¿Cuáles son las organizaciones políticas que respaldarán candidaturas presidenciales en las elecciones de 2021?

  • CREO, ¿cuál es su historia?

    • movimiento CREO

      Fotografía tomada del sitio oficial del movimiento CREO.

    Creando Oportunidades (CREO) es un movimiento político dirigido por el exbanquero y actual candidato presidencial Guillermo Lasso. Oficialmente el movimiento fue habilitado por el Consejo Nacional Electoral  el 20 de enero de 2012 con la lista 21. En su sitio web oficial, se describe como un movimiento político democrático, participativo e incluyente. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    La historia de CREO está ligada a la historia de su líder, Guillermo Lasso, cuya vida profesional se desarrolló en el sector privado. Lasso llegó a ser presidente ejecutivo del Banco de Guayaquil durante 18 años, entre 1994 y 2012. Sus detractores le adjudican responsabilidad en la dura crisis financiera de 1999 conocida como feriado bancario por haber sido Superministro de Economía en el Gobierno de Jamil Mahuad , mientras que sus simpatizantes lo ven como el ejemplo de un hombre emprendedor. Su movimiento político ha sido definido como liberal en lo económico pero conservadoras en lo social, pues Lasso ha sido contundente al proponer una apertura económica pero se ha mostrado abiertamente contrario a la despenalización del aborto, incluso en casos de violación. En agosto de 2020 publicó en Twitter una carta abierta mostrando su  desacuerdo con algunos artículos de la actual reforma al Código Orgánico de Salud; dice que le preocupa el artículo 201 que, según él, “ignora el derecho del niño a nacer”. El artículo se refiere, sin embargo, a la obligatoriedad de garantizar la atención médica frente a cualquier emergencia obstétrica. En aquella publicación afirma que para él, la Asamblea estaría abriendo paso a “la impunidad del crimen del aborto”, entre otros cuestionamientos

    Otro militante de CREO es César Monge, un economista guayaquileño, expresidente de la Cámara de Acuacultura que ha presidido el movimiento desde su fundación. Además, Monge fue candidato a Prefecto por la provincia del Guayas en las elecciones de 2014. En aquel momento, realizó varias denuncias contra Jimmy Jairala – su principal oponente y quien fue reelegido en el cargo –. Las denuncias estaban basadas en informes de la Contraloría General del Estado. En respuesta, Jairala interpuso 17 procesos penales a Monge solicitando una indemnización de 250 millones por injurias y 10 años prisión para el acusado.  En consecuencia, en marzo de 2015, fue sentenciado a seis meses de prisión, a emitir disculpas públicas y a pagar 170 mil dólares a Jairala.  Además, la Sala Especializada de lo Penal de la Corte Provincial del Guayas en abril de ese mismo año lo sentenció  a 2 años de prisión.   En septiembre de ese año, Jairala decidió “perdonar” a Monge, extinguiendo así las acciones penales en su contra. 

    El 18 de julio de 2020, Monge dejó su cargo como presidente del movimiento tras anunciar que viajaría fuera del país para someterse a un tratamiento médico contra el cáncer. Desde entonces, Lasso ha asumido el rol que tenía Monge. 

    En 2012, CREO formó la coalición política Unidos por el Ecuador para respaldar la candidatura de Lasso a las elecciones presidenciales de 2013. Entre los que conformaron este grupo, se encontraban la Izquierda Democrática, liderada entonces por Andrés Paez y miembros del Partido Alianza Nacionalista que no habían podido reincribir su candidatura frente al CNE. 

    Ese año, el candidato a vicepresidente por CREO fue Juan Carlos Solines. Solines fue la segunda opción pues, inicialmente, se anunció que el exalcalde de Cotacachi y exdirigente de Pachakutik, Auki Tituaña sería el binomio de Lasso. Tituaña aceptó la candidatura y fue blanco de duras críticas por parte de un sector de los movimientos indígenas que consideraban a Lasso la antítesis de los postulados favorables a las minorías. Tituaña renunció a Pachakutik para poder participar con CREO, aunque no lo hizo con los 90 días de anticipación que demanda el Código de la Democracia. Sin embargo la candidatura de Tituaña no prosperó y tuvo que declinarla.  

    PUBLICIDAD

    CREO perdió contra Alianza País, entonces liderada por Rafael Correa, en primera vuelta pero logró ganar 11 puestos en la Asamblea Nacional. Un año después, en las seccionales de  2014, este movimiento lograría conseguir 18 alcaldías y una prefectura, la de Loja.  

    En septiembre de 2016, CREO fue admitido en la  Unión de Partidos Latinoamericanos, una coalición internacional, que afirma que sus integrantes “se adhieren a la Democracia como forma de organización política y la Economía Social de Mercado como instrumento productor de riqueza, desarrollo y bienestar de los pueblos”. 

    Mientras tanto el movimiento continuaba formando alianzas en Ecuador. Lo haría, esa vez, en la coalición Unidad por el Cambio, que llegaría a estar conformada por 34 organizaciones políticas y sociales. Entre sus principales integrantes se encontraba el movimiento SUMA de Mauricio Rodas, entonces Alcalde de Quito, cargo al que llegó tras darse a conocer en la campaña presidencial de 2013, en la que también fue candidato. Otro de sus integrantes era Juntos Podemos del entonces prefecto del Azuay, Paul Carrasco. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Así, en las elecciones presidenciales de 2017, CREO volvió a postular a Guillermo Lasso para presidente. En esa ocasión, el candidato a la vicepresidencia fue Andrés Paéz —exasambleísta por la Izquierda Democrática—. En esa ocasión CREO sí llegó a segunda vuelta junto al candidato por Alianza País, Lenín Moreno. CREO perdería la contienda al obtener el 48,84% de porcentaje de votos frente al 51,16% de Moreno. Sin embargo, inicialmente, algunos medios de comunicación informaron la victoria de Lasso e incluso éste anunció que desconocía los resultados que daban la victoria a Moreno. Esto provocó protestas, durante varios días, en los exteriores del CNE en Quito y también en la sede provincial de Guayaquil. 

    Aunque finalmente el CNE anunció el triunfo oficial de Moreno y Lasso tuvo que aceptar la derrota, CREO logró obtener 34 curules  en la Asamblea Nacional. Entre ellos Mae Montaño, Jeannine Cruz, Ana Galarza, Fabricio Villamar, Patricio Donoso, Lourdes Cuesta y Roberto Gómez. De ellos, Cruz y Donoso permanecen en el movimiento; Galarza fue destituida, y los otros se fueron separando, de a poco. 

    Durante el gobierno de Lenín Moreno, el movimiento CREO se ha acercado al oficialismo. Apoyó la Consulta Popular de febrero de 2018, planteada por Moreno. En la Asamblea Nacional firmaron un acuerdo legislativo en mayo de 2019, que incluía diez puntos. Por eso, a CREO se le acusó de ser aliado del gobierno de Moreno. El acuerdo permitió que el asambleísta de Alianza País, César Litardo se convirtiera en Presidente de la Asamblea en 2019 y que ciertos legisladores de CREO pudieran presidir ciertas comisiones. El acuerdo se rompió en febrero de 2020 cuando la ausencia de una asambleísta de Alianza País y el voto de otra, evitaron que se llevara a juicio político a la Presidenta del CNE, Diana Atamaint. 

    Otro de los puntos que ha causado fricción al interior de CREO ha sido la postura extremadamente conservadora de su líder, Guillermo Lasso, sobre la despenalización del aborto, incluso en casos de violación. En la votación que se hizo en septiembre de 2019, faltaron cinco votos, entre estos, tres votos de asambleístas de CREO, que habían manifestado públicamente su intención de votar en favor de la despenalización.

    En agosto de 2020, en medio de la pandemia por el Covid 19, CREO oficializó la candidatura de Guillermo Lasso y el médico cuencano Alfredo Borrero, este último colaborador de CREO desde 2013.

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Las principales propuestas de este binomio, están orientadas a reformas en el sistema de salud ecuatoriano, apertura económica y generación de empleos. En la actualidad, han recibido el apoyo de 43 organizaciones políticas, según la web de CREO y afirman estar abierto a más alianzas. La alianza más notoria se hizo con el Partido Social Cristiano, liderado por Jaime Nebot. Esta organización política declinó la candidatura de Cristina Reyes, para apoyar la de Lasso. 

  • Democracia Sí, ¿cuál es su historia?

    • historia de Democracia Sí

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Democracia Sí.

    Democracia Sí se autodefine como un “movimiento político humanista y ecológico, surge con la finalidad de aglutinar a todos los sectores del país en una perspectiva participativa e incluyente”. Fue creado en 2015 por Gustavo Larrea, su actual director nacional y representante para las elecciones presidenciales de 2021. Fue reconocido como movimiento político por el Consejo Nacional Electoral (CNE) en 2018. En las elecciones seccionales de 2019,  Democracia Sí consiguió 30 alcaldías a nivel nacional —varias en alianza con otros movimientos— y cinco prefecturas.  Es la primera vez que el movimiento presenta candidatos para Presidente, Vicepresidente y asambleístas del Ecuador. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En 2015 los fundadores del movimiento —incluyendo a Gustavo Larrea y su hermano Marcelo— registraron a Democracia Sí en el CNE y comenzaron el proceso de recolección de firmas a nivel nacional para completar la inscripción formal. Para inscribir movimientos políticos se debe presentar un registro de firmas equivalentes a un 1,5% del padrón electoral de las últimas elecciones. Además, deben incluir nombres, apellidos y números de cédulas de todos quienes lo hagan.  

    Democracia Sí —aunque no era un movimiento político reconocido por el CNE—se sumó a las movilizaciones organizadas por el Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y otras organizaciones sociales en noviembre de 2015. Protestaron en contra de las enmiendas constitucionales que fueron aprobadas por la Asamblea ese año. 

    En febrero de 2016 el CNE recibió 178 mil firmas, pero un juez del Tribunal Contencioso Electoral las anuló por una denuncia de presuntas irregularidades en el proceso de recolección. En marzo del mismo año, Marcelo Larrea, vocero del movimiento, presentó otras 75 mil firmas para su aprobación. En agosto de 2016, el entonces presidente del CNE, Juan Pablo Pozo, anunció que no se reconocieron 30 organizaciones políticas nacionales y provinciales, incluyendo a Democracia Sí, para que participen en las elecciones generales de 2017. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    El movimiento empezó el proceso de recolección de firmas otra vez, pero tampoco logró obtener el reconocimiento del Consejo Nacional Electoral. El 2 de agosto de 2017, el CNE negó el reconocimiento como movimiento político por “incumplimiento de los requisitos”. El 16 de agosto de ese año, Democracia Sí solicitó una clave —— para empezar un nuevo trámite de inscripción. Tuvo un año para completar el proceso. 

    PUBLICIDAD

    Finalmente, en 2018 —3 años después de su creación— el CNE lo reconoció como movimiento político y se le asignó el casillero electoral número 20. El consejo verificó que Democracia Sí cumplía con todos los requisitos para su reconocimiento, incluyendo contar con el número de firmas de respaldo. Para su inscripción necesitaba 192 mil registros. Según su página web, la organización obtuvo 202 mil registros válidos que fueron aceptados por el CNE. Democracia Sí superó el requisito del 1,5% del padrón electoral de las elecciones previas y fue inscrito como movimiento político, tres años después de su creación. 

    Una vez oficializado el trámite de inscripción, Democracia Sí pudo participar en las elecciones seccionales de 2019.  Democracia Sí formó una coalición con otras Izquierda Democrática, Centro Democrático y Alianza País—ya en manos de Lenín Moreno— en Guayas para apoyar la candidatura a la prefectura del exarquero y exgobernador de la provincia, José Francisco Cevallos. Además, apoyaron la candidatura a la alcaldía de Jimmy Jairala, exprefecto de Guayas. Ambos candidatos perdieron las elecciones, pero Democracia Sí obtuvo 5 prefecturas y 33 alcaldías con alianzas con otros movimientos locales.

    El objetivo de las alianzas, según Larrea, era “poner a la centro izquierda en las prefecturas para conseguir desarrollo de obras” y alcaldías que “puedan servir al ser humano”. De las 33 alcaldías,  29 fueron ganadas con representantes de Democracia Sí y el resto con alianzas con Izquierda Democrática, Centro Democrático, Pachakutik y otros. 

    Las elecciones de 2021 serán los primeros comicios generales en los que el movimiento participará. Gustavo Larrea y Alexandra Peralta serán los candidatos para presidente y vicepresidenta, respectivamente. La inscripción del binomio Larrea-Peralta fue la primera aceptada por el CNE el 24 de septiembre de 2020. El Consejo dijo que los documentos presentada por los postulantes para oficializar su candidatura “no incurren en las prohibiciones e inhabilidades previstas en la ley”. Además, según la institución, Larrea y Peralta cumplen con los requisitos de la Constitución, el Código de la Democracia y el Reglamento para la Inscripción y Calificación de Candidaturas para ser candidatos. Democracia Sí también presentó candidatos para asambleístas nacionales y provinciales. 

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Su objetivo, según su página web, es “construir un Ecuador justo, libre, soberano, democrático, republicano, intercultural, ambientalmente sustentable, inclusivo y solidario”. En un comunicado, el movimiento compartió una lista de compromisos que eligió aceptar como no más niños desnutridos, pobreza, familias rotas, indígenas y afroecuatorianos discriminados y mujeres violentadas o asesinadas. Además, dicen que eligen “una economía que fortalezca las 800 mil unidades de producción agropecuaria y el millón de unidades de producción, comercio, servicios, artesanía, transporte turismo y urbanas”. 

  • Unión Ecuatoriana, ¿cuál es su historia?

    • qué es movimiento Unión Ecuatoriana

      Fotografía tomada de la página de Facebook

    Unión Ecuatoriana, UE, es un movimiento fundado y liderado por Washington Pesántez, abogado de profesión y ex Fiscal General del Ecuador. Pesántez, fue elegido para cumplir con este cargo en 2007, y lo hizo hasta 2011, año en el que renunció. A partir de ese momento, según lo ha dado a conocer en entrevistas, Pesántez se dedicó a su profesión de abogado, a la docencia en algunas universidades de Quito y a crear su propio movimiento político. En 2014 fundó Unión Ecuatoriana, que define como “un movimiento equidistante de los extremos, de centro y pluralista”.  

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En noviembre de 2016 el movimiento se inscribió ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) para participar en las elecciones presidenciales de 2017. En aquellos comicios,  Washington Pesántez y el manabita Alex Alcívar conformaron el binomio por el que apostó UE para buscar  la presidencia de la República.  

    En aquella campaña electoral, Pesántez prometía que, en caso de ganar, crearía una nueva Asamblea Constituyente, a través de una consulta popular,  que sea conformada por juristas, entre otras de sus propuestasEn esas elecciones Pesántez y Alcívar obtuvieron el último puesto, con el 0.75% de los votos válidos. Tampoco lograrían obtener curules en la Asamblea Nacional.

    En las elecciones seccionales de 2019, UE tendría mejores resultados. El movimiento consiguió 10 alcaldías, tres solo y siete en coalición política. Por ejemplo, en Loja, la Alianza Loja Progresa conformada por Unión Ecuatoriana, CREO, Convocatoria, Fuerza Ecuador, Juntos Podemos y Adelante Ecuatoriano Adelante, lograría ganar seis alcaldías y la prefectura con Rafael Dávila. Sin embargo el logro más notable de UE, en esas elecciones, fue el triunfo de Jorge Yunda en su candidatura a la Alcaldía de Quito. Fue con esta organización con la que Yunda participó como candidato a pesar de que Yunda era cercano a Alianza País, organización que lo llevó a la Asamblea Nacional en 2017. Frente a 18 candidatos a la Alcaldía de Quito, Yunda consiguió el 21 % de los votos totales

    En agosto de este año Pesantez, líder del movimiento, anunció que no anunciaría sus dignidades para las elecciones de 2021, antes de llegar a un acuerdo con otras organizaciones políticas. “Hemos hablado con Álvaro Noboa e Isidro Romero… Y en estos diez días se definirán las posiciones”, dijo a El Universo.  El partido de Noboa fue eliminado del registro del CNE, por no cumplir con el porcentaje de votos mínimos en los dos últimos comicios. 

    En agosto de 2019, Richard Intriago, dirigente del Movimiento Nacional Campesino, denunció a Washington Pesántez y al movimiento Unión Ecuatoriana. Según Intriago, esta organización le quiso cobrar un millón 300 mil dólares para que “usara” Unión Ecuatoriana para ser candidato presidencial. Lo denunció primero, a través de un video subido en su cuenta de Twitter, en el que además dijo que la organización tenía también tarifas para ser candidatos a la Asamblea Nacional: 400 mil para asambleístas nacionales y 200 mil para los provinciales. Intriago anunció también que había puesto la denuncia formal en fiscalía. 

    PUBLICIDAD

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    El 28 de septiembre de 2020, el CNE confirmó que Unión Ecuatoriana presentó los documentos necesarios para la inscripción de Washington Pesántez y Ramiro Orna como candidatos para la presidencia y vicepresidencia del Ecuador respectivamente. Sin embargo, unos días después, se inscribieron otros candidatos: Giovanny Andrade y Katherine Mata.

  • El movimiento Amigo participará por primera vez en unas elecciones presidenciales

    • Movimiento AMIGO

      Fotografía tomada de la cuenta de Facebook del CNE

    El movimiento AMIGO (Acción Movilizadora Independiente Generando Oportunidades), presentará a Pedro José Freile y a Byron Solis como candidatos a la presidencia para las elecciones 2021. Este movimiento es nuevo y no ha participado anteriormente en elecciones. El  3 de febrero de 2020, el CNE inscribió a AMIGO, como un movimiento de ámbito nacional, permitiéndole así, participar en las próximas elecciones presidenciales. Su sede principal se encuentra en Esmeraldas

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    AMIGO ha sido relacionado con el exasambleísta Daniel Mendoza, señalado por la Fiscalía como la posible cabeza de una red de corrupción en la construcción del Hospital Pedernales y detenido desde el 5 de junio de 2020 mientras avanzan las investigaciones. 

    Las dudas en torno a este movimiento social tienen que ver con el proceso de inscripción. Según un reporte de Primicias, AMIGO es el nuevo nombre que adoptó una organización que, cuando pidió la clave, en marzo de 2018, para iniciar el proceso de recolección de firmas como movimiento nacional, lo pidió bajo el nombre de MEJOR EC. Las siglas de MEJOR EC eran las mismas que las de MEJOR, el movimiento provincial —de Manabí— que Daniel Mendoza había empezado a construir en 2017, tras ser electo asambleísta. Mejor: Emprendimiento, Justicia, Oportunidades Reales, fue registrado en mayo de 2020 como movimiento provincial y Mendoza fue registrado como Presidente de Mejor, según lo reporta Primicias. Es decir: primero se registró MEJOR de Daniel Mendoza y luego MEJOR EC —quien solicitó la clave al CNE, para iniciar el proceso de recolección de firmas, fue Marcia Reyes Vega, según la nota de Primicias—. Posteriormente, MEJOR EC ya llamado AMIGO, logró recolectar las firmas para inscribirse como movimiento nacional, en diciembre de 2019. Según diario El Universo, el 16 enero de 2020, el CNE recibió un documento suscrito por el nuevo representante, Fabricio Narváez, en el que entregaban su acta de fundación, listado de responsables de las sedes —aún registradas como Mejor EC — y el 21 de ese mismo mes, es decir 5 días después, cambiaron el nombre a AMIGO.

    Algunos medios han reportado las similitudes que tienen las dos organizaciones: Mejor (de Mendoza) y Amigo. Según Primicias EC, Ángel Geovanny Macías Bravo, quien trabajó como asistente de Mendoza en la Asamblea, consta como director provincial de AMIGO en Manabí. Este portal dijo también que la sede de Amigo, en Esmeraldas, está ubicada en una vivienda y que, de los tres números telefónicos que Amigo registró en el CNE, uno está desactivado, otro no contesta y en el tercero les dijeron que estaba “equivocado”. Tanto Primicias como  El Universo incluso afirmaron que MEJOR EC (Ahora AMIGO) y Mejor (de Mendoza) coincidían además en logotipo de las letras, sede y correo electrónico. 

    La presidenta del CNE, Diana Atamaint, se ha pronunciado oficialmente al respecto, afirmando que el movimiento Mejor (de Mendoza) y el movimiento AMIGO son dos organizaciones políticas distintas que tuvieron sus respectivos procesos y tiempos de legalización y que tienen directivas diferentes. 

    Refiriéndose a este tema, en una entrevista con radio La Calle, Pedro José Freire, comentó:“las personas que tuvieron que ver con la formación original del partido, muchos voluntariamente han ido cediendo espacios, otros, obviamente hemos tenido que forzar sus reemplazos”. Evitó pronunciarse sobre los supuestos vínculos con Mendoza. En esa misma entrevista añadió que el movimiento creó un reglamento anticorrupción dentro de su reglamento de democracia interna para asegurar la integridad y transparencia de sus miembros.  

    PUBLICIDAD

    El movimiento, en su página web, señala que su inscripción “no fue impugnada legalmente” por nadie. En la misma, afirma estar respaldado por empresarios que “han elaborado un plan” para  alcanzar suficiencia económica a corto plazo para el país. Este plan, según el partido, se lograría a partir de un programa de expansión de la capacidad productiva, una efectiva producción petrolera, la reorientación de los recursos del Estado hacia la economía agrícola, entre otras propuestas.  

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Por su parte, en una entrevista en radio Sucesos, Pedro Freile candidato a la presidencia por el movimiento AMIGO, se refirió a su plan de gobierno afirmando que la “columna vertebral” del mismo es lograr  “la duplicación de la producción petrolera del país en los próximos 10 meses”. En aquella  entrevista además,  declaró que su lista no va a presentar candidatos a asambleístas, puesto que según Freile, el movimiento considera que estarían “contribuyendo a regenerar a ese tejido pútrido que ahora conforma la asamblea nacional”. 

  • ¿Cómo se conformó el Partido Político Avanza?

    • partido político Avanza

    En las elecciones 2021 Isidro Romero es candidato a presidente del Ecuador por el Partido Político Avanza, Lista 8, de tendencia socialdemócrata. La socialdemocracia está basada en derechos sociales y económicos. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Avanza fue fundado por Ramiro González en marzo de 2012. Ramiro González es investigado por el presunto delito de enriquecimiento privado no justificado. Además, desde el 12 de diciembre de 2017 tiene una orden de prisión por el delito de tráfico de influencias. 

    El 9 de abril de 2019, González fue detenido en Perú, pero ese país negó la extradición de González por considerarla improcedente en enero de 2020, por lo que González está prófugo de la justicia ecuatoriana. González fue ministro de Industrias y Productividad en el gobierno de Rafael Correa y presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).  En junio de 2018, la directiva de Avanza expulsó a González de su partido por falta grave, por afectar la imagen de la organización y no presentarse a la justicia por los delitos que es investigado. 

    Hoy Avanza es presidido por Álvaro Castillo Aguirre elegido en noviembre de 2017 en una convención de más 400 delegaciones de las 16 provincias en donde hay militantes de Avanza. Castillo se presentó como único candidato entonces alcalde de Ibarra, capital de la provincia de Imbabura y gobernador de la provincia hasta agosto de 2020. María Sol Larrea, exdirigente de Avanza en febrero de 2018 fue sentenciada a cuatro años y medio de prisión por el delito de enriquecimiento ilícito. Larrea era una funcionaria del IESS muy cercana a Ramiro González. En agosto de 2020, Larrea fue sentenciada a ocho años de prisión por peculado.  La Fiscalía la acusó por ese delito por la compra irregular de equipos oftalmológicos entre 2010 y 2015. En febrero de 2020, se hicieron públicos además, presuntos vínculos entre Larrea y el líder de los Choneros. 

    En un documento del Consejo Nacional Electoral (CNE), se describe a Avanza como “una organización política de la nueva era”, dice que el partido tiene  fundamentos democráticos, de tipo popular, independiente, incluyente permanente que busca el beneficio social general del Ecuador. Los militantes de Avanza dicen que el partido es “producto del esfuerzo organizado solidario del pueblo ecuatoriano para promover el bienestar integral de acuerdo con principios doctrinarios basados en la ideología social demócrata”. 

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    PUBLICIDAD

    Según el Estatuto del partido, Avanza es “una organización política democrática y participativa basada en el respeto a la voluntad de sus afiliados”.  En la última elección popular realizada en 2019, Avanza logró ocho alcaldías de Baños de Agua Santa y Patate en Tungurahua. Pimampiro y Urcuquí en Imbabura. Pedro Vicente Maldonado en Pichincha. Machala y Zaruma de la provincia costera de El Oro. La Prefectura de Imbabura y más de 40 concejalías en 26 ciudades del país.

  • SUMA, el partido que llevó a Mauricio Rodas a la Alcaldía de Quito, postula candidatos presidenciales propios

    • Partido SUMA

    Sociedad Unida Más Acción (SUMA) lista 23, es un partido fundado por Mauricio Rodas y Guillermo Celi en 2012. Ese año Rodas fue candidato presidencial y quedó en el cuarto puesto con el 3.90% de votos válidos. Tras la campaña presidencial su nombre y partido ganaron relevancia pública y un año después, en las elecciones seccionales de 2014, Rodas fue electo Alcalde de Quito. Además, SUMA obtuvo 3 prefecturas, 19 alcaldías, y 83 concejalías. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Rodas ganó la alcaldía con el 58,55% de votos. Todo esto, a pesar de enfrentarse a Augusto Barrera, alcalde en funciones y candidato a la reelección por Alianza País. Rafael Correa —entonces presidente— respaldó fuertemente la candidatura de Barrera y salió en videos promocionales apoyando su campaña.

    Jaime Nebot, entonces Alcalde de Guayaquil por el Partido Social Cristiano (PSC), se unió a Mauricio Rodas y SUMA en la coalición política La Unidad en 2015. Esta organización estaba conformada además, por Concertación de César Montúfar —actual candidato presidencial— y Avanza —fundada por Ramiro Gonzalez, hoy prófugo de la justicia— entre otros. Se buscó crear un frente unido para las elecciones presidenciales de 2017. Sin embargo la Unidad duró poco y en octubre de 2016, apenas un año después de creada, se disolvió por las diferencias políticas de sus integrantes. 

    El PSC postuló su propia candidata presidencial para 2017, Cynthiaa Viteri, quien lograría alcanzar el tercer lugar en las elecciones presidenciales de 2017. SUMA, por su parte,  decidió apoyar al binomio de CREO, Guillermo Lasso y Andrés Páez a través de la Alianza por el Cambio. En esa ocasión CREO – SUMA llegó a segunda vuelta junto al candidato por Alianza País, Lenín Moreno. Sin embargo, en segunda vuelta Lasso perdería la contienda al obtener el 48,84% de porcentaje de votos frente al 51,16% de Moreno.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Guillermo Celi logró ser Asambleísta Nacional por el partido SUMA para el periodo 2017-2021. En total, SUMA logró conformar un bloque de nueve Asambleístas propios, tres de ellos en la provincia de Pichincha. Esto, a pesar de que, para ese momento, la popularidad de Rodas estaba seriamente afectada por cuestionamientos a su gestión como alcalde de Quito, como el retraso en la construcción del metro de la ciudad y el proyecto Quito Cables. La figura de Rodas se fue diluyendo dentro de la organización política, sobre todo tras su salida de la Alcaldía de Quito, en mayo de 2019. 

    PUBLICIDAD

    Además, durante su gestión, hubo escándalos por presuntos hechos de corrupción relacionados a su entorno cercano. Su colaborador cercano, Mauro Terán, fue investigado por defraudación tributaria. La Fiscalía decía que Terán había movido cerca de 6 millones de dólares en seis años aunque no registraba actividad económica ni pagaba impuesto a la renta. Finalmente Terán fue absuelto.

    En las elecciones seccionales de 2019, SUMA no presentó candidatos a la alcaldía de Quito, pero obtuvo 15 alcaldías y dos prefecturas,  las de Sucumbíos y Bolívar. En julio de 2020, el Consejo Directivo Nacional de SUMA eligió por unanimidad a Guillermo Celi como precandidato a la presidencia a la república para las presidenciales de 2021. Celi aceptó su precandidatura a través de una publicación en su cuenta de twitter, en la que dijo que su propuesta de mejorar el país se logrará “dándole importancia a los valores de la familia ecuatoriana, apostando a la innovación en educación, salud y generación empleo, turismo y producción agrícola”.  Su compañera de fórmula es la empresaria quiteña y ex miss Ecuador,  Verónica Sevilla. El binomio inscribió su candidatura el 1 de octubre ante el CNE.

    En su sitio web, SUMA, plantea como sus principios “respeto a los valores democráticos, la libertad y los derechos humanos”, a pesar de que tanto Celi como Sevilla se han pronunciado públicamente como “provida” y contrarios al aborto en casos de violación. 

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    El 23 de septiembre de 2020, el Consejo Nacional Electoral aprobó transformar al Movimiento SUMA en partido político. Esto le otorga el derecho a recibir un fondo especial pero tendrá que cumplir las obligaciones de los partidos políticos, como el aumento de sus oficinas a nivel nacional y crear fichas de afiliados.

  • Centro Democrático, ¿quiénes son?

    • movimiento centro democrático

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Centro Democrático

    Centro democrático es un movimiento fundado en 2012 por Jimmy Jairala, que, en ese momento era Prefecto del Guayas. Para ese entonces, Jairala ya era conocido como político y presentador de televisión. La primera vez que participó como candidato a un cargo de elección popular fue en 2004, cuando buscó llegar a la alcaldía de Guayaquil por el Partido Roldosista Ecuatoriano, PRE, organización política fundada por el expresidente Abdalá Bucaram Ortíz. 

    No logró ganar pero cinco años después, en 2009, fue electo como Prefecto del Guayas respaldado por el movimiento Una Nueva Opción.  En 2014, fue reelecto en el cargo, con el apoyo de Centro Democrático y Alianza País.  Permaneció en ese puesto político hasta su renuncia en 2018 para candidatizarse nuevamente a la alcaldía de Guayaquil, en alianza con Democracia Sí, liderada por Gustavo Larrea. Perdió frente a Cynthia Viteri del Partido Social Cristiano, actual alcaldesa de la ciudad.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Durante su periodo como gobernador, Jairala fue cuestionado por presuntas irregularidades en su administración. La Contraloría General del Estado,  encontró más de 30  informes con indicios de responsabilidad penal en la Prefectura del Guayas desde 2007 a 2018.  

    Además, varios medios de comunicación como Diario Expreso y Fundación Mil Hojas publicaron investigaciones periodísticas que señalaron irregularidades en los contratos de la Prefectura de Jairala, en los que supuestamente se estaría beneficiando a grupos empresariales específicos.

    Centro Democrático es, según su sitio web, un “movimiento político de centro”. La organización que desde su nacimiento se mantuvo cercana al movimiento Alianza País, entonces dirigido por Rafael Correa, dice también que busca “una sociedad digna, equitativa, tolerante, productiva y progresista, confiando en la diversidad de pensamiento, se enfrenta al desafío de modificar las prácticas políticas del pasado.”.

    Dos años después de su creación, en 2012, el movimiento que en ese momento estaba inscrito como una organización local, participó en las elecciones seccionales junto al Frente Unidos, una coalición política creada para apoyar el gobierno del entonces presidente,  Rafael Correa. 

    PUBLICIDAD

    En enero de 2016, el Consejo Nacional Electoral aprobó su inscripción como un movimiento nacional, y pasó de ser la Lista 61 a ser la Lista 1. Esto marcó el inicio de cierto distanciamiento entre Alianza País y esta organización. Ese mismo año, Centro Democrático fue expulsado del Frente Unidos por no apoyar a la candidatura a la presidencia de Lenin Moreno, quien en ese momento era candidato de Alianza País. Centro Democrático eligió apoyar, en primera vuelta, a Paco Moncayo, que se presentaba como candidato del partido Izquierda Democrática. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    En la segunda vuelta, Centro Democrático apoyó a Lenin Moreno candidato presidencial de Alianza País. Tras su victoria, Moreno nombró a Raúl Ledesma, quien era director nacional de Centro Democrático, como ministro de Trabajo. Después lo nombraría Gobernador del Guayas, y ministro de Ambiente. Ledesma renunció en marzo de 2020.

    Antes, en las seccionales de 2019, la Lista 1 firmó 11 alianzas con CREO , liderado por el actual candidato a la presidencia Guillermo Lasso, entre ellas para las candidaturas de alcalde en Santo Domingo de los Tsáchilas, y Sucumbíos. También hizo tres alianzas con Fuerza Ecuador de Abdalá Bucarán Pulley, actualmente procesado por asociación ilícita y prófugo de la justicia. Centro Democrático se alió además en 28 cantones con Alianza País de Lenín Moreno. 

    Entre las personas que han sido candidatos por Centro Democrático están Tatiana Roha, candidata a alcaldesa de Daule, fundadora de Alenza, una escuela de arte y televisión;  Nathaly Toledo, periodista y candidata a asambleísta en 2019, quien llegó a ser la directora nacional del movimiento que lidera Jairala. Incluso el conocido abogado guayaquileño Héctor Vanegas se unió a las filas del movimiento como aspirante a concejal.  

    En  julio de este año, la Lista 1 se alió a Unión por la Esperanza, una coalición formada por organizaciones sociales y políticas, en las que participa el movimiento Fuerza Compromiso Social, que acogió al correísmo en los comicios seccionales de 2019. Esto ocurrió después de que Rafael Correa rompiera políticamente con Lenin Moreno y este se quedara con el control de Alianza País. 

    De cara a las elecciones de 2021 la organización intentó inscribir la precandidatura a vicepresidencia de Rafael Correa Delgado como binomio del economista Andrés Arauz. La misma, no fue aceptada debido a que Correa no asistió presencialmente al edificio del CNE y a que existe un juicio en su contra que lo inhabilitó de por vida para ocupar un cargo público. 

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

    De acuerdo al reglamento de inscripción de candidaturas emitido por el pleno del Consejo Nacional Electoral en agosto de 2020, uno de los requisitos para aceptar una precandidatura es hacerlo en persona. 

  • Concertación, ¿cuál es su historia?

    • qué es movimiento Concertación

    Concertación es un movimiento político fundado por César Montúfar en 2006, con el nombre de Concertación Nacional Democrática, lista 59. En ese año participaron de las elecciones para la Asamblea Nacional, no obstante, fue en los comicios de 2009 que el movimiento logró una curul en el poder legislativo: Montúfar fue elegido como asambleísta por Pichincha para el periodo 2009 – 2013. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Dentro y fuera de la Asamblea, Montúfar y su movimiento, mantuvieron una oposición al correísmo durante ese periodo.  Por ejemplo, en la consulta popular de mayo de 2011, propuesta por el entonces presidente Rafael Correa, Concertación promovió el NO, alegando que de ganar el SÍ,  se otorgaría al Estado poderes inconstitucionales y antidemocráticos. Finalmente, ganó el SÍ en las 10 preguntas.  Aquel referéndum modificó algunos puntos de la Constitución de 2008, planteó una reforma al sistema judicial y la regulación de los medios de comunicación. 

    En las elecciones presidenciales de 2013, el movimiento anunció la precandidatura de Montúfar, pero el Consejo Nacional Electoral no validó más del 50% de las firmas que presentó Concertación para su inscripción en estos comicios. Sin embargo, Juan Carlos Solines, entonces parte del movimiento, aceptó unirse a Guillermo Lasso, como su binomio presidencial para esas elecciones. César Montúfar decidió apoyar al candidato por el movimiento SUMA,  Mauricio Rodas. Solines abandonó Concertación y participó con Lasso como binomio. Perdieron en primera vuelta, contra Rafael Correa.

    El 29 de mayo de 2014 el Pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE), recalificó a Concertación otorgándole la lista 51. Para los comicios de 2017 el partido decidió apoyar la candidatura a la presidencia de Cinthya Viteri del Partido Social Cristiano. Viteri obtuvo el tercer puesto, y para la segunda vuelta, su partido apoyó a Guillermo Lasso del movimiento CREO que se enfrentó a Lenín Moreno. CREO perdería la contienda al obtener el 48,84% de porcentaje de votos frente al 51,16% de Lenin Moreno, quien por entonces representaba al correísmo. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Después de la victoria de Moreno, Montúfar fue uno de los principales impulsadores del proceso legal contra Jorge Glass a finales de 2017.  El juicio terminó con la condena de seis años de prisión para Glas. Dos años después, en 2019, Montúfar fue candidato a la Alcaldía de Quito. Frente a los 18 candidatos, Montúfar terminó en  cuarto lugar  con 17,05% de la votación total, frente al 21 % del Alcalde electo, Jorge Yunda.

    PUBLICIDAD

    En agosto de este año, Montúfar, y Julio Villacreses del Partido Socialista Ecuatoriano, fueron elegidos como el binomio que representará a Concertación de cara a las elecciones presidenciales de 2021.Para asambleístas nacionales, el movimiento postuló a  Fernando Villavicencio, director del portal Periodismo de Investigación y activista político, y a Andrea Gonzales, activista ambiental. 

    En una entrevista el 19 de septiembre de 2020,  en  radio La Calle, César Montufar afirmó que una de sus principales propuestas, en caso de que gane la presidencia,  es modificar el poder legislativo, por ejemplo, en el número de miembros y los ingresos que reciben. De esta manera, según Montúfar podrá construir “una función legislativa que sea autónoma del ejecutivo, que sea un contrapeso al ejecutivo”.

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    El movimiento de Montúfar afirma ser un movimiento político de centro, que convoca a actores de perfiles ideológicos de centro izquierda y centro derecha. En esta ocasión, entre sus  aliados para los comicios de 2021 se encuentra el Partido Socialista Ecuatoriano, uno de los partidos con mayor antigüedad del país, y que cuenta con una historia abiertamente izquierdista. 

  • Construye, antes llamado Ruptura de los 25, postulará candidatos propios para las elecciones de 2021

    • Construye

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Juan Fernando Velasco.

    Construye es el nuevo nombre del movimiento Ruptura de los 25. Ruptura de los 25 se fundó en septiembre de 2004 como un colectivo político que cuestionaba las acciones de los anteriores gobiernos del país. La organización que tomó fuerza tras las protestas en contra del gobierno de Lucio Gutiérrez, se autonombró así en conmemoración a los 25 años del retorno a la democracia en el país. En un acto público,  Ruptura se presentó ante la opinión pública con la icónica frase: ¿Quién jodió al país? Era septiembre de 2004 y Ruptura se hacía esa pregunta mientras presentaba fotografías de políticos de gobiernos a los que cuestionaba con su pregunta. Entre otros, estaban las imágenes de los expresidentes Rodrigo Borja, León Febres Cordero y Sixto Durán Ballén. Arriba de cada imagen estaba escrita la fuerte pregunta que hacía un llamado a la reflexión. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En 2005, la Ruptura se hizo muy visible en las protestas de abril en contra del gobierno de Lucio Gutiérrez. Junto a otras organizaciones sociales y partidos políticos formaron parte de la Rebelión de los Forajidos, llamados así después de que Gutiérrez, despectivamente llamara “forajidos” a un grupo de manifestantes que llegaron hasta su casa para exigir su renuncia. La protesta social terminó con la caída de Gutiérrez.

    Tras su caída, el Presidente Alfredo Palacio les ofreció cargos en el gobierno pero los rechazaron. En el nuevo gobierno Rafael Correa fue nombrado Ministro de Economía. Algunos de sus miembros lo conocían porque Correa había sido profesor en la universidad San Francisco de Quito, en donde estudiaron sus principales fundadores: María Paula Romo, Juan Sebastián Roldán y Norman Wray. 

    Durante las elecciones presidenciales de 2007, el movimiento apoyó, en segunda vuelta, la candidatura presidencial de Rafael Correa.. La alianza perduró una vez que Correa fue posesionado como Presidente de la República y en ese gobierno Roldán fue primero, Subsecretario en el Ministerio de Gobierno cuando Fernando Bustamanete fue ministro y posteriormente fue Secretario Anticorrupción. Romo, por su lado, fue candidata, por Alianza País, a la Asamblea Constituyente —principal propuesta de campaña de Correa— y logró una curul. Otros de sus miembros también ocuparon cargos públicos como Alexandra Ocles en la Asamblea Nacional y Norman Wray en el Ministerio de Defensa como asesor de la entonces ministra Lourdes Escudero.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    La cercanía duró solo hasta 2011, cuando el movimiento decidió anunciar públicamente su distanciamiento con el gobierno de Correa debido a una serie de desacuerdos en torno a la Consulta Popular que estaba impulsando el gobierno. Una de las preguntas de la consulta buscaba reformar el sistema judicial.

    PUBLICIDAD

    Los principales miembros del movimiento en esa época— María Paula Romo, Norman Wray, Juan Sebastián Roldán y Alexandra Ocles— opinaban que el Ejecutivo se había excedido en sus funciones. Roldán renunció a su cargo de Secretario de Transparencia, y Romo se separó del bloque legislativo del gobierno. A pesar de su separación,  los integrantes de Ruptura dijeron que no formarían parte de las filas de la oposición. 

    El movimiento participó en las elecciones presidenciales de 2013 con Norman Wray como candidato a la presidencia junto a Ángela Mendoza para la vicepresidencia. No les fue muy bien, y Wray quedó en séptimo lugar con el 1,32% de votos. Ningún candidato logró entrar a la Asamblea Nacional, incluyendo Paco Moncayo que encabezaba la lista de asambleístas nacionales. 

    Debido al bajo porcentaje de votos de Wray en los anteriores comicios, en 2014 el Consejo Nacional Electoral (CNE) resolvió eliminar al movimiento por no cumplir con el porcentaje mínimo de votos, esto según el Código de la Democracia. Los dirigentes del movimiento afirmaban que la eliminación de su partido era ilegal e incluso llegaron a llevar el caso a instancias internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

    En 2017 no pudieron participar en las elecciones presidenciales debido a sus problemas con el organismo electoral, sin embargo, apoyaron al movimiento Izquierda Democrática en sus respectivas candidaturas. Entre las filas de la ID, había un sector incómodo por la presencia de la Ruputra o con la posibilidad de que Romo y otros miembros figuraran en la candidatura del binomio presidencial. Sin embargo eso no ocurrió y finalmente se postuló a Paco Moncayo como candidato presidencial y Monserrat Bustamante como candidata a la Vicepresidencia.

    Ya en el 2018, durante la presidencia de Diana Atamaint en el CNE, Ruptura anunció en su cuenta de Facebook que logró recuperar su personería jurídica y mantenerse inscritos en el registro electoral gracias a diligencias de Romo. Sin embargo, ya el movimiento estaba bastante desconstituido. En una entrevista para GK, en 2019, María Paula Romo dijo, sobre la Ruptura y su posible participación como candidata en 2021: “En mi caso no me da mucho tiempo como para planificar otras cosas que estén fuera de lo que tengo que hacer”. Ya la Ruptura no había puesto candidatos para las elecciones seccionales de 2019 pero para las presidenciales de 2021, plantean candidatos propios, ya con un cambio de nombre a su organización. 

    En el gobierno de Lenín Moreno varias figuras de la Ruptura ocupan altos cargos. Juan Sebastián Roldán, en un principio fue consejero de Moreno y meses más tarde pasó a la Secretaría General de la Presidencia. María Paula Romo se incorporó como ministra del Interior  en agosto de 2018 —luego el cargo pasó a ser Ministra de Gobierno— y lo sigue ocupando. Norman Wray es  presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos desde enero de 2019, e Iván Granda fue primero, Secretario Anticorrupción desde febrero de 2019 hasta octubre del mismo año y luego Ministro de Inclusión Social, desde  octubre de 2019 hasta septiembre de 2020.

    El 24 de agosto el cantautor y ministro de cultura, Juan Fernando Velasco, confirmó que el movimiento le habría propuesto participar como candidato presidencial en las próximas elecciones junto a Ana María Pesantes como compañera de fórmula.

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    El CNE aprobó, el 16 de septiembre de 2020, algunas reformas presentadas por el movimiento, entre ellas el cambio de nombre a Construye y la renovación de su logotipo. En entrevista para diario El Comercio, Iván González, secretario Ejecutivo del movimiento, indicó que el movimiento ahora se identifica como una organización de centro izquierda. “Era necesaria la ampliación ideológica y un espacio político más amplio que admitiera dentro de sí visiones distintas”, comentó.

  • El Movimiento Ecuatoriano Unido va a las elecciones 2021 con un discurso provida

    • Movimiento Ecuatoriano Unido

      Fotografía tomada de Facebook de Ecuatoriano Unido

     El Movimiento Ecuatoriano Unido, Lista 4, fue aprobado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) transitorio el 11 de septiembre de 2018. Para las elecciones nacionales de 2021, Gerson Almeida aspira llegar a la presidencia y Martha Cecilia Villafuerte a la vicepresidencia del país. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    El binomio es autodenominado “provida”, el 1 de octubre de 2020, el día de la inscripción de sus candidaturas, Almeida dijo que “ratifica su convicción por la vida, que es el principal de los derechos”. Sus simpatizantes gritaban fuera del CNE “vamos por la vida y por la familia”. En las redes sociales del movimiento se publicaron opiniones en contra de la aprobación del Código Orgánico de Salud, documento que fue vetado totalmente por el presidente Lenín Moreno. 

    En 2015, Ecuatoriano Unido surgió como un colectivo. Para inscribirse como movimiento sus militantes recogieron más de 900 mil firmas de las que 202 mil firmas fueron validadas por el consejo electoral transitorio.  Fabián Zúñiga es presidente del movimiento. Ecuatoriano Unido fue fundado por Edwin Moreno, hermano del presidente del Ecuador, Lenin Moreno.

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Según la declaración de principios ideológicos de Ecuatoriano Unido, el movimiento “lucha por la democracia entendida como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, político, social y cultural del pueblo”.  Ecuador Unido “está a favor de la protección del medio  ambiente y en la ética de la responsabilidad individual y social con las generaciones actuales y futuras”. 

    En las elecciones seccionales de 2019, Ecuatoriano Unido alcanzó 14 alcaldías de las que 13 fueron en alianza con otros movimientos políticos.

  • Pachakutik, ¿quiénes son y cuál es su historia?

    • el recorrido político de Pachakutik

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Pachakutik.

    El Movimiento de Unidad Plurinacional Pachakutik nació oficialmente en 1995, durante el gobierno de Sixto Durán Ballén después de participar en varias protestas indígenas durante los años previos. Una de ellas ocurrió el 4 de junio de 1990, cuando la Confederación de Nacional Indígenas del Ecuador, Conaie —organización que posteriormente formaría parte de Pachakutik— convocó a una protesta indígena a nivel nacional. Esta revuelta es más conocida como el Levantamiento del Inti Raymi y constituyó un acto político, con el que el movimiento indígena anunció a todo el territorio nacional que buscaban tener un rol de mayor relevancia en el escenario político del país “tras años de marginación social y política”.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En su conformación oficial, cinco años después, se juntarían otras organizaciones políticas y ciudadanas como la a Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, Conaie; y Nuevo País, formada por el periodista Freddy Ehlers. Ehlers sería candidato presidencial en las elecciones de 1996, en una alianza entre Pachakutik y Nuevo País. Ehlers quedó en tercer lugar, tras Abdalá Bucaram y Jaime Nebot. En segunda vuelta venció Bucaram, que gobernó por un breve período de seis meses. Durante su convulso gobierno,  Pachakutik y el movimiento indígena jugaron un rol fundamental, pues fueron férreos opositores de Bucaram y convocaron a varias movilizaciones nacionales que, junto a aquellas en las que participaron otras organizaciones sociales, terminaron en su destitución . En los siguientes gobiernos —el de Jamil Mahuad y el de Lucio Gutiérrez— ese rol se fortaleció y estas organizaciones fueron protagonistas en el derrocamiento de ambos presidentes. 

    Durante el gobierno de Jamil Mahuad, en enero de 2000, varios líderes indígenas militantes en Pachakutik y miembros de la Conaie, se tomaron el Congreso Nacional como una medida de protesta en contra de las medidas económicas que el gobierno había tomado. Junto a ellos, varios militares se rebelaron, Lucio Gutiérrez entre ellos, quien, junto al dirigente indígena Antonio Vargas y al jurista Carlos Solórzano, declararon un triunvirato para gobernar el país. La toma de poder no prosperó y finalmente se posesionó al vicepresidente Gustavo Noboa, según lo dictaba la Constitución. 

    En las siguientes elecciones,  en 2003, Pachakutik respaldó la candidatura presidencial del coronel Lucio Gutiérrez. Tras la toma de posesión, Gutiérrez y Pachakutik se distanciaron por varios desacuerdos. Entre ellos, que para Pachakutik, Gutiérrez había dado un giro a la derecha a pesar de haber ofrecido un gobierno de izquierda. Lo acusaban de haberse acercado al Partido Social Cristiano y a Jaime Nebot, y de estrechar la relación con los Estados Unidos, en perjuicio de los intereses nacionales. Eran, además, fuertes detractores del Tratado de Libre Comercio, que proponía el gobierno de Gutiérrez con el apoyo de Estados Unidos. Poco a poco, Pachakutik se distanció del gobierno de Gutiérrez hasta que, junto a otras organizaciones políticas y sociales se sumó a la oposición. Pachakutik convocó a varias marchas para exigir la renuncia de Gutiérrez que, finalmente fue derrocado en abril de 2005. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    Según se indica en su fan page de Facebook, Pachakutik  se reconoce como un movimiento que promueve el respeto a la diversidad, la interculturalidad, la pluralidad y la plurinacionalidad. También mencionan que “se mantienen en la lucha por ser una alternativa real para el país, (…) forjada desde el pueblo, centrando su objetivo en el ser humano y en la defensa de la vida”. 

    PUBLICIDAD

    Cuando, en 2006, Rafael Correa quedó junto al empresario Álvaro Noboa como candidatos presidenciales en segunda vuelta, Pachakutik respaldó a Correa, “sin condiciones y sin acuerdo alguno de co-gobernar”. Sin embargo ya en la presidencia de Correa, la relación se fue fragmentando rápidamente. Apenas año y medio después de que Correa se posesionara, una buena parte del sector indígena rechazó la actuación del gobierno que reprimió una protesta en Dayuma y tras la cual, la prefecta de Orellana, Guadalupe Llori, de Pachakutik, fue detenida y acusada de sabotaje y terrorismo.

    A pesar de eso, para las elecciones de 2009, Alianza País, la organización política que llevó a Correa a la Presidencia, mantuvo la alianza con Pachakutik. Al interior de la organización había mucha tensión porque la división entre quienes querían distanciarse de Correa cuestionaron la decisión de Miguel Lluco, uno de los fundadores de Pachakutik y dirigente en Chimborazo, de mantenerse como aliados. Algunos líderes indígenas se distanciaron de la organización para respaldar abiertamente a Correa, entre ellos, Ricardo Ulcuango, exdiputado por Pachakutik, quien fue designado por Correa Embajador de Ecuador en Bolivia

    Otros dirigentes indígenas y militantes de Pachakutik como Yaku Pérez y Lourdes Tibán tomaron pública distancia de Correa hasta convertirse en férreos opositores. Los temas de distanciamiento entre Pachakutik y el gobierno de Correa fueron aquellos relacionados a la explotación petrolera en zonas biodiversas y la protesta social. Durante su gobierno, hubo varias marchas, la última  masiva, llamada “Marcha por la Vida y la dignidad” fue en 2015. Correa la minimizó y la reprimió en su intento de llegar a Carondelet. 

    Para 2016, año preelectoral, la división en Pachakutik era evidente. Había tres tendencias: una, afín al correísmo; otra dispuesta a “pactar con la derecha” y una tercera que buscaba unirse a otras organizaciones de izquierda que estuvieran alejadas del oficialismo. Finalmente no presentaron candidato propio y decidieron apoyar la candidatura de Paco Moncayo, quien se postuló por la Izquierda Democrática.

    Ya en el gobierno de Lenín Moreno, una de las condiciones para ser parte del diálogo al que Moreno convocó a varias organizaciones políticas y sociales, fue que hubiera 20 indultos y 117 amnistías para los líderes criminalizados en el gobierno de su predecesor. Moreno indultó a siete líderes. En octubre de 2019, estalló el paro indígena que fue respaldado por Pachakutik y amenazó la estabilidad del gobierno. El principal reclamo fue por la liberación de los subsidios a los combustibles, que era parte de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Las protestas que se desencadenaron durante este mes causaron graves violaciones a los derechos humanos además de la pérdida de vidas humanas debido al fuerte enfrentamiento entre ciudadanos y las fuerzas de orden. Las protestas finalizaron con la derogación de esta disposición después de un debate entre el gobierno y el movimiento indígena.

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

    De cara a las elecciones de 2021, Pachakutik tomó la decisión de presentar como único precandidato al actual prefecto de la provincia del Azuay, Yaku Pérez, candidatura que fue oficializada el 22 de agosto. 

    Su candidatura revivió la fragmentación que existe en la organización política. Además de Pérez, eran precandidatos, Leonidas Iza y Jaime Vargas pero ambos declinaron la candidatura como una forma de protesta por los procedimientos internos. Los dos consideraron que “no había garantías” y acusaron a los coordinadores provinciales de Pachakutik de “hacerle el juego a la derecha”. Iza, además, acusó a Pérez de ser “políticamente inmaduro” aunque dijo que apoyarán al proyecto político de Pachakutik, independientemente de quiénes sean sus candidatos. 

    Este quiebre muestra, en esencia, las dos corrientes principales que hay al interior del  movimiento que para las próximas elecciones postula a la Presidencia de la República a Yaku Pérez y Virna Cedeño. Ella reemplaza a Larisa Marangoni, la primera candidata que había sido anunciada como aspirante a la vicepresidencia pero que finalmente, tras hacerse públicos unos tuits en los que cuestionaba la movilización de octubre de 2019 y el rol del movimiento indígena, renunció a la candidatura

  • Sociedad Patriótica vuelve a postular a Lucio Gutiérrez a las elecciones de 2021

    • sociedad patriótica

      Fotografía tomada de la cuenta de Facebook de Sociedad Patriótica Lista 3.

    El Partido Sociedad Patriótica (PSP) 21 de enero fue fundado el 4 de marzo de 2002. La primera parte de su nombre está inspirada en los próceres de la independencia ecuatoriana y las “sociedades patrióticas que organizaron”, según los estatutos del partido.  El “21 de enero”, por otro lado, hace alusión al levantamiento popular y militar, liderado por Lucio Gutiérrez, el militar que, junto a otros actores políticos y sociales, derrocó al presidente Jamil Mahuad el 21 de enero del 2000. El partido político se creó con la motivación de  implementar un proyecto de justicia social “basado en principios éticos, morales, cívicos y patrióticos”, y así, cambiar al país. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Según el archivo de la página web del partido, Sociedad Patriótica tiene la visión de que Ecuador sea un país “en constante crecimiento económico” y un ejemplo para Latinoamérica y el mundo. Entre sus valores están la honradez, la ética, el respeto a los derechos humanos, la justicia, y la solidaridad. 

    Para las elecciones generales de 2002, el PSP eligió al coronel Lucio Gutiérrez como su candidato presidencial. La candidatura fue respaldada por el movimiento indígena Pachakutik-Nuevo País. Gutiérrez ganó las elecciones en segunda vuelta con el  54,8% de los votos y asumió la presidencia el 15 de enero de 2003. 

    Pocos días después de la posesión presidencial de Gutiérrez, el Partido Sociedad Patriótica se distanció de Pachakutik. Según el movimiento indígena, el coronel le dio la espalda al pueblo y fue un “traidor” que incumplió los compromisos que hizo cuando se alió con ellos para llegar al poder. Pocos meses después de su posesión, varios sectores indígenas organizaron una marcha en contra del gobierno El gobierno de Guiérrez había prometido ser de izquierda, pero desde el inicio mostró inclinación por la derecha. Se buscó fortalecer las relaciones con Estados Unidos e incluso se firmó una carta de intención con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Esta firma estableció algunas medidas de austeridad como la flexibilización laboral que causaron gran molestia cierto sector de la opinión pública y en los líderes indígenas que, en algún momento, apoyaron a Gutiérrez. En 2005, Pachakutik apoyó varios movimientos sociales que exigían la renuncia del coronel, y en abril del mismo año, fue derrocado tras poco más de dos años en el poder. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Después de ser derrocado, Lucio Gutiérrez huyó del país, pero volvió a los pocos meses, en octubre. Al llegar, el expresidente fue detenido por el presunto delito de atentado contra la seguridad nacional. Estuvo en el penal García Moreno de Quito hasta marzo del 2006 cuando un juez resolvió que no había pruebas del delito y anuló el proceso judicial en su contra. Ese mismo año, Gilmar Gutiérrez, el hermano menor del recién derrocado Lucio Gutiérrez fue elegido presidente nacional de Sociedad Patriótica— cargo que ejerce hasta la actualidad. 

    PUBLICIDAD

    En las elecciones de 2006, el PSP fue a las urnas con el binomio conformado por Gilmar Gutiérrez y el ingeniero guayaquileño Leonardo Bravo. Bravo fue Ministro de Agricultura en 2004 durante el gobierno de Gutiérrez. El binomio sorprendió en las elecciones ya que a pesar del reciente derrocamiento de uno de sus líderes, quedó en tercer lugar con el 17,42% de los votos. Quedaron atrás León Roldós, de la alianza entre los movimientos Red Ética y Democrática y la Izquierda Democrática (RED-ID), y Cynthia Viteri del Partido Social Cristiano (PSC). En un análisis de Paulina Recalde, directora de Perfiles de Opinión, se menciona que el triunfo de Sociedad Patriótica “se repetía en 11 de las 15 provincias” en las que Lucio Gutiérrez había ganado en 2002 durante la primera vuelta.

    En 2009, Gutiérrez volvió a involucrarse en la política del país cuando Sociedad Patriótica lo volvió a elegir como candidato para las elecciones presidenciales de ese año— esta vez acompañado del exgobernador de la provincia del Guayas, Felipe Mantilla. El eslogan de su campaña fue “Con Lucio estábamos mejor” y una de las propuestas del partido era eliminar la corrupción, a pesar de las serias denuncias de actos irregulares y nepotismo que hubo durante su gobierno. En este proceso electoral, el ex militar fue el candidato de oposición con mayor popularidad y quedó en segundo lugar después del candidato por Alianza País, Rafael Correa, quien ya se postulaba a la reelección tras haber gobernado el país por dos años y haber convocado a una Asamblea Constituyente. Correa ganó las elecciones en primera vuelta, con el 51,99% de los votos. 

    En las siguientes elecciones de 2013, el PSP seleccionó a Lucio Gutiérrez como candidato a la presidencia por tercera vez. En la contienda electoral, la compañera de fórmula del exmilitar fue Pearl Boyes, una exreina de belleza de la provincia de Manabí. Era la primera ocasión que Sociedad Patriótica elegía a una mujer como candidata a la vicepresidencia. Gutiérrez no ganó las elecciones, quedó en tercer lugar con solo el 6,73% de los votos detrás de Correa y el exbanquero Guillermo Lasso. 

    En 2015, Patricio Zuquilanda asumió la vicepresidencia de Sociedad Patriótica, y dos años después, fue presentado como candidato para las elecciones presidenciales de 2017. El abogado de, en ese entonces, 69 años, fue ministro de relaciones exteriores durante el gobierno de Lucio Gutiérrez. Su binomio fue el empresario agrícola, Johnnie Jorgge Álava. Esta vez, el candidato del PSP quedó en séptimo lugar con solo el 0,77% de votos. Lenin Moreno por Alianza País ganó las elecciones.

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Ahora para las elecciones generales de 2021, Sociedad Patriótica escogió por cuarta vez al excoronel Lucio Gutiérrez como candidato para presidente. El expresidente estará acompañado por el abogado guayaquileño de 36 años. Ximena Bohórquez, esposa de Gutiérrez encabeza la lista de asambleístas nacionales —cargo que ya ocupó anteriormente, entre 2003 y 2007. En sus redes sociales, el candidato del PSP habla de su periodo como presidente, entre 2003 y 2005, como el mejor de la historia del Ecuador, y promete mejores tiempos para el país. El eslogan que usa esta vez es “Retomemos lo bueno”.

  • Alianza País quiere gobernar por cuatro años más

    • Alianza País

      Fotografía tomada de la cuenta de Twitter de Alianza País

    Desde 2017 el presidente del Ecuador, Lenín Moreno es el presidente del Movimiento Alianza País (AP) Patria Altiva y Soberana, lista 35. El movimiento surgió en febrero de 2006 liderado por el expresidente de Ecuador, Rafael Correa. El 3 de abril de 2006 el Tribunal Supremo Electoral, hoy Consejo Nacional Electoral, aprobó su inscripción como organización política.  Según la descripción en su página web, Alianza País es “un movimiento ciudadano, democrático y diverso” y nació como una organización de ideología de izquierda y progresista. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    El artículo Ecuador: avances y desafíos de ALIANZA PAÍS, redactado por Fernando Buendía y Virgilio Hernández, ambos militantes de la organización en sus orígenes, dice que el movimiento fue creado por un grupo de académicos e intelectuales de izquierda que querían enfrentar a la derecha que tenía muchas probabilidades de seguir gobernando el país, dice el artículo.  En 2006, Alianza País era definido como un movimiento político de izquierda que “propugna el socialismo del buen vivir, asume las vertientes de pensamiento libertario, crítico y revolucionario, aplicándolas creativamente a la realidad nacional”. 

    Alianza País llevó a la presidencia del Ecuador a Rafael Correa, después de que éste dejara su cargo como Ministro de Economía en el gobierno de Alfredo Palacio. Ocupó el cargo por tres meses, en un gobierno de transición tras la caída de Lucio Gutiérrez. Correa gobernó por diez años acompañado de Lenín Moreno y luego por Jorge Glas como vicepresidentes, durante seis años el primero y cuatro años el segundo. Alianza País era la organización política de la Revolución Ciudadana, un concepto que creó Rafael Correa para denominar a su gobierno. Hoy, el movimiento tiene más de un millón de afiliados en las 24 provincias, dice en su página web

    Alianza País se dividió en 2017 luego que Lenín Moreno quitó las funciones al entonces vicepresidente Jorge Glas, contra quien la Fiscalía comenzó un proceso judicial por asociación ilícita en la trama de corrupción Odebrecht. 

    En octubre de 2017 Alianza País se debilitó más. Los asambleístas de Alianza País discutían para conformar dos sub bloques: un correísta y un morenista, el primero en contra de la consulta popular convocada para febrero de 2018 y el otro a favor. Esa decisión disgustó a los militantes de Alianza País más allegados a Rafael Correa y al mismo Correa que ya vivía en Bélgica.  Por esos desacuerdos los miembros de la Dirección Nacional de Alianza País destituyeron a Lenín Moreno como presidente de Alianza País con el argumento que Moreno no estaba cumpliendo sus responsabilidades con el movimiento y con el plan de gobierno del movimiento. Enseguida, Ricardo Patiño fue posesionado como presidente del movimiento. Moreno impugnó esa destitución en el Consejo Nacional Electoral que ratificó a Lenín Moreno como el presidente de Alianza País. 

    El movimiento tiene como candidata a la presidencia 2021 a Ximena Peña, hasta el momento de su inscripción fue asambleísta por el exterior y a Patricio Barriga para vicepresidente, exsecretario de Comunicación en el gobierno de Rafael Correa. El 6 de octubre de 2020, Ximena Peña inscribió su candidatura en el CNE, al salir de ese trámite, Peña dijo “en lo personal estoy convencida que el presidente Moreno debería renunciar a la presidencia del movimiento, él ha dicho que no va a ser parte de este proceso”.

    PUBLICIDAD

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    En enero de 2018, Rafael Correa expresidente de Ecuador, 28 asambleístas y otros militantes como Ricardo Patiño excanciller de Ecuador y Paola Pabón actual prefecta de Pichincha se desafiliaron formalmente de Alianza País ante el Consejo Nacional Electoral  a ellos les siguieron más miembros como Gabriela Rivadeneira y Marcela Aguiñaga que anunciaron la creación de otro movimiento. 

  • ¿Qué recorrido político tiene la Izquierda Democrática?

    • Izquierda Democrática

      Fotografía tomada de la cuenta de Facebook de Izquierda Democrática.

    La Izquierda Democrática (ID) es un partido político cuyo principal líder y fundador, Rodrigo Borja Cevallos, fue presidente del país entre 1988 hasta 1992. Fue la época en la que llegó a ser una de las fuerzas políticas más importantes de Ecuador durante la primera mitad de los años noventa. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    Como agrupación política existe desde 1970 y se autodefine como un partido de centro-izquierda. Su corriente política se sustenta en “la doctrina socialista democrática ecuatoriana desarrollada por Rodrigo Borja”, según el sitio web de la organización política. En las elecciones presidenciales de 2021, ID apostará por el binomio conformado por el empresario Xavier Hervas y la abogada Sara Jijón. 

    Según la página web del partido, fue Rodrigo Borja quien sugirió por primera vez formar un nuevo partido en 1968. Borja, quien públicamente ha aceptado ser de centro izquierda, propuso tanto el color como el nombre, en función de la ubicación ideológica de la organización. Así, en 1970 se realizó la primera campaña en la Plaza San Francisco de Quito, según la página web del partido. En esas  elecciones, obtuvieron el mayor número de votos para legisladores, y la prefectura de Pichincha con Álvaro Pérez Intriago.

    El partido se mostró en oposición a los gobiernos de Velasco Ibarra (1968 – 1972)  y Rodriguez Lara (1972 – 1976). En este último, a pesar de que invitara a miembros de la agrupación a formar parte de su gobierno en cargos ministeriales, según ha dado a conocer el mismo partido. El General Rodríguez Lara había llegado al poder, tras un golpe de estado de las Fuerzas Armadas a  Velasco Ibarra en 1972. Después de él, gobernaría un triunvirato militar por tres años, hasta convocar elecciones democráticas.

    Tras cumplir los requisitos necesarios, en 1978, el  Tribunal Supremo Electoralel equivalente al actual Consejo Nacional Electoral—  reconoció a la agrupación como un partido político y le asignó la lista 12. Se eligió a Rodrigo Borja como candidato a Presidente de la República y a Raúl Baca Carbo como su binomio para los comicios de 1978. Estas elecciones fueron reconocidas en la historia ecuatoriana como el “retorno a la democracia”. En esa ocasión, quedaron como candidatos para la segunda vuelta Jaime Roldós Aguilera, del partido Concentración de Fuerzas Populares (CFP) y Sixto Durán Ballén, candidato del Partido Social Cristiano, PSC, y parte del Frente Nacional Constitucionalista (FNC). Borja quedó en cuarto lugar.

    En las elecciones siguientes, en 1984, Rodrigo Borja volvió a ser candidato por la Izquierda Democrática En esta ocasión, llegó a segunda vuelta electoral, pero perdió frente a León Febres Cordero, candidato socialcristiano que ganó con 51.54% de votos. No obstante, el partido logró convertirse en la mayor fuerza opositora del gobierno de Febres-Cordero al alcanzar la mayoría de diputados en el Congreso con 24 escaños

    PUBLICIDAD

    No sería hasta 1988 que Rodrigo Borja lograría ganar las elecciones presidenciales con la Izquierda Democrática, con un 54% de votos al populista y entonces candidato presidencial Abdalá Bucaram Ortiz del Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE). 

    En su gobierno Borja nacionalizó la industria petrolera y otorgó amnistía al grupo subversivo Alfaro Vive Carajo, AVC, una organización clasificada como terrorista, que, durante el gobierno de Febres Cordero incurrió en acciones armadas como el secuestro del banquero Nahim Isaías. También eliminó el Servicio de Investigación Criminal, SIC, acusado de actuar por debajo de la ley durante el gobierno de Febres Cordero. 

    Aunque hubo cierta estabilidad política —a pesar de las protestas indígenas y manifestaciones en contra de la amnistía a Alfaro Vive Carajo— y hasta 1990 tenían mayoría en el Congreso, ese año

    no lograron la mayoría de los escaños. En ese gobierno se gestó el primer levantamiento indígena que exigían educación bilingüe, una reforma agraria y legalización de tierras. 

    Luego del mandato de Borja, en 1992 la ID volvería a intentar llegar a la presidencia postulando a Raúl Baca Carbo, quien había sido vicepresidente con Borja pero quedó en cuarto lugar. El ganador de aquellas elecciones fue Sixto Durán-Ballén.  Borja se postuló nuevamente en 1998 y luego en 2002 y perdió en ambas ocasiones. Esas derrotas ahondaron el debate público sobre la falta de renovación política dentro del movimiento. Se le acusaba de tener como figura única y central a Borja que, tras la última derrota, decidió retirarse de la vida política  en 2003. Para las presidenciales de 2006, la Izquierda Democrática se uniría al movimiento Red Ética y Democracia para respaldar la candidatura a la presidencia del exvicepresidente León Roldós. En 2006 ganó Rafael Correa en segunda vuelta. Roldós quedó en cuarto lugar.

    En 2009, después de la promulgación de la constitución de 2008, se convocaron nuevas elecciones con el objetivo de elegir a las dignidades del Estado, bajo la nueva ley suprema.  Entre ellos,  los  miembros de la nueva Asamblea Nacional, organismo que reemplaza al Congreso en el Poder Legislativo.  En los resultados finales, ID alcanzó apenas 2 de los 124 escaños de la Asamblea Nacional, una prefectura —la de Carchi-—y 10 alcaldías. En aquel momento el presidente del partido era Andrés Paez.

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. |

    Después de estas elecciones, surgió una crisis interna que dividió al partido que enfrentó a dos líderes de la organización política. Dalton Bacigalupo, a fin al gobierno de Correa, por un lado, y por otro lado, Henry Llanes y Andrés Páez, opositores al correísmo. Ellos se disputaban el liderazgo de la ID. Esto ocasionó que en 2013 el Consejo Nacional Electoral suspendiera al partido y no pudieron participar en las elecciones seccionales de ese año. Paéz y Llanes se unirían después al movimiento CREO . En julio de ese mismo año el CNE oficializó la eliminación de ID del registro oficial de organizaciones políticas en el Ecuador por un aparente incumplimiento de las disposiciones del Estado. Entre estas,  la recopilación de 158 mil firmas válidas correspondiente al 1.5% del último padrón electoral. No obstante, el CNE no les otorgó las claves para ingresar al sistema informático de recopilación de firmas, asegurando que su conflicto interno debe arreglarse antes de comenzar la inscripción. 

    La ID se mantuvo en esta situación hasta que, bajo la dirección de Wilma Andrade,  inició el proceso de reinscripción del partido en 2015. Finalmente, fue inscrito nuevamente como organización política, el 18 de agosto de 2016 tras reunir las firmas necesarias, manteniendo la lista 12. Desde ese momento hasta 2020, Andrade ocupó el cargo de presidenta nacional del partido. En la convención nacional de 2020, fue electo, en su reemplazo, Guillermo Herrera como nuevo presidente de la organización.

    Entre los nombres que figuraban como posibles candidatos para las elecciones presidenciales de 2017 estaban la actual Ministra de Gobierno, María Paula Romo y el exalcalde de Quito, Paco Moncayo. Romo, el actual Secretario General de Gabinete de la Presidencia, Juan Sebastián Roldán y el ex ministro de Inclusión Económica  y Social, Ivan Granda. Todos son o fueron funcionarios del gobierno de Lenín Moreno. Roldán y Romo fundaron el movimiento Ruptura 25 (actual Movimiento Construye) que se unió  a la Izquierda Democrática  para las elecciones de 2017.

    Romo, incluso afirmó a Diario El Comercio, que estaba dispuesta a aceptar la candidatura a la Presidencia de la República por parte de Izquierda Democrática. No obstante, Izquierda Democrática se decidió finalmente por Moncayo para las elecciones de 2017. Su candidatura estuvo respaldada por el Acuerdo Nacional por el Cambio, una coalición política que entre sus integrantes tenía al movimiento Pachakutik y Unidad Popular. Como binomio presidencial se escogió a Monserrat Bustamante. Este movimiento va a representar al correísmo en las elecciones de 2021, no obstante, en octubre de 2016, decidieron apoyar al binomio Moncayo – Bustamante y no a Lenin Moreno, candidato por el oficialismo. 

    Aún con todas estas alianzas, Paco Moncayo y su compañera de fórmula obtuvieron apenas el 6.71 % de votos, quedando en cuarto puesto de la contienda electoral.  Para la segunda vuelta —entre Lasso y Moreno—, la ID no declaró su apoyo a ningún candidato. Sin embargo, el 13 de marzo de ese año, en medio de los preparativos para la segunda vuelta, el partido emitió un comunicado afirmando que  ‘Izquierda Democrática es un partido de centro-izquierda, que defiende la democracia y se coloca en oposición al régimen autoritario del Presidente Rafael Correa’. En esas elecciones, Wilma Andrade, directora del partido y tres personas más, lograron escaños por la ID en la Asamblea. 

    Dos años después, en las elecciones seccionales de 2019 Izquierda Democrática obtendría 2 prefecturas, una de ellas, la de Carchi, junto a Guillermo Herrera. Además alcanzaría 6 alcaldías, tres de ellas a través de alianzas. Por ejemplo, en Muisne, la ID se alió con el PSC  y para la alcaldía de Santa Isabel con Unidad Popular

    A inicios de agosto de 2020, Guillermo Herrara, actual prefecto del Carchi fue elegido como el nuevo presidente nacional del partido. De cara a las elecciones presidenciales de 2021, el Consejo Ejecutivo Nacional de Izquierda Democrática oficializó la candidatura de Hervas el 23 de agosto de este año. Ese mismo día Hervas expresó públicamente en sus redes sociales su aceptación. Él y Sara Jijón, abogada quiteña, conforman el binomio que representará  a esta agrupación en las elecciones presidenciales de 2021. Teniendo como una de sus principales propuestas fomentar el crecimiento de la empresa privada en el Ecuador. 

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí|

    Hervas, en su cuenta de Twitter anunció que “mientras que algunos compiten ofreciendo empleos que no pueden cumplir, cuando el camino es generar miles de empresas y empresarios honestos y responsables”. Hervas considera que se pueden crear tres empleos indirectos por cada empleo directo, según su experiencia como empresario.  

  • CREO tiene el respaldo del PSC para las presidenciales de 2021

    • Partido Social Cristiano

    El Partido Social Cristiano (PSC) apareció en 1951 con una ideología de centro-derecha. Fue fundado por  Camilo Ponce Enríquez y Sixto Durán Ballén. En su página de Twitter se autodefine como de tendencia conservadora, que se inspira en la doctrina social de la Iglesia. Apenas dos de sus figuras han logrado llegar a la Presidencia de la República. El primero fue Camilo Ponce en 1956; el segundo, León Febres Cordero en 1984.

    En septiembre de 1976, murió Camilo Ponce, lo que llevó al Movimiento Social Cristiano —como se conocía al PSC en ese entonces— a una crisis que puso en riesgo su existencia. Pero para 1978 se reinscribió en el Tribunal Supremo Electoral —hoy Consejo Nacional Electoral— como Partido Social Cristiano. León Febres Cordero se afilió ese año al partido. En una entrevista, Febres Cordero contó que él es liberal y que cuando había querido ser candidato a la Asamblea por ese partido, le habían ofrecido “el segundo puesto en Galápagos”, dijo. Allí contó también que para afiliarse al PSC había pedido que se cambien ciertos preceptos del ideario del partido, el documento que guiaba su ideología y principios políticos.  “Vinieron a verme los dirigentes del consejo de esa época”, dijo en la misma entrevista, “y condicioné mi afiliación, le dije si cambiamos el Ideario del Partido, y lo modernizamos y así se hizo”, contó.

    De la mano del PSC, Febres Cordero se convertiría ese año en diputado, hasta 1983, cuando se lanzó a la Presidencia de la República. Ganó las elecciones en segunda vuelta, en la que enfrentó a Rodrigo Borja, de la Izquierda Democrática. 

    Desde entonces se consolidó, a lo largo de su vida, como una de las figuras más emblemáticas y poderosas del PSC. La marca de su gobierno —en el que hubo serias violaciones a los derechos humanos documentadas por la Comisión de la Verdad, un evidente discurso autoritario e irrespeto a la separación de funciones —al inicio de su mandato militatizó el Palacio de Justicia— se convirtió en un fantasma del PSC. 

    Hasta su muerte, en 2008, Febres Cordero siguió liderando el partido y ocupando cargos públicos: fue dos veces alcalde entre 1996 y 2000. En 2002 fue electo como congresista y en 2006, nuevamente ganó una curul. Renunció, sin embargo, poco antes de posesionarse porque su salud estaba ya deteriorada. 

    Sin embargo, en 2006, tras la derrota de Cynthia Viteri, postulada por el PSC como candidata presidencial en las elecciones de ese año, el PSC vivió una fuerte crisis interna. Viteri quedó en la mitad de los dos líderes del partido: León Febres Cordero y Jaime Nebot. Este último, se había convertido en una de las figuras más representativas del partido desde finales de los años noventa. Había sido electo Alcalde de Guayaquil en 2000 y luego en 2004, nuevamente. Por eso la pérdida de Viteri, en 2006, significó un golpe pues además alcanzó la menor votación del partido desde 1979. En 2007, Viteri anunció su desafiliación del PSC, tras quince años de militancia. 

    Los roces terminaron en una fragmentación del partido. Jaime Nebot, junto a otros líderes se distanciaron —Nebot no se desafilió—  crearon una nueva organización: Madera de Guerrero, a la que se unieron varios exmilitantes del PSC. Esta fue posteriormente inscrita ante el CNE  y en 2009, Nebot, ya distanciado del PSC, lanzó nuevamente su candidatura a la Alcaldía de Guayaquil, esa vez respaldado por MDG. Volvió a ganar y MDG no se disolvió, al contrario, respaldó candidaturas a la Asamblea Nacional de Cynthia Viteri, entre otras figuras fueron candidatas a la Asamblea Nacional respaldadas por MDG. Ya en la Asamblea, consolidaron una alianza PSC-MDG. 

    PUBLICIDAD

    Tras la muerte de Febres Cordero, los quiebres internos se acentuaron y aunque Nebot se mantenía cercano a una parte de la dirigencia, Viteri se mantuvo alejada. Luis Fernando Torres, dirigente socialcristiano en Tungurahua dijo en 2009 que había “regionalismo en los dirigentes de la Costa” después de que no tuviera el apoyo para presentarse como candidato del PSC en las presidenciales de ese año. Alfonso Harb, otro de los dirigentes del partido, desafiliado en 2009, dijo que “la actitud de un grupo de personas del partido de zafarse del PSC, de utilizar el poco activo  político como su número para luego dejarlo botado y darle una puñalada por la espalda”.

    En las elecciones presidenciales de 2013, el PSC no presentó candidatos pero sí, junto a Madera de Guerrero, propuso a Cynthia Viteri para encabezar su lista de asamblístas nacionales. En 2017, la postuló como candidata a la Presidencia de la República junto al empresario quiteño Mauricio Pozo. Perdió la contienda pero dos años después, en 2019, ganó la Alcaldía de Guayaquil.

    Después de que Nebot dejará la alcaldía de Guayaquil, se comprometío a tomar una decisión sobre su posible candidatura presidencial. Pero el líder del Partido Socialcristiano anunció la noche del 25 de junio que no sería candidato a Presidente en las elecciones de 2021. Lo hizo en una transmisión en vivo en sus redes. Nebot aseguró que ha resuelto no volver a ser candidato en “ninguna actividad electoral, ni desempeñar cargo público alguno”, pese a que, según él, “es público” que encabeza todas las “encuestas serias”. 

    Las últimas elecciones seccionales de marzo de 2019 el Partido Social Cristiano quiso posicionar la idea de que era el gran triunfador.  Henry Cucalón —asambleísta por el PSC— dijo, en una entrevista, que “en estas elecciones seccionales, es la primera fuerza política, la 6 y aliados”. Ganaron ocho prefecturas y cincuenta alcaldías en todas las regiones del Ecuador.

    En las elecciones generales de febrero de 2021, el PSC decidió no inscribir la precandidatura de la asambleísta Cristina Reyes y Diego Salgado y apoyar la candidatura de CREO con el banquero Guillermo Lasso y el médico neurocirujano Alfredo Borrero. 

  • ¿Cuál es la historia del Partido Socialista Ecuatoriano?

    • Partido Socialista Ecuatoriano

      Fotografía tomada de la página web del Partido Socialista

    El Partido Socialista Ecuatoriano (PSE) se fundó en 1926 y es el más antiguo del país, pues es una trayectoria de 94 años en la política nacional. Según su página oficial, el partido se reorganizó de manera definitiva en 1933 tras una serie de inestabilidades en la organización, y desde entonces, vienen funcionando “a modo de expresión política de todos los componentes de la diversidad del pueblo ecuatoriano”.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    El Partido Socialista Ecuatoriano, PSE, se inspiró en algunos acontecimientos históricos como la masacre del 15 de noviembre de 1922 en Guayaquil. La primera, ocurrió tras la declaratoria de huelga por parte de los trabajadores ferroviarios de Durán. Ellos convocaron a una marcha masiva para exigir mejores condiciones salariales y varios sindicatos de Guayaquil se unieron a la protesta. La respuesta por parte del Ejército y de la Policía fue disparar contra los huelguistas. El resultado oficial de muertes fue 10, pero los trabajadores dijeron que llegaron a 90. 

    Este hecho que marcó la historia política del país también inspiró al PSE que, posteriormente surgió como una alternativa a los dos grupos políticos de la época, el Partido Liberal y el Partido Conservador. Su línea ideológica se identificaba con el marxismo, y que en sus inicios proponía la socialización de los medios de producción y distribución, y creía que se debía establecer un Estado socialista que tuviera el control sobre los servicios públicos.

    Su primera participación política fue durante las elecciones de 1933 con Carlos Zambrano como candidato, quien quedó en segundo lugar, contra el icónico  José María Velasco Ibarra. Desde entonces, hasta la década de los ochenta, recurrieron a distintas alianzas políticas pero no llegaron nunca a tener un presidente electo. 

    Durante la década de los 60 y 70, se fraccionó en distintas organizaciones. Entre estas, el Partido Socialista Revolucionario, afín a las ideas socialistas de Cuba. En 1972 fue el último año en que el PSE se alió con los liberales para apoyar a Carlos Julio Arosemena. Las elecciones finalmente no se realizaron por el golpe de estado que llevó a la presidencia a Guillermo Rodríguez Lara. 

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    PUBLICIDAD

    Tras el retorno a la democracia, a finales de los años setenta, la organización estaba debilitada. En 1978, año en el que ganó las elecciones Jaime Roldós Aguilera, el PSE no logró ganar ninguna candidatura al Congreso Nacional. Aunque dos otras organizaciones que surgieron del fraccionamiento del PSE —Movimiento Popular Democrático, MPD y Unión Democrática Popular—sí lograron una curul cada una. En los años posteriores, algunos miembros de la dirigencia del PSE intentaron reunificar el partido. 

    Fue en las elecciones de 1990 cuando el PSE tomó más fuerza en la palestra política y obtuvo una victoria de 8 diputados en el Congreso Nacional. E 1996 apoyaron al candidato por el movimiento Pachakutik, Freddy Ehlers, quien perdió. 

    En las elecciones de 2002, el partido propuso como candidato a León Roldós, en una gran alianza con el Partido Conservador, Concentración de Fuerzas Populares (CFP), Partido Unión Nacional (UNO), y Unión Demócrata Cristiana (UDC). Roldós no ganó y llegó a alcanzar el tercer lugar durante las elecciones.

    En las elecciones de 2006 el movimiento mantuvo un acercamiento con Rafael Correa y lo apoyó abiertamente en la segunda vuelta. Tras el triunfo de Correa, la presidenta del PSE de la época, Guadalupe Larriva alcanzó a ser la titular del ministerio de Defensa. Larriva fue la primera civil, mujer y socialista en el cargo, sin embargo, apenas nueve días después de su posesión, Larriva falleció en un trágico y polémico accidente aéreo. Con ella viajaba su hija Claudia Ávila, de 17 años. También murió. 

    Durante el gobierno de Rafael Correa, hubo nuevos fraccionamientos al interior de la organización. Enrique Ayala Mora, uno de sus dirigentes históricos, fue rápidamente opositor público de Correa mientras que otra ala de la organización se mantuvo cercana. Así, personajes como Silvia Salgado, llegaron de la mano de la alianza entre el PSE y Alianza País a la Asamblea Nacional. Fue asambleísta entre 2009 y 2013 y llegó a ser presidenta de una cuestionada comisión de fiscalización en el Legislativo. Por la misma alianza llegó, tras dejar la Asamblea en 2013, al Parlamento Andino hasta 2017. En 2019 ganó nuevamente su candidatura como asambleísta dpor PSE-AP. Su período termina en 2021.

    En esas elecciones el PSE formó parte de la alianza oficial denominada UNIDOS, que agrupó a organizaciones políticas que apoyaron durante las elecciones de 2017 a Lenín Moreno. tras ganar las elecciones, Moreno nombró al Presidente del PSE de ese entonces, Patricio Zambrano, como Ministro de Defensa. 

    En 2018, el movimiento formó una nueva directiva, pero esta no fue aceptada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) por presuntas irregularidades en la dirección del partido desde el año 2010. El 3 de agosto de 2019, se realizó una convención dentro del partido en la que se designó al historiador, escritor y catedrático universitario Enrique Ayala Mora como nuevo presidente. 

    Debido a los acercamientos que han existido entre el gobierno de Rafael Correa y el movimiento, muchos de los integrantes del PSE fueron expulsados y otros incluso decidieron voluntariamente sumarse a las filas correistas. Estos antiguos acercamientos han sido cuestionados por los opositores al PSE incluso de cara a los comicios de 2021 aunque el partido ha declarado en numerosas ocasiones que  no tiene ninguna relación con el correismo. 

    Actualmente el movimiento se percibe como una organización política de izquierda revolucionaria que persigue la instauración de un régimen socialista. El partido también menciona en su página web que desde su fundación tiene una línea de independencia internacional y al mismo tiempo una postura latinoamericanista con sus similares de América Latina.

    |Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Este año el PSE se lanza a las elecciones presidenciales de 2021 por medio de una alianza junto al movimiento Concertación denominada “Alianza Honestidad” con César Montúfar como candidato a la presidencia y Julio Villacreses en representación del PSE rumbo a la vicepresidencia. La alianza fue anunciada por el mismo PSE en la red social Twitter el pasado 1 de septiembre de 2020.

    El 24 de agosto, Montúfar anunció por medio de una  carta abierta, la posibilidad de renunciar a su candidatura presidencial, esto para fomentar una unidad política en contra del correísmo. Por el momento ninguno de los partidos que forman parte de Alianza Honestidad han informado de una nueva coalición, sin embargo, Villacreses apoyó en twitter  la propuesta de su homólogo.

  • Libertad es Pueblo, liderada por Gary Moreno, hermano del presidente de la República, presentará binomio en 2021

    • Libertad es Pueblo

      Fotografía tomada de la cuenta de Facebook de LIbertad es Pueblo Ecuador

    El Movimiento Político Libertad es Pueblo, lista 9 (LEP) inscribió a su binomio presidencial en el último día de plazo según el calendario electoral. Gary Moreno Garcés, hermano del presidente de la república, Lenín Moreno, es el Director Nacional del movimiento desde su fundación. Según la página de Facebook,  Libertad es Pueblo “tiene como objetivo principal el cambio por la libertad, la participación, el desarrollo, la justicia y el medio ambiente”.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En septiembre de 2020, el Consejo Nacional Electoral (CNE) eliminó a LEP del Registro Permanente de Organizaciones Políticas porque no cumplió con los requisitos para ser aprobados.  En un plazo de 30 días el CNE revisó las pruebas de descargo del movimiento al ser  suspendida el 20 de julio de 2020 junto a tres organizaciones políticas más porque presentaban irregularidades en la “inscripción y entrega de personería jurídica”. Según el CNE, el movimiento Libertad es Pueblo tiene 17 mil firmas con inconsistencias. 

    A pesar de esa eliminación, el movimiento se pudo inscribir pero la razón no está clara. La comunicadora de Libertad es Pueblo dijo, en conversación telefónica, que no puede dar esa información. Solicitamos información al director de comunicación del Tribunal Contencioso Electoral pero hasta el cierre de esta nota no contestó. 

    Dos años antes, en septiembre de 2018 el Consejo Nacional Electoral (CNE) dispuso la inscripción del movimiento como una organización política de acción nacional. El 25 de octubre de 2018 el movimiento eligió a su directiva ratificando a Gary Moreno como su director nacional para el periodo 2018- 2022. 

    Esta es la primera vez que Libertad es Pueblo lanza candidatos para las elecciones nacionales. Juan Carlos Machuca, abogado y expresidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF)  como candidato a presidente y Cristóbal Luna, ingeniero electricista como candidato a vicepresidente. El 3 de octubre de 2020, el binomio se inscribió pero debió cumplir el proceso de subsanación para que su inscripción sea aceptada. 

    Antes de este binomio, Fernando Balda activista político fue precandidato a la presidencia pero se retiró porque dijo que tenía más opción de ser elegido como asambleísta. A Balda lo reemplazó Esteban Quirola exprefecto de El Oro pero fue separado de Libertad es Pueblo porque supuestamente es “un infiltrado correísta”, dijo Gary Moreno en una rueda de prensa. 

    PUBLICIDAD

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    En sus redes sociales, LEP desde su creación se ha mostrado a fin al gobierno de Lenín Moreno. En 2018 antes de su inscripción como organización política, apoyó al gobierno en la campaña por el SÍ en  la consulta popular convocada para preguntar sobre la lucha a la corrupción, para modificar la constitución sobre la reelección indefinida de autoridades de elección popular, la explotación minera o la explotación del Yasuní. 

  • Partido Fuerza Ecuador en busca de las elecciones 2021, ¿cuál es su historia?

    • qué es Fuerza Ecuador

      Fotografía tomada de la cuenta oficial del partido Fuerza Ecuador.

    Fuerza Ecuador nació tras la desaparición del Partido Roldosista Ecuatoriano, PRE. Su líder fue Abdalá Bucaram Pulley —más conocido como Dalo—, hijo del expresidente Abdalá Bucaram Ortíz. 

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    En julio de 2014 el CNE eliminó al PRE del registro permanente de organizaciones políticas, debido a que sus resultados en las seccionales de ese año no habían alcanzado el porcentaje de votos necesarios para mantener su condición de partido. El artículo 327 del Código de la Democracia establece que se cancelará la inscripción de una organización política si “no obtienen el cuatro por ciento de los votos válidos en dos elecciones pluripersonales consecutivas a nivel nacional; o, al menos tres representantes a la Asamblea Nacional; o, al menos el ocho por ciento de alcaldías; o, por lo menos un concejal o concejala en cada uno de, al menos, el diez por ciento de los cantones del país”.

    Dalo Bucaram — que en esa época era asambleísta electo por el PRE para el período de 2009 a 2014—  comenzó a movilizarse para crear un nuevo partido político. En septiembre de 2015, el CNE aprobó la inscripción del partido político Fuerza Ecuador (FE) con muchos exmiembros del PRE como Alfredo Adúm, exministro del gobierno de Abdalá Bucaram Ortíz.

    El PRE fue fundado en 1983 con el nombre de Partido Roldosista Ecuatoriano. Este nombre, supuestamente en honor al expresidente —y cuñado de Bucaram— Jaime Roldós Aguilera. Al año de su fundación, el PRE ganó la alcaldía de Guayaquil con Abdalá Bucaram Ortíz. Ortíz no terminó su período como alcalde pues apenas 10 meses después de ganar las elecciones, fue condenado a cuatro días de prisión tras un juicio impulsado por el Presidente León Febres Cordero y las Fuerzas Armadas. Se lo acusaba de injurias y atentado a la seguridad nacional. 

    Luego se postularía tres veces a la Presidencia de la República: en 1988, en 1992 y en 1996. En ese año ganó, en segunda vuelta contra el candidato del Partido Social Cristiano, Jaime Nebot. Fue posesionado el 10 de agosto de 1996, con Rosalía Arteaga, como su vicepresidenta. Inauguró así uno de los periodos presidenciales más polémicos —y cortos— de la historia del Ecuador, pues gobernó apenas seis meses. Abdalá Bucaram es recordado como uno de los mayores representantes del populismo en Ecuador por la manera en cómo llegó a la presidencia.  Hubo tanta inconformidad en el gobierno de Bucaram, que el Congreso Nacional lo destituyó el 6 de febrero de 1997 bajo la figura de incapacidad mental. Según la investigación del Centro de Pensamiento Global (Cidob), el 7 de marzo de 1997 la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aprobó un proceso penal por corrupción y el 24 de abril dictó en su contra una orden de captura y extradición para hacer frente a las acusaciones de hurto o peculado de fondos reservados del Gobierno. Bucaram por su parte, obtuvo asilo político por parte del Gobierno panameño. 

    Durante su gobierno, su círculo íntimo estuvo conformado por sus amigos más cercanos y también algunos miembros de su familia. Su hijo Jacobo Bucaram fue cuestionado por supuestamente estar vinculado a irregularidades en las aduanas. Entre sus amigos que fueron nombrados funcionarios están Alfredo Adum, nombrado Ministro de Energía y Miguel Salem, Secretario de la Administración —hoy candidato a Presidente de la República por FE.

    PUBLICIDAD

    | Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

    En las elecciones de 1998, el PRE, candidatizó al empresario Alvaro Noboa para la presidencia pero, en segunda vuelta, perdió frente a Jamil Mahuad, candidato a la presidencia por la alianza Democracia Popular – Unión Democrática Cristiana. Noboa perdió con 48.83 % de votos válidos frente al 51.17 % de Mahuad.

    En las elecciones de 2002, el PRe postuló a Jacobo Bucaram Ortíz, hermano de Abdalá. Este candidato, llegó al sexto lugar en aquellas elecciones, en medio de críticas que afirmaban que su principal misión era ganar la presidencia para traer a su hermano. En las elecciones presidenciales de 2006, se lanzó la candidatura del binomio Fernando Rosero – Susy Mendoza que obtuvo el séptimo lugar. Esta mala racha en resultados electorales llevó a que en 2009 el PRE no postulará candidatos a la presidencia de la república. En las elecciones legislativas de aquel año, lograron tres escaños, entre los cuales constaba Abdalá Bucaram Pulley, hijo del expresidente.  

    El PRE buscó la presidencia nuevamente en las elecciones de 2013. Primero intentó candidatizar a Abdalá Bucaram, pero no fue aprobada por el Consejo Nacional Electoral (CNE) debido a inconsistencias en su inscripción. Una de las razones principales fue el hecho de que no se presentó personalmente a aceptar su candidatura.  Finalmente en noviembre de 2012 el CNE aprobó la candidatura de Nelson Zavala —pastor evangélico— y Denny Cevallos —asambleísta del partido—  como la apuesta por la presidencia y vicepresidencia de la república del PRE. Sin embargo, en  las elecciones de febrero de 2013, Zavala y Cevallos obtuvieron el último lugar, con el 1.23% de los votos válidos. El partido además, logró conseguir solo un representante en la Asamblea Nacional, Dalo Bucaram. 

    Ya con FE, buscaron la presidencia en las elecciones de 2017 con el binomio Dalo Bucaram- Ramiro Aguilar, abogado y asambleísta electo por SUMA en 2013. Esa vez, FE lograría el quinto lugar. En aquellas elecciones Guillermo Lasso del movimiento CREO y Lenin Moreno de Alianza País pasaron a segunda vuelta. En ese momento, FE expresó su apoyo a Guillermo Lasso, quién perdería con el 48,84% porcentaje de votos, frente al 51,16% de Moreno. FE por su parte alcanzó solo un escaño en la Asamblea Nacional con Mercedes Cuesta que posteriormente se separó de la organización.

    En ese mismo año, Abdalá Bucaram Ortíz volvió a Ecuador para afiliarse al partido creado por su hijo. Esto fue en una convención realizada en el Consejo Nacional Electoral (CNE), evento en el cual también se anunció que FE apoyaría la consulta popular propuesta por el presidente Lenin Moreno, quien ya se había distanciado del correísmo. 

    Abdalá Bucaram Ortiz estuvo prófugo por 20 años, exiliado en Panamá, hasta que los juicios en los cuales se le acusaba prescribieron, es decir perdieron vigencia.

    En las elecciones seccionales de 2019, FE obtuvo la prefectura de Loja a través de la Alianza Loja Progresa, conformada además por Unión Ecuatoriana, CREO, Convocatoria, Juntos Podemos y Adelante Ecuatoriano Adelante de Álvaro Noboa. Además de 9 alcaldías.

    Ya en 2020, el expresidente Abdalá Bucaram y sus hijos, se han involucrado nuevamente en polémica. Según investigaciones de la Fuerza de Tarea de la Fiscalía General del Estado los hijos del expresidente —Dalo, Jacobo, Michel— y trece personas más están involucrados en el delito asociación ilícita para la venta de medicinas a los hospitales públicos del país durante la crisis sanitaria por covid-19. Existe una orden de prisión contra los tres hermanos, pero solo Jacobo se encuentra cumpliéndola. Dalo y Michel están fuera del país. El expresidente, por su parte, cumple arresto domiciliario y es investigado en tres procesos por supuesto tráfico de armas, tráfico de bienes patrimoniales y delincuencia organizada. Pero  no ha perdido sus derechos políticos.

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    A pesar de todo esto, el 8 de octubre, se confirmó que Fuerza Ecuador presentó los documentos de inscripción del expresidente Abdalá Bucaram como candidato a asambleísta nacional. Según el CNE, el partido ya presentó la documentación para la inscripción del binomio que los representará en las elecciones 2021. Esta vez, el candidato a la presidencia por FE será Miguel Salem Kronfle junto a Gustavo Bucaram Ortiz, hermano menor del expresidente. 

  • Juntos Podemos, el movimiento que apuesta por Paul Carrasco para la presidencia

    Juntos Podemos es un movimiento político fundado por el cuencano Paul Carrasco. En marzo de 2018, el movimiento fue acreditado por el Consejo Nacional Electora (CNE). Tras la decisión, Carrasco dijo que “Juntos Podemos fue una lucha de diez años por la democracia y cuatro de estos años estuvieron dedicados a lograr su calificación”. Juntos Podemos pudo participar en las elecciones de 2019, en las que alcanzó 972 mil votos, 20 alcaldes, 15 juntas parroquiales y 85 concejales y 3 prefecturas, según Carrasco. Hizo alianzas con el Partido Social Cristiano (PSC), CREO, Alianza País, SUMA, Democracia Sí y Pachakutik. También hizo con partidos como la Izquierda Democrática, Centro Democrático, Avanza, Partido Sociedad Patriótica, FE, Unión Popular, Adelante Ecuatoriano Adelante y el Partido Socialista Ecuatoriano.

    |¿Quieres saber cómo se hizo esta historia? Únete a la membresía GK para estar en contacto directo con el equipo de la redacción|

    El 19 de julio de 2020, el CNE eliminó a cuatro organizaciones políticas. Entre ellas el movimiento Juntos Podemos. La razón fue que, según la Contraloría, hubo irregularidades en la “inscripción y entrega de personería jurídica”. Tras la decisión, Paúl Carrasco, presidente del movimiento, dijo que pidieron varias veces a la Contraloría que les indique qué es lo que está mal  pero dijo que no recibieron ninguna respuesta. 

    El 19 de septiembre de 2020, Carrasco interpuso una demanda ante el Tribunal Contencioso Electoral (TCE) para que se deje sin efecto la resolución en la que el CNE eliminó a Juntos Podemos. 

     El 7 de octubre, el juez del Tribunal Contencioso Electoral, Fernando Muñoz falló a favor del movimiento Juntos Podemos y aceptó la inscripción de la candidatura de Carrasco. Según la sentencia, el juez consideró que “han violentado las garantías constitucionales”. Además, dice el documento, que “los derechos de las personas no se pueden afectar por errores u omisiones de los servidores públicos en los procedimientos administrativos”. 

    |Para saber las últimas actualizaciones sobre las Elecciones de 2021 en Ecuador, haz clic aquí| 

    Juntos Podemos apuesta para las elecciones generales de febrero de 2021 por Paúl Carrasco como candidato a la Presidencia de la República y por Frank Vargas como su compañero de fórmula.

  • Ir a Arriba