El 5 de junio se conmemora el Día Mundial del Medioambiente. La fecha fue propuesta por la Organización de Naciones Unidas (ONU) para crear conciencia sobre la importancia de cuidar el planeta y motivar a que las personas sean agentes activos del desarrollo sostenible.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Se celebra cada 5 de junio porque en esa fecha comenzó la Conferencia de Estocolmo de 1972, enfocada en el medioambiente. Ese año se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente —PNUMA, por sus siglas en inglés. Las celebraciones comenzaron en 1974. Sin embargo, fue establecido oficialmente como tal en una resolución de la ONU de 1977.

PUBLICIDAD

El día incluye eventos como concentraciones en las calles, plantaciones masivas de árboles, entre otras. Algunos países aprovechan el Día Mundial del Medioambiente para ratificar convenios internacionales. En 2021, el tema de día fue “reimagina, recrea, restaura” y se enfoca en la protección de los ecosistemas.

El de 2022 es «Una sola Tierra«. Es un recordatorio de una verdad incontrastable: «en nuestra galaxia hay miles de millones de planetas, pero hay una sola Tierra». El concepto viene acompañado de un mensaje apremiante: Se nos acaba el tiempo para enmendar las cosas. La celebración de 2022 «hace un llamado a la acción colectiva y a la transformación a escala mundial para celebrar, proteger y restaurar nuestro planeta«.

El anfitrión del Día Mundial del Medioambiente de 2021 fue Pakistán. Según la ONU, el país del sur de Asia “exige acciones urgentes para devolverle la vida a nuestros ecosistemas dañados”.

Estos espacios son el conjunto de especies que habita un área determinada y que interactúan entre sí y con su ambiente. Incluye plantas, animales, personas y su entorno. Además de la naturaleza, también se incluyen a los que han sido creados por el hombre como las ciudades.

En 2022, la responsabilidad recayó en Suecia.

¿Por qué importa el Día Mundial del Medioambiente?

Celebrar el Día Mundial del Medioambiente (coloquialmente conocido como Día del Medioambiente) es un paso para alcanzar esos tres objetivos: celebrar, proteger y restaurar el planeta. Natalia Bonilla de la organización ambiental Acción Ecológica, dice que los días conmemorativos como este tienen el objetivo de dar “el tiempo y el espacio” para poder pensar en el ambiente.

Paulette Goyes, bióloga ambiental, dice que las efemérides propicia eventos que evidencian los problemas ambientales actuales y las posibles acciones que se pueden tomar. “Este día nos recuerda que vivimos y dependemos de la salud de nuestro planeta. Que la Tierra funciona como un organismo vivo. Que nuestro accionar genera cambios en sus dinámicas”, dice Goyes.

detener el cambio climático

La ONU dice que el cambio climático es el mayor desafío de nuestros tiempos. Fotografía de Pexels.

Según la ONU, cada 3 segundos el mundo pierde una superficie de bosque equivalente a un campo de fútbol. Además, el 50% de los arrecifes de coral del planeta ya se han perdido. Para 2050, podrían desaparecer hasta en un 90%. La pérdida de esos ecosistemas reduce los sumideros de carbono como los bosques.

Ante estas alarmantes cifras, dice la ONU, es necesario proteger los ecosistemas saludables para evitar que sigan desapareciendo. El planeta no está en condiciones de permitirse perder recursos: por 3 años consecutivos los gases de efecto invernadero han aumentado. La ONU dice que “el planeta está a un paso de un cambio climático potencialmente catastrófico”.

La destrucción de los ecosistemas también tiene efectos directos en la salud humana. Las Naciones Unidas dicen que al reducir el área de hábitat natural para los animales, “hemos creado las condiciones ideales para que los patógenos se propaguen”. Eso, dice la ONU, incluye al coronavirus que causa la actual pandemia del covid-19. Los riesgos para la población mundial son evidentes.

quienes pueden circular en el toque de queda
PUBLICIDAD

Quito, en la época más severa del confinamiento por la pandemia del covid-19, en 2021. Fotografía de Diego Ayala para GK

La cantidad récord de dióxido de carbono y otros gases han acelerado el calentamiento global, uno de las bases del cambio climático. Esta incidencia de los seres humanos en los ciclos climáticos pone en riesgo la supervivencia de la especie. Por eso, es esencial prevenir, detener y revertir el cambio climático.

Bonilla advierte que solo se podrá revertir la crisis climáticas con decisiones radicales como dejar el crudo debajo del suelo, evitar consumir combustibles fósiles y tener relaciones con el ambiente no basadas con el consumo. En su libro Cómo evitar un desastre climático, el emprendedor y filántropo Bill Gates hace propuestas concretas para no sacrificar el desarrollo, ni las fuentes de energía (en especial de los países más pobres) para llegar al objetivo de generar cero emisiones de gases de efecto invernadero.

Entre ellas, apostar por fuentes alternativas a los combustibles fósiles, como la energía eólica y solar. Sobre todo, entender que la fuente de energía más limpia que existe actualmente en el mundo es la energía nuclear.

Para paliar los efectos de la crisis ambiental actual, además, en 2021 comenzó el Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de Ecosistemas. Durará hasta 2030. Esta es “una misión global para revivir miles de millones de hectáreas” de ecosistemas, según el sitio web de la Organización. La iniciativa incluye bosques, tierras de cultivo, áreas en las cimas de las montañas y terrenos en las profundidades del mar.

bosques de manglar

Medición de manglares en Esmeraldas con participación de guardaparques. Foto: Natalia Molina.

Restaurar los ecosistemas permitirá que más gente tenga acceso a alimentos, agua potable y empleos. Especialmente, en las zonas rurales donde más se necesitan. En Ecuador, en las zonas rurales hay un 20% menos empleo pleno que en las urbanas.

Reparar la naturaleza también tendría beneficios económicos

La ONU dice que por cada dólar que se invierta en eso, se podría esperar una ganancia de entre 7 y 30 dólares.

Sin embargo, no es una tarea fácil. La ONU dice que para lograrlo se deben reparar miles de millones de hectáreas de mayor extensión que China o Estados Unidos. Además, se debe lograr que regresen a estos espacios plantas y animales que están al borde de la extinción.

Para conseguir este ambicioso objetivo, la iniciativa del Decenio propone 50 proyectos de restauración a nivel mundial.

cambios de la Amazonía

Al norte del Ecuador, las actividades extractivas han causado mayor impacto en la Amazonía. Fotografía de Pablo Albarenga.

Incluye sembrar 100 millones de árboles en 640 hectáreas de las selvas tropicales de Borneo, en el sudeste de Asia. Además, reponer más de 1.800 hectáreas de bosque en Ontario, en Canadá, con la ayuda de los dueños de las terrenos de esa zona. También restaurar la biodiversidad de la Amazonía, proteger las algas marinas en el Reino Unido, renovar los pastizales del Tibet, entre muchas otras.

Proteger al medio ambiente y restaurarlo debe ser un trabajo colectivo. Y esa es la propuesta del Día Mundial del Medioambiente de 2022, que invita a gobiernos, academia y ciudadanos de todo el planeta a contar cómo están trabajando para paliar la crisis climática.

Goyes dice que los gobiernos tienen un gran poder porque pueden regular las empresas, el consumo y la disposición de los desechos.

En cambio, Bonilla dice que las prioridades dependerán de si los gobiernos deciden seguir con las políticas extractivistas como petróleo o minerales. Eso es algo que el gobierno Ecuador ya ha dicho que seguirá haciendo: la política estatal ha aumentado la producción petrolera.

Pero las acciones no solo deben venir del Estado. «Se están tomando numerosas medidas por parte de gobiernos, ciudades, finanzas, empresas, ONG, la academia, la sociedad civil y las personas», dice la ONU. Por ello, en 2022 han creado un mapa «para obtener más información sobre las acciones que se están tomando cerca de ti«. La relación de las personas y la naturaleza se ha vuelto un pilar fundamental para el futuro de nuestra especie.

Susana Roa 150x150
Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.