Desde el 15 de agosto se liberará la venta de pruebas rápidas para detectar covid-19. Es decir, estos tests vendrán sin receta para que las personas puedan hacérselos en sus casas, sin la presencia de un profesional. 

➜ Otras Noticias

¿Cómo será la venta?

El Ministerio de Salud anunció que está trabajando en lo que llamaron “el proceso normativo” para que se derogue el acuerdo ministerial de 2020 en el que se dispone que las pruebas rápidas para detectar el covid-19 solo podrán ser utilizados por “los establecimientos de salud autorizados por el Ministerio de Salud”. 

Una vez que el decreto sea derogado, habrá una nueva normativa para controlar la venta libre de las pruebas rápidas sin necesidad de una receta. 

PUBLICIDAD

Aunque todavía no se han hecho públicos los detalles del proceso de la pruebas, ni sus protocolos, se sabe que las pruebas podrán hacerse en las casa y que los resultados deberán registrarse en una plataforma que será habilitada por el Ministerio de Salud. 

La Agencia Nacional de Regulación y Control Sanitario (Arcsa) será la encargada de controlar la calidad de los tests. Además, será la responsable de autorizar a las empresas que se van a encargar de la venta de las pruebas. 

El 9 de agosto de 2022, José Ruales, ministro de Salud, dijo en una rueda de prensa que le presentaron al Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional el protocolo para que las pruebas rápidas se vendan “como un test de autodiagnóstico de dispensación sin receta para el público en general”. 

Ruales dijo que hay un acuerdo ministerial con el que se van a “coordinar las acciones pertinentes con la Arcsa para que se libere la venta de pruebas rápidas de antígenos nasales” para detectar  el virus. Ruales dijo que estas pruebas se podrán vender solo cuando “tengan una sensibilidad mayor al 90% y una especificidad mayor al 95%”.  Nikolaos Kyriakidis, investigador de la Universidad de las Américas (UDLA),  explica que la sensibilidad está relacionada a la cantidad de personas que se ha comprobado que la prueba ha detectado de forma eficaz. Es decir, que si se toman a un grupo de 100 personas que están contagiadas de covid y la prueba ha detectado a 95 de ellas, el grado de sensibilidad es del 95%. En caso que solo se haya detectado 70, el grado de sensibilidad sería del 70%.

Nikolaos Kyriakidis dice que es importante que el país venda este tipo de pruebas y que su venta libre ha llegado de forma tardía. El experto recalca que ha nivel mundial se ha demostrado que es muy importante que la población tenga acceso a este tipo de pruebas de antígeno para minimizar y prevenir contagios.  “Estas pruebas ayudan a las personas que tienen sospechas de estar contagiadas a que conozcan en 15 minutos sus resultados”.

Sin embargo,  Kyriakidis recalca que la “prueba de oro” para detectar el virus es la PCR; sin embargo, la obtención de resultados de este examen puede tardar hasta un día y el alto costo de esta excluye a poblaciones vulnerables que no pueden costear este examen. Y aunque con la prueba rápida se sacrifica un poco de sensibilidad se pueden usar antes de ir a un evento masivo como matrimonios, fiestas y evitar contagios y un pronto aislamiento.

Kyriakidis recomienda que para asegurar un resultado certero las personas deben realizar una adecuada toma de la muestra. Y recomienda que un familiar o una tercera persona tome la muestra porque eso incrementa el grado de sensibilidad de la prueba.

¿Qué otro tipo de pruebas hay?

Hay distintos tipos de pruebas para detectar el covid-19. Desde el inicio de la pandemia del coronavirus, se habla de las PCR y de las rápidas; después, se incorporaron las pruebas de antígenos. La necesidad de cada prueba, según expertos, depende de la situación. 

Las pruebas de antígenos buscan pedazos de la proteína del SARS-CoV-2, el virus que causa el covid-19. Paúl Cárdenas, investigador del Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco de Quito, le dijo a GK en enero que pueden ser usadas para diagnóstico y son más sensibles cuando la persona tiene síntomas. Su mayor ventaja es que sirven para determinar cuándo una persona es contagiosa. 

En promedio se debe esperar entre 4 y 5 días después de tener contacto con una persona que haya dado positivo para covid-19 para hacerse una prueba de antígenos, le dijo Cárdenas a GK. Si antes del día 4 ya hay síntomas, se la puede hacer antes. Si los síntomas no aparecen todavía, se puede esperar hasta el quinto día para examinarse. Cuando no hay síntomas, es mejor recurrir a una prueba PCR. 

Otro de los beneficios de las pruebas de antígenos es que sus resultados se entregan en promedio en una hora. A diferencia de las PCR, en las que el diagnóstico puede tomar incluso varios días. 

PUBLICIDAD

Las pruebas PCR, en cambio,a identifican el ARN del virus —es decir, su material genético—; entonces pueden detectar su presencia incluso antes de que la persona sea contagiosa. Por eso, Cárdenas le dijo a GK que en caso de haber tenido contacto con una persona que dio positivo para covid-19, pero no se tiene síntomas entre 4 y 5 días después, es mejor que se haga una prueba PCR en vez de una de antígenos. 

Si la persona no tiene síntomas y se hizo un examen de antígenos que salió negativo, Esteban Ortiz, médico e investigador, recomienda que se confirme el resultado con una prueba PCR. ¿Por qué? Porque por su sensibilidad podría detectar al virus incluso antes de que sea contagioso. 

Cropped Favicon GK 2 150x150
Susana Roa y Liz Briceño
Susana Roa es periodista. En GK cubre tecnología, derechos y economía. Liz Briceño es periodista y ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR