Mahsa Amini era una joven iraní de 22 años. Amini fue detenida el 13 de septiembre por no usar correctamente su hiyab —un velo que cubre la cabeza y el pecho que usan las mujeres musulmanas—. Mientras estaba en custodia policial, la joven falleció.

La muerte de la joven ha desatado fuertes protestas en Irán, un país donde el Islam está consagrado en la Constitución como la religión oficial y el uso del hiyab es obligatorio para las mujeres. En las protestas, miles de mujeres han quemado su hiyab, como símbolo de rechazo, y al menos cinco personas han fallecido. Organizaciones de derechos humanos en Irán responsabilizan a las fuerzas de seguridad del país por la muerte de los manifestantes.

Te contamos quién era Mahsa Amini y qué protestan las personas en Irán. 

¿Qué pasó con Mahsa Amini?

Mahsa Amini era una joven de 22 años oriunda de Saqqez, una ciudad en la provincia de Kurdistán, al oeste de Irán. La noche del 13 de septiembre, Mahsa Amini viajaba con su hermano,  Kiarash Amini, hacia Teherán, la capital iraní, cuando fue detenida por no cumplir con las regulaciones del uso correcto del hiyab. 

PUBLICIDAD

Amini habría estado llevando su hiyab —que es obligatorio— demasiado bajo y sin cubrir la cabeza.

La policía moral —que es la encargada de hacer cumplir las estrictas interpretaciones de la moral islámica— le dijo a Kiarash Amini que llevarían a Mahsa a un centro de detención para recibir una “clase informativa” y que la liberarían en una hora. Pero eso no ocurrió.

Dos horas después de su detención, la joven fue llevada al Hospital Kasra, de Teherán. Según la policía, Mahsa Amini, quien según su familia no tenía problemas de salud, tuvo un infarto. Esa misma noche, los médicos le dijeron a la familia de la joven que tenía muerte cerebral. Amini estuvo en coma por varios días hasta que finalmente falleció el 16 de septiembre. 

Aunque la policía moral lo niega, testigos dicen que Amini fue golpeada dentro de la camioneta de la policía cuando fue detenida. No se ha confirmado si las presuntas agresiones serían la causa por la que Amini terminó en el hospital. 

La Policía iraní dijo que la muerte de Mahsa Amini fue un “incidente desafortunado”. Pero negó que la joven haya sufrido algún daño bajo su custodia.

Mahsa Amini

El uso del hiyab es obligatorio en Irán. Fotografía de Pexels.

Semanas antes de la detención y muerte de Amini, el 15 de agosto, el presidente de Irán, Ebrahim Raisi, firmó un decreto estricto sobre el uso del hiyab. En Irán el hiyab se volvió obligatorio después de la revolución iraní en 1979. Sin embargo, con el paso de los años, las mujeres habían ido cambiando los límites del código de vestimenta. Con el nuevo decreto, Raisi buscaba revertir esto y hacer que las mujeres vuelvan a usar el hiyab estrictamente, cubriendo su cabeza y pecho.

Las protestas en Irán

La muerte de Mahsa Amini ha desatado fuertes protestas en Teherán, la capital, y otras ciudades del oeste de Irán.

La primera protesta se dio el sábado, en Saqqez, la ciudad natal de Amini. Al menos unas 500 personas salieron a las calles de esa ciudad para protestar contra la muerte de la joven bajo custodia de la policía moral. 

Un día después, el domingo, cientos de personas se unieron a una protesta en Sanandaj, capital de la provincia de Kurdistán, al oeste de Irán. 

Sin embargo, conforme se hacía más conocido el caso de Amini, más personas se unían a las protestas.

El lunes, en la capital iraní, Teherán, decenas de estudiantes empezaron movimientos de protesta en varias universidades de la ciudad. Exigían que las autoridades aclaren la muerte de Mahsa Amini. 

Esa misma noche, en el centro de la ciudad, cientos de personas se reunieron y cantaron consignas contra las autoridades. Los manifestantes están seguros que la joven de 22 años no murió por un infarto o causas naturales sino porque fue torturada por la policía moral. 

Las protestas han continuado en Teherán y otras ciudades iraníes. Miles de personas han salido a las calles para exigir justicia para Mahsa Amini y protestar contra el régimen de Ebrahim Raisi. 

Durante las protestas, se ha vuelto frecuente escuchar consignas como: “Mujeres, vida, libertad”, “Muerte al dictador”, y “Somos los niños de la guerra. Vengan y luchen, y nosotros responderemos”. 

Muchas mujeres que han asistido a las protestas se han quitado el hiyab en señal de protesta. Otras, en cambio, incluso han quemado su hiyab. Rechazan la muerte de Amini y el nuevo decreto del gobierno que exige el uso correcto de este velo.

Todas las protestas han sido dispersadas violentamente por la policía iraní. Cientos de personas han sido detenidas y al menos cinco han fallecido. Según organizaciones de derechos humanos de Irán, los manifestantes han fallecido a causa del abuso policial. 

IMG 2524 100x100
Doménica Montaño
(Quito) Reportera de GK. Cubre medioambiente y derechos humanos.
Y tú ¿qué opinas sobre este contenido?
Los comentarios están habilitados para los miembros de GK.
Únete a la GK Membresía y recibe beneficios como comentar en los contenidos y navegar sin anuncios.
Si ya eres miembro inicia sesión haciendo click aquí.
VER MÁS CONTENIDO SIMILAR