La Corporación Financiera Nacional (CFN) y Banco Ecuador (BanEcuador) se fusionarán. En una ceremonia en el Palacio de Carondelet, el presidente Guillermo Lasso firmó un decreto para crear el Banco de Fomento Económico del Ecuador B.P.

La nueva institución comenzará a funcionar oficialmente el 1 de enero de 2023. 

El decreto dice que la CFN y BanEcuador deben fusionarse en un plazo no mayor a un año contado a partir de la fecha de suscripción del decreto. Es decir, desde el 25 de abril de 2022. El Banco de Fomento Económico del Ecuador comenzará sus actividades con activos de 5 mil millones de dólares, con 1.800 millones de dólares en fondos disponibles para prestar y un patrimonio de 1.600 millones de dólares.

El decreto que lo creó dice que el nuevo Banco de Fomento Económico será parte del sector financiero público nacional y tendrá personería jurídica propia. Además, tendrá autonomía de patrimonio, técnica, administrativa, financiera, presupuestaria y de jurisdicción coactiva. 

PUBLICIDAD

El presidente Guillermo Lasso dijo que la institución tendrá más capacidad para captar recursos a través instituciones multilaterales de crédito, del mercado local e internacional. Eso, dijo Lasso, le permitirá otorgar a bajos costos a todos los sectores productivos del país. 

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

¿Por qué la CFN y BanEcuador se fusionarán?

En la firma del decreto, el economista Iván Andrade, presidente del Directorio de la CFN y BanEcuador desde 2021, dijo que en el plan de gobierno de Lasso estaba el objetivo de transformar la banca pública “para que llegue a ser un verdadero motor de desarrollo económico”. La fusión “no es un cambio de nombre, es una demostración que cumplimos lo que ofrecemos: la democratización del crédito”, dijo Andrade. 

Lasso dijo que el nuevo banco permitirá ahorrar 25 millones de dólares al año y que con la fusión de las dos entidades financieras buscan: 

  • Ordenar las finanzas
  • No hacer gastos innecesarios
  • Optimizar los recursos humanos y materiales
  • Hacer aún más eficientes a las instituciones públicas 

Lasso dijo que los recursos públicos van a ser mejor aprovechados “en beneficio del pueblo ecuatoriano”. 

Andrade dijo que en 2021, cerraron el ciclo “transparentando el balance general” y contabilizaron reservas. Dijo que en ese análisis encontraron que 419 grandes empresas se beneficiaron con créditos por 1.150 millones de dólares, cuando los créditos deben ser para pequeños productores. 

El presidente Lasso dijo que los créditos que daban estas dos entidades financieras no eran para los pequeños productores o empresas sino para “los amigos del presidente de la República tanto de Correa como de Moreno”. Lasso dijo que se dieron créditos por 100 millones de dólares a una sola persona. “Que lo tengan claro los ecuatorianos, ustedes pagan impuestos y esos impuestos en el pasado han sido mal utilizados para dar créditos a los compinches de los expresidentes de la República”, dijo Lasso. 

El Presidente dijo que en “esta etapa post pandémica” van a aumentar las oportunidades para que millones de personas puedan dar impulso a sus actividades productivas en todos los sectores. Aseguró que el nuevo banco orientará su trabajo a atender sobre todo a: 

  • Micro
  • Pequeñas
  • Medianas empresas. 

El presidente Lasso dijo que esas entidades “son la fuente de ingreso y el sustento de millones de compatriotas”. 

¿Qué problemas tiene la fusión de la CFN y BanEcuador?

El analista económico Andrés Albuja dice que “pueden crearse nuevas instituciones, cambiar de nombre, hacer fusiones, pero mientras no se optimice la parte financiera seguirán en el mismo círculo vicioso”

Según Albuja, tanto la CFN como BanEcuador tienen una millonaria cartera vencida —es decir, cuentas por cobrar. El analista Albuja dice el incremento en la morosidad —que en los últimos años ha aumentado hasta llegar al 20% en ciertos periodos— se debe a “la mala concesión del crédito”. Según él, en estas instituciones “ se han dado préstamos que no son viables y generan cartera problemática que genera grandes pérdidas”. 

Iván Andrade dijo que desde el nuevo banco se recuperará el dinero que se ha entregado en créditos a deudores que han sido enjuiciados para que paguen. Andrade dijo que “con cada decena de millones que recuperemos de estos juicios podríamos entregar 100 mil nuevos préstamos por 10 mil dólares cada uno”. Lasso dijo que al menos hay alrededor de 100 juicios coactivos para cobrar los créditos de al menos 400 millones de dólares

Otra de las preocupaciones de Albuja es que la CFN tiene las acciones del Banco del Pacífico. Según el analista económico “podría aprovecharse la fusión para vender el banco por menos del valor por el que debería ser comercializado”. Albuja dice que la venta de este banco “se ha llevado de forma muy reservada para venderlo en 900 millones”, cuando estándares internacionales indican que el banco está valorado por sobre los 1.400 millones. 

Albuja dice que “cuando se dan procesos de fusiones normalmente no hay transparencia en el manejo de las cuentas. Ahora está más vulnerable a ser vendido por menor precio”. 

Desde enero de 2022, la CFN y BanEcuador se ha dado lo que llaman “el crédito de las oportunidades” al 1% de intereses hasta 30 años de plazo. Según el presidente Lasso, más de 16 mil personas han recibido un crédito de este tipo en 90 días por un total de 60 millones de dólares. Sin embargo, poco después, Lasso fue más específico y afirmó que se han desembolsado 51 millones a 17.300 personas. En los próximos meses, se planea seguir entregando este tipo de créditos.

Iván Andrade dijo que por cada millón de dólares que se ahorren en gastos operativos se podrá entregar 20 mil nuevos préstamos por 5 mil dólares cada uno. Sin embargo, Albuja dice que cuando hay “tasas de interés distorsionadas” —cuando son muy bajas o muy altas— puede incrementar la morosidad de los créditos. Andrade dice que en las tasas subsidiadas —cuando son demasiado bajas como las de los créditos al 1%— “afectan al giro de negocio financiero”. 

Por eso, dice que es probable que no se pueda ahorrar en gastos operativos. Están dando “créditos de alto riesgo, con bajo interés” lo que causaría que “para el nuevo banco será muy difícil cubrir sus gastos y se expone a riesgos de pérdidas”.

Mayuri Castro y Susana Roa
Periodistas de GK.