Pablo Humberto Romero Quezada es un sociólogo y político guayaquileño. Fue secretario de la extinta Secretaría de Inteligencia (Senain), creada en el gobierno de Rafael Correa y disuelta por su sucesor, delfín y ahora enemigo capital, Lenín Moreno, quien la reemplazó por el Centro de Inteligencia Estratégica, CIES. En febrero de 2020, Romero fue extraditado desde España y está preso en Ecuador por haber sido sentenciado por el intento de secuestro del político Fernando Balda. Romero enfrenta otro juicio, por peculado, pero el 15 de julio de 2021, fue absuelto por un tribunal de la Corte Nacional de Justicia. La Corte consideró que no había delito, sino una “infracción administrativa”. 

Este es un breve perfil de Romero, de su paso por la función pública y los casos que lo mantienen en prisión. 

Según su hoja de vida, Romero se graduó de sociólogo en la Universidad Católica de Guayaquil en 1993. En 1994, obtuvo un posgrado en administración de empresas por la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica.  Es máster en administración de empresas por la Escuela Politécnica del Litoral (Espol), grado que obtuvo en 1997.  

Entre septiembre de 1998 a abril de 2005 fue director suplente en el directorio de Pacifictel S.A., una estatal de telefonía que luego se fusionó con su par Andinanet para formar la actual Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT). Romero fue presidente del consejo de administración de la cooperativa de ahorro y crédito La Dolorosa, cargo que ocupó desde diciembre de 2003 a julio de 2004.  También fue presidente de Lucyexpress S.A, una operadora turística. 

En febrero de 2000, fue nombrado subsecretario general de Bienestar Social en el gobierno de Gustavo Noboa. En mayo de 2001 fue nombrado ministro encargado mientras el entonces titular Raúl Patiño, cumplía una comisión de servicio en el exterior, dice el decreto ejecutivo de Noboa. 

Noticias Más Recientes

Romero trabajó como consultor en 2004 para el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi). Ahí diseñó un modelo de gestión para el abastecimiento de agua potable y saneamiento en el cantón Chunchi, en la provincia andina de Chimborazo. Un año después, fue miembro del consejo de administración de Petroecuador, compañía estatal petrolera ecuatoriana. Dejó el cargo en marzo de 2006.  

Después de varios cargos públicos, entre los cuáles está haber sido asesor del Parlamento Andino de Ecuador entre octubre de 2010 a octubre de 2011. 

Un año después, Romero fue nombrado subsecretario general de inteligencia hasta mayo de 2012. Un mes después, asumió la dirección de la Senain hasta abril de 2017, cuando salió del país hacia España después de que un juez le dictara prisión preventiva. Romero era investigado por la Fiscalía después de que la Contraloría emitiera un informe en que determinaba que había indicios de responsabilidad penal en una operación de inteligencia denominada Operación Caminito, en la que Romero habría cobrado dinero ilegítimamente bajo el alias de “El Ruso”. 

¿Por qué fue extraditado desde España?

Romero era buscado por el caso Caminito y, además, porque había una investigación en su contra por su presunta participación en el  intento de secuestro al político Fernando Balda en agosto de 2012, en Bogotá, Colombia. Romero tenía dos órdenes de prisión en su contra: una emitida en enero de 2017, que fue revocada, y la segunda fue emitida en mayo de 2018 por el secuestro de Balda. 

Por esa orden, fue detenido en Torrelodones, en España, estuvo en prisión y luego extraditado a Ecuador en febrero de 2020.  Fue llamado a juicio, por la jueza Daniella Camacho, junto a Rafael Correa, los exagentes de la Senain, Raúl Chicaiza y Diana Falcón por el delito de secuestro a Balda. 

En agosto de 2020, Romero recibió nueve años de prisión al ser declarado autor del delito de secuestro agravado. 

¿Qué es el caso Caminito?

Además Romero era requerido por las autoridades ecuatorianas porque había cobrado dinero con el nombre falso “El Ruso”. Según el portal Periodismo de Investigación, entre junio y agosto de 2013, la Senain gastó más de 110 mil dólares en la operación llamada Caminito, que era un proyecto de identificación de vulnerabilidades de las altas autoridades del país y de seguridad electrónica de las instituciones del Estado. 

Entre los objetivos estaba detectar hackers que querían dañar la infraestructura del Estado, y a los sitios web que publicaban información en contra de altas autoridades del gobierno. Por esto, la Fiscalía comenzó una investigación por presunto peculado. 

PUBLICIDAD

La Senain había comprado información de dispositivos USB, pagado viajes, estadía en hoteles. Aparte de los 110 mil dólares, la Senain gastó más de 63 mil dólares en otra operación —ese dinero habría sido recibido por un  hombre identificado como Eduard Soler “El Ruso”. 

“El Ruso” había entregado información sobre posibles personas que habían hecho espionaje contra el país. “El Ruso” también había recibido otros pagos por 10 mil dólares y 19 mil dólares cada uno. La Contraloría había dicho en su informe que no hay la certeza que los pagos garantizaban la entrega de información, también determinó que “El Ruso” era una identidad falsa de un hombre español. 

Hoy 15 de julio de 2021, un Tribunal de la Corte Nacional de Justicia, ratificó la inocencia de Romero, tras la apelación de la Fiscalía sobre la responsabilidad de Romero como autor del delito de peculado.  La mayoría de los jueces del tribunal determinó que no existió delito, sino “una infracción administrativa”. La Fiscalía dijo en una publicación de Twitter que apelará la decisión. 

¿Qué era la Senain?

La Senain fue creada en el gobierno de Rafael Correa, el 8 de junio de 2009 mediante un decreto ejecutivo para “desarticular bandas del crimen organizado”. Según Correa, la Senain era una agencia de inteligencia civil bajo la supervisión de la Fiscalía, la Contraloría y la Asamblea. Sin embargo, en su gobierno hubo constantes acusaciones de que la agencia fue utilizada para el espionaje y persecución de enemigos políticos, críticos del gobierno y medios de comunicación. 

En 2015, GK publicó que la Secretaría se encontraba entre los clientes de Hacking Team, una compañía italiana que comercializaba “su software en países autoritarios y represores”. Tras las revelación, GK sufrió un ataque DDoS y sacado del aire. 

La Senain fue acusada de realizar actividades de espionaje contra los adversarios de Rafael Correa, entre ellos el actual presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, el actual asambleísta Fernando Villavicencia y periodistas de investigación. Según un reportaje del New York Times, el gobierno había comprado miles de cámaras para seguridad ciudadana pero la Senain las utilizaba para espionaje político. 

En septiembre de 2018, cuando Lenín Moreno era presidente, dijo que había cámaras ocultas en su despacho en el Palacio de Carondelet. Moreno dijo que Correa tenía acceso a esa cámara a través de su celular, una aseveración que nunca fue demostrada (las cámaras que estaban instaladas habían sido desconectadas y no transmitían). 

 En 2018, la Senain en el gobierno de Lenín Moreno fue eliminada y reemplazada por el actual Centro de Inteligencia Estratégica (CIES). El 7 de julio, la Comisión de Fiscalización de la Asamblea visitó el Centro y sus integrantes dijeron que investigarán los actos de la Senain y sus sucesor el CIES.