Los R7 son una banda que se dedica a delitos como el microtráfico, el sicariato y la extorsión. Es conocida por operar sobre todo, en la Costa ecuatoriana. No son una mega banda como Los Choneros, Los Lobos o Los Chone Killers, que operan a gran escala en el país. Al contrario, los R7 es una banda que funciona tejiendo redes con las megabandas que existen en las cárceles.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

No queda duda: el liderazgo de Jorge Luis Zambrano, alias JL o Rasquiña, le permitió, durante varios años, centralizar el negocio del narcotráfico —y su entramado de sicariato y violencia— en el país. Pero tras su muerte, en diciembre de 2020, varios de sus aliados y lugartenientes ahora lideran bandas como Los Lobos, Los Tiguerones, Los Chone Killers

PUBLICIDAD

En las filas de Rasquiña estaba también Freddy Anchundia, que hizo “equipo” con Angelo Javier Achilie, alias Negro Angelo. Con él formaron a los R7, una despiadada banda que opera en las cárceles del Ecuador.

Los R7 ganaron relevancia en las dos últimas masacres carcelarias de 2022: la de la cárcel de Turi y la de la prisión de Santo Domingo. En el pabellón de máxima seguridad de esta última cárcel, fueron acribillados y acuchillados decenas de reclusos. El violento desenlace constituía el quiebre de la alianza de los R7 con Los Lobos, una de las mayores organizaciones narcodelictivas del país.

Achilie es un guayaquileño de 34 años que, antes de ser encarcelado, vivía en el Guasmo Norte, una de las zonas más pobres de su ciudad, tiene un vasto historial delictivo. Según registros judiciales a los que accedió GK, fue condenado a 20 años de reclusión y el pago de diez mil dólares en septiembre de 2015 por el asesinato de un hombre el año anterior. También recibió una condena de cuatro meses, al aceptar un proceso abreviado, por el ingreso de artículos prohibidos en la cárcel de Guayaquil en 2016.

Anchundia, de 37 años, tiene también un nutrido prontuario criminal. Lideró varias bandas dedicadas al sicariato y el microtráfico. Sobre todo, en la provincia de Manabí. Más específicamente, en la pequeña ciudad costera de Pedernales. Anchundia y Achilie  se conocieron en prisión. Ahí, afianzaron su alianza con la fundación de los R7

Aunque las autoridades han dicho que los R7 son una subcélula de Los Lobos, uno de sus miembros, identificado solo como Francisco*, y Alexandra Zumárraga, quien estudia a las narcobandas del Ecuador, coinciden en que es una banda independiente.

Tras el asesinato de JL, rompieron relaciones con Adolfo Macías, alias Fito, y Junior Roldán, alias JR, alguna vez hombres de confianza de JL que tomaron las riendas de Los Choneros tras la muerte de Zambrano. Ahora, Roldán opera una organización propia, Los Águilas, aunque suelen actuar en conjunto con Los Choneros. Por ejemplo, ambas bandas hicieron un comunicado conjunto en el que decían que tenían la voluntad de unirse al proceso de pacificación.

Los fundadores de los R7 se alejaron de Macías y Roldán “por haber percibido una traición” de ellos contra Zambrano, explica Zumárraga.

Desde el 2021, los R7 mantuvieron una alianza con Los Lobos. Finalmente se quebró con los episodios de violencia que carcomen a sus violentas y abandonadas cárceles. En la de Santo Domingo, donde se dio la última matanza, la tasa de hacinamiento supera el 80%. 

¿Quién es Freddy Anchundia, el líder máximo de los R7? Un breve perfil 

Freddy Marcelo Anchundia Loor, conocido en el mundo carcelaria como Anchundia, es líder de la los R7.

Tras la masacre en la cárcel Bellavista, en Santo Domingo de los Tsáchilas, el Ministro del Interior, Patricio Carrillo, dijo que Anchundia era el responsable de la violencia. Aquella masacre dejó al menos 44 personas presas muertas.

Anchundia, tiene un historial delictivo por sicariato y microtráfico, además de procesos penales por asesinato y evasión, según el sistema del Consejo de la Judicatura.En febrero de 2015, se convirtió en el más buscado de la ciudad de Pedernales por el asesinato de un hombre.

Antes de ser buscado por este asesinato, ya era investigado por otros delitos, sobre todo, por la venta de droga en distintas zonas de Manabí, la provincia en la que nació. 

Según la Policía, en ese entonces, era el líder de la banda Los Anchundia, “una peligrosa organización delictiva presuntamente dedicada al sicariato y al microtráfico en Pedernales y en todo Manabí”, dijo la Policía.

El Ministerio de Gobierno dice que según sus investigaciones, la banda Los Anchundia estaba conformada por 50 personas que se dedicaban a la venta de droga y al sicariato. 

Según los informes de inteligencia, la red delictiva cobraba 3 mil dólares por asesinar a una persona. Para cometer el delito, dice la Policía, los miembros de la banda pedían el dinero por adelantado y pedían también el arma para cometer el crimen y viáticos para su movilización.

Otras bandas

Los R7 y Los Anchundia no son las primeras ni las únicas bandas a las que ha pertenecido Freddy Anchundia Loor. 

Un comunicado de 2016 del Ministerio de Gobierno dice que antes formó parte de la banda Los Gatos Secos

El Ministerio dice que Anchundia fue expulsado de esa banda en 2012 por problemas internos con su líder. Por esos conflictos, habría decidido crear Los Anchundia

Antes de la detención de alias Anchundia, su microbanda buscaba ganar las plazas de venta de droga que perdieron Los Gatos Secos, desmantelados en un operativo llamado Ciclón del Pacífico. 

Sin embargo, antes de poder hacerlo, Anchundia fue detenido. No sé sabe qué sucedió con la banda que presuntamente lideraba. 

Una fuente reservada le dijo a GK que Anchundia era también parte de la banda Los Choneros. Según la fuente, se separó de esta banda después de que Jorge Luis Zambrano, alias Rasquiña o JL como lo conocían sus colegas, fuera asesinado en Manta, en diciembre de 2020.

La detención de Anchundia

Freddy Anchundia Loor fue detenido en Pedernales en 2016, mientras celebraba el Día de la Madre

Según el Ministerio de Gobierno, su arresto fue posible gracias a los trabajos de inteligencia de la Policía. Fue detenido en el sector de La Gerónima Tercera Etapa, cerca del malecón de la playa de Pedernales. De ahí, fue trasladado al Centro de Privación de Libertad para Personas en Conflicto con la Ley, en Santo Domingo de los Tsáchilas.

Los motines

Tras ser sentenciado, en 2016, alias Anchundia fue llevado a la cárcel de Turi, en las afueras de la capital azuaya. Allí cumplía su condena, hasta que el 3 de abril de 2022 fue señalado como uno de los líderes que ordenaron amotinamientos en este centro penitenciario

Los motines causaron la muerte de 21 personas. Tras los hechos violentos, fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad La Roca, en el complejo penitenciario del Guayas. Otros cuatro líderes de las bandas R7 y Los Lobos que habrían provocado el motín también fueron trasladados.

Alias Anchundia estuvo detenido en la Roca por poco menos de un mes. El 28 de abril de 2022, el juez Aquiles Dávila aceptó un hábeas corpus a favor de Anchundia. Como medida cautelar a esa acción, Dávila concedió que el líder delictivo fuera trasladado a la cárcel de Santo Domingo. 

Pero la medida tuvo consecuencias devastadoras, según las autoridades. 

La madrugada del 9 de mayo de 2022, hubo una nueva masacre carcelaria, esta vez en la cárcel Bellavista, en la provincia de Santo Domingo. Según el Ministro del Interior, Patricio Carrillo, la masacre fue causada por el traslado de alias Anchundia a este centro carcelario. 

Karol E. Noroña
Quito, 1994. Periodista y cronista ecuatoriana. Cuenta historias sobre los derechos de las mujeres, los efectos de las redes de delincuencia organizada en el país, el sistema carcelario y cubre permanentemente la lucha de las familias que buscan sus desaparecidos en el país. Ha escrito en medios tradicionales e independientes, nacionales e internacionales. Segundo lugar del premio Periodistas por tus derechos 2021, de la Unión Europea en Ecuador. Coautora del libro 'Periferias: Crónicas del Ecuador invisible'. Forma parte de la organización Chicas Poderosas Ecuador.