Ludvia Yeseña Guamaní Vásquez es una comunicadora social cayambeña de 34 años. Es asambleísta por el partido Izquierda Democrática (ID) para el periodo 2021-2025, por el distrito que agrupa a los cantones andinos de Pichincha (Cayambe, Mejía, Pedro Moncayo, Pedro Vicente Maldonado, Puerto Quito, Rumiñahui, San Miguel de los Bancos). El 28 de octubre de 2021 fue elegida como segunda vicepresidenta de la Asamblea Nacional. Debía estar en ese cargo hasta 2023. Sin embargo, el 14 de julio de 2022, Guamaní fue destituida de la segunda vicepresidencia de la Asamblea

Un poco sobre su vida

Desde niña ha tenido influencia política en su familia.  En una entrevista en la radio de la Asamblea Nacional dijo que desde niña participaba en las campañas electorales de su padre Edwin Marcelo Guamaní fue tres veces concejal del cantón Cayambe por la Izquierda Democrática y de su tío Reinado Guamaní, exalcalde del mismo cantón. La secundaria la cursó en la Unidad Educativa Salesiana Domingo Savio en Cayambe. Se graduó como comunicadora social en la Universidad Politécnica Salesiana en Quito. 

Guamaní tiene más de 10 años de experiencia profesional en la comunicación en el sector público y privado. Trabajó en la estación de televisión estatal Ecuador TV y en Radio Pública FM, también propiedad del Estado. También fue funcionaria pública en el Ministerio de Educación y en el Ministerio de Ambiente. “Cuando veía una presentadora de televisión decía yo quiero ser así de grande”, recuerda Guamaní en una entrevista en el programa de la radio Yumbo. 

La asambleísta Yeseña Guamaní se define como defensora de los animales —en específico de la fauna urbana. “El país necesita una ley específica de protección”, dijo en la radio de la Asamblea Nacional. En su trabajo como asambleísta propuso la reforma legal a la Ley Orgánica de la Contraloría General del Estado para que el contralor del Estado no se vaya del país un año después de sus funciones. El documento fue entregado en el departamento de gestión documental de la Asamblea.  

Noticias Más Recientes

Según un comunicado de la Izquierda Democrática, Guamaní “se ha caracterizado por un liderazgo orgánico, renovado y equilibrado e impulsor del diálogo democrático”. 

Guamaní impulsó el juicio político contra el exdefensor del pueblo, Freddy Carrión por incumplimiento de funciones. Carrión actualmente cumple una condena por abuso sexual. Guamaní es la vicepresidenta de la Comisión de Gobiernos Autónomos de la Asamblea

Esta comisión se encarga  de temas legislativos de organización, competencias, facultades y funcionamiento de los Gobiernos Autónomos Descentralizados y del Régimen Especial de Galápagos, así como las relacionadas a la modificación de la división político-administrativa del país. Dentro de esta comisión propuso la reforma al Código Orgánico de Organización Territorial (Cootad). Según el Observatorio Legislativo, ha asistido a todas las sesiones de la Asamblea y ha participado en todas las votaciones. 

La segunda vicepresidencia de la Asamblea y su destitución

Su designación como segunda vicepresidenta de la Asamblea se hizo en octubre de 2021 tras la destitución de Bella Jiménez de ese cargo por supuestos actos de corrupción. Guamaní fue nominada por  la bancada ID para que sea elegida como la segunda vicepresidenta, esta nominación también fue apoyada por la bancada de Acuerdo Nacional (BAN) conformada por CREO y asambleístas independientes. Para lograr ese puesto, Guamaní necesitaba al menos 70 votos a favor de su candidatura y logró 83 votos a favor de 132 asambleístas presentes.

Debía estar en ese cargo hasta 2023. Sin embargo, el 14 de julio de 2022, Guamaní fue destituida de la segunda vicepresidencia de la Asamblea. El 18 de mayo, Guamaní fue denunciada por la asambleísta Jhahaira Urresta, de la bancada de Unión por la Esperanza (UNES), por incumplimiento de funciones. La denuncia de Urresta dice que Guamaní infringió la normativa al mocionar una consulta interpretativa a la Corte Constitucional sobre la capacidad de la Asamblea para derogar la reforma tributaria. Esta ley, presentada por el gobierno, fue aprobada por el ministerio de la ley, en noviembre del 2021.

El pasado 9 de julio, una Comisión Pluripartidista —que se creó específicamente para evaluar la denuncia en contra de Guamaní— aprobó el informe que recomendó su destitución. El informe fue aprobado por el pleno la tarde del 14 de julio. Ese día, Guamaní ejerció su defensa y definió al proceso en su contra como un absurdo, tomando en cuenta las razones por las que se la acusan de incumplimiento de funciones:  “(Este es) un proceso en mi contra por haber mocionado (…) Ella (la asambleísta Urresta) cuestiona mi derecho a mocionar, mi derecho a pensar, mi derecho a opinar. Eso es inaceptable, compañeros legisladores”.

Jhahaira Urresta

Jhahaira Urresta, asambleísta del movimiento correísta UNES, durante su intervención del 14 de julio de 2022. Fotografía tomada de la cuenta de Flickr de la Asamblea Nacional.

Guamaní dijo también que los asambleístas, durante los debates, pueden presentar mociones, que eso es parte de sus funciones.

Por su parte, la asambleísta denunciante, Jhahaira Urresta, durante su intervención descartó el reclamo de Guamaní y aseguró que todo lo que ella usó como argumento de defensa era falso. Incluso la acusó de cumplir su cargo desconociendo sus obligaciones.

“Mocionar es un derecho de los asambleístas (…) (Pero) no significa que el derecho sea ilimitado”, dijo Urresta. De acuerdo a la asambleísta de la bancada de UNES, al haber mocionado sobre la consulta interpretativa a la Corte Constitucional,  Guamaní habría alterado el trámite regular de la ley que se discutía. Según ella, al hacerlo de esta manera, quiso impedir la calificación del proyecto y se permitió que la ley pasara por el ministerio de ley

Después del debate, mocionaron la destitución de Guamaní y la propuesta tuvo 83 votos a favor. Así, Guamaní dejó el cargo de segunda vicepresidenta de la Asamblea.