Nielsen Arias Sandoval, un ex alto funcionario de Petroecuador, fue parte esencial de un esquema de sobornos y contratos irregulares en la estatal petrolera, según una investigación de la justicia de Estados Unidos. Las autoridades ecuatorianas también hicieron allanamientos y detuvieron a otros presuntos involucrados en el caso, a raíz de la investigación en Estados Unidos.

Última Actualización: 1 noviembre, 2022
➜ Otras Noticias
El periodismo independiente necesita el apoyo de sus lectores. Hazte miembro de GK

Desde hace al menos seis años, varios de los funcionarios de la empresa han sido sentenciados por corrupción y hay investigaciones abiertas a nivel nacional e internacional por contratos irregulares, sobornos y otros delitos. 

Arias, quien fue gerente de Comercio Internacional de Petroecuador entre 2010 y 2017, es acusado en Estados Unidos de lavado de dinero, conspiración para cometer lavado de dinero y cohecho. Arias fue detenido en agosto de 2021 en Estados Unidos, pero después de pagar una fianza de un millón de dólares salió en libertad y ahora colabora con la justicia. 

PUBLICIDAD

Un documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos, que se hizo público el 25 de octubre de 2022, reveló una investigación de varios meses en contra Arias, otros funcionarios y empresarios que también estarían involucrados en los delitos. 

El esquema de sobornos

Según la justicia estadounidense, entre 2010 y 2012, Arias —junto a otras personas— participó en un esquema de sobornos y lavado de dinero internacional en el que “a sabiendas, deliberada y corruptamente aceptó y estuvo de acuerdo en aceptar sobornos” de empresas intermediarias y comerciantes de energía y asfalto.

A cambio del dinero, Arias utilizaba su cargo e influencia para asegurar “ventajas indebidas” para ayudar a que ciertas empresas mantengan negocios con Petroecuador. Sin embargo, las empresas involucradas en estas transacciones no son identificadas, pero en otros casos sí.

Cuando trabajaba en Petroecuador, Arias estuvo involucrado en la negociación, el manejo y la supervisión de los contratos entre la estatal petrolera ecuatoriana y estatales petroleras de otros países de Asia, América Latina y el Medio Oriente. Con esos contratos, las empresas estatales extranjeras le daban préstamos a Ecuador a cambio de barriles de petróleo que debían ser entregados a lo largo de determinado periodo.  

Ese proceso, conocido como preventa petrolera, sí era legal. Sin embargo, al ser contratos entre gobiernos no era necesario que hubiera un proceso de licitación, y en ese contexto hubo empresas extranjeras que se aprovecharon. Ciertas empresas extranjeras del sector privado llegaron a acuerdos con las estatales petroleras de esos otros países para vender y transportar los productos petroleros que fueron entregados por los contratos de Petroecuador. 

Las empresas privadas pagaron sobornos a Arias —aprovechándose de su cargo— para garantizar que los contratos de Petroecuador se hagan solo con ciertas estatales extranjeras. Además, a cambio de los sobornos recibieron información privilegiada sobre los contratos y el crudo les fue entregado en tiempos convenientes para evitar multas. 

Además, Nielsen Arias era quien autorizaba los contratos entre Petroecuador y otras empresas para obtener productos derivados de petróleo como gas licuado de petróleo, diésel y asfalto. A cambio de pagos, Arias también habría ayudado a que estas empresas mantengan los negocios con Petroecuador. 

Para esconder las ganancias de estas actividades irregulares, el Departamento de Justicia de Estados Unidos dice que Arias y sus co conspiradores habrían hecho transferencias de dinero a cuentas bancarias offshore en Estados Unidos. Esas cuentas, dice el documento, estaban controladas o asociadas con Arias. El acusado también habría hecho transferencias a una cuenta internacional manejada por uno de sus familiares cercanos. 

El Departamento de Justicia Estadounidense no nombra a dos de las principales compañías intermediarias con las que Arias hizo sus acuerdos irregulares. Sin embargo, dice que la primera le pagó al menos 15 millones de dólares a Arias en sobornos entre 2012 y 2019. En total, dice el Departamento de Justicia, esa compañía pagó 70 millones de dólares en sobornos para asegurar los contratos irregulares. Los pagos incluso continuaron después de que Arias dejó la compañía en 2017, en los siguientes dos años, los pagos se siguieron haciendo según lo que estaba planificado. 

En 2012, Arias también recibió 146 mil dólares de parte de la segunda compañía intermediaria que está siendo investigada. En total, en ese periodo, esa compañía pagó un millón de dólares a varios funcionarios para asegurar los contratos. 

La relación con la corrupción en Vitol

El esquema del que era parte Nielsen Arias también está relacionado con otros casos de corrupción en Petroecuador. El 24 de septiembre de 2020, la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York formuló cargos a Javier Aguilar, exgerente de Vitol —el mayor comerciante privado de petróleo del mundo—, por pagar 870 mil dólares en coimas a funcionarios de Petroecuador. 

PUBLICIDAD

La investigación más reciente de la justicia estadounidense confirmó que Nielsen Arias —y otros de los involucrados— fueron parte de un esquema de sobornos y lavado de dinero que involucraba pagos a cambio de que “dar ventajas indebidas” para que Vitol mantuviera  contratos con Petroecuador. 

Entre esas ventajas estaban ayudar a que Petroecuador adjudique un contrato con una entidad estatal —que no ha sido identificada— que también beneficiaría a Vitol. Además, debía dar información “confidencial y no pública” sobre Petroecuador para que Javier Aguilar logre obtener y retener negocios irregulares entre Vitol y la estatal petrolera ecuatoriana. 

Como parte de este esquema, las empresas intermediarias llegaron a acuerdos fraudulentos con compañías en Curazao. El propósito era facilitar los pagos de los sobornos a los empleados de Petroecuador, incluyendo a Nielsen Arias. En el periodo que duró el esquema, Arias recibió aproximadamente 800 mil dólares en sobrinos de parte de Vitol. 

Sobornos de SMI

Otra de las empresas que pagó sobornos fue SMI Oil & Gas, una compañía de exploración y producción de minerales. Según la investigación del Departamento de Justicia de Estados Unidos, dos empresas intermediarias y un empleado de SMI, con otras personas, le pagaron sobornos a Arias a cambio de que dé ventajas para SMI al obtener y mantener un contrato para venderle asfalto a Petroecuador. 

Para ocultar el delito, las compañías intermediarias crearon contratos fraudulentos de consultorías y facturas falsas para esconder los pagos que salían de cuentas de una filial de SMI en Europa a cuentas bancarias en Panamá, que eran controladas por las intermediarias. Después, los pagos se hacían a cuentas controladas por Arias. En total, se estima que Arias recibió 250 mil dólares de parte de SMI. 

Otros casos de corrupción

El Departamento de Justicia de Estados Unidos dice que Arias también:

  1. Recibió pagos desde 2010 para asegurar que una compañía de distribución, transporte y comercio de petróleo mantenga contratos con Petroecuador. Por esto recibió aproximadamente 818 mil dólares.
  2. Desde 2014 recibió más de 800 mil dólares a cambio de que una compañía intermediaria tenga contratos para vender gas líquido de petróleo a Petroecuador 
  3. Desde 2010 hasta 2021, Arias conspiró intencionalmente para cometer el delito de lavado de activos en sus intentos de ocultar los fondos irregulares recibido dentro y fuera de Estados Unidos. 

Investigaciones en Ecuador

El 27 de octubre de 2022, el asambleísta Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión de Fiscalización, pidió que se comiencen las acciones penales contra Arias y las personas involucradas en los casos de presunta corrupción en la preventa petrolera. Un caso que está en investigación previa en la Fiscalía desde hace 5 años, según Villavicencio. Todavía no se ha confirmado si se abrirán más investigaciones en Ecuador por el caso. 

Días después, el 1 de noviembre, la Fiscalía de Ecuador hizo un operativo en varias ciudades del país como parte de una investigación por presuntos actos de corrupción en Petroecuador en los que estaría involucrado Nielsen Arias y otros ex funcionarios de la estatal petrolera. 

En una publicación en su cuenta de Twitter, la Fiscalía dijo que Estados Unidos “proporcionó información relevante para el avance de la causa” para la investigación contra Arias en el país por presunto cohecho. 

Hasta las 9:40 de la mañana del 1 de noviembre, la Fiscalía había confirmado 7 detenidos. De esos, 5 eran ex funcionarios públicos. Las 7 personas, dijo la Fiscalía, fueron detenidas “por un presunto delito de ejercicio de acción pública, relacionado con actos de corrupción para la adjudicación de contratos en Petroecuador”. 

Esa estructura de sobornos habría sido liderada por Nielsen Arias, según la Fiscalía. Los exfuncionarios detenidos fueron identificados como Galo G., Miguel P., Andrés R., Lenin A., ex funcionarios de la estatal petrolera. Además, detuvieron a William V., ex funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas, y a Wilson N. y Jorge P., que no fueron funcionarios públicos. 

Susana Roa 150x150
Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR