas fallecidas y heridas. 

    Al igual que la CIDH, ONU Ecuador pidió al estado ecuatoriano una “investigación pronta e imparcial” y  la sanción correspondiente a los responsables. Además, exigió “una gestión de la crisis conforme a los estándares de la Constitución y los instrumentos internacionales de derechos humanos”. 

    Según un comunicado hasta hoy, miércoles 24 de febrero, el Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) registró 79 muertes en cuatro centros penitenciarios del país. La mayor cantidad de fallecidos se dio en la cárcel de Turi en Cuenca, donde hubo 34 muertos, seguido del Centro de Privación de Libertad N 4 en Guayas, donde el motín acabó con la vida de 31 reclusos. 

    PUBLICIDAD

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, aquí. |

    Tras los amotinamientos en las cuatro cárceles del país, guardias penitenciarios en servicio pasivo ofrecieron su apoyo en los diferentes centros penitenciarios. Los cerca de 650 guardias penitenciarios retirados aseguraron que podrían ayudar a mitigar la actual crisis. La noche de hoy, al cierre de esta nota, se confirmaba que en una de las cárceles de Guayaquil se estaban dando nuevos enfrentamientos. Según la experta Daniela Oña, el problema en las cárceles del Ecuador es “multidimensional” y precisa de acciones estructurales para resolverlo.

  • Nuevo amotinamiento en la Penitenciaría de Guayaquil

    • amotinamiento en la Penitenciaría de Guayaquil

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter del SNAI.

    Desde ayer, una cadena de violencia consume las principales cárceles del Ecuador. En horas de la noche de hoy, miércoles 24 de febrero, se registraron nuevos incidentes en la Penitenciaría del litoral de Guayaquil. Así lo confirmó en su cuenta de Twitter el Comandante General de la Policía Nacional del Ecuador, Patricio Carrillo. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    El comandante Carrillo dijo que frente a  “la desventaja evidente frente a la agresividad e irracionalidad de los grupos delictivos, la policía ingresará otra vez con la fuerza racional necesaria, Dios proteja nuestro personal”. El Servicio Nacional de Atención Integral para Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores  (SNAI) dijo en su cuenta de Twitter que se han activado “protocolos en coordinación con Agentes de Seguridad Penitenciaria y la Policía ante un nuevo amotinamiento”. 

    Grupo de Intervención y Rescate (GIR)  y Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía ingresaron al Centro de Privación porque las personas privadas de libertad del pabellón de mediana seguridad se amotinan para tratar de ingresar al de máxima seguridad y atentar contra los líderes de la banda de Los Choneros. Hasta el momento, se desconoce si hay heridos o personas fallecidas producto de los desmanes en la Penitenciaría del Guayas. 

    El anuncio de las autoridades se da después de que en horas de la mañana de hoy dijeran que la situación en los centros penitenciarios de Guayaquil, Cuenca y Cotopaxi estaba ya controlada. 

    Este es el segundo día en el que se reportan motines en algunas de las cárceles del país. La mañana de ayer, martes 23 de febrero, hubo enfrentamientos muy violentos en dos cárceles de Guayaquil, la de enLatacunga y otra en Cuenca. La violencia se da como resultado de una disputa entre clanes criminales que buscan mantener la hegemonía de la organización delictiva de los Choneros, después de la muerte de Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña,  líder de esta organización criminal. 

    Según un último informe de la SNAI hasta hoy en la mañana se contaban 79 muertos. Las cárceles con mayor número de fallecidos son la de Turi en la ciudad austral de Cuenca con 34 personas fallecidas, y el Centro de Privación de Libertad No. 4 en Guayas, con 31 fallecidos. Le sigue la Penitenciaría del Litoral con 6 fallecidos y finalmente la cárcel de Cotopaxi con 8.

    PUBLICIDAD

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, aquí. |

    Tras los hechos ocurridos en las cárceles del país varias organizaciones internacionales condenaron la actual situación. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) piden investigar los hechos y adoptar medidas urgentes para afrontar la situación carcelaria que vive el país. 

    A medida que haya más información, iremos actualizando esta nota. 

     

  • Lenín Moreno reconoce que el sistema penitenciario se volvió “insostenible”

    • Moreno reconoce

    Tras la muerte de 79 reclusos en un amotinamiento en cuatro cárceles del país, el Presidente del Ecuador, Lenín Moreno, habló en cadena nacional. La noche de hoy, martes 23 de febrero, Moreno admitió que los hechos ocurridos ayer son “una ola de violencia jamás antes registrada en el Ecuador”.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    El Presidente Moreno dijo que la violencia proviene de varios puntos. Uno de ellos, dijo, es que el número de personas privadas de libertad pasó de 9 mil en 2007 a 40 mil en 2020. Según Moreno este aumento se debe a la “lucha frontal de este gobierno frente el delito” y que ha resultado en un mayor número de delincuentes apresados. “Esto disparó el hacinamiento y volvió insostenible el actual sistema penitenciario”, dijo Moreno.  

    Sin embargo, la experta en derechos humanos y personas privadas de la libertad, Daniela Oña explicó que el incremento de población penitenciaria se debe en buena medida a la expansión del “catálogo de delitos” que se hizo en el COIP en 2014 y al abuso de la prisión preventiva por parte de los jueces. Oña dijo, además, que el aumento de la población carcelaria era predecible, pero que no se tomaron las medidas necesarias a tiempo. Según Oña, tampoco “se pensó en cómo se puede prevenir el hacinamiento o la sobrepoblación en las cárceles”. 

    Moreno no desperdició su rueda de prensa para, una vez más, cuatro años después, seguir culpando al gobierno anterior. “Se construyeron mega centros carcelarios para 15 mil personas cada uno en los que fácilmente se dispersa el control”, dijo el Presidente, alegando que el estándar internacional es construir centros de reclusión reducidos para tener un mayor control sobre ellos. 

    Además, reconoció que la falta de recursos económicos y personal es un grave problema. Moreno dijo que dispuso al Ministerio de Economía y Finanzas destinar el presupuesto necesario para controlar el problema en las cárceles del país. 

    Daniela Oña dijo que el recorte presupuestario del gobierno de Moreno ha afectado al sistema carcelario, pero explicó que la situación que se vivió ayer en las cárceles del país es la manifestación de un problema “multidimensional”, en el que ha influido también el debilitamiento progresivo de la institucionalidad de todo el sistema penitenciario y también por una debilidad en su manejo. A ello se suma, según Oña, la ineficacia del Estado en el manejo de todas las instituciones, como la Fiscalía, los jueces, y otras instituciones “que han sido ineficaces para dar respuesta a la criminalidad”. 

    PUBLICIDAD

    Moreno dijo que la violencia de ayer en las cárceles no era una coincidencia. “Lo de ayer no es casual: fue organizado en el exterior de las cárceles e internamente orquestado por quienes se disputan el liderazgo y tráfico de drogas en todo el territorio nacional”, dijo el Presidente. También dijo que “no era casual” que en el 2008, se haya “desmantelado la base de Manta”. Eso, dijo Moreno, provocó el aumento del tráfico de drogas. En 2008, Moreno era vicepresidente del gobierno que tomó la decisión de terminar el acuerdo de cooperación por el que la base militar de Manta, en la costa ecuatoriana, era utilizada por el ejército estadounidense para realizar acciones de patrullaje contra el narcotráfico. 

    Moreno fue aún más allá en sus insinuaciones. También dijo que “no era casual” que recientemente se presentarán denuncias de que el grupo guerrillero del Ejército de Liberación Nacional (ELN) financia campañas políticas en Ecuador —una clara referencia a la supuesta financiación del grupo guerrillero a la campaña del candidato Andres Arauz. “Es muy grave que haya dinero del narcotráfico en campañas políticas del país”, dijo Moreno. Arauz ha negado haber recibido fondos de la organización guerrillera colombiana. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Moreno también dijo que se declararon zonas de máxima alerta a los centros penitenciarios y “restablecimos de esta forma el control en su interior”. Pero minutos después, hubo un nuevo amotinamiento en la Penitenciaría del Litoral de Guayaquil. Según Moreno, las Fuerzas Armadas harán controles de armas, explosivos y municiones en el perímetro externo de los centros de rehabilitación social durante las 24 horas y por el tiempo que sea necesario.

     

  • La crisis en las cárceles del Ecuador continúa

    • cárceles del Ecuador

    Continúan los desmanes en las cárceles de Ecuador. La madrugada de hoy, jueves 25 de febrero, se evitó un intento de fuga en la cárcel N 4 de Guayaquil, según el Servicio Nacional de Atención Integral para Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI)y se logró restablecer el orden. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    Según información oficial del SNAI, tras el intento de fuga se reubicó en sus celdas a 152 personas privadas de libertad. Además, 14 internos fueron capturados porque se encontraban fuera del área del centro de privación de libertad, según la SNAI.

    Además, en la cárcel N4 de Guayaquil se realizó un operativo de requisa la noche de ayer en el que se decomisó armas de fuego, teléfonos celulares, armas de fabricación artesanal entre otros artículos. Según el SNAI los elementos requisados ya fueron trasladados a la cadena de custodia y puestos a órdenes de las autoridades competentes. 

    Pero los problemas no solo ocurrieron en la cárcel N 4 de Guayaquil. Durante la madrugada también hubo desmanes en la cárcel N 1 de Cotopaxi pero se retomó el control de este centro penitenciario, según información del SNAI. A esto se suma el amotinamiento ocurrido ayer en la Penitenciaría de Guayaquil. 

    Los desmanes en las cárceles de Ecuador comenzaron la mañana del martes 23 de febrero. Los hechos de violencia dejaron como saldo 79 muertos en cuatro cárceles del país. Los centros de privación de libertad donde hubo más fallecidos fueron en la cárcel de Turi en Cuenca y el Centro de Privación de Libertad N 4 en Guayas. La ola de violencia, trajo reacciones de organismos internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Ambas organizaciones pidieron al Estado tomar acciones urgentes para controlar la situación. 

    Hasta el momento, la SNAI informó que desplegó un contingente de agentes del grupo especial alpha (GEA) para dar apoyo a los miembros policiales. Además,  las fuerzas armadas se encuentran resguardando los perímetros de los centros penitenciarios. 

    PUBLICIDAD

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    El Ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño, ha dispuesto a las gobernaciones “activar de manera permanente Comités de Seguridad en provincias, especialmente Guayas, Azuay y Cotopaxi  a fin de gestionar la crisis carcelaria”. La decisión del Ministro se da después de que el martes 23 y miércoles 24 de febrero ocurrieran varios amotinamientos en las cárceles de Ecuador.

  • Estas son las medidas adoptadas por el SNAI tras los motines del 23 y 24 de febrero

    • acciones del SNAI

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter del SNAI.

    El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI) anunció hoy, 27 de febrero, qué medidas se han tomado frente a los motines del pasado 23 y 24 de febrero en varias cárceles del país. 

    ¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.

    En un comunicado publicado la tarde de hoy, el SNAI informó algunas de las acciones que se han implementado en los últimos días. El objetivo de las acciones es aportar a la “convivencia pacífica” en los centros de rehabilitación social. 

    La mañana del 23 de febrero hubo amotinamientos simultáneos en las cárceles de Turi en la provincia austral de Azuay, de Latacunga en la Sierra central, y en dos cárceles de la provincia costera del Guayas. Fue la mayor tragedia carcelaria de la historia del Ecuador y dejó un total de 79 fallecidos y 19 heridos. Al día siguiente, hubo nuevos amotinamientos en la cárcel de Latacunga y en la Penitenciaría del Litoral. Según el SNAI, esta vez no hubo fallecidos.

    Para atender a los familiares de los 79 reclusos que fallecieron, una de las acciones del SNAI es un acuerdo con el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Ambas instituciones han delegado a trabajadores sociales y psicólogos en cada ciudad para que atiendan a los familiares de los fallecidos en caso de necesitar apoyo psicosocial. ´

    Sin embargo, hay quienes hasta ahora no saben si sus familiares son o no una de las víctimas mortales de los motines. Según el SNAI, ellos podrán consultar información en el ECU 9-1-1. No se dio mayores detalles de si existe una línea especial o de qué se debe hacer en caso de confirmar la pérdida de un familiar producto de los motines.

    Según estudios científicos el proceso de duelo de una muerte suele ser de por sí difícil para algunas personas. Sin embargo, en el caso de una muerte violenta, superarla puede ser mucho más difícil. En el contexto de los acontecimientos en las cárceles del 23 de febrero, los familiares de los reos no solo perdieron a sus seres queridos, sino que lo hicieron en una forma de extrema violencia. En redes sociales incluso llegaron a circular  videos sangrientos de la matanza. En los noticieros de televisión, algunos familiares contaban entre lágrimas que habían reconocido a sus hijos, hermanos, o padres en los videos que se compartían en internet.

    PUBLICIDAD

    Sobre la preocupación que ha causado en la ciudadanía el traslado de personas privadas de libertad a otros centros, el SNAI aseguró que no hay de qué preocuparse. Según el Servicio, los reos que fueron trasladados no son peligrosos. Al contrario, son trasladados porque se ha identificado “que podrían ser víctimas de hechos violentos en el futuro”. 

    El SNAI no especificó tampoco a qué se refiere con que pueden ser víctimas de hechos violentos. Solo dijo que las acciones se coordinaron con la Policía Nacional. Sin embargo, Daniela Oña, experta en derechos humanos y el sistema penitenciario en Ecuador, dice que acciones como trasladar a un reo a otro centro, no son acciones efectivas para evitar la violencia en las cárceles.  

    En el comunicado, el SNAI también dice que se han reforzado “las medidas preventivas de seguridad” en las cárceles.  No se dijo cómo se va a hacer ni si se necesitará más personal. Edmundo Moncayo, director del SNAI, dijo en una rueda de prensa el martes pasado que  hay un “70% de déficit” de agentes penitenciarios  que puedan velar efectivamente por la seguridad de las más de 38 mil personas que permanecen en las cárceles de Ecuador. 

    Según el SNAI, las familias de los internos que fueron trasladados serán notificadas sobre el nuevo centro al que fueron trasladados. La experta Daniela Oña dijo en una entrevista a GK que, en muchas ocasiones, los traslados son un obstáculo para el desarrollo de una verdadera rehabilitación social. Oña explica que la cercanía con la familia es la base de la rehabilitación y que cuando una persona privada de libertad es separada de su familia, es más difícil que pueda rehabilitarse y alejarse de la criminalidad. 

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí|

    El SNAI volvió a ratificar sus condolencias a los familiares de los fallecidos. Además reafirmó que seguirá respaldando y proponiendo acciones que permitan mantener el orden y la paz dentro de los 65 centros que forman parte del Sistema Nacional de Rehabilitación Social. Sin embargo, tampoco dijo qué acciones serán las que se respaldarán o propondrán para lograr ese objetivo.

  • ¿Cómo funciona el sistema carcelario en Ecuador?

    El sistema carcelario en Ecuador funciona a partir de un modelo de gestión penitenciaria que se renovó en 2013. El nuevo modelo fue diseñado por el entonces Ministerio de Justicia y Derechos Humanos —que en 2019 se dividió en el Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) y la Secretaría de Derechos Humanos (SDH). Según la abogada Daniela Oña, la propuesta de modelo se distinguía por su objetivo de trabajar de forma integral y con un enfoque en dos ejes: la rehabilitación social y la reinserción. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Para lograr una verdadera rehabilitación social y reinserción, el modelo de gestión penitenciaria del Ecuador debe funcionar de la mano de otras instituciones, dice el analista Yaakov Cedeno. Por ejemplo, el Ministerio de Educación debe encargarse de los programas educativos y el Ministerio de Salud de la salud física y mental de los internos. Por otro lado, el Ministerio de Cultura es responsable de los programas culturales, y la Secretaría de Deportes de las actividades deportivas dentro de los centros de rehabilitación

    Sin embargo, aunque son varias las instituciones las que participan en el sistema carcelario, el ente rector de todos los centros de rehabilitación social es el SNAI. El SNAI es la institución que se encarga de administrar todas las cárceles y coordinar, de forma general, su funcionamiento. 

    Cuando una persona es sentenciada a cumplir prisión o se le dicta prisión preventiva como medida cautelar, el SNAI es el encargado de planificar en qué cárcel se la ubica. Cuando una persona entra al sistema penitenciario, personal del SNAI debe hacer un análisis de seguridad para ubicarla no solo en un centro de rehabilitación específico, sino también en un pabellón particular. 

    El análisis de seguridad considera varios factores. Algunos de ellos son: el tipo de delito, la reincidencia, y la situación de la que proviene el interno. También se hace un análisis psicológico, un análisis de trabajo social, y un análisis de cercanía a la familia. Este último, dice Daniela Oña, experta en derechos humanos y el sistema penitenciario, es muy importante porque el modelo de gestión establece que la cercanía familiar es un factor muy relevante para la verdadera rehabilitación social de las personas privadas de libertad. Solo si el análisis de seguridad arroja que una persona presenta un riesgo de seguridad para otros internos no se considera la cercanía como componente principal.

    Otro análisis que hace el SNAI para ubicar a un recluso es si una persona pertenece a una organización criminal. Si lo hace, se investiga qué jerarquía tiene en esta organización, e incluso qué incidencia puede tener dentro del centro de rehabilitación. Es decir, qué tanta influencia puede tener sobre otros reclusos para continuar haciendo actividades delictivas desde dentro del centro. Dependiendo de todos estos factores, el SNAI determina la ubicación y los pabellones respectivos. 

    PUBLICIDAD

    Una vez que el SNAI tiene los resultados de todos estos análisis, empieza a distribuir a las personas en los diferentes centros y pabellones. El modelo de gestión penitenciaria plantea varios niveles de seguridad: mínima, mediana y máxima. La ubicación en cada centro depende del nivel de seguridad y también de la capacidad de cada lugar. Hasta diciembre de 2020, según datos del SNAI, el hacinamiento en las cárceles del país era de 29,83%. 

    El hacinamiento sucede cuando el espacio de un lugar no es suficiente para el número de personas en ese lugar. Según el Comité Europeo para la Prevención de la Tortura y de las Penas o Tratos Inhumanos o Degradantes, en el caso de alojamientos compartidos, la superficie mínima debe ser de cuatro metros cuadrados, y en el caso de una celda individual, debe ser de seis metros cuadrados. Cuando no se cumplen esas condiciones, se considera que existe hacinamiento. 

    La información de dónde se ubica a cada persona privada de libertad, es retenida por el SNAI pero también se comparte con la Policía Nacional. Daniela Oña dice que esto se hace porque hay casos de personas a las que hay que darles seguimiento constante. Por ejemplo, porque son líderes de una banda, y continúan operando desde las cárceles. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Para que el sistema carcelario funcione de forma sostenida, necesita un presupuesto. Sin embargo, este se ha reducido en los últimos años. En 2017, por ejemplo, hubo un presupuesto de 131 millones de dólares, en 2021, el presupuesto es de 91,4 millones. Actualmente, según Oña, los valores estimados para cada persona privada de la libertad fluctúan alrededor de los 2,34 dólares al día solo para alimentación. Sin embargo, según el criminólogo Santiago Arguello, lo que se está gastando no es suficiente y no alcanza para mantener el sistema como se lo planificó. “Ya no hay educadores, ni médicos, ni psiquiatras, hemos ido de mal en peor”, dice el experto que tiene más de 30 años trabajando de cerca con el sistema penitenciario ecuatoriano. 

  • Cinco guías penitenciarios retenidos en nuevos amotinamiento en la cárcel de Cotopaxi

    • nuevo amotinamiento en la cárcel de Cotopaxi

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter del SNAI.

    Casi una semana después del amotinamiento en cuatro cárceles del país, los problemas en el sistema penitenciario continúan. La mañana de hoy, lunes 1 de marzo, el Comandante General de la Policía Nacional del Ecuador, Patricio Carillo, informó que hubo un nuevo amotinamiento en la cárcel de la provincia andina de Cotopaxi. El hecho dejó como resultado cinco guías penitenciarios retenidos. Según Carrillo, se estaban coordinando acciones de intervención para controlar la situación. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    El comandante General Carrillo reconoció la grave crisis carcelaria por la que atraviesa el país, que dejó como saldo 79 reclusos fallecidos el pasado martes 23 de febrero. En su cuenta de Twitter dijo que “el problema carcelario tiene graves implicaciones y es diverso en sus manifestaciones, las crisis las resolvemos temporalmente con enormes esfuerzos y sacrificios”. 

    Tras los nuevos incidentes, el presidente Lenín Moreno se pronunció en su cuenta de Twitter. Moreno aseguró que “los operativos de control y seguridad han sido intensos en los centros de rehabilitación del país y se ha restablecido la calma”. Sobre la entrega voluntaria de armas por parte de los reclusos en la cárcel de Turi, en la ciudad austral de Cuenca, Moreno dijo que continuarán “desmantelando las mafias en cárceles y en todo el territorio”.

    Ayer, domingo 28 de febrero, el SNAI comunicó que internos de la cárcel de Turi entregaron de manera voluntaria sus armas. En un comunicado, el SNAI dijo que entre los elementos entregados estaba armas de fuego, armas blancas de fabricación artesanal y celulares. Según el SNAI, es una de las “estrategias articuladas en procura de una convivencia pacífica, en el sistema penitenciario a escala nacional”.

    Casi tres horas después de que se informará del nuevo amotinamiento en la cárcel de Cotopaxi, el Servicio Nacional de Atención Integral para Personas Adultas Privadas de Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) dijo que ya la situación ya estaba controlada. En su cuenta de Twitter dijo que “gracias  a la acción coordinada entre el SNAI y la Policía Nacional se informa que el incidente producido esta mañana en el Centro de Privación de libertad en Cotopaxi ya ha sido controlado”.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    PUBLICIDAD

    El pasado 23 de febrero hubo un amotinamiento en cuatro cárceles del país: dos de Guayaquil, la de Cotopaxi y la de Cuenca. El motivo de los enfrentamientos sería parte de una pugna de poder entre bandas delictivas asociadas al narcotráfico. La violencia concertada dejó como resultado 79 reclusos fallecidos —muchos de los cuales no eran parte de las bandas en conflicto. Según el general Edmundo Moncayo, director del Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI), los amotinamientos se dieron como consecuencia del vacío de poder generado por la muerte de Jorge luis Zambrano, alias Rasquiña, líder de la organización delictiva Los Choneros, quien fue asesinado en la ciudad portuaria de Manta a finales del año pasado.

  • La Fiscalía investigará los amotinamientos en cárceles del Ecuador

    • Fiscalía investigará amotinamientos

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter del SNAI.

    La Fiscalía investigará los amotinamientos ocurridos en cuatro cárceles del país el pasado 23 de febrero de 2021. Así lo informó hoy, lunes 1 de marzo, en su cuenta de Twitter. La Fiscalía dijo que se “conformará un equipo especializado de fiscales para investigar los hechos suscitados en los centros de privación de libertad de Cuenca, Guayaquil y Latacunga”.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    En un comunicado, la Fiscalía General del Estado, explicó que el equipo especializado será liderado por el Coordinador de la Unidad Especializada de Investigación contra la Delincuencia Organizada Transnacional (Unidot). Los fiscales que formarán parte del equipo serán designados por las fiscalías provinciales correspondientes. El equipo también contará con la participación de los miembros del Sistema Especializado de Investigación, Medicina Legal y Ciencias Forenses.

    La investigación de la Fiscalía General del Estado se anunció casi una semana después de los amotinamiento en las cárceles del país. Los desmanes ocurrieron en la cárcel de Turi en la ciudad sureña de Cuenca, en la cárcel de Cotopaxi (en el centro andino del país), y en el Centro de Privación de Libertad N 4 y  la Penitenciaría del Litoral en la provincia costera del Guayas. Los motines dejaron 79 personas fallecidas. Desde ese día, los amotinamientos en las cárceles del país no han parado.

    Un día después de los desmanes en las cárceles del país, hubo un nuevo amotinamiento en la Penitenciaría del Litoral en Guayaquil. Miembros del Grupo de Intervención y Rescate (GIR)  y Grupo de Operaciones Especiales (GOE) de la Policía ingresaron porque los reclusos del pabellón de mediana seguridad trataron de ingresar al de máxima seguridad y atentar contra los líderes de la banda delictiva de Los Choneros. 

    Casi una semana después, la mañana de hoy lunes 1 de marzo, ocurrió otro amotinamiento. Esta vez fue en la cárcel de Cotopaxi, donde cinco guías penitenciarios fueron retenidos. Tres horas después de lo ocurrido, el SNAI dijo que la situación estaba controlada.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    PUBLICIDAD

    Según Edmundo Moncayo, director del Servicio Nacional de Atención Integral para las Personas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI),  los amotinamientos por la muerte del líder de los choneros, Jorge Luiz Zambrano, alias Rasquiña, desencadenaron los hechos de violencia en las cárceles ecuatorianas. Según el presidente Lenín Moreno, la violencia en las cárceles fue organizada “en el exterior de las cárceles” e internamente orquestada “por quienes se disputan el liderazgo y tráfico de drogas en todo el territorio nacional”, dijo en una cadena nacional.

  • Asamblea pide la destitución de autoridades tras crisis carcelaria

    La Asamblea pidió la destitución de las autoridades tras la crisis carcelaria que el martes 23 de febrero se agudizó al dejar 79 muertos tras un motín concertado en cuatro cárceles. Hoy, lunes 1 de marzo, en horas de la noche, la Asamblea aprobó el proyecto de resolución en el que pide al Presidente de la República la destitución de los titulares del Ministerio de Gobierno, la Policía Nacional y del Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI)

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción.|

    La moción, presentada por  el asambleísta por Alianza País Rodrigo Collaguazo, fue aprobada en el Pleno de la Asamblea con 84 votos a favor, 38 abstenciones y un voto en blanco. Según un comunicado de la Asmablea Nacional, se pidió la destitución de las autoridades por considerarlas “como responsables de los hechos ocurridos en cuatro cárceles del país, el pasado 23 de febrero, que dejó como saldo el asesinato de decenas de privados de libertad”. 

    Entre los pedidos de los asambleístas también está la adopción de medidas que garanticen la prevención y restablecimiento del orden de los centros de privación de libertad. Además pude el “diseño y ejecución de verdaderos procesos de rehabilitación y reinserción social de los recluso. Otra de las solicitudes es que el Ejecutivo decrete el estado de excepción en las cárceles a nivel nacional.

    Además de la destitución de las autoridades, la Asamblea también solicitó al Presidente que disponga al Ministerio de Finanzas la entrega de los recursos económicos que permitan solventar la grave crisis carcelaria y agilice las solicitudes de indulto humanitario. El miércoles 24 de febrero, el presidente Lenín Moreno reconoció en cadena nacional la falta de recursos económicos y personal. Moreno dijo que iba a pedir al Ministerio de Economía y Finanzas destinar el presupuesto necesario para controlar el problema en las cárceles del país.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Horas antes de que la Asamblea pidiera la destitución de las autoridades, comparecieron ante el Pleno de la Asamblea el director general del SNAI, Edmundo Moncayo; el Comandante de la Policía Nacional, Patricio Carillo y el Ministro de Gobierno, Patricio Pazmiño. 

    PUBLICIDAD

    El comandante General de la Policía, Patricio Carillo, reclamó la falta de una Ley de Inteligencia Nacional, que habría permitido conocer con anticipación sobre la planificación de los hechos que se dieron. “No podemos realizar acciones de inteligencia dentro de los centros penitenciarios, porque debemos respetar las normas mínimas de Naciones Unidas para la Atención a los Reclusos, una de las cuales indica que la vigilancia no puede ser invasiva, sino a través de medios tecnológicos”, dijo Carillo.

    Por su parte, el director del SNAI, Edmundo Moncayo, afirmó que lo sucedido el pasado martes 23 de febrero fue producto de un problema estructural que viene de varios años atrás. Pero enfatizó que mientras no mejoren las condiciones presupuestarias del país, poco se puede hacer. 

    El pasado martes 23 de febrero, cuatro cárceles del Ecuador fueron escenario de hechos violentos. Los amotinamientos dejaron como saldo 79 reclusos fallecidos. Una semana después, continúan los desmanes en los centros de rehabilitación social del país. La mañana de hoy, lunes 1 de marzo, hubo un motín en la cárcel de Cotopaxi en el que cinco guardias penitenciarios fueron retenidos. Horas después, la SNAI informó retomar el control

  • Ir a Arriba