El crimen y la inseguridad en Guayaquil son una constante, ,al igual que las muertes violentas, mientras los guayaquileños caminan por las calles con temor. El 3 de mayo de 2022, un automóvil y la fachada de una vivienda fueron destruidos después de que sujetos detonaron “artefactos explosivos” en el sector de Mi Lote cerca a la ciudadela Villa Bonita, al noroeste de la ciudad portuaria, dijo la Policía Nacional.

flecha celesteOTRAS NOTICIAS

Las primeras versiones de lo que sucedió dicen que alrededor de la medianoche, ciudadanos habrían lanzado explosivos en la fachada de la casa y luego en el carro, que estaba cerca. 

PUBLICIDAD

Este ataque sucede después de 4 días de que el presidente Guillermo Lasso decretó estado de excepción en algunos sectores de las provincias de Guayas, Esmeraldas y Manabí y el 3 de mayo, el presidente Guillermo Lasso aseguró que el operativo había dado buenos resultados.

La noche del 4 de mayo de 2022, el Ministro del Interior Patricio Carrillo anunció que ya envió el proyecto para la seguridad de Guayaquil al Ministro de Finanzas Simón Cueva. Carrillo espera que el ministro Cueva desembolse el dinero para empezar a ejecutar el proyecto que está valorado en 9 millones de dólares. 

En su cuenta de Twitter, el ministro Carrillo también dijo que el presidente Guillermo Lasso es firme y que no descansará hasta que la ciudad portuaria de Guayaquil “pueda vivir en paz”.

La inseguridad en Guayaquil 

Según cifras de la Policía Nacional, hasta finales de abril en la Zona 8, que comprende Guayaquil, Samborondón y Durán, se contabilizaron 44 colocaciones de explosivos. De esos, 12 tenían como “objetivo destruir” lugares públicos o viviendas. Sin embargo, no todos fueron detonados. Además, en lo que va del año, en esta misma zona se han reportado 470 muertes violentas.

En medio de la fuerte crisis de seguridad que atraviesa el puerto más grande del Ecuador, la alcaldesa Cynthia Viteri y el presidente Guillermo Lasso se acusan mutuamente de lo que sucede en la ciudad más peligrosa del Ecuador y una de las más violentas de América Latina.

A primera hora de la mañana, el presidente Guillermo Lasso dijo que la violencia que nace del narcotráfico y las drogas. Dijo que es “un problema que se fue creando en los últimos 14 años en los gobiernos” de Lenín Moreno y Rafael Correa. Lasso reconoció que es un problema nacional muy serio y un problema local de la ciudad de Guayaquil “porque no solo es  la ciudad más violenta del país, sino la ciudad más inequitativa”. Es un problema regional: América Latina sigue siendo la región más desigual del mundo.

Aunque dijo que no quería generar “polémica”, aseguró que en la realidad que viven los guayaquileños tienen responsabilidad los  alcaldes de los últimos 20 años de la ciudad portuaria —una clara referencia a las administraciones del Partido Social Cristiano (PSC) en esa ciudad. Su líder, Jaime Nebot, fue alcalde desde 2000 hasta 2019. Fue sucedido por su coidearia, Cynthia Viteri. “Tienen que decir algo a los ciudadanos sobre el control de seguridad de Guayaquil”, dijo Lasso.

Tras los señalamientos, el  presidente Lasso dijo que  para combatir la delincuencia generada por las bandas criminales debe “haber un trabajo coordinado” entre el gobierno nacional y los municipios.

Horas más tarde, la alcaldesa de Guayaquil Cinthya Viteri también habló sobre la crítica situación local en un evento en la terminal terrestre de Pascuales, una de las dos parroquias en las que rige un toque de queda en Guayaquil. La medida es parte del estado de excepción dictado por Lasso.En su discurso, Viteri dijo que“no hay una política tangible en materia de seguridad”  del gobierno de Guillermo Lasso. “Lamento ver al presidente de la República bastante desorientado y con políticas difusas. Está caminando a ciegas y a tientas en un país plagado de violencia, donde a diario, en este momento, matan a alrededor de diez personas al día”, dijo Viteri. 

La alcaldesa aseguró que en materia de seguridad “no es cuestión de sentarse en mesas a hablar y que se requiere que se requiere de planes y ejecución”.

Liz Briceño Pazmiño
(Ecuador, 1989). Periodista. Ha cubierto temas de economía y consumo en la Unión Europea. Cubre temas de menores migrantes no acompañados y de desplazados en Ecuador.