El 26 de enero de 2020 se cumplen 25 años del inicio de la Guerra o Conflicto del Cenepa, conflicto bélico y político entre Ecuador y Perú. Empezó el 26 de enero de 1995 y terminó  el 28 de febrero de ese mismo año, en la pequeña localidad amazónica de Tiwintza, cerca de la frontera con Perú. Desde su nacimiento como repúblicas independientes, el Ecuador y el Perú mantenían desacuerdos sobre sus límites territoriales. 

La enemistad entre ambos países se remontaba a la época de la Independencia, a inicios del siglo diecinueve, cuando se establecieron los límites territoriales de cada república en base a un principio de “Posesión de acuerdo al Derecho”. Dicho principio establecía que los Estados tenían el derecho de poseer los territorios que les pertenecían histórica y geográficamente en el tiempo de la colonia. 

Sin embargo, la frontera entre Ecuador y Perú se encontraba en un área geográfica compleja que dificultó la fijación de los límites de ambos países. El diferendo podría haberse cerrado tras la guerra de 1941, que duró menos de un mes y terminó en una victoria peruana. Con aquella victoria, Perú logró ocupar gran parte del territorio austral del Ecuador, e incluso amenazaba con avanzar hacia la ciudad porturaria de Guayaquil. La derrota en esta guerra, obligó al Estado ecuatoriano a firmar el Protocolo de Río de Janeiro.

Este documento no sólo significaba un acuerdo de paz entre ambos países, sino que establecía nuevos límites territoriales. El Protocolo de Río de Janeiro fue firmado por el entonces Ministro de Relaciones Exteriores, Julio Tobar Donoso, en el gobierno de Carlos Arroyo. Tras la firma de ese acuerdo, Ecuador perdió alrededor de 240 mil kilómetros cuadrados de territorio amazónico. La significativa pérdida territorial causó el rechazo generalizado de la población ecuatoriana al Protocolo.

→ Te podría interesar: 27 años después: un combatiente de la Guerra del Cenepa habla de su experiencia

PUBLICIDAD

En 1948, cuando quedaban apenas 78 kilómetros de frontera por demarcar, en el sureste amazónico ecuatoriano, otro desacuerdo geográfico detuvo el proceso. El presidente de ese entonces, José María Velasco Ibarra, declaró en 1960 que el Protocolo de Río de Janeiro era “nulo.” Dijo que Ecuador no quería escándalos ni la guerra, pero que “jamás reconocería el tratado”. Desde entonces, ambos países vivieron en tensa vecindad.

Entre enero y febrero de 1981, también en la Amazonía ecuatoriana, se produjo un nuevo enfrentamiento: la Guerra de Paquisha, en la zona de la Cordillera del Cóndor. Esa guerra también la ganó Perú. Catorce años después la inconformidad de ambos países dio inicio a la Guerra o Conflicto del Cenepa, que sería el último conflicto bélico entre ambos países. 

La Guerra o Conflicto del Cenepa se desarrolló precisamente en el área no demarcada, entre la cuenca del río Cenepa, al que debe su nombre, y la Cordillera del Cóndor. El 25 de enero de ese año, tropas peruanas se tomaron Tiwintza, lo que desencadenó el conflicto. El intercambio de fuego duró poco más de un mes, y bajo la consigna de “Ni un paso atrás” del entonces presidente, Sixto Durán Ballén, las tropas ecuatorianas enfrentaron y repelieron con éxito a las peruanas. 

→ Lee también: ¿Qué pasó con los héroes del Cenepa? 

El 28 de febrero siguiente, ambos países acordaron una nueva delimitación limítrofe. Sin embargo, aunque el fuego cesó con este acuerdo, no fue hasta tres años después que el conflicto terminó oficialmente. La firma del Acuerdo de Paz en Brasilia el 26 de octubre de 1998, por los presidentes Jamil Mahuad, de Ecuador, y Alberto Fujimori, de Perú, marcó el fin de la centenaria contienda entre sus países. José Jumbo, Cabo Primero en servicio pasivo que peleó en el Cenepa, dice que “desde la parte militar Ecuador ganó, pero en el campo diplomático– en las negociaciones– se perdió todo”.

Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.

VER MÁS CONTENIDO SIMILAR