Jaime Nebot, exalcalde de Guayaquil, no volverá a correr por cargo público alguno. El líder del Partido Socialcristiano (PSC) anunció la noche del 25 de junio que no será candidato a Presidente en las elecciones de 2021. Lo hizo en una transmisión en vivo en sus redes. Nebot aseguró que ha resuelto no volver a ser candidato en “ninguna actividad electoral, ni desempeñar cargo público alguno”, pese a que, según él, “es público” que encabeza todas las “encuestas serias”. 

|Como a muchas otras industrias, la emergencia sanitaria está afectando la capacidad de los medios de financiarse. Si nuestro trabajo te ayuda a estar mejor informado, #haztuparte aquí|

Nebot, de 73 años, dijo que se había comprometido a tomar una decisión sobre su candidatura presidencial hasta el 30 de marzo y que lo hizo “en su interior”. Pero le parecía una falta de consideración tratar asuntos electorales en esa fecha, pico de la pandemia del COVID-19 en Guayaquil. Además, dijo, ha estado dedicado a ayudar a combatir el impacto de la emergencia sanitaria.. Según Nebot, ya era momento de anunciar que no será candidato “porque la situación sanitaria se está controlando en gran parte del Ecuador”. 

El exalcalde guayaquileño dijo que ha probado su “irrenunciable vocación de servicio público” en varias ocasiones. “He demostrado que sé qué hacer, cómo hacerlo y para quién hacerlo. Obvio que es para todos ustedes, especialmente para los más pobres”, dijo Nebot. Dijo que ha decidido no ser candidato por la repugnancia que siente sobre la forma en la que se hace política en el país. Además, dijo que su familia, después de 35 años de carrera política, le ha pedido que le dé “la tranquilidad y la vida normal” que no han tenido en ese tiempo.

El exalcalde y ex candidato presidencial (perdió en 1996 contra Abdalá Bucaram, hoy investigado por presunta participación en una red de sobreprecios en el sistema de salud) dijo que para acabar con la corrupción se necesitan “leyes, ética y agallas para castigar  hasta por 100 años, si el delito es atroz, a los delincuentes”. Aunque la corrupción es un problema importante en el país, Nebot dijo que  “la peor de las lacras es la pobreza, hermana del desempleo”.  El hombre que gobernó Guayaquil, el puerto más importante del Ecuador entre 2000 y 2019, dijo que ningún personaje, institución o ideología ha sacado a los ecuatorianos de la pobreza, el desempleo ni los ha llevado a la prosperidad porque “no han querido o no han podido”. 

PUBLICIDAD

Nebot dijo que intentará que el pueblo llegue por primera vez al poder y cambien positivamente al Ecuador. Para ello, propondrá una consulta popular. Nebot propuso que las autoridades sean “mudos implementadores de la expresa voluntad del pueblo ecuatoriano”. Esa, dijo, es la solución para los problemas económicos pasados, actuales y futuros. 

En la transmisión en vivo de esta noche, dijo que ha hablado con empresarios, productores, educadores, dirigentes sociales y otros con quienes iniciará el trámite para convocar a la consulta popular. Nebot dijo que las preguntas de lo que llamó una “consulta para la prosperidad” serán “claras, pocas, sencillas”, pero no especificó cuáles serían. Las respuestas que se obtengan se convertirán en leyes que “ningún Presidente o asambleísta podrá cambiar, porque solo el pueblo podría hacerlo”. Su objetivo fundamental, sostuvo, es que el porcentaje que los trabajadores aportan a la Seguridad Social “deje de ser usado como caja chica del gobierno de turno”. 

Aunque él no será candidato, dijo que su partido tendrá sí correrá por la presidencia, aunque esa figura podría ser una afiliada o independiente. También anunció que pondrá listas para  asambleístas en las 24 provincias ecuatorianas.

Cynthia Viteri, su sucesora en la alcaldía de Guayaquil, dijo que se debe respetar su decisión de no ser candidato a la Presidencia y que con su labor “ha cambiado para bien la vida de miles de personas. Sobre la propuesta de consulta popular la alcaldesa aseguró que “es un trazado claro y pragmático de lo que el Ecuador necesita”. 

| Si quieres recibir los textos de GK en tu correo, regístrate aquí. | 

Con esta decisión, Jaime Nebot cierra una carrera polémica de más de tres décadas. Fue Gobernador de la provincia del Guayas desde 1984 hasta 1988, diputado en 1990 y 1998. 

León Febres-Cordero, mentor político de Nebot, fue presidente entre 1984 y 1988. Durante el mandato de Febres-Cordero, operó en el Ecuador un grupo especial de la Policía conocido como Escuadrón Volante. Fue creado para combatir supuestas acciones subversivas que ocurrían en el país, pero terminaron cometiendo, según la Comisión de la Verdad, graves violaciones de derechos humanos. Según la misma comisión, la iniciativa de su creación fue de Nebot (gobernador del Guayas) y del entonces de comandante del regimiento Guayas, coronel Hólger Santana.

A la presidencia de la República corrió por el Socialcristianismo en dos ocasiones: en 1992 y 1996 . En la última, fue inesperadamente derrotado por el excéntrico Abdalá Bucaram. Dos años después, regresó al Congreso, que dejaría en el 2000 para suceder en la alcaldía de Guayaquil a su mentor, León Febres-Cordero, uno de los fundadores del PSC, quien falleció en 2008.

Su gestión municipal de dos décadas se dividió en cuatro períodos entre 2000 y 2019. Fue reelecto con amplios márgenes y terminó su mandato con un índice de aprobación local superior al 77%. Sin embargo, su administración fue duramente criticada por colectivos ciudadanos y especialistas en materias como acceso al agua, espacios verdes, planificación urbana y gestión cultural. Su proyecto emblemático, llamado la regeneración urbana, que consistía en hacer cambios estéticos en calles y avenidas prominentes de la ciudad fue calificada de “maquillaje urbanístico” por sus detractores. Otra de las críticas que se le hicieron a la gestión del Nebot fueron las restricciones de acceso público a áreas como plazas, parques y, en especial, el Malecón de la ciudad. 

Durante su administración, se abrieron los nuevos aeropuerto y terminal terrestre de Guayaquil y se creó el sistema de bus rápido denominado Metrovía —que hasta junio de 2020 no terminaba todas sus troncales: apenas funcionan tres (la cuarta sigue en construcción), cuando debían ser siete para 2020. 

|Para saber las últimas actualizaciones del Covid-19 en Ecuador, haz clic aquí|

En 2009, Nebot fundó el Movimiento Madera De Guerrero, aunque siguió corriendo en alianza con el PSC en las elecciones subsiguientes. En 2019, al no poder reelegirse, dejó su cargo a su coidearia, Cynthia Viteri. 

Desde su salida de la alcaldía guayaquileña, se había especulado que se lanzaría en las elecciones presidenciales de 2021. Nebot empezó a viajar dentro del país, incluso ganándose cierta simpatía en la Sierra, donde históricamente había tenido menos votos. Sin embargo, durante el paro nacional de octubre de 2019, dijo que los indígenas que protestaban en lugar de avanzar hacia Guayaquil, debían “regresar al páramo”. La frase, según él, fue sacada de contexto, pero generó rechazo. 

Ahora, con su decisión de no correr por ninguna dignidad de elección popular y promover la enésima consulta popular en la historia del Ecuador, cierra una carrera proselitista que ha protagonizado buena parte de la democracia reinaugurada hace cuatro décadas en el Ecuador.