El paro nacional ha afectado gravemente al sector bananero ecuatoriano. Desde que comenzó hace 12 días, el 13 de junio de 2022, los pequeños, medianos y grandes productores de banano han tenido problemas para cosecharlo, empacarlo y transportarlo. 

Según el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca, el sector bananero ha perdido 2 millones de dólares por el paro nacional, hasta la mañana del 24 de junio. 

Esas pérdidas han sido causadas por saqueos, bloqueos de vías que han impedido el transporte del banano y de los recursos necesarios para transportar la fruta, entre otros ataques. 

PUBLICIDAD

Los principales problemas del sector bananero por el paro nacional

José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE), dice que también hubo robos a camiones. Además, amedrentaron a los conductores y eso, dice, ha causado que los transportistas que se rehúsen a llevar la carga por temor. 

Otro problema, según Hidalgo, es que les exigen “peajes”  —que van entre los 5 y 15 dólares— a los transportistas para dejarlos pasar. “Esto es criminal y, esto tiene que ser parado con todo el peso de la ley”, dice Hidalgo. 

Según Hidalgo, el transporte de bananas desde las provincias de El Oro y los Ríos hacia Guayas representan 502 contenedores diarios que equivalen a 5,7 millones de dólares. Esa carga, dice Hidalgo, es obtenida por alrededor de 5.300 productores y 233 empresas exportadoras. 

Las pérdidas totales por el paro todavía no han sido calculadas desde el sector. “Tenemos que irlo cuantificando a medida de que pasen los días”, dice Hidalgo. 

El paro nacional fue convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y otras organizaciones. Varios de sus representantes han dicho que será indefinido hasta que el gobierno atienda 10 exigencias que incluyen reducir el precio de los combustibles, incrementar el presupuesto para salud y educación, condonar deudas, entre otras cosas. 

Hidalgo dice que considera que algunos de los puntos por los que hay las manifestaciones “son bastante válidos y requieren un diálogo completo”. Hidalgo dice que como sector también han hecho varios pedidos puntuales al gobierno para mejorar la competitividad del banano. Sin embargo, insiste en que “todos los pedidos deben ser hechos de manera pacífica y no violenta”.

Incluso, la Asociación de Bananeros de El Oro se unió al paro nacional el 21 de junio y también bloquearon vías para reclamar al gobierno por el incremento de precios y otros motivos. 

Sin embargo, el 23 de junio por la tarde, Clemente Bravo, prefecto de El Oro, anunció que llegaron a un acuerdo con los manifestantes del sector bananero para habilitar el paso por las vías que estaban cerradas y que pueda pasar el banano, camarón y otros productos de exportación que salen de la provincia. 

A cambio, la prefectura y otros sectores de comercio y producción se comprometieron a exhortar al gobierno de Guillermo Lasso a que tome en cuenta sus exigencias. Los representantes del sector bananero aclararon que el paro no se detenía, pero que sí habilitarían las vías principales. 

El problema, dice Hidalgo, “es que igual hay grupos que siguen en las vías que no son bananeros”. Por eso todavía seguirán monitoreando la situación de El Oro y las otras provincias para ver qué afectaciones causa el paro nacional para su sector. 

Los más afectados 

José Antonio Hidalgo dice que la mayoría de los afectados por los bloqueos de carreteras y la violencia en el paro son los pequeños productores. 

El 21 de junio, manifestantes detuvieron a un camión que transportaba cajas de banano y comenzaron a quemar la fruta. Una fuente del sector bananero que prefirió no ser identificada le dijo a GK que quienes transportan el banano en camiones —como el del video— son los pequeños productores ya que se necesita tener al menos 20 hectáreas en una finca para que la fruta pueda ser transportada en contenedores. 

Quienes tienen menos de esas 20 hectáreas, la llevan en camiones y se juntan con otros productores para poder completar containers y transportar la fruta a lugares más lejanos. “Es el pequeño productor quien está sufriendo aquí”, confirma Hidalgo. 

La falta de materiales

Otro de los problemas causados por el paro es la falta de los materiales necesarios para empaquetar el banano y poder transportarlo. Hidalgo dice que manifestantes también detuvieron los camiones que lo transportaban y quemaron el cartón que iba a ser usado para empaquetar la fruta. 

La fuente del sector bananero que pidió no ser identificada dice que en muchas bananeras del país no pudieron empaquetar la fruta porque faltaban los materiales, no había garantía de que podrían transportarlo o porque los trabajadores no pudieron llegar a las fincas. “Si un día tú no trabajas, no lo recuperas”, dice. 

Esos retrasos también podrían causar que el banano se dañe. La fuente que pidió no ser identificada dice que el banano se cultiva por 12 semanas. 

Cuando el clima lo permite, se puede cosechar antes. Sin embargo, no se puede cosechar pasado ese periodo de tiempo. “La fruta que no cortes esta semana, la próxima ya es muy vieja y no la vas a poder exportar, la tienes que cortar y botar a la basura”, dice. 

Estos problemas, dice la fuente, ha causado que el precio del banano caiga a nivel nacional e internacional porque “todo el mundo quiere vender lo que tiene” antes de que se dañe o que la situación empeore. 

Otros problemas del sector bananero

El sector bananero está en crisis desde hace varios meses, dice José Antonio Hidalgo, director ejecutivo de la Asociación de Exportadores de Banano del Ecuador (AEBE). 

Uno de los puntos más críticos fue el comienzo de la guerra entre Rusia y Ucrania, región a la que se destinaba más del 25% del banano de exportación. Según el Ministerio de Producción, Ecuador envía cargamentos anuales tasados en 699 y 79 millones de dólares a Rusia y Ucrania, respectivamente. 

Hidalgo dice que se han perdido medio millón de cajas de banano semanales, con un impacto de aproximadamente 40 millones de dólares. “El impacto de esta crisis no fue atendida. El paro, ahora ahonda mucho más y no permite recuperar este sector. Eso se traduce más que en cifras frías, en empleos que hoy necesita el país parar poderse recuperar”, dice.  

El sector bananero no es el único que ha perdido dinero por el paro nacional. El Ministerio de Producción dijo que —hasta el 24 de junio por la mañana— el florícola ya ha perdido 2,17 millones de dólares; el del turismo 5 millones y en comercio interno se han perdido otros 20 millones de dólares.

Susana Roa Chejín
(Ecuador, 1997) Periodista lojana y jefa de la redacción de GK. Cubre economía, sexualidad y derechos. Le interesan los temas de empleo, educación financiera y salud sexual y reproductiva.